Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-02-2019

Benny Gantz y el impulso de Israel para convertirse en una Esparta moderna

Jonathan Cook
jonathan-cook.net

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


 

 

El exjefe del ejrcito puede presentar un desafo a Benjamin Netanyahu, pero la exaltacin en su campaa de destruccin y opresin es escalofriante

Para las prximas elecciones de abril, Benjamin Netanyahu tiene buenas razones para temer a Benny Gantz, su exjefe del ejrcito. Gantz ha lanzado un nuevo partido, llamado Resiliencia israel, justo cuando la red de acusaciones de corrupcin se est cerrando alrededor del primer ministro.

Ya en esta etapa temprana de la campaa, alrededor del 31 por ciento de la poblacin israel prefiere que Gantz dirija al prximo Gobierno sobre Netanyahu, quien est a solo unos meses de convertirse en el lder ms antiguo en la historia de Israel.

Gantz est siendo elegido como la nueva esperanza, una oportunidad para cambiar de direccin despus de que una serie de gobiernos bajo el liderazgo de Netanyahu han llevado a Israel a la derecha en la ltima dcada.

Al igual que los expolticos generales de Israel, desde Yitzhak Rabin hasta Ehud Barak y Ariel Sharon, Gantz est siendo representado (y se presenta a s mismo) como un guerrero endurecido por la batalla, capaz de hacer las paces desde una posicin de fuerza.

Antes de emitir una sola declaracin sobre poltica, las encuestas lo mostraron ganando 15 de los 120 escaos parlamentarios, una seal de bienvenida para aquellos que esperan que una coalicin de centro-izquierda pueda triunfar esta vez.

Pero la realidad de lo que representa Gantz, revelada esta semana en sus primeros videos para las elecciones, no es nada alentadora. En 2014, llev a Israel a su operacin militar ms larga y ms salvaje en la memoria contempornea: 50 das en los que el diminuto enclave costero de Gaza fue bombardeado implacablemente para que una de las reas ms densamente pobladas de la tierra -sus dos millones de habitantes que ya estn atrapados por un largo bloqueo israel- quedase en ruinas. Ms de 2.200 palestinos murieron en el ataque, una cuarta parte de ellos nios, mientras decenas de miles quedaron sin hogar.

El mundo miraba horrorizado. Las investigaciones realizadas por grupos de derechos humanos como Amnista Internacional concluyeron que Israel haba cometido crmenes de guerra.

Uno podra haber asumido que durante la campaa electoral Gantz deseara extender un velo sobre este perturbador perodo en su carrera militar. Nada de eso.

Uno de sus videos de campaa muestra los escombros de Gaza, declarando con orgullo que Gantz fue responsable de destruir muchos miles de edificios. "Partes de Gaza han sido devueltas a la Edad de Piedra", se jacta el video.

Esta es una referencia a la doctrina Dahiya, una estrategia ideada por el comando militar israel de la que Gantz era un miembro central. El objetivo es arrasar la moderna infraestructura de los vecinos de Israel, lo que obliga a los sobrevivientes a desarrollar una existencia en lugar de resistirse a Israel. Es indudable que el castigo colectivo inherente a la doctrina apocalptica dahiya es un crimen de guerra.

Ms particularmente, el video se regocija con la destruccin de Rafah, una ciudad de Gaza que sufri el ataque ms intenso de los bombardeos despus de que Hams tomase prisionero a un soldado israel. En minutos, el bombardeo indiscriminado de Israel mat al menos a 135 civiles palestinos y destruy un hospital.

Segn las investigaciones, Israel haba implementado el Procedimiento de Hannibal, el nombre en clave de una orden que permite al ejrcito utilizar cualquier medio para evitar que uno de sus soldados sea secuestrado. Eso incluye matar a civiles como "dao colateral" y, ms polmico para los israeles, al soldado mismo.

El video de Gantz muestra un total de "1.364 terroristas asesinados", a cambio de "tres aos y medio de silencio". Como observ el peridico liberal israel Haaretz, el video "celebra un conteo de cadveres como si se tratara de un juego de computadora". Pero la cifra de vctimas citada por Gantz supera incluso la evaluacin del propio ejrcito de Israel, as como deshumaniza a los "terroristas" que luchan por su libertad.

Un observador ms imparcial, el grupo israel de derechos humanos B'Tselem, estima que los combatientes palestinos asesinados por Israel ascendieron a 765. Segn sus clculos, y otros organismos como las Naciones Unidas, estima que casi dos tercios de los habitantes de Gaza que murieron en la operacin del ao 2014 eran civiles. Adems, Israel se beneficia del "silencio" que Gantz se acredita para s mismo.

En Gaza, los palestinos sufrieron ataques militares regulares, un asedio continuo los suministros esenciales que asfixi y destruy sus industrias de exportacin y una poltica de ejecuciones perpetrada por francotiradores israeles que disparan a manifestantes desarmados en la cerca perimetral que encarcela el enclave.

Los eslganes de la campaa de Gantz "Slo triunfan los fuertes" y "Israel ante todo" son reveladores. Todo -para Gantz- claramente son los derechos humanos. Es muy vergonzante que l crea que su historial de crmenes de guerra ganar a los votantes. Pero el nuevo jefe de personal militar de Israel ha expresado el mismo enfoque.

Aviv Kochavi, apodado el Oficial Filsofo por sus estudios universitarios, fue designado este mes como el ltimo jefe del ejrcito. En un discurso importante, prometi reinventar el legendario "ejrcito ms moral del mundo" en uno "eficiente y letal".

Desde el punto de vista de Kochavi, el militar desenfrenado alguna vez supervisado por Gantz, se debe intensificar el juego. Y l es un probado experto en destruccin.

En las primeras etapas del levantamiento palestino que estall en 2000, el ejrcito israel luch por encontrar una manera de aplastar a los combatientes palestinos ocultos en ciudades densamente pobladas bajo la ocupacin.

Kochavi ide una solucin ingeniosa en Nablus, donde fue comandante de brigada. El ejrcito invadira un hogar palestino, luego se deslizaran a travs de sus paredes, movindose de casa en casa, entrando en la ciudad sin ser vistos. El espacio palestino no solo fue usurpado, sino destruido de adentro hacia afuera.

Gantz, el exgeneral que espera liderar al Gobierno, y Kochavi, el general que lidera su ejrcito, son sntomas de cun beligerante es realmente la lgica militar que Israel ha alcanzado. Un Israel decidido a convertirse en una Esparta moderna.

En caso de que provoque la cada de Netanyahu, Gantz, al igual que sus antecesores polticos generales, la paz ser nula. Fue entrenado para entender solo la fuerza, las estrategias de suma cero, la conquista y la destruccin, no la compasin o el compromiso.

Ms peligrosamente, la glorificacin del pasado militar de Gantz probablemente reforzar en la mente de los israeles la necesidad no de la paz sino de ms de lo mismo: el apoyo a un derecho ultranacionalista que surge de una filosofa de supremaca tnica y rechaza cualquier reconocimiento de los palestinos como seres humanos con derechos.

Fuente: https://www.jonathan-cook.net/2019-01-27/benny-gantz-israel-sparta/

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin.org como fuente de la traduccin.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter