Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-01-2019

El fracaso continuo de la Repblica Centroafricana: la necesidad de consolidar la paz a nivel local

Ren Wadlow
Umoya


Ubicacion de la Repblica Centroafricana. Foto: Kimpa Vita Press & Publishers. 

Ubicacin de la Repblica Centroafricana. Foto: Kimpa Vita Press & Publishers.

La violencia continua, los flujos de refugiados, los desplazados internos y la falta de servicios gubernamentales nos recuerdan lo difcil que puede resultar crear un Estado funcional partiendo de un enfoque de abajo hacia arriba, sobre todo cuando se empieza entrenando al ejrcito nacional antes siquiera de que haya un Estado al que proteger.

Han de considerarse cuatro niveles de accin : el local, el estatal, el multiestatal o regional -representado en teora por la Unin Africana, que en la prctica no figura- y el mundial, representado por las Naciones Unidas en su forma ms visible: el personal militar de la ONU.

Oubangui-Chari , lo que era la Repblica Centroafricana durante el perodo colonial francs, siempre fue el primo pobre del frica Ecuatorial Francesa, un lugar que los militares coloniales franceses evitaban o del que intentaban mantenerse lo ms lejos posible (1).

El cultivo comercial era el algodn, pero, como carecan de acceso al mar, era menos beneficioso que el del resto de frica Occidental. La otra fuente de ingresos eran los diamantes, pero el comercio estaba en manos de los libaneses, por lo que no serva de mucho al presupuesto colonial. As, la zona que hoy da es la Repblica Centroafricana nunca comparti una historia precolonial . Se adhesion al frica Ecuatorial Francesa de la misma forma que podra haber pasado a formar parte del Congo Belga o de Uganda como parte del frica Oriental Britnica.

El lder nacionalista a favor de la independencia, Barthelemy Boganda, falleci en un accidente de avin justo antes de la independencia. Fue sustituido por sus dos primos, David Dacko, el primer presidente, y Jean-Bedel Bokassa, el primer jefe del ejrcito. Bokassa derroc a su primo en 1966 y gobern entre 1966 y 1979, primero como presidente y luego como emperador , tras cambiar el nombre del pas a Imperio Centroafricano. Bokassa se vea a s mismo como un Napolen e intent centralizar un pas multitnico. Por desgracia, no tena el talento administrativo del francs. Por suerte, tampoco comparta sus ambiciones de expansin territorial. Gobern su palacio y el resto del pas se fue desintegrando lentamente.

En 1979, Jean-Bedel Bokassa, que gobernaba (psimamente) como emperador Bokassa fue destituido como consecuencia de una intervencin militar francesa despus de que lo vieran matar a varios nios por manifestarse. Se acabaron las excusas para formar un gobierno unificado. El general Kolingba, Ange-Felix Patass y Francois Bozize fueron considerados jefes de Estado en un pas sin gobierno.

Bozize fue destituido por Michel Djotodia en marzo de 2013 . Djotodia fue el primer jefe de Estado musulmn. Lleg al pas una poblacin itinerante de yihadistas que se uni a las milicias musulmanas. Como consecuencia, se crearon milicias cristianas de autodefensa.

Y, debido a la presin francesa, se celebraron elecciones . El nuevo presidente es Faustin Touadera, pero la mayora del pas se escapa de su control. La ONU aporta una Fuerza Multidimensional Integrada de Estabilizacin de las Naciones Unidas, lo que supone para esta organizacin un coste dos veces superior al del presupuesto total de la Repblica Centroafricana.

Las tropas, nacionales o internacionales, a veces pueden restaurar la calma, pero no suelen lidiar con la causa real de las tensiones. Existe un problema directo de violencia entre las milicias de las diferentes comunidades, ya que no se cuenta con un ejrcito nacional ni con fuerzas de seguridad gubernamentales. Las milicias han acabado enfrentando al norte del pas con el sur. Como la divisin geogrfica tambin separa el norte musulmn del sur cristiano, el conflicto, a pesar de no tener races teolgicas, se ha vuelto religioso. Adems, existen otras milicias de la Repblica Democrtica del Congo que usan la Repblica Centroafricana como un refugio seguro en el que pueden vivir de la tierra y de saquear los poblados. Tambin hay sectores del Ejrcito de Resistencia del Seor, sobre todo de las comunidades de Acholi, al norte de Uganda, que tambin usan la Repblica Centroafricana como una zona segura, saqueando a medida que avanzan.

Entre aquellos que a principios de los aos cincuenta sealaron la necesidad de que la ONU creara unas fuerzas de mantenimiento de la paz con soldados entrenados para este tipo de casos, estbamos nosotros, World Citizens. Ms tarde, propusimos la creacin de una reserva permanente de las fuerzas armadas de las Naciones Unidas, dado que suelen pasar unos meses entre el estallido de la crisis y la llegada de las unidades nacionales al mando de la ONU, un lapso de tiempo relativamente largo.

No hay tropas permanentes de la ONU. Tan solo se cuenta con destacamentos nacionales que los gobiernos prestan y a los que pagan todos los Estados miembro de las Naciones Unidas. Cada gobierno entrena a su propio ejrcito con un espritu y valores propios , aunque el ethos predominante sigue siendo el anglosajn, ya que muchas tropas de la ONU provienen de la India, Pakistn, Bangladesh, Nepal o Nigeria. Como consecuencia, a las tropas de mantenimiento de la paz de la ONU no se las entrena en la lealtad y en los valores de la organizacin. Aunque muchos miembros de estos destacamentos han servido con valenta, tambin los ha habido que, en situaciones difciles, han evitado que les dispararan. Tambin se han producido acusaciones de abuso sexual. Hoy, adems, de las fuerzas de las Naciones Unidas, Francia y Rusia tambin se encargan de entrenar a las fuerzas nacionales; los rusos, con armas de su pas, esperando que este sea el primer paso hacia un mayor mercado de armas.

En los tiempos que corren, necesitamos un nuevo tipo de funcionario: uno que, en las zonas de tensin y conflicto, pueda encargarse de restaurar la confianza entre los pueblos , creando relaciones y formas de construir puentes a travs de intereses comunes. Necesitamos agentes que puedan desarrollar la capacidad econmica y social del Estado a nivel local. Necesitamos crear servicios sociales, especialmente de educacin y sanidad, as como mejoras en la agricultura.

En la Repblica Centroafricana actual, necesitamos a personas que tiendan la mano en beneficio de la reconciliacin , que sean capaces de restaurar los lazos entre los grupos tnicos del territorio. La ONU, los gobiernos nacionales y las ONG tienen que formar equipos encargados de tender esos puentes, de ayudar a consolidar el trabajo a nivel local en la resolucin de los conflictos y de restablecer las relaciones dentro de la comunidad.

 

Nota:

1) El escritor Georges Conchon realiza un buen retrato del pas justo antes de su Independencia en su libro Ltat sauvage [ El estado salvaje ] (Pars, Albin Michel, 1964).

 

 Ren Wadlow es miembro de   TRANSCEND Network for Peace Development Environment [TRANSCEND Red para el desarrollo de la paz]. Es presidente de la Asociacin World Citizens, una organizacin internacional por la paz con estatus consultor en el ECOSOC, el rgano de las Naciones Unidas encargado de facilitar la cooperacin y la resolucin de problemas en asuntos de carcter econmico y social, y editor de la revista Transnational Perspectives.

 

Artculo original en ingls: Central African Republic: Continuing Collapse Local Peace Building Needed By Renee Waldow, en Kimpa Vita Press & Publishers.

 

Traducido por Mara Valdunciel Blanco (Universidad de Salamanca) para Umoya.

Fuente: https://umoya.org/2019/01/16/fracaso-continuo-republica-centroafricana/

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter