Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-01-2019

Los encaladores de ao nuevo

Juan Rivera
Rebelin


Si algo bueno ha salido de las pasadas elecciones andaluzas es la desaparicin por arte de magia de los conceptos pacto de perdedores o gobierno de la lista ms votada en los escritos y comentarios de los plumferos del Sistema.

Lbrennos los hados de desear un gobierno de Susana Daz pero para mirar desde la izquierda con simpata al trifachito surgido de las urnas debe inyectarse primero en vena una dosis letal de masoquismo. Hay que ser muy estpido para desear la fusta de unos lderes andaluces a los que parece ponerles a tope las pelculas protagonizadas por rubicundo con traje de cuero negro, gorra de Oberfhrer y brazalete. Pero como deca el torero Hay gente pa to.

Tambin es llamativa la extraordinaria leccin de lavado exprs que los medios de difusin han vuelto a dar. En esta ocasin, a diferencia de cuando analizan a Unidos Podemos, Adelante Andaluca o cualquier alternativa que cuestione sus privilegios, donde solo encuentran chavistas bolivarianos, perroflautas, filoseparatistas o proetarras... al escrutar al tro que protagonizar el idem, en el ms a la derecha de los que estn ya muy a la derecha, pese a loas a Franco, agresividad con mujeres, homosexuales o inmigrantes, no vieron nostlgicos de la dictadura, racistas, machistas, homfobos... sino "constitucionalistas muy espaoles y mucho espaoles".

Eso s, como los pactos solo parecen lcitos cuando van en una direccin, no pierden ocasin para poner en duda la legitimidad de los acuerdos que permitieron sacar adelante la mocin de censura contra el corrupto PP de la Grtel, se de los mil y un encausados.

En Andaluca los constitucionalistas prt--porter de Moreno y Marn tardaron dos segundos en llegar a un acuerdo de gobierno con un partido que rene muchas de las caractersticas del protofascismo y al que se le puede catalogar al 100 % como brazo poltico de Kikos, Opus Dei y Hazte Or. Y lo han hecho sin taparse las narices, sino mirando el tendido al grito de Santi, Pablo, Albert, dientes, dientes, dientes. No en balde son entusiastas de Pantoja y los toros.

Los voceros de la oligarqua nos dejan claro a todas horas que lo esencial es el chalet de Pablo Iglesias. Aunque el dinero salga de sus bolsillos y de los de Irene, la pareja cometi un pecado tan imperdonable (otra cosa -como dejamos escrito en su momento- es la torpeza y error poltico de su adquisicin por darle gratis municin infinita a los carroeros) que no tiene redencin posible en mil vidas. Nada que ver con los pecados veniales atestiguados en papeles de Brcenas, sobres en B, venta de viviendas sociales a fondos buitre, puestos de trabajo en empresas privatizadas, msteres regalados... minucias.

Qu importa que el nuevo Favila o Ffila a punto de iniciar la reconquista que responde al nombre de Santiago y cierra Espaa tenga un currculum laboral que hara las delicias de un ni-ni! Lo suyo se vende como estmulo social por proporcionar a tantas almas desorientadas la coartada perfecta: Ves mam como sin trabajar nunca puedo terminar haciendo carrera?. Mira a Pablito Casado y al nio Abascal.

Aunque nos parezcan ilgicos, los pasos del tripartito tienen una coherencia ideolgica brutal. Por lo pronto, los regeneradores del amanecer parecen haberse puesto de acuerdo en lo esencial: subirse los sueldos. Si se acusaba al PSOE de sostenerse en una red clientelar, nada mejor que combatirlo construyendo una nueva malla. La patria empieza en el bolsillo y entre un Todo por la patria y un Todo por la pasta hay indudable homonimia.

De las flamantes medidas anunciadas, todas acordes con el pensamiento conservador ultraliberal, la nica que chirra es el intento de jibarizar Canal Sur. Por favor, si el concepto de nacin espaola de la triada se fundamentaba en empachar a los televidentes con toros, procesiones, romeras, desfiles y folklore oo, ya tenan el instrumento ideal con la actual televisin pblica andaluza. Y adems corren el riesgo, si se les va la mano y suprimen a Juan Imedio, de poner en marcha la revuelta de centenares de miles de jubilados andaluces a los que no movi del silln el pensionazo.

A veces no calibramos cmo unas votaciones pueden trastocar nuestras vidas en un sistema poltico donde la participacin y la opinin han quedado para muchas personas reducida a acudir cada cuatro aos al colegio electoral.

Un ejemplo: si llevamos la aplicacin de nuestras ideas al mbito personal, ningn votante del terceto que no lo desee se casar por lo civil, divorciar, abortar, tendr relaciones sexuales si no han sido bendecidas por un representante de su dios o crear un ncleo familiar fuera de la unin hombre/mujer. Es decir, su realidad cotidiana no se ve afectada en ningn momento. Pero que ocurre si algn da cambiamos el enunciado del silogismo y dibujamos un escenario futuro en el cual los ultrarreligiosos tienen poder absoluto?. Todas sus ideas seran prohibiciones que nos marcaran como sociedad, castrando la libertad personal. Aunque algunos de los lderes promotores tengan muy claro el clsico Haz lo que yo diga pero no lo que yo haga.

Tampoco es balad el empecinamiento por suprimir la ley de Memoria Histrica de Andaluca. Con una rpida consulta a golpe de clic (todoslosnombres.org/) nos topamos con 96.608 represaliados por el franquismo solo en Andaluca, Extremadura y Norte de frica. Y como candidato de Vox Mlaga dixit- para ellos Franco no fue un dictador ya que vivan la extraordinaria placidez de los vencedores, nada mejor que borrar las huellas del crimen y aplicar a toda la sociedad andaluza una lobotoma que conlleve la destruccin de la personalidad. Eso s, compatible con sacar a pasear con la ms nimia excusa los fusilamientos de Paracuellos pues ah si murieron personas y no en Badajoz, Paterna o Baena.

O la tentacin de utilizar la bandera monrquica como bula papal. La ltima hazaa de los portadores del tarro de las esencias ocurri hace unos das en un bar de Almera. Cualquier trifulca se traduce por los trolls de la derecha en un ataque a la patria a poco que algn contendiente lleve un polo con los colores rojigualda. A los adoradores de la mentira mil veces repetida no los deja sin sueo la falta de veracidad. Pese a las personas que testifiquen ebriedad y provocacin (La pelea de bar convertida en" brutal agresin" por llevar una bandera).

Entramos en 2019 con una horda de polticos y periodistas de brocha gorda encalando a destajo. Ya se sabe que como buenos fariseos dominan la tcnica del sepulcro blanqueado. El objetivo es dulcificar las amargas pldoras que el buscado retorno al nacionalcatolicismo (el franquismo solo fue la floracin entre 1936 y 75, sus races son mucho ms profundas) traer a toda la sociedad.

Por ello es esencial centrar nuestro trabajo poltico en movilizacin y denuncia, sin dejar de oponernos a cualquier iniciativa, de las muchas que pondrn sobre la mesa, que signifique merma de derechos. Y la intervencin de Antonio Mallo el da de la constitucin de la mesa del Parlamento un ejemplo a seguir.

Siendo conocedores de la actual realidad sociopoltica de nuestra tierra, refresquemos un texto de la mitologa catlica, episodio de la pasin de Cristo, cuando a la turba se le dio a elegir entre Jess y el ladrn?, homicida? Barrabs (Bar Abb / Hijo del Padre). Qued clara la eleccin mayoritaria aunque sta supusiera condenar a un inocente.

Analizando las intervenciones del trifachito tratando de camuflar los acuerdos alcanzados y el deterioro de la convivencia que vendr de la mano de tanta intolerancia acumulada, es difcil, al cerrar los ojos, no escuchar la msica del No-do.

Cuando la pobreza, la crisis pronta a recrudecerse, la prdida de derechos golpea, una parte de convecinos, convencidos de que navegan en la clase superior del Titanic y no en patera como los invasores brbaros, se conforman con entonar "El novio de la muerte" mientras enlucen. Sin importarles que la pared elegida sea la tapia de un cementerio.

Juan Rivera. Colectivo Prometeo

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter