Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-02-2019

Prevn fiasco de Donald Trump en Venezuela

Manuel E. Yepe
Diario Por esto! (Mrida)


A fines de noviembre, el presidente Donald Trump anunci que Washington ha retirado su reconocimiento a Nicols Maduro como presidente de Venezuela y se lo ha dado al jefe de la Asamblea Nacional en desacato, Jos Guaido. De esa forma, Estados Unidos apoyar abiertamente el cambio de rgimen en Caracas, lo que ha sido hace tiempo un caro anhelo de los neocons y puede convertirse en una pesadilla para Trump.

Por qu acta as el Presidente estadounidense?, se pregunta en su blog Ronald "Ron" Paul, politlogo de la Universidad de Georgia, miembro del Partido Republicano y ex representante a la Cmara en el Congreso de Estados Unidos, quien ha captado el mayor registro de votos conservadores para un representante en el Congreso desde 1937. Ha sido llamado el "padrino intelectual" del Tea Party. Ha conseguido notoriedad por sus posiciones libertarias en muchos temas polticos, chocando a menudo con los dirigentes de los partidos republicano y demcrata. Paul se ha postulado tres veces para la Presidencia de los Estados Unidos, en 1988 como candidato del Partido Libertario y en 2008 y 2012 como republicano.

Segn el Departamento de Estado yanqui, la Administracin actuar as para ayudar a hacer cumplir la Constitucin venezolana. Ni que estuvieran tan ansiosos por hacer cumplir su propia Constitucin!, ironiz Ron Paul el 29 de enero en su blog.

Es custico que Trump, un presidente que ha pasado los primeros dos aos en el cargo luchando contra las acusaciones de que un pas extranjero se inmiscuy en las elecciones de EEUU, no slo se entrometa en unas elecciones extranjeras, sino que tambin se arrogue el derecho de nombrar al presidente de un pas extranjero Cmo reaccionaramos si los chinos y los rusos decidieran que el presidente Trump no est defendiendo la Constitucin de Estados Unidos y reconocieran a Nancy Pelosi como presidenta de Estados Unidos?, se pregunta Paul.

Incluso aquellos que quisieran ver un cambio de gobierno en Venezuela deberan rechazar cualquier nocin de que el cambio debe ser "ayudado" por Estados Unidos. Segn informes de prensa, el vicepresidente Mike Pence estaba tan involucrado en asuntos internos venezolanos que en realidad inst a Guaido a que se nombrara a s mismo presidente y prometi el apoyo de Estados Unidos. Esto no slo es una tontera, sino que es muy peligroso. Una guerra civil venezolana resultara en muerte masiva y an ms miseria econmica.

El cambio de rgimen ha sido durante mucho tiempo la poltica de EEUU para Venezuela. Estados Unidos ha estado llevando a cabo una guerra econmica prcticamente desde que el predecesor de Maduro, Hugo Chvez, fue elegido por primera vez en 1998. El objetivo de las sanciones de Estados Unidos y otras medidas contra Venezuela y otros pases en la mira de Washington es hacer la vida tan miserable para el ciudadano medio que se levante y derrote a sus lderes. Pero, por supuesto, una vez que lo hagan, deben reemplazar a esos lderes con alguien aprobado por Washington.

Recuerden escribe Paul- despus de la "Primavera rabe" en Egipto, cuando el pueblo se levant y derroc a su lder, pero luego eligi al candidato "equivocado". El ejrcito se mud y depuso al presidente electo y lo reemplaz con uno aprobado por Washington. El entonces Secretario de Estado John Kerry llam a eso "restaurar la democracia".

Es tragicmico dice Ron Paul- que Trump haya nombrado al criminal convicto Elliot Abrams como su persona clave para "restaurar la democracia" en Venezuela. Abrams desempe un papel clave en el asunto Irn-Contra y lleg a ser uno de los principales artfices de la desastrosa invasin estadounidense de Irak en 2003. Su papel en la promocin de la horrible violencia en Amrica Latina en la dcada de 1980 debera descalificarlo para volver a ocupar cargos pblicos.

En lugar de este golpe de Estado, una mejor poltica nuestra para relacionarnos con Venezuela en los ltimos 20 aos habra sido una de compromiso y comercio. Si realmente creemos en la superioridad de un sistema de libre mercado, tambin debemos creer que slo podemos predicar con el ejemplo, no forzando nuestro sistema en otros, subraya Paul.

Hace slo cuatro meses, el Presidente Trump dijo en la ONU que respetaba "el derecho de toda nacin a practicar sus propias costumbres, creencias y tradiciones. Estados Unidos no puede decir a otros cmo vivir, trabajar o adorar. A cambio, slo debamos pedir respeto para nuestra soberana.

Lamentablemente, parece que se trataba de meras palabras vacas. Sabemos por lo ocurrido en Irak, Libia, Siria, etc. que esto no terminar bien para Trump ni para los Estados Unidos. Debemos dejar en paz a Venezuela! Concluye Ron Paul a quien nadie puede acusar de ser defensor del socialismo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter