Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-01-2019

La demonizacin de Rusia por Estados Unidos

Manuel E. Yepe
Diario Por esto! (Mrida)


En la Guerra Fra original haba cierto equilibrio entre las partes en pugna, lo que llevaba a observadores independientes a pensar que los soviticos, diezmados por la Segunda Guerra Mundial, tenan un inters tan marcado por la paz que Washington podra lograr, sin demasiadas concesiones, un acuerdo ventajoso para Occidente que evitara la posibilidad de una guerra nuclear. No obstante, la diplomacia y la propaganda de Estados Unidos se haban embarcado tanto en una campaa por la demonizacin de Rusia que aunque se haba debilitado bastante a raz de la disolucin de la Unin Sovitica- en tiempos muy recientes sta se haba intensificado por el odio visceral de los partidarios demcratas hacia Trump a raz de la humillante derrota infligida por ste a Hillary Clinton en los recientes comicios presidenciales de 2016.

Los lderes del Partido Demcrata atribuyeron la derrota de Hillary Clinton a la intromisin de Vladimir Putin en los comicios estadounidenses, argumento justificativo para consumo de la militancia demcrata por lo vergonzosa que result para ellos su descalabro ante un contrincante menor como era Donald Trump, considerado entonces un advenedizo en la poltica mayor.

El periodista irlands Bryan MacDonald analiz en un artculo de opinin de reciente publicacin, la carrera presidencial de Vladmir Putin y los motivos de su creciente popularidad en Rusia. En primer lugar, consideraba que su victoria en las elecciones ms recientes haba sido impulsada involuntariamente por Occidente. Los lderes occidentales y los formadores de opinin de Washington crean que las sanciones y la presin econmica alentaran a los rusos a volverse en contra de Putin. Pero no podran haber estado ms equivocados.

Al respecto, Alexey Pushkov, representante del Consejo de la Federacin rusa apunta que: La demonizacin occidental de Putin ha tenido un efecto contrario en Rusia: los ciudadanos se han unido en torno a su figura cumbre de una manera sin precedentes. Y los resultados de las elecciones as lo confirman.

Se recuerda que en los aos 2011 y 2012 hubo en Mosc manifestaciones en contra del presidente Putin organizadas por un grupo que fue bautizado como la "elite moscovita". Corresponsales occidentales de prensa acreditados en la capital rusa, con escaso conocimiento sobre la situacin en el resto del pas, hicieron creer a sus lectores y/o espectadores que algo sustancial se mova, cuando la realidad era mucho menos dramtica. Aunque el Kremlin sospech entonces de una interferencia de la entonces Secretaria de Estado estadounidense (Hillary Clinton), su influencia en estas marchas haba sido realmente muy escasa. Bien distinto fue lo ocurrido en 2013 y 2014 en Ucrania, cuando EEUU intervino abiertamente en apoyo a las protestas callejeras contra el Gobierno ruso.

Otro elemento ilustrativo de esta situacin fue la campaa de ataques padecida por Rusia en relacin con el caso del ex doble agente Serguei Skripal. Segn palabras de Andrej Kondrashov, portavoz de la campaa electoral de Putin en Mosc: "La participacin de electores fue entre un ocho y un diez por ciento superior a lo que esperbamos, gracias a que el Reino Unido, pretendiendo lo contrario, nos presion justo en el momento preciso en que debamos movilizarnos para ejercer el voto. Kondrashov, irnicamente, agradeci al Gobierno britnico por ello. Las acusaciones que profiri Londres contra Mosc en relacin al envenenamiento del ex doble agente Skripal favorecieron el aumento de la participacin electoral en los comicios presidenciales del domingo 18 de marzo de 2018, en Mosc.

El portavoz dijo que la alta asistencia a las urnas no era ms que una prueba del modo de actuar del pueblo ruso cuando se acusa a su pas "en voz alta y sin pruebas". La disputa en torno al asesinato con gas venenoso del agente Serguei Skripal aument la participacin electoral en varios puntos porcentuales, segn el vocero. Al trmino de la jornada, Putin fue amplio ganador de la contienda. Los rusos estn plenamente conscientes de que las campaas que se crean contra su pas y la demonizacin de su presidente requieren de una respuesta firme de la ciudadana que apoya en general el estatus de Crimea y est resentida por la histeria anti rusa de Occidente. De hecho, es precisamente esta imagen negativa de Rusia que se difunde en Occidente lo que ha determinado los continuos xitos electorales de Putin en diversas consultas comiciales.

Es ms que evidente hace muchos aos que la poltica exterior de Estados Unidos deba extraer lecciones de estos procedimientos que han demostrado sobradamente su carcter contraproducente en otras partes del mundo. Ejemplo extremo de ello es la poltica de cerco genocida contra Cuba durante 60 aos, rechazada de manera prcticamente unnime por la comunidad mundial de naciones.

  Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter