Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-02-2019

Morralla de la desinformacin a sueldo del Departamento de Estado con los fondos robados a Venezuela
Los progres y Falsimedia

Antonio Maira
Rebelin


Acabo de or un feroz y mentiroso ataque a Venezuela en el programa matinal de la SER, dirigido por Pepa Bueno. Con gran habilidad periodstica y enorme capacidad para poner esa habilidad al servicio de los poderosos, Pepa Bueno y su cadena de mando mezclan fragmentos de las declaraciones de los opositores venezolanos, incluido el para-fascista, Juan Guaid, con otras realizadas por miembros del Gobierno; fundamentalmente las del Presidente de la Repblica Bolivariana, Nicols Maduro, el Presidente del Parlamento y los altos mandos militares.

Los fragmentos elegidos por la presentadora estrella de la SER son siempre los ms emotivos del Presidente Maduro, del Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, de la Vicepresidenta Ejecutiva y de los Jefes de las Fuerzas Armadas o de la Milicia Bolivariana. Son elegidos cuando la voz se rompe y responde a la preparacin evidente de una invasin armada, es decir: cuando la protesta contra los intentos de EEUU de provocar una guerra civil, que derivara en una matanza, es ms dura. Cuando el discurso de la oposicin ms servil es ms amenazante. Dichos fragmentos se recortan y se descontextualizan. Lo mismo le hacan a Fidel, en radio y televisin, para convertir a uno de los ms grandes oradores del pueblo en un personaje irreconocible.

El centro del escndalo de Pepa Bueno, suprema ignorante de la Constitucin Bolivariana, de su proceso histrico, de su sistema de poderes: el poder legislativo, el poder ejecutivo, el poder judicial, el poder ciudadano (Consejo Moral Republicano, CMR) integrado por el Defensor del Pueblo, el Fiscal General de la Repblica Bolivariana de Venezuela y el Contralor General de la Repblica. y el poder electoral, ha sido esta vez la expulsin del pas de varios periodistas de la Agencia EFEi. En su conjunto dos colombianos, un espaol y un venezolano es una especie de tro de las Azores convertido en cuarteto criminal de Caracas para una grabacin de voz de los esbirros de Falsimedia, para las guerras imperiales en Amrica Latina.

Morralla de la desinformacin a sueldo del Departamento de estado, o de la CIA, pagados con los fondos robados a Venezuela y pagados migajas a Juan Guaid.

El Gobierno venezolano ha negado categricamente la detencin de esos mercenarios: Tal como dice El Pas digital:

En un comunicado, el Ejecutivo (se supone qu el venezolano) rechaza "enrgicamente" su detencin por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

El texto aade tambin una frase, que complementa la anterior en un conjunto muy significativo que apela al terror, a los servicios secretos, a la intervencin urgente de la embajada a la mayor brevedad, y que es una sugerencia infame a la tortura, uno de los tpicos ms usados, sin prueba alguna, por la oposicin y los medios basura como el propio El Pas, la Cadena SER y el Gobierno.

"Desde que se tuvo conocimiento de la detencin, el Gobierno, a travs de nuestra Embajada en Caracas, est haciendo todas las gestiones necesarias para lograr su liberacin a la mayor brevedad", explica Moncloa. En el mensaje, el Ejecutivo socialista requiere nuevamente a las autoridades venezolanas al respeto del Estado de Derecho, los derechos humanos y las libertades fundamentales, entre las que, segn apunta, la libertad de prensa es un elemento central (El Pais).

Obviamente el Presidente del Gobierno espaol no tiene una base real para evaluar positivamente el estado de derecho en Espaaii, o en el resto de los pases que estn denunciando el de Venezuela con base a las acusaciones, mentiras e injurias realizadas por los Estados Unidos.

Este ltimo es el pas con una relacin de intervenciones militares, de guerra econmica, de organizacin y realizacin de golpes de estado, de guerra informativa, de intervenciones militares en pequea escala, de apoyo y financiacin de grupos armados (guarimbas en Venezuela), de intervenciones militares indirectas (de Colombia o la OTAN en apoyo de la Guyana o en una de las Alianzas ad hoc realizadas en torno a Washington).

Todo es un montaje y adems parece una venganza del Presidente espaol Pedro Snchez por su servil y ridcula intervencin en los asuntos internos de Venezuela, su apoyo a la conducta criminal e injerencista de los EEUU que incluye -no solo una amenaza de guerra total a la cola o a la sombra del fascista Donald Trump-, sino una secuela de guerras parciales de escenario y campo de accin diferentes.

Snchez saca pecho, por el momento, con la guerra meditica apoyada por el tripartito que va desde la extrema derecha hasta el fascismo de VOX; la guerra diplomtica y la participacin, siempre dispuesta, en la guerra militar total y en el apoyo poltico a los agentes plurinacionales del golpe, como una parte de la OEA y el conjunto vasallo del Grupo de Lima.

Sin cortarse ni un pelo, sin despeinarse, sin desajustarse la corbata, cuidando su presencia de guapo blando de pelcula de Hollywood, el PSOE de la Agencia EFE y de la SER, apoya la restauracin de la Doctrina Monroe, la de la Seguridad Continental y el Plan Cndor.

Da nuseas.

No lo conseguirn ustedes, seora Pepa Bueno. No lo conseguirn, seor Snchez.

Ustedes brindan por la guerra. Saben que las matanzas se olvidan o se niegan con el apoyo total de los medios. En sus sueos est la sangre de los patriotas convertidos en criminales. Se quedarn con el bochorno del fracaso y el desprecio de los pueblos de Amrica Latina.

Aqu estn convocando al fascismo criminal. Pasarn a la historia como los promotores mediticos de un gobierno Quisling.

Notas:

i Los arrestados son, segn informacin facilitada por la agencia Efe, el periodista espaol Gonzalo Domnguez Loeda, la periodista colombiana Mauren Barriga Vargas y el fotgrafo colombiano Leonardo Muoz, as como el conductor venezolano Jos Salas. Los tres periodistas forman parte de un equipo multinacional que viaj desde Bogot para cubrir la crisis de Venezuela. Componen este equipo: Espaa, Colombia con la incorporacin de la oposicin venezolana. Casi la misma ruta por la que estn viajando continuamente los agentes del golpe.

ii Con la ms que dudosa independencia judicial, un estado de derecho que no cumple los mandatos constitucionales, que mantiene el honor de ser el segundo pas europeo con ms nivel de desigualdad, mantener unos niveles de pobreza extrema y de pobreza realmente escandalosos, aumentar los recortes en sanidad, educacin; provocar unos datos de paro, contratos basura, etc., y, no se me olvida, respaldar un sistema de corrupcin que ha sido ejemplarizado por la casa real y casi todos los partidos del bipartidismo y del pos-partidismo.

Como guindas de un pastel multicolor que incluye, la presencia de presos polticos, puede cargarse en el haber de un sistema latrocida el apoyo a guerras destruccin y expolio a los pases que pretenden mantener la soberana.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter