Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-01-2019

La subcontrata de Espaa

Pablo Riudavets Ramos
Rebelin


Cada cuatro aos, el estado espaol o Espaa, segn cada uno quiera llamarlo, sale a subasta pblica. El actual sistema partidista espaol funciona como subasta de una concesin, donde varias empresas llamadas partidos polticos compiten por ofrecer un mejor resultado para gestionar un pas. Los ciudadanos deciden quin se lleva la concesin, utilizada para obtener beneficio gracias al sistema pblico. En este artculo se van a analizar tanto el funcionamiento del sistema partidista, como las condiciones por las cuales la privatizacin de lo poltico es apoyada por los ciudadanos.

Tras la ltima campaa meditica, aprovechando el asesinato de Laura Luelmo, los partidos polticos se han lanzado como buitres para ganar protagonismo a costa de explotar las miserias ajenas. Sacando a debate la prisin permanente revisable y capitalizando su tiempo en antena; parece ms un espectculo macabro que una cuestin a debatir. Viendo esto, cuanto menos nos queda especular, cul es el verdadero inters de los partidos; sacar votos a costa de cualquier cosa o el amejoramiento de las condiciones de su electorado.

El sistema poltico actual puede imaginarse, (no hace falta demasiada fantasa), como un mercado, en el que los partidos polticos se comportan como empresas y compiten por un nmero de votos. Cada partido es experto en vender un proyecto; unos se centran ms en la narrativa, aprovechando cuestiones identitarias, otros usan otras vas. Lo que todos comparten es: hacerse un hueco en las instituciones para sacar rdito, tanto del poder que les es otorgado, como del erario por medio de sus salarios. Al llegar al poder, incluso en mbito regional, se dedican a consolidar los cimientos usando su tiempo de mandato para ello, de esta forma se forman verdaderas redes clientelares. Ejemplo de ello es Andaluca con el PSOE, donde la tremenda cifra de 541.000 asalariados del erario pblico en 2016 era ms propia de sistemas neopatrimonialespost-soviticos que de democracias occidentales como nos gusta llamarnos. Esta red clientelar, donde un partido daba de comer al 22% de la poblacin asalariada de la comunidad, aseguraba el xito electoral del PSOE.

Otro modo de perpetuarse en el poder es el aumento del gasto pblico en los meses previos a las elecciones. Esto se conoce como la teora del ciclo econmico electoral, la cual demuestra, que el gasto pblico aumenta en los meses anteriores a las elecciones. Los ciudadanos valoran el xito de un gobierno segn diferentes factores: el paro, mejora en la economa, servicios, etc Siguiendo este hilo, los partidos como actores econmicos, gestionan el presupuesto pblico como input para generar satisfaccin en los electores y aumentar su resultado. Ejemplos de ello son: El hospital Clnico Universitario de Asturias, que fue inaugurado cinco veces (todo sea por la foto) o el aeropuerto de Castelln, inaugurado sin estar acabado.

Para finalizar con las estratagemas para mantenerse en el poder o acapararlo, es importante discutir las campaas de marketing. Gran parte de la financiacin de los partidos viene de donaciones privadas, pudiramos preguntarnos. Qu inters tiene el capital en financiar la vida poltica? La respuesta nos queda clara cuando sacamos a la luz casos como la venta de 1860 viviendas pblicas a fondos inmobiliarios por la administracin de Botella, o el sonado caso Malaya en Marbella.

Tras estos ejemplos queda decir que hay ciertas personas que contemplan estos casos como corrupcin, a mi modo de ver, son la respuesta coherente engendrada por un ineficaz sistema partidista que tiene como nico objetivo de perpetuarse en el poder y sacar rdito; no mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos.

Pasando de la ineficiente gestin de los fondos pblicos, otro problema del sistema partidista, es la baja o nula representacin ciudadana. Se nos llena la boca con la palabra democracia, pero no exigimos unas formaciones polticas ni democrticas ni representativas. En este mbito, las listas cerradas, la organizacin burocrtica y, sobre todo, la movilidad vertical elitista y corrupta, parecen ser infranqueables (aunque algunos partidos como Podemos se enorgullezcan de asamblearios).

As mismo, la burocracia sufre el mismo mal explicado en los apartados anteriores, se mueve por su inters y la perpetuidad en el poder. Lenin reconoci el problema de la burocracia en su libro Estado y Revolucin, como uno de sus miedos en la formacin de la futura Unin Sovitica, proponiendo maneras para hacerla menos elitista y eficiente. La realidad confirm sus temores.

En los actuales partidos, los responsables de recursos humanos captan empleados, (miembros de la estructura del partido), los cuales pueden desempear mejor la funcin de captar votos, generando una farsa democrtica. Los cargos electos no son revocables, y la representacin est sujeta a debate. Debiera darnos que pensar ver las tasas de abstencin y el nulo cumplimiento de los programas polticos.

Por qu se permite esto? Es la pregunta que surge despus de estudiar tanto los objetivos de los partidos polticos como su ineptitud para mejorar y representar las demandas de la poblacin.

Lo primero que hay que analizar es, el proceso de creacin de la clase poltica. Debemos remontarnos a las ciudades estado griegas donde exista la idea de que los dirigentes tenan que estar formados para ello. De este modo, el imaginario colectivo de la civilizacin occidental reproduce este pensamiento, se recurre a los pensadores griegos, Aristteles y Platn, cuando hay que explicar de dnde empieza a surgir nuestra cultura. Todo el sistema feudal de clases acompaa la idea de que hay personas que han nacido para dirigir. No hace falta decir que esta perspectiva fue asentada por la concepcin del sistema capitalista, siendo uno de sus pilares fundamentales la divisin del trabajo, en aras de aumentar la productividad. Gracias a esto, la poltica se ha considerado una profesin y est apartada de la gran parte de los ciudadanos que confan en estos polticos para regir sus destinos. Autores que comparten esta hiptesis Adorno y Horkmeier, que consideran la divisin del trabajo la mayor causa de alienacin.

Al separarse la esfera poltica del resto de las profesiones, se excluye a la mayor parte de la ciudadana de su participacin en una vida poltica que les incumbe. As, se tergiversa el concepto de democracia, llegando al extremo de reconocerlo socialmente como el nico y mejor sistema posible. Esta divisin, perpeta concepciones clasistas sobre la sociedad, ligando mucho la calidad de la persona con el trabajo que desempea, ayudando a mantener tremendos intiles en las altas esferas por ser polticos, y en cambio, no teniendo en cuenta que un profesor, una peluquera, o una secretaria pudieran desempear mejor su funcin pblica.

No existe una solucin clara a este sistema, est sujeta a debate. A mi modo de ver, sera conveniente una reestructuracin completa del sistema electoral. Por un lado, a nivel terico, es importante eliminar la divisin del trabajo en lo concerniente a lo poltico; incluir a todas las personas y formarlas polticamente es la nica manera de construir una sociedad ms justa y estable. Bogdanov, dedic su vida a intentar hacer accesible la informacin a todo el mundo, ya que, segn l, era el principal pilar que sustentaba la explotacin de unas personas por otras. Otros autores, como Paul Mason llevan esta teora ms all, basando el sistema de desigualdades sociales en una desigualdad de informacin, relacionndola con la divisin del trabajo.

Una de las soluciones podra empezar por la abolicin de las elecciones cada 4 aos, en su lugar, promocionar asambleas por adscripcin a domicilio, desde lo local a lo estatal. Su funcin sera debatir una serie de puntos semanales a nivel estatal, aparte de propuestas de mbito local. Dichas asambleas escogeran representantes entre sus convecinos, los representantes, entonces, escalaran a una asamblea superior (en cuanto abarca ms territorio, digamos regional); su papel de representante podra ser revocado en esta asamblea superior cuando se perciba que no representa los intereses o no cumple con su funcin por la asamblea que lo eligi.

Para sostener una alta participacin en las asambleas sera necesario considerar remunerarlas con una cantidad estipulada y cotizable, siendo los representantes que ms escalen los nicos que se dedican a la poltica a tiempo completo. Siguiendo este proceso las veces que sea necesario, se llega a la asamblea estatal, cuyos representantes participan en asambleas en toda la escala, desde lo local a lo regional. El objetivo principal de este sistema es hacer partcipe a toda la poblacin que lo desee de la poltica, ya que como se ha comentado, el actual sistema no lo consigue.

Reducir los incentivos de los representantes electos para no acaparar tiempo asambleario es una manera para asegurarse el buen funcionamiento de este sistema. Respecto a los partidos, sera conveniente que fueran estructuras de formacin poltica e ideolgica, sin ningn lazo econmico con el estado, siendo autofinanciados.

Para terminar, todo este conglomerado de procesos ha conseguido que la ciudadana piense que la poltica no va con ella, que no tienen maneras efectivas de hacerse or y que no les representa ningn partido, como se ve en el auge de las personas auto consideradas apolticas. Una de las razones de existencia del estado del bienestar y de la educacin pblica, es solucionar las inequidades de informacin que genera el mercado, como esto, obviamente no se consigue, se debiera socializar la poltica y garantizar a todo el mundo un acceso equitativo a la misma. Hay que terminar con esta privatizacin de la poltica que slo genera beneficios para los partidos y gestiona de manera incorrecta el presupuesto pblico. Lo ms importante de todo, hay que construir una democracia real, participativa e independiente.

Pablo Riudavets Ramos graduando de EEII en la UAM

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter