Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-01-2019

Filipinas
Abu Sayyaf est de vuelta

Guadi Calvo
Rebelin


Este ltimo domingo 27 de enero, dos dispositivos explosivos improvisados (IED) estallaron uno dentro y otro fuera de la Catedral de Nuestra Seora del Monte Carmelo en pleno centro de la ciudad de Jol, frente a la plaza y rodeada de tiendas comerciales, as como un mercado, un banco y un hotel. Este doble atentado se llev a cabo a pesar de la vigencia de la ley marcial que rige en el sur del archipilago filipino, ordenada por el presidente desde la toma de Marawi en mayo de 2017.

La provincia de Jol es una isla del sur del pas de unos 700 mil habitantes en su enorme mayora musulmanes y extremadamente pobres. El ataque dej al menos 20 muertos, 15 civiles y cinco militares y ms de 100 heridos, de ellos 90 civiles. El hecho fue revindicado por la organizacin rigorista, Abu Sayyaf (El que porta la espada) que en 2015 jur lealtad al Daesh. La organizacin wahabita ha protagonizado uno de los atentados ms importantes en la historia del pas cuando en 2004 atac un ferry de pasajeros en la baha de Manila, donde murieron ms de 100 personas.

Segn las primeras investigaciones de las fuerzas de seguridad, el ataque se habra llevado con diferencia de algunos minutos, con explosivos operados a control remoto, uno dentro de la iglesia y el otro oculto en el tanque de una motocicleta estacionada fuera, contrastando con las declaraciones de los voceros del Daesh que al reconocer su autora, apenas algunas horas despus del hecho, dijeron que los explosivos fueron detonados por dos comandos suicidas.

Testigos han relatado que la potencia de la explosin lanz hasta la plaza frente a la iglesia: bancos destrozados, vidrios de ventanas, mampostera arrancada e incluso miembros de muchas de las vctimas. El hecho precipit que varias personas, incluso heridas, buscaran escapar por la puerta principal de la iglesia, al tiempo que los hombres del ejercito apostado en las inmediaciones, al llegar al rea del estacionamiento fueron sorprendidos por la segunda bomba que estall apenas un par de minutos despus.

Cmaras de seguridad haban registrado al menos a seis personas que actuaban de manera sospechosa cuando deton el primer explosivo.

Vehculos blindados del Ejrcito bloquearon de inmediato la avenida principal en prevencin de ms ataques, mientras ambulancias y camiones militares, se apuraron a evacuar a los muertos y heridos a los hospitales de la ciudad. Al tiempo que algunas vctimas fueron llevadas en helicpteros a la ciudad de Zamboanga.

El ataque, entiende las autoridades, podra ser la respuesta de los integristas al referndum de la semana anterior que cristaliz la creacin de una nueva regin autnoma de la comunidad musulmana, llamada Bangsamoro.

Este es un logr del que fue el ms importante grupo rebelde islamista de Filipinas, el Frente Moro de Liberacin Islmica (MILF), que despus de casi cincuenta aos de combates y unos 150 mil muertos, en 2014 firm un acuerdo de paz con el gobierno de Manila, un acuerdo que otorga distintas autonomas regionales a la minora musulmana en algunas partes de la gran isla de Mindanao y otras del extremo suroeste del archipilago. A cambio, el frente desmovilizar entre 30 y 40 mil combatientes a los que el gobierno se comprometi brindarles asistencia social y econmica.

El grupo Abu Sayyaf (ASG) desde su fundacin, en 1991, por veteranos filipinos de la guerra antisovitica de Afganistn, ha protagonizado cientos de actos terroristas, desde ataques y emboscadas a unidades militares hasta secuestros extorsivos, particularmente de turistas occidentales, aunque la ms relevante de sus acciones fue la toma de la ciudad de Marawi, capital de la provincia de Lnao del Sur, el 23 de mayo de 2017 resistiendo a los embates del ejrcito filipino y algunas unidades norteamericanas hasta el 16 de noviembre de ese mismo ao. Esos cinco meses de ataques areos y operaciones terrestres, recin dieron resultados unos das despus de que se conociera la muerte del lder de ASG el emir del Daesh para el sudeste asitico Isnilon Hapilon. La operacin conjunta entre Abu Sayyaf y el grupo de los hermano Maute dej aproximadamente 1.200 muertos entre ellos Abdullah y Omar Mate y una ciudad de 200 mil habitantes prcticamente destruida. (Ver: Filipinas: Marawi, la batalla de los 120 das.)

Desde entonces ASG, lanz peridicos ataques de poca relevancia constituyndose el de este ltimo domingo el ms importante desde las acciones desde 2017, entre las operaciones de los muyahidines se registran el incidente del 31 de julio del ao pasado, cundo el miliciano de origen marroqu Abu Katheer al-Maghribi, deton el camin que conduca cargado de explosivos en la ciudad de Lamitan, en la provincia musulmana de Basilan, dejando al menos 10 muertos y ocho heridos. El ataque estaba dirigido a un evento comunal que reunira a unas 3 mil personas, pero un desperfecto en el motor del camin-bomba, oblig al conductor a detonarse antes de llegar a su objetivo.

Abu Sayyaf contra Duterte

Las autoridades filipinas responsabilizan del ataque del domingo a una nueva faccin de ASG conocida como Ajang-Ajang, originaria de la provincia de Sulu y presumiblemente liderada por el muyahidin malayo Amin Baco, quien habra participado en la planificacin de las acciones de Marawi.

Informes de la seguridad filipina ubican a Baco, tras su fuga de Marawi, en la regin montaosa de la ciudad de Sikik, en Patikul, bajo la proteccin de su suegro, Hatib Sawadjaan, uno de los ms importantes lderes de Abu Sayyaf, que cuenta con una brigada de 300 combatientes. Baco, habra estado refugiado hasta su regres, para dirigir la operacin contra la Catedral. Otro informe lo daba bajo la proteccin de los Bangsamoro Islamic Freedom Fighters (BIFF) otro grupo seguidor del Daesh en la isla de Mindanao.

La polica sospecha que esta nueva faccin es responsable del ataque del 31 de diciembre pasado con un IED, contra el South Seas Mall de la ciudad de Cotabato, que haba dejado dos muertos y 34 heridos. Esa explosin arrastr una gran cantidad de puestos callejeros en los que se vendan pirotecnia, frente al centro comercial, lo que sum ms potencial al IED inicial. La polica aquel da, alcanz a desactivar otro explosivo escondido en un local del segundo piso que podra haber incrementado en nmero de vctimas.

El ataque a la Catedral no fue el primero contra este templo catlico. En la Navidad de 2010, una bomba hiri a once personas; en agosto de 2013, una granada de fragmentacin estall en el exterior alcanzado a herir a dos civiles. En 2018,, otra granada haba estallado en el techo, esa vez sin dejar vctimas.

El presidente filipino Rodrigo Duterte, que el viernes 18 haba declarado: Nunca, nunca, nunca hablar con Abu Sayyaf orden de inmediato a la polica y las fuerzas de seguridad mantenerse en alerta mxima para evitar nuevos ataques, lleg junto a sus principales funcionarios de seguridad, el lunes a Jol y tras recorrer la Catedral, alent, una vez ms, a las fuerzas armadas a aplastar a Abu Sayyaf. Se estima que el grupo cuenta con unos 500 hombres solo en Jol. Tras la recorrida el presidente se dirigi hasta un campamento militar donde se realizaba la ceremonia fnebre para saludar a los familiares de las vctimas.

Tal como lo hizo durante los das de la crisis de Marawi, Duterte volvi a prometer, acabar con los integristas. Para lo que haba instrumentado una divisin de infantera con sede en Jol, compuesta por 4.500 efectivos a completarse recin en 2022, el mes pasado haba llegado el primer contingente de 840 hombres, posiblemente ahora la dotacin restante se cubrir de manera inmediata.

Duterte tendr que moverse con mucha prudencia ya que los fundamentalistas mantiene al menos a cinco rehenes: un holands, dos malayos, un indonesio y un filipino, en diferentes campamentos de la espesa jungla, de Patikul, cerca de Jol, y un espritu de combate extremadamente alto por lo que se puede asegurar que Abu Sayyaf est de vuelta.

Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista Internacional especializado en frica, Medio Oriente y Asia Central. En Facebook: https://www.facebook.com/lineainternacionalGC.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter