Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-01-2019

Brexit
Qu puede ocurrir?

Fernando Lozano Contreras
Pblico


El conocido mito de Pandora sirve para ilustrar el importante reto histrico al que se est enfrentando el Reino Unido, pues un obsequio similar a aquel que recibi la bien dotada de mano de Zeus es el que Theresa May hered en 2016 del ex primer ministro David Cameron.

Ni que decir tiene que Theresa May no es Pandora ni, obviamente, David Cameron es Zeus (en todo caso, Epimeteo). Cuestin distinta es que el brexit se termine materializando en una especie de versin contempornea del famoso mito, para infortunio de todos aquellos ciudadanos europeos (britnicos o no) que son firmes defensores del proceso de integracin.

El Acuerdo de retirada: el principio del fin?

Un contenido optimismo aflor en Bruselas el da que Theresa May decidi volver a Londres con el Acuerdo de Retirada bajo el brazo. Este era el resultado de duros meses de trabajo y negociaciones que bien pudieron irse al traste, a ltima hora, con ocasin del rdago lanzado por el presidente Snchez a expensas de la cuestin de Gibraltar . Pero lo cierto es que, pese al suspense final, el primer escollo para lograr el tan ansiado (para ambas partes) brexit blando pudo salvarse .

El testigo le lleg entonces a la cmara baja del Parlamento britnico ( Cmara de los Comunes ), donde el pasado 9 de enero el Acuerdo fue rechazado sin paliativos por una amplsima mayora de diputados (432 en contra y 202 a favor) de variado origen e ideologa, entre los cuales se encontraban un buen nmero de parlamentarios conservadores (partido poltico al que pertenece la primera ministra y en el que reina una clara divisin entre los partidarios de un brexit negociado y una salida dura de la Unin).

Ante tan sonada derrota se esperaba, como la propia May haba prometido, la presentacin a la postre, y ante la misma Cmara de un Plan B. Una alternativa susceptible de desatascar la situacin o, al menos, resolverla temporalmente, habida cuenta de que la fecha lmite prevista para que el brexit se materialice (con o sin acuerdo) se cumple el prximo 29 de marzo de 2019.

El problema es que el tan ansiado Plan B ha resultado ser un no plan, una especie de ardid cosmtico, ms propio de un trilero que de una primera ministra britnica. Una negligente y desidiosa maniobra que, de momento, les/nos sita al borde del abismo. Esto es, a las puertas de un no acuerdo o retirada salvaje.

Este hecho obliga a reflexionar sobre los posibles escenarios ante los que nos podramos encontrar como consecuencia de esta especie de ruleta rusa en versin britnica. Pero, antes de llegar a ese punto, sera interesante cuando menos resaltar los principales escollos con los que el Acuerdo se ha topado.

Dos son los problemas tcnico-jurdicos principales. Tras ellos, un tercero de ndole mayor que debe destacarse y en el que sin duda hunde sus races tanto el brexit como la nefasta gestin que de l estn realizando las autoridades del Reino Unido.

Ese tercer problema no es otro que la consabida falta de consenso. Desde la convocatoria y la celebracin del infausto referndum , hasta la manera de negociar el recin rechazado Acuerdo de retirada. Nada de lo ocurrido, desde entonces hasta ahora, ha contado con el consenso necesario. La falta o ausencia de ese acuerdo general sigue contaminando y lastrando el debate entre los miembros de la lite poltica britnica y ha abierto una fractura sin precedentes en la poblacin.

El modelo de relacin futura: Noruega o Canad

Una parte importante de los diputados de la Cmara de los Comunes -entre ellos un buen nmero de diputados pertenecientes a su mismo partido- consideran que el Acuerdo alcanzado por May no beneficia en nada o en muy poco al Reino Unido, pues, entre otras cuestiones, no establece de manera clara y detallada, tal y como se le prometi a la Cmara, cmo se va a articular la futura relacin con la Unin Europea. Si esa relacin va a ir, como el Acuerdo inicial pareca apuntar, ms en la lnea del modelo noruego ( propuesta Chequers ], o si, por el contrario sera ms conveniente optar por el modelo canadiense acicalado con ciertas mejoras.

Este primer dilema es harto difcil de resolver a estas alturas del proceso.

Primero, porque el modelo por el que se van a regir las futuras relaciones entre el Reino Unido y la UE es un captulo de la negociacin aparte que, conforme al TUE, slo se abrir una vez el Reino Unido formalice su retirada. No admite anticipos.

Segundo, porque ni los propios conservadores han logrado ponerse de acuerdo sobre la conveniencia de un modelo u otro. En cualquier caso, se debe advertir que el Acuerdo sometido al escrutinio de la Cmara contiene una imprecisa declaracin poltica que deja entreabiertas ambas puertas.

La cuestin irlandesa

Si la eleccin del modelo de cooperacin que debe regir las relaciones futuras con la UE ha dado lugar a interesantes debates y enfrentamientos, la cuestin irlandesa se perfila, sin duda, como el escollo tcnico-jurdico ms costoso, complejo y relevante del Acuerdo. El problema de la salvaguardia o backstop puede convertirse en el dilema ms grave al que el brexit se enfrenta.

Conforme al Acuerdo negociado, esta condicin o compromiso implica asumir que la salida del Reino Unido de la UE no conllevar el levantamiento de obstculo fronterizo alguno entre las dos Irlandas, esto es, se deber seguir manteniendo una frontera abierta tal y como se estableci en los Acuerdos de Viernes Santo con los que, recordemos, se puso fin al largo periodo de violencia en el Ulster entre catlicos (partidarios a la unin con Irlanda) y protestantes (deseosos de mantener su condicin de britnicos).

El backstop -que slo se activara en caso de no lograrse un acuerdo comercial que solvente la cuestin de la frontera irlandesa- implica que, una vez formalizada la retirada y mientras no se encuentre una solucin mejor para la totalidad de la isla, Reino Unido y la UE compartirn un territorio aduanero nico, para evitar aranceles, cuotas o controles en los productos que circulen entre Irlanda e Irlanda del Norte. En Irlanda del Norte, adems, se aplicaran algunas normas europeas, como la legislacin sobre el IVA y los impuestos especiales, y las relativas a mercancas y a controles veterinarios.

Los unionistas norirlandeses (socios de gobierno de May) y algunos otros comunes, no estn conformes con esta solucin -a priori temporal- pues implicara:

- El mantenimiento de un rgimen jurdico, econmico y comercial diferenciado, distinto al que regira en el resto del territorio britnico;

- Que una parte del Reino Unido continuara sometida a la normativa y control europeos;

- O -el mayor temor para los unionistas irlandeses- que este mecanismo sirva de excusa para lograr la reunificacin irlandesa y la consecuente prdida de la condicin britnica.

- Y todo ello pese a que -al igual que ocurri en Escocia- la opcin de permanecer en la Unin Europea fue la ms votada en esa parte de la isla (440.000 votos en contra del brexit por 349.000 a favor).

A todo lo apuntado con respecto a esta cuestin, habra que aadir que el Gobierno de Dubln tendra derecho de veto sobre el acuerdo del brexit si se optase por alguna frmula menos garantista.

Y ahora qu? Posibles salidas o soluciones

Como la esperanza es lo ltimo que queda (esa es, al menos, una de las moralejas del mito de Pandora), detengmonos en las posibles salidas o soluciones con las que se podra desatascar el proceso y as evitar el tan temido brexit duro o sin acuerdo .

La mayor parte de estas opciones pasan necesariamente por la solicitud de una prrroga justificada a Bruselas (Art. 50 TUE) que no podra extenderse mucho (3 o 4 meses a lo sumo) ante la inminencia de las prximas elecciones al Parlamento Europeo.

Las opciones seran:

- La celebracin de un segundo referndum para revocar el brexit ( opcin descartada por May );

- Seguir insistiendo con el Acuerdo concluido (opcin con poco recorrido visto el amplio rechazo de los comunes);

- Renegociar el Acuerdo con la UE ( opcin que los lderes europeos han descartado, por el momento );

- O la celebracin de nuevas elecciones para elegir una nueva Cmara y un nuevo primer ministro capaces, por encima de todo, de lograr el anhelado y necesario consenso.

Este artculo fue publicado originalmente en The Conversation

Fernando Lozano Contreras, profesor de Derecho Internacional Pblico y Relaciones Internacionales, Universidad de Alcal

Fuente: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/17912/brexit-que-puede-ocurrir/ 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter