Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-01-2019

Reformistas, anticapitalistas y socialistas (y III)

Guillermo Almeyra
Rebelin


Los grandes movimientos sociales improvisan representantes que desean utilizar para ser reconocidos nacionalmente pero pagan as su tributo a la alienacin, son utilizados por esos representantes y pierden en parte su impulso autogestionario. Lo que podra ser un torrente impetuoso corre entonces el riesgo de convertirse en un vasto pantano.

MORENA no es un partido sino el canal electoral para decenas de millones de personas que no aspiran a entrar por la ventana en la casa capitalista sino a destruirla para construir otra desde los cimientos sin saber muy bien cmo hacerlo.

Lo que s es el ncleo de un partido y una verdadera rosca es la gente reunida por un programa capitalista extractivista. Ese ncleo arrastra a muchos que quieren ahorrarle al pas el costo de un enfrentamiento violento entre el Estado represor y sanguinario resultante de nuestro pasado y desean tambin crear un capitalismo democrtico y humano, una nueva Suecia.

Esa gente olvida que la pacfica Suecia o Suiza eran pases exportadores de feroces mercenarios y que en la II Guerra mundial hubo en Noruega y Suecia dictaduras que, para defenderse del tigre (el peligro obrero y socialista), colaboraron con los nazis. Slo la lucha de clases impuso en Escandinavia los derechos democrticos.

No es posible un cambio pacfico, una Repblica amorosa y el perdn a los criminales fomenta la perpetuacin de los crmenes. La violencia del sistema (la explotacin, el hambre, la miseria, la necesidad de emigrar, la ignorancia, los feminicidios, la prostitucin) slo puede ser eliminada con la imposicin violenta de la ley por la mayora popular que, construyendo una nueva solidaridad, permita a los miserables manejados por los delincuentes de cuello blanco salir de su sumisin, atraso e ignorancia.

La gran mayora de quienes votaron a MORENA lo hicieron para castigar al PRI (a Echeverra y Salinas, al desarrollismo autoritario, centralizado y corporativo con sus charros y al neoliberalismo). No lo hicieron para imponer un nuevo desarrollismo extractivista que, por otra parte, es imposible en la actual fase de dominacin catica del capital financiero internacional y ante la amenaza de un colapso ecolgico o de una guerra devastadora.

AMLO, su entorno de grandes capitalistas y de grandes duques del PRIAN que antes se le oponan ferozmente, como Romo y todos los oportunistas transformistas que hoy acampan en nombre de MORENA en las instituciones, quieren imponer polticas econmicas cuyo eje es ordear la vaca exhausta de PEMEX tal como los huachicoleros.

La existencia de relaciones de produccin y de condiciones ambientales que permitan la existencia de la civilizacin depende, por el contrario, de la substitucin de los combustibles fsiles por energas limpias y de la eliminacin de un sistema insostenible que destruye el planeta.

PEMEX debe ser saneada y salvada YA. Pero para Mxico y para el mundo el desafo REAL es salvar el ambiente y los recursos comunes, cambiar las prcticas agrcolas depredadoras, eliminar el consumismo y los desperdicios que ste entraa mientras, al mismo tiempo, se aumenta el consumo popular de alimentos sanos y se retorna a la fabricacin de productos naturales y biodegradables.

Hay que rechazar el turismo de masa que producira el Tren Maya, as como los proyectos de Echeverra, Zedillo, Fox y AMLO para el Istmo de Tehuantepec por su peligrossimo impacto social y ambiental.

Regin por regin hay que discutir en cambio en todo el pas con la poblacin local la reorganizacin del territorio y de la produccin para responder a las necesidades, crear empleos y mercado interno y desarrollar empresas locales que reduzcan los fletes y la contaminacin.

La cpula capitalista extractivista de MORENA choca diariamente con los intentos de los reformistas democratizadores y modernizadores, los Romo estn en las antpodas de los Taibo II. AMLO tambin propone reproducir el neoliberalismo distribucionista de los burgueses progresistas al estilo de Lula. Sus concesiones democrticas (libertad de presos sociales, acuerdo con la CNTE, nombramientos culturales justos, reduccin de altos sueldos) resultan mnimas frente a la inaceptable creacin de un cuerpo represivo militarizado para retribuir la aceptacin castrense de su candidatura con el agravamiento de la militarizacin del pas.

Los anticapitalistas que buscan un futuro sin clases basado en la autogestin social generalizada y en una Federacin de comunas autnomas libres y asociadas luchan hoy con en comn con los que buscan en cambio el retorno a un pasado indgena irreproducible. No hay razn alguna para no formar un solo haz con todas las fuerzas anticapitalistas hoy dispersas que permita influir ms sobre quienes buscan slo reformas y golpear juntos aun permaneciendo separados mientras se aclaran las diferencias.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter