Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-01-2019

Entrevista al filsofo Michael Lwy
La barbarie moderna ha llegado a niveles inimaginables para Rosa Luxemburgo

Josefina L. Martnez
CTXT


Michael Lwy es un filsofo franco-brasileo, profesor en la cole des hautes tudes en sciences sociales de Pars y director de investigacin emrito del Centre national de la recherche scientifique (CNRS) de Francia. Ha escrito libros sobre la obra de Karl Marx, Walter Benjamin, Georg Lukcs, Rosa Luxemburgo y el marxismo latinoamericano. Defiende la perspectiva del Ecosocialismo. Con motivo del centenario del asesinato de Rosa Luxemburgo lo entrevistamos sobre la vigencia de su pensamiento para el siglo XXI.

A cien aos del asesinato de Rosa Luxemburgo, qu aportes de su obra son ms relevantes en la actualidad?

En primer lugar, su comprensin de que el capitalismo no puede existir sin expansin imperialista, militarismo, guerras de conquista, conflictos interimperialistas por la hegemona, opresin brutal de los pueblos de la periferia, imposicin a todo el planeta de las implacables exigencias de la acumulacin del capital. Esto es muy actual, y lo mismo para la necesidad de organizacin internacional de los explotados y oprimidos: para Rosa Luxemburgo, sin un movimiento internacional, sin la unidad internacionalista de los proletarios en el sentido amplio, el conjunto de las clases y grupos subalternos no ser posible vencer al sistema imperialista mundial.

Se puede criticar su posicin hacia la cuestin nacional contrariamente a Lenin, rechazaba el derecho a autodeterminacin de los pueblos como ilusin pequeoburguesa. Pero su crtica intransigente a la ideologa nacionalista burguesa, como instrumento de dominacin de las masas, y su rechazo categrico a las guerras imperialistas en nombre de la defensa nacional siguen siendo muy actuales.

Polemizando con el reformismo socialdemcrata, Rosa Luxemburgo insista que los marxistas son favorables a todas las reformas que mejoran la situacin de los oprimidos, pero no es posible acabar con el capitalismo por una acumulacin gradual de reformas: es necesario el golpe de martillo de la revolucin para romper con la dominacin de la clase burguesa y establecer una verdadera democracia socialista. Es una discusin que sigue presente hasta hoy en el campo de la izquierda y de los movimientos sociales.

Le faltaba, como a prcticamente todos los marxistas de su poca, una percepcin de la cuestin ecolgica. Pero, por su inters por el comunismo primitivo de los pueblos colonizados, como fuente de inspiracin de su resistencia al imperialismo, ella nos permite entender mejor la formidable movilizacin socioecolgica (anticapitalista) actual de las comunidades indgenas de las Amricas, desde Canad hasta la Patagonia.

En 1916 Luxemburgo escribi desde la crcel La crisis de la socialdemocracia alemana, conocido como el Folleto de Junius por el pseudnimo que utiliz. All aparece el lema socialismo o barbarie. Usted sostiene que este texto represent un giro en la historia del pensamiento socialista

Hasta la Primera Guerra Mundial, prcticamente todos los marxistas crean en la inevitabilidad del triunfo socialista. Karl Kautsky es el ms tpico representante de una especie de radicalismo pasivo, que propona a los socialistas esperar por la crisis revolucionaria. Pero tambin Rosa Luxemburgo, en sus primeros escritos, insiste en el inevitable derrumbe ( Zusammenbruch) del capitalismo. Contrariamente a Kautsky ella no quiere esperar de brazos cruzados que maduren las condiciones, sino propone acelerar el proceso histrico, hasta el necesario triunfo del proletariado. La diferencia se refiere solo al ritmo, no a la direccin del proceso.

La capitulacin de la socialdemocracia alemana y europea frente a la guerra imperialista votacin de los crditos militares en 1914 va a producir un profundo cambio en el pensamiento de Luxemburgo. En su folleto redactado en la crcel en 1915, La crisis de la socialdemocracia , firmado con el seudnimo Junius que denuncia tajantemente esta capitulacin aparece, por primera vez en la literatura marxista, la palabra de orden socialismo o barbarie . Ya no se trata de acelerar un proceso inevitable, sino de decidir su direccin . El socialismo es solo una de las formas posibles del futuro: la barbarie es una otra posibilidad muy concreta, en una disyuntiva histrica que depende, en gran medida, de la consciencia de clase y de la iniciativa poltica de los explotados. El factor subjetivo gana ahora un peso histrico mucho ms importante que en los anlisis anteriores que vean al proceso econmico objetivo el derrumbe del capitalismo, vctima de sus contradicciones como el aspecto decisivo. Rompiendo con el fatalismo optimista de corte economicista de la Segunda Internacional, la frmula socialismo o barbarie del Folleto Junius inaugura una nueva comprensin dialctica de la historia como proceso abierto, sin garantas, ni resultados inevitables.

LA FRMULA SOCIALISMO O BARBARIE INAUGURA UNA NUEVA COMPRENSIN DIALCTICA DE LA HISTORIA COMO PROCESO ABIERTO, SIN GARANTAS, NI RESULTADOS INEVITABLES

Inspirado por las ideas de Rosa Luxemburgo, el pensador marxista heterodoxo Lucien Goldmann vea al futuro socialista de la humanidad no como un hecho inevitable, cientficamente demostrable, sino como una apuesta ( en el sentido que le da Blaise Pascal a este trmino ), implicando el riesgo de derrota, pero tambin la esperanza de una victoria en contra de la barbarie; una apuesta en nuestra accin colectiva, que implica en cada uno un compromiso permanente.

El concepto de barbarie en Rosa Luxemburgo se refera a una perspectiva futura pero tambin a una presente en ese momento en el capitalismo: la guerra. Cmo podra pensarse en la actualidad?

A pesar de una referencia equivocada a ejemplos del pasado la cada del imperio romano, la regresin de la civilizacin la barbarie en el Folleto Junius no es una regresin al pasado, sino una forma moderna : la guerra, con su cortejo de destrucciones y masacres. Su planteamiento fue proftico, pero con el nazismo y la Segunda Guerra Mundial, esta barbarie moderna resultado de la derrota del socialismo en Alemania ha llegado a niveles inimaginables para Rosa Luxemburgo. Con el espectacular ascenso actual de fuerzas de extrema derecha en todo el planeta, muchas veces con formas semifascistas o fascistas de xenofobia, racismo y autoritarismo, tenemos una amenaza muy concreta de barbarie moderna si la izquierda antifascista y anticapitalista no logra ganar las masas populares para una alternativa socialista.

Con el cambio climtico y la dramtica crisis ecolgica de nuestra poca aparece una nueva disyuntiva histrica, un poco distinta de la planteada por Rosa Luxemburgo: socialismo o mejor, ecosocialismo o destruccin de las condiciones de vida en el planeta.

Ha escrito que Rosa Luxemburgo tena una visin dialctica de la praxis que le permiti superar el tradicional dualismo entre programa mnimo y objetivo final. Cmo se relaciona esto con el debate sobre la huelga de masas?

Para Karl Marx, fundador de la filosofa de la praxis (para retomar la definicin propuesta por Antonio Gramsci), el cambio de las condiciones materiales y la autotransformacin de la consciencia coinciden en la praxis revolucionaria (Tesis sobre Feuerbach, 1845). Las ideas de Rosa Luxemburgo participan de esta visin dialctica.

En cuanto militante del socialismo revolucionario de Polonia, Luxemburgo particip directamente en la experiencia de la huelga de masas en el Imperio zarista en 1905. En su folleto del 1906 ( Huelga de masas, partido y sindicato ) analizando este evento, ella va a proponer la huelga de masas como una estrategia de lucha para Rusia, Polonia, Alemania y otros pases: una estrategia que tiene por punto de partida reivindicaciones econmicas, sociales y polticas concretas algunas de ellas mnimas pero se transforma en un enfrentamiento global con las clases dominantes y el Estado. Como lo demuestran los sucesos de 1905 en Rusia, la consciencia de clase de las grandes masas proletarias resulta de su propia experiencia directa de lucha, mucho ms que de los folletos o discursos de propaganda de la socialdemocracia.

En la Huelga de Masas se supera dialcticamente la rgida separacin tradicional entre el programa mnimo y el mximo, entre lucha econmica y poltica, entre teora y prctica, entre sindicato y partido.

Rosa Luxemburgo haba sealado que algunos textos de Marx se descubran o se olvidaban de acuerdo con los diferentes momentos histricos. Usted deca que lo mismo ocurra con los textos de Rosa Luxemburgo. Es hoy un momento propicio para rescatar su obra?

En el 68 surge una nueva generacin que se interesa por las tradiciones revolucionarias suprimidas por el estalinismo y la socialdemocracia: Rosa Luxemburgo, Len Trotsky, el anarquismo, Che Guevara, as como por los pensadores marxistas heterodoxos: Georg Lukacs, Ernst Bloch, Herbert Marcuse, Henri Lefebvre, Guy Dbord. Algo parecido ocurre hoy. Las obras completas de Rosa Luxemburgo son publicadas no solo en Alemania, sino tambin, por primera vez, en Francia, Brasil y Estados Unidos (pero no en Polonia!). Sus escritos son ledos y discutidos por jvenes militantes y por intelectuales, por activistas obreros o campesinos, por estudiantes y acadmicos, desde Shanghai hasta Buenos Aires, desde Londres hasta So Paulo.

Entre sus ideas olvidadas que habra que redescubrir hoy en da se encuentra, como he sugerido antes, su inters por el comunismo primitivo, por las tradiciones comunitarias de los pueblos indgenas, fuente inagotable de su resistencia al imperialismo y a la modernizacin capitalista. Es una temtica muy actual hoy en da, especialmente en las Amricas.

Creo que un comunismo del siglo XXI no puede prescindir de las ideas revolucionarias, democrticas, libertarias e internacionalistas de Rosa Luxemburgo. Sin transformarlas en dogmas, por supuesto, porque tenemos que enfrentar nuevos desafos como la crisis ecolgica que exigen nuevos paradigmas marxistas.

Fuente: https://ctxt.es/es/20190109/Politica/23901/rosa-luxemburgo-michael-lowy-marxismo-socialismo-o-barbarie-josefina-l-martinez.htm

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter