Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-01-2019

Panorama de frica en 2018
La inestabilidad regional y la poltica de subdesarrollo (II)

Abayomi Azikiwe
Pambazuka News

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


Segn el autor, frica debe romper su dependencia del capitalismo y resolver sus contradicciones internas, que son un reflejo de las continuas explotacin y la opresin engendradas por la construccin postcolonial a beneficio de Occidente.

Introduccin

En los ltimos doce meses los acontecimientos en el continente africano han reforzado la relacin de siglos con las naciones imperialistas a travs del proceso de explotacin econmica de los recursos humanos y naturales que ha disparado los beneficios de las fuerzas dominantes en sistema mundial. Aunque en los 55 pases que conforman la Unin Africana (UA) hay variantes sutiles y profundas de esta realidad, las similitudes en todo el continente superan con creces las diferencias.

Esta segunda entrega que evala los acontecimientos del perodo contemporneo slo se puede entender adecuadamente si se sita la continua crisis en un contexto histrico. Aunque todos estos Estados miembros de la UA son nominalmente independientes, excepto el Shara Occidental que an est bajo ocupacin marroqu, casi ninguna de las decisiones polticas tomadas por los gobiernos en las diferentes regiones geopolticas se puede llevar a cabo sin un meticuloso razonamiento relacionado con la respuesta de las instituciones financieras internacionales y los regmenes capitalistas desarrollados de Occidente.

Inestabilidad en el Norte de frica: los casos de Egipto y Libia

El tercer pas ms poblado de la UA es Egipto, que desde 2011 padece una fuerte agitacin poltica. La dimisin del expresidente Hosni Mubarak tras las protestas masivas generalmente conocidas como la Primavera rabe crearon las condiciones para el ascenso del lder militar convertido en presidente Abdel-Fattah al-Sisi en 2013.

El gobierno de los Hermanos Musulmanes ganador de las elecciones en 2012 bajo la ensea del Partido de Libertad y Justicia (PLJ) slo haba durado un ao cuando los militares retomaron el poder alegando que tenan un mandato popular para restaurar el orden y devolver la nacin al laicismo. Miles de partidarios del PLJ fueron asesinados o detenidos tras el golpe.

El derrocado presidente Mohamed Morsi contina en prisin y el pasado mes de diciembre compareci en la misma sala que Mubarak en un juicio de trata de culpar al lder del PLJ de los disturbios producidos en Egipto en 2011 y 2012. Pero no fueron los Hermanos Musulmanes quienes iniciaron las manifestaciones masivas contra Mubarak en febrero de 2011, sino el descontento generalizado provocado por la subordinacin de la economa al imperialismo facilitada por la financiacin del aparato militar y de seguridad egipcio como apndice de los intereses estratgicos de Washington relacionados con que siguiera existiendo el Estado de Israel y su papel en todo el norte de frica y Asia Occidental.

Un atentado contra un autobs turstico en El Cairo cerca de las milenarias pirmides acab con la vida de tres persona vietnamitas. Al da siguiente las autoridades egipcias anunciaron que el ejrcito haban eliminado a 40 activistas en una operacin antiterrorista.

Estos incidentes de violencia como represalia con el objetivo de debilitar y despus fortalecer la economa y el sistema poltico egipcio pueden parecer relacionados con la aplicacin de la ley. Sin embargo, el origen del atolladero hay que buscarlo en el legado del colonialismo britnico y francs que se extiende desde el siglo XVIII hasta el siglo XX. Otros factores de la crisis egipcia son producto de la intrusin de Tel Aviv y del apoyo que recibe de Washington, que controla ambos puestos avanzados pro-occidentales por medios econmicos y militares.

El prolfico y conocido estudioso egipcio Samir Amin falleci el 12 de agosto de 2018 en un hospital de Pars a la edad de 86 aos. Amin fue secretario ejecutivo y cofundador del Consejo para el Desarrollo de la Investigacin Social en frica en 1973, y uno de los ms destacados investigadores marxistas en el campo de lo que en la dcada de 1970 se conoci como teora de la dependencia.

Amin indic que frica no podra obtener una independencia duradera sin desvincularse del imperialismo mundial. Este anlisis se puede aplicar a otros Estados de la regin norte del continente

Lo imperativo de la tesis de Amin se puede ilustrar mejor en la vecina Libia, donde a principios de 2011 el Pentgono y la Organizacin del Tratado del Atlntico Norte (OTAN) emprendieron una guerra genocida tras calificarla falsamente de movimiento a favor de la democracia. Utilizando a rebeldes contrarrevolucionarios locales, una campaa area de siete meses de duracin, de marzo a octubre, derroc el sistema de la Jamahiriya bajo el mando del coronel Muamar Gadafi y cre un vaco de poder que contina a finales de 2018.

A pesar de varios intentos de rehacer la Libia post-Gaddafi a imagen y semejanza del imperialismo, la violencia entre facciones y la continua interferencia militar de los Estados de la OTAN y sus aliados han sumido al pas en un caos perpetuo. En los ltimos tres aos Libia se ha ganado la reputacin de ser un importante centro de trata de seres humanos en el que se violan rutinariamente los derechos de las y los africanos, a quienes se vende como mano de obra barata y esclavos sexuales.

Cientos, si no miles, de personas estn siendo trasladadas ilegalmente todos los das al sur de Europa a travs del Mediterrneo. Muchas de estas personas mueren dentro y fuera de las desvencijadas embarcaciones mientras que el debate acerca del nivel de la migracin ha creado las bases polticas para el ascenso de partidos neofascistas de derecha que han logrado un importante apoyo en todo el continente europeo.

Balcanizacin de frica Occidental: la fractura de Nigeria y Camern

El presidente Muhammadu Buhari de la Repblica Federal de Nigeria ha hecho pblica su candidatura en nombre del Congreso de Todos los Progresistas para su reeleccin en 2019. Cuando Buhari asumi la presidencia en 2015 declar que el grupo islamista Boko Haram sera derrotado en seis meses. Sin embargo, la violencia en el noreste del pas ha continuado a lo largo de toda su presidencia. A finales de diciembre varios combatientes armados ocuparon el cuartel general de una fuerza operativa conjunta antiterrorista en Baga, en el estado de Borno.

Aunque Boko Haram se ha escindido en dos facciones identificables, una de las cuales est aliada con el Estado Islmico de frica Occidental, la capacidad del grupo para utilizar fuerza letal ha seguido siendo un factor de desestabilizacin en el noroeste, una de las zonas menos desarrolladas de este Estado rico en petrleo que es el ms poblado del continente. El problema de la seguridad interna ser una de las cuestiones principales que planteen los partidos de la oposicin que quieren derrocar a Buhari en las prximas elecciones nacionales.

La drstica bajada de los precios del petrleo y el colapso de las exportaciones de petrleo a Estados Unidos tuvo un efecto devastador en la economa nacional desde 2015. Despus de que el actual presidente estadounidense Donald Trum asumiera el cargo han mejorado las relaciones entre Abuja y Washington y se reanudado la venta de equipamiento militar a Nigeria bajo la premisa de fortalecer la capacidad de pas de derrotar a Boko Haram.

Lo que a menudo se ignora en el mbito internacional es la represin contra el Movimiento Islmico de Nigeria (IMN, por sus siglas en ingls), un grupo de base chi. El lder del IMN, Sheikh Ibrahim Zakzaky, y su esposa siguen encarcelados en Nigeria a pesar de una orden judicial que ordena su puesta en libertad. El IMN afirma que las autoridades nigerianas han asesinado y encarcelado a cientos y quiz miles de sus miembros. Las manifestaciones para exigir la liberacin de sus lderes y seguidores se enfrentan a menudo a disparos y ms detenciones.

Nigeria sigue siendo muy dependiente de los ingresos en divisas provenientes de la venta de petrleo en el mercado internacional, que en los ltimos aos ha cambiado hacia naciones de Asia como China e India. Debido a la produccin de petrleo y gas natural ha aumentado el movimiento sindical, que reclama el aumento del salario mnimo y mejores condiciones laborales.

Desgraciadamente, Nigeria sigue siendo un Estado capitalista en el que los intereses de las personas trabajadoras, campesinas y jvenes no son una prioridad para la burguesa nacional. Las mujeres han hecho grandes progresos en los mbitos profesional y de los negocios. No obstante, todava queda mucho por hacer para crear una sociedad verdaderamente democrtica dispuesta a ocupar el lugar que le corresponde en los esfuerzos por transformar a frica en una potencia industrial reconocida internacionalmente.

El vecino Camern, una antigua colonia alemana, britnica y francesa, no solo est asolado por la insurgencia de Boko Haram, sino que los problemas no resueltos entre las regiones francfonas y anglfonas se han politizado hasta el punto de llegar a una insurreccin armada.

Un movimiento guerrillero anglfono que reivindica la independencia de Ambazonia, una nacin no reconocida en las regiones suroeste y noroeste del pas (conocida como Camern Sur), ha provocado importantes ataques contra civiles y el secuestro de estudiantes. La reeleccin del presidente Paul Biya, que lleva muchos aos en este cargo, ha generado tensiones ya que los lderes nacionales no abordan adecuadamente la urgencia de una posible desintegracin de este estado productor de petrleo.

Este tipo de divisiones dentro de Camern suscita el espectro de una intervencin an ms profunda del Pentgono y la OTAN con la excusa del antiterrorismo y la supuesta estabilizacin de la zona de frica Occidental. El Mando de frica de Estados Unidos (AFRICOM) est muy implicado en frica Occidental donde realiza anualmente ejercicios militares conjuntos con miembros de la Comunidad Econmica de los Estados de frica Occidental.

Se debe superar el legado del colonialismo para fomentar el desarrollo regional

frica Occidental es una zona geopoltica estratgica y vital para el sistema econmico mundial debido a sus vastos recursos energticos, su potencial agrcola y su proximidad al Ocano Atlntico. Al igual que ocurre en el norte de frica, Estados Unidos, Gran Bretaa y otros gobiernos de la Unin Europea tratan de aumentar su presencia militar y econmica en toda la regin.

La dependencia de Occidente a la hora de fijar los precios de los productos bsicos y las preferencias relacionadas con el comercio con los Estados africanos suponen una traba importante para la soberana y la unificacin verdaderas del continente. Hasta que no se aborden estos desafos desde un punto de vista continental no podr haber verdadera seguridad frente a las amenazas provenientes tanto de los elementos internos como externos.

No existe fundamento histrico alguno para confiar en AFRICOM y la OTAN en lo que respecta al suministro de material militar, el adiestramiento de tropas y el estacionamiento de soldados occidentales en frica. Con las recientes experiencias de Libia, Costa de Marfil, Egipto y Somalia abundan los ejemplos que refutan que el militarismo imperialista en el continente tenga resultado positivo alguno.

La creacin de un Alto Mando Africano integrado por fuerzas militares nacionales y milicias populares es la nica solucin para las crisis de seguridad, y est estrechamente vinculada a los modelos de desarrollo centrados en las personas. Para crear este ejrcito armado panafricano los Estados miembros de la UA deben acabar con su dependencia del capitalismo y dedicarse a resolver las contradicciones internas que son un reflejo de las continuas explotacin y la opresin engendradas por la construccin postcolonial que slo beneficia a las clases dominantes en Washington, Nueva York, Pars, Londres, Bruselas y otros puestos avanzados del imperialismo.

Abayomi Azikiwe es director de Pan-African News Wire

Fuente: http://www.pambazuka.org/pan-africanism/africa-review-2018-part-ii-regional-instability-and-politics-underdevelopment

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter