Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-01-2019

Algunos siempre necesitarn ayuda

Istvn Ojeda Bello
Progreso Semanal


La Encuesta Nacional de Envejecimiento realizada hace nueve aos revel que las pensiones continuaban siendo la lima que le corta los dientes a los bolsillos de los cubanos ms viejos. Siete de cada 10 expres que tanto ahora como en el futuro estas seran su sustento estable ms probable; pero ocho de cada 10 la consider insuficiente.

Muchos ancianos afirmaron recibir algn tipo de ayuda financiera de familiares dentro o fuera del pas. Otros ms saludables redondean sus finanzas ejerciendo el trabajo por cuenta propia. El Ministerio del Trabajo y la Seguridad Social indica que el 11 por ciento de los 580 mil cuentapropistas cubanos es jubilado.

Los economistas coinciden en que algo deba hacerse frente a la disminucin de la cobertura de pensiones, en tanto se expande el sector laboral no estatal, y especialmente por el envejecimiento demogrfico, expresado en el aumento del nmero de pensionados y en la disminucin de la cantidad de trabajadores que los sostienen.

Blanca Munster, experta del Centro de Investigaciones de la Economa Mundial (CIEM) alerta sobre el dilema de quienes, teniendo edad de jubilarse, se resisten a hacerlo. Muchos esperan por mejoras salariales que tributen una pensin de mayor cuanta, comenta.

Dichas realidades incluso tienen implicaciones hacia el llamado interior del pas. Los investigadores Silvia Odriozola Guitart y Henry Colina de la Universidad de La Habana sealan que los salarios medios mensuales en la regin oriental de la nacin son inferiores a los del resto de las provincias, lo cual impacta directamente en el clculo de las pensiones por vejez, colocndolos en desventaja.

Los analistas avisan que, de no introducirse mecanismos de crecimiento de los salarios, o por lo menos de recuperacin de su poder adquisitivo real, ser mayor la brecha entre el aporte total de empleadores y empleados a los fondos de la seguridad social, y el gasto que finalmente hace el Estado para mantener en nmero negros a todo el Sistema. El asunto es cmo, en medio del panorama econmico adverso del pas, obtener la moneda dura que necesita el Sistema de Seguridad Social en Cuba para poder brindar una cobertura completa y suficiente.

Una de las opciones manejadas por Odriozola y Colina es utilizar estos fondos como fuente de inversin. Conscientes de los riesgos econmicos y hasta polticos, plantean hacerlo solo con quienes superen un determinado umbral de ingresos, concentrando la inversin en activos que califican de menos riesgosos, como depsitos bancarios a plazo fijo o bonos del Estado. Ambos son partidarios de extender ms la edad de jubilacin porque el tiempo de permanencia en el sistema tambin incrementa las cargas.

Para disminuir los efectos que eso tendra en las mujeres proponen exigirles menos aos acreditados de servicio o exenciones fiscales a las embarazadas o cuidadoras, con subsidios gubernamentales directos, o incluso puede valorarse la disminucin de los aos extra requeridos para acceder a la jubilacin, por cada hijo.

Una de las medidas gubernamentales para intentar disminuir los efectos negativos de sus reformas fue iniciar en 2014 un Programa de mejoramiento de las casas de abuelos y hogares de ancianos. Esa estrategia incluy inquietantemente la suspensin del cobro de la pensin a los incapacitados mentales residentes en hogares de ancianos sin familiares o personas que los representen, y en cambio aument el pago por el servicio, siempre y cuando mejorara la calidad de la atencin en estas instituciones.

El Ministerio de Salud destin 66 millones de pesos adicionales a ese Programa, pero el primer control al mismo por cuenta del Parlamento a mediados de 2015 detect varias incongruencias. Mientras 1200 camas se mantenan desactivadas en los hogares de ancianos de siete provincias por demoras en los procesos constructivos, se supo que a cada provincia se le haba asignado idnticos montos presupuestarios. Ocurri entonces que Villa Clara, el territorio ms envejecido del Archipilago padeci falta de fondos para la reparacin de sus instituciones de atencin a los adultos mayores, cuando en otras demarcaciones mucho dinero, tanto como un total de 22 millones de pesos, nunca se gast.

A finales del ao pasado fueron elevadas todas las prestaciones monetarias de los ncleos familiares protegidos por la asistencia social en 70 pesos (unos tres USD), establecindose adems que la pensin mnima de la seguridad social por concepto de jubilacin ya no sera 200 pesos (CUP) sino 242 (equivalente a 10 USD). Aunque el aumento es mnimo, teniendo en cuenta el costo real de la vida y la complejidad del sistema de precios en Cuba, el presidente Miguel Daz-Canel asegur que esos pasos son un anticipo parcial de las medidas que se adoptarn para ordenar la situacin de los salarios, pensiones, prestaciones de la asistencia social, subsidios y gratuidades.

Cuestin de balance

Tan pronto como en el 2025 Cuba tendr el mayor porcentaje de poblacin envejecida de Amrica Latina y el Caribe, y aunque la Constitucin vigente establece derechos fundamentales a este grupo poblacional, aun antes del actual proceso hacia una nueva Carta Magna, juristas advertan la urgencia de un apartado legal que les garantice una atencin diferenciada.

Desde 2015 Erlisnay Rivera, especialista de la Direccin Provincial de Justicia en Camagey haca notar que la legislacin existente entorpece la atencin integral a los adultos mayores.

A esas demandas desde la jurisprudencia se unieron las del resto de la ciudadana durante la consulta popular, quedando claro que no bastaba con lo planteado en el nuevo texto. Porque, dijeron, asumir que la familia tiene que hacerse responsable de sus mayores no es lo justo para todos por cuanto es el Estado quien tiene la responsabilidad primaria y el cometido familiar no era legalmente vinculante.

En la versin que se someter a referendo qued explicitado el derecho de las personas a la seguridad social y del Estado a garantizarlo. Luego remarca que la obligacin, aunque conjunta, se materializa desde ngulos distintos: el Estado debe facilitar las condiciones para satisfacer las necesidades y elevar la calidad de las personas adultas mayores () y respetar su autodeterminacin, garantizar el ejercicio pleno de sus derechos y promover su integracin y participacin social; los hijos debern respetar, atender y proteger a sus madres, padres y otros parientes, conforme con lo establecido en la ley.

Tal cual ocurre con la salud y la educacin, el dinero pesa en el sostenimiento del Sistema de Seguridad Social cubano. De hecho fuentes oficiales ya anticiparon que los fondos para este en 2030 sern el doble de los actuales 6,2 mil millones de pesos anuales, y que el Estado continuar siendo el mayor contribuyente a esos gastos.

Parece claro que se agotaron las posibilidades de disminuir la cantidad de jubilados y pensionados para incrementar el capital disponible. Por tanto, son enormes los desafos en el orden jurdico y econmico para el indispensable sostenimiento de este sistema. Cualquier paso, preferiblemente en el futuro cercano, deber evitar el extremo indeseable de evitar comprometerse con la proteccin integral de quienes lo necesiten. Sencillamente algunos siempre necesitarn ayuda.

Fuente: http://progresosemanal.us/20190124/algunos-siempre-necesitaran-ayuda/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter