Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-02-2019

Notas sobre una solucin para ambos problemas
Cuentas por cobrar y pagar (cadena de impagos) y su relacin con el robo en las empresas

Joaqun Benavides
El Estado como tal (Blog)


Para enfrentar el problema de la cadena de impagos entre las empresas, lo primero que hay que resolver, es el de la tasa de cambio oficial para los intercambios comerciales entre las empresas estatales y el comercio exterior.

Con la tasa oficial de 1 peso igual a un dlar, los inventarios adquiridos mediante importaciones, se contabilizan en las empresas a un precio inferior al del mercado mundial, pues, aunque el banco los paga mediante transferencias en dlares o Euros, afectando la balanza de pagos del Pas, en los almacenes estn contabilizados en pesos cubanos, a una tasa que no se corresponde, ni de cerca, a su costo real en el mercado mundial.

Esto crea una gran presin sobre las empresas y sus trabajadores, incluido sus dirigentes, de parte de la poblacin, no solo de los cuentapropistas, al no contar con mercados mayoristas donde poder adquirir bienes intermedios que solo existen en los almacenes empresariales a precios inferiores a los del mercado externo.

Las sustracciones y robos de los almacenes empresariales para ser vendidos a particulares, no se contabilizan en las empresas como ventas, no son ingresos de las empresas. Se compraron y no se pueden pagar.

Otra cuestin muy importante a resolver es lo que ha venido planteando insistentemente el Presidente Daz Canel, en relacin con las prdidas y sustraccin de inventarios, de no financiar con subsidios del presupuesto los faltantes de inventarios.

Esa medida, muy correcta, debera generar en la direccin de las empresas la necesidad de implantar controles contables y fsicos de los inventarios como se establecen en cualquier empresa en el mundo y que en nuestro Pas se aplicaron con determinado nivel de exigencia y efectividad durante muchos aos. Fue el Ch, cuando era Ministro de Industrias, quien estableci la prctica, de que cuando visitaba una empresa, acuda a los almacenes, revisaba las tarjetas de estiba y las confrontaba con el submayor de inventarios, para comprobar si exista control de esos inventarios.

Durante muchos aos despus, ese control se segua por dirigentes de organismos cuando visitaban empresas. Recuerdo que, a finales de la dcada de los aos 80, el Ministro de Finanzas en aquella poca, el cro, Rodrigo Garca, organizaba una vez al ao, visitas de control de todos los cuadros de especialidades econmicas de los Organismos centrales del Estado, a todos los principales almacenes de insumos del Pas, para verificar la concordancia entre la existencia fsica en los almacenes, registrada en las tarjetas de estiba, con lo contabilizado en los submayores de inventarios.

Incluso recuerdo, que yo, en los aos del Periodo Especial, en que era Viceministro de Transporte y Vicepresidente del Consejo de Administracin de Empresas (CADE), que abarcaba todo el sistema empresarial del MITRANS con una gran descentralizacin y totalmente autofinanciado, cada vez que visitaba alguna empresa, aplicaba, aleatoriamente este mtodo, adems de que la Direccin de Contabilidad del Ministerio aplicaba este mtodo al controlar la contabilidad de las empresas y de que el rea de Auditoria realizaba auditorias integrales cada 2 aos y los informes de conclusiones eran discutidos en una reunin presidida por el Ministro de Transporte.

Se detectaban problemas, violaciones e incluso en algunas ocasiones, presuntas actividades delictivas, pero un mes despus tena que volver la empresa con la solucin de los problemas, que se comprobaban posteriormente por la auditoria. Sin control estricto de los inventarios en almacn no se acaba el robo, y existiendo robo, hay que subsidiar las prdidas.

Si no se subsidian las prdidas, la administracin se ver obligada a controlar sus almacenes, y con ello el robo. La administracin de almacenes y su control, es una especialidad, que, en cualquier empresa importante del mundo, es encargada a un empleado de entera confianza, calificado y bien pagado.

Al que cuida bienes, sea dinero o inventarios, que tienen la caracterstica de convertirse en dinero, tiene que dolerle perder su empleo y su salario. No hay que esperar a que el robo sea tan grande que haya que enviarlo para los tribunales, para ser juzgado y condenado a aos de prisin.

El mtodo tiene que ser distinto; si al realizarle un control, se detectan deficiencias importantes, que significan que hay creadas premisas de robo, hay que sustituirlo. No hay que esperar a que robe. Una buena administracin siempre tiene que tener preparado el sustituto de sus mejores jefes, y entre ellos debe estar el Jefe de almacn. La militancia poltica no da necesariamente buenos jefes de almacn; el control estricto y sistemtico s.

Toda la poltica financiera y fiscal del Pas debe estar dirigida a que las empresas obtengan utilidades reales. De ah deben salir los impuestos. No se le debe extraer a las empresas la amortizacin acumulada. Esa es la fuente que deben tener para la reposicin y el mantenimiento.

Las nuevas inversiones, si no les alcanza la amortizacin acumulada, deben ser financiadas por crdito bancario con bajos intereses, internacionalmente hablando. En condiciones en que las empresas deben competir en el mercado internacional, sus impuestos deben establecerse sobre las utilidades brutas y en trminos reales. O sea, los impuestos deben pagarse con liquidez real.

Las utilidades obtenidas por las empresas deben ser reales, por lo que habra que descontarles las cuentas por cobrar. Pagar los impuestos es un importante deber para las empresas, pero pagar las deudas con los proveedores, sean nacionales o extranjeros, tambin lo es. Si hay cuentas por pagar fuera de tiempo no se deberan de distribuir utilidades. Esa medida debe compulsar a las empresas a que cobren y que al vender acuerden garantas que puedan reclamar ante los tribunales, en caso de incumplimientos en la fecha contratada de los pagos de sus ventas.

El pago a los acreedores debe constituir una obligacin muy importante para las empresas. Sera necesario que, para compras entre empresas, sean estatales o no estatales (PYMES y Cooperativas), se establezcan garantas tales como las Letras de Cambio, que puedan hacerse efectivas con la sola presentacin ante el banco del comprador y que, por no tener fondos, pueda reclamarse ante tribunales.

Para las empresas, sean estatales o no estatales, cuyos activos no les alcancen para cumplir con sus compromisos de pago, debera de establecerse una Ley que permita intervenirlas, para en primer lugar, garantizar el cobro de sus acreedores, y posteriormente, proponer su disolucin como empresa, a una autoridad competente.

Una Ley de Quiebra, adaptada a nuestras condiciones, va a ser necesaria. Una muestra importante de la ineficiencia de una empresa, debera ser quebrar financieramente. La solucin para las empresas estatales seria, cambiar la Direccin de la empresa, o extinguirla. Para las PYMES, la solucin podra ser, retirarle la licencia, que venda sus activos y que pague.

Considero necesario insistir en la imperiosa necesidad de reestructurar integralmente las empresas estatales. Extraerles a los trabajadores sobrantes, sin afectarles sus salarios durante un ao como mximo, as como los activos fijos (maquinarias, equipos e instalaciones) que no tengan utilizacin en los prximos dos aos, que deben ser dados de baja y puestos a la venta para ser adquiridos por otras empresas estatales o no estatales.

Los inventarios ociosos, entendiendo como tales aquellos activos circulantes que no van a tener utilizacin en el periodo corriente, deben ser puestos a la venta al precio que acuerden el comprador y el vendedor.

Una vez reestructuradas y saneada su contabilidad, deben presentar sus balances para ser certificados por una entidad auditora autorizada por la Contralora General. Aprobados los Balances certificados, se les debe autorizar a aplicar a sus operaciones de compra de moneda extranjera para importar, la nueva tasa oficial de cambio aprobada por el Banco Central.

Asimismo, el banco con el cual opera, cuando reciba del exterior fondos transferidos con destino a esas empresas, se lo acredita a su cuenta en moneda nacional (CUP) a la tasa oficial aprobada por el Banco Central.

A partir de ese momento, cuando las empresas compren insumos de importacin, tendrn que comprar la moneda extranjera, en pesos cubanos a una tasa de cambio que refleje en la moneda cubana el valor de la moneda extranjera, por lo que no le ser posible comprar un dlar por un peso.

Si no vende sus producciones y cobra en pesos (CUP), no tendr liquidez en pesos para comprar en el banco la moneda extranjera y poder importar. Por otra parte, como los insumos que compre, estarn valorados en su contabilidad en su valor real en moneda extranjera, estar obligada esa direccin de empresa a controlar mucho ms sus inventarios y poner a cuidarlos personal realmente honrado, capacitado y bien pagado.

No habr solucin posible para el desorden en las empresas estatales y en las finanzas y el comercio interior, sin crear la base legal para las pequeas, medianas y microempresas, que en la prctica existen ya, pero sin base legal y sin reglas del juego que las integre y vincule ordenadamente al resto del entramado empresarial del pas.

El mercado mayorista para el sector no estatal es otra necesidad imperiosa, no solo econmica, sino poltica. Pero a eso que a primera vista parece difcil encontrarle solucin financiera, es posible hallrsela, y al mismo tiempo convertirla en una fuente adicional de ingresos para el Presupuesto y factor de mejora de las condiciones de vida de nuestro pueblo. A la larga debe propender a disminuir los precios de venta a la poblacin.

Las soluciones a los problemas actuales en estos campos vinculados a la produccin, las finanzas y el comercio, deben ser integrales y en sistema. Si no se abordan as, los problemas, lejos de solucionarse pueden complicarse ms. Dentro de unos das tendremos una nueva Constitucin, refrendada por nuestro Pueblo, que dar la cobertura legal, que hasta ahora no tuvimos para enfrentar las soluciones en sistema. Aprovechemos la oportunidad que no tuvimos hasta ahora y preparmonos para enfrentar con una economa ms organizada y fortalecida la prxima ofensiva que nos anuncia nuestro enemigo histrico.

Fuente: http://elestadocomotal.com/2019/01/31/joaquin-benavides-cuentas-por-cobrar-y-pagar-cadena-de-impagos-y-su-relacion-con-el-robo-en-las-empresas-notas-sobre-una-solucion-para-ambos-problemas/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter