Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-02-2019

El Salvador
Nayib Bukele consuma su revolucin

Carlos Martnez
El Faro


Un candidato outsaiders triunf en las presidenciales en El Salvador. El Farabundo Mart de Liberacin Nacional, despus de diez aos de gobierno, qued en una lejana tercera posicin.

Nayib Bukele es el presidente electo de El Salvador, luego de arrasar en las urnas con una cantidad de votos muy superior a los obtenidos por el resto de contendientes juntos. El hombre de 37 aos que dice no tener ideologa, cuyo partido -con el que no pudo competir- existe desde agosto de 2018, el hombre rodeado mayoritariamente de gente de su misma edad y escasa experiencia poltica, arrebat la presidencia a los partidos que la ostentaban desde haca 30 aos.

El candidato del partido Gana ha roto con el predominio histrico de las dos fuerzas polticas que han ocupado el Ejecutivo desde 1989, tres aos antes de que terminara la guerra civil salvadorea.

El derechista Arena qued en un distante segundo lugar, con poco ms de la mitad de los votos obtenidos por Bukele. Pese a sumar las marcas de otros tres partidos con los que competa en coalicin, obtuvo solo el 31 por ciento de los votos. Pero el gran perdedor de estos comicios fue el FMLN (Farabundo Mart de Liberacin Nacional) que, luego de una dcada en el poder, obtuvo la menor cantidad de respaldos de toda su historia como partido poltico: menos de un 14 por ciento.

Bukele no solo gan, su triunfo fue una aplanadora incontestable: no hubo un solo departamento en el que perdiera; en ocho de los 14 departamentos del pas gan por ms del 50 por ciento, y en el resto gan por mrgenes mayores al 40 por ciento.

Arena y el FMLN han sido los protagonistas de la vida poltica de El Salvador desde la guerra civil. Estos resultados electorales marcan un cambio profundo en la manera de entender la poltica salvadorea, luego de hacer aicos a un sistema de partidos muy slido y capaz de mantener vigencia por casi tres dcadas.

Para alzarse con la victoria, el presidente electo hizo una campaa basada en un mensaje repetido hasta la saciedad: en resumen, todas las taras del pas, dijo, se explican con el hecho de haber estado gobernados durante 27 aos por los mismos de siempre. Bukele se vali del descontento generalizado hacia los dos partidos mayoritarios y lo exacerb en una estrategia que us las redes sociales como su principal plataforma.

Durante la contienda, Bukele prefiri no definirse a s mismo a travs de una ideologa, y su identidad como poltico estuvo est- ms bien delimitada por presentarse como lo opuesto al sistema poltico tradicional. Durante la campaa presidencial se hizo rodear del ms variopinto equipo de colaboradores, que formaba un conjunto de piezas en apariencia difciles de combinar: su compaero de frmula y actual vicepresidente electo es Flix Ulloa, abogado, ex miembro del FMLN; o Walter Araujo, que ocup el mximo cargo de liderazgo en ARENA, partido en el que milit por 33 aos y al que renunci en 2013; o Carlos Caas, quien fuera firmante de los acuerdos de paz por el FMLN; o Federico Anliker, actual presidente del partido Nuevas Ideas, sin ningn pasado poltico rastreable.

Bukele, el poltico que derrot al sistema tradicional de partidos, tiene apenas seis aos de haber aparecido en la vida poltica del pas, cuando gan -como candidato del FMLN- la Alcalda de Nuevo Cuscatln, donde se las arregl para cobrar notoriedad pese a tratarse de un municipio sin mayor relevancia simblica en el ejercicio pblico. Posteriormente fue promovido como candidato de la capital, en una contienda que gan por menos de 6.000 votos. Mientras ocupaba el cargo de alcalde de San Salvador fue expulsado del FMLN debido a las constantes discrepancias pblicas que sostuvo con su partido.

Casi de inmediato, anunci que aspirara a la presidencia de la Repblica y se lanz a la construccin de su propio partido, al que bautiz como Nuevas Ideas. Sin embargo, Nuevas Ideas lleg tarde al calendario electoral para las presidenciales y aunque logr convertirse en partido, los tiempos no le dieron para entrar a la contienda. Entonces Bukele anunci que competira bajo la bandera de Cambio Democrtico, un minsculo partido de centro izquierda. Pero esa estrategia tambin sufri un revs, cuando el TSE (Tribunal Superior Electoral), controlado por magistrados propuestos por los principales partidos polticos, decidi cancelar a Cambio Democrtico, argumentando que haca dos elecciones haba obtenido menos votos de lo que la ley establece para seguir inscrito. Entonces, al lmite del plazo legal, Bukele hizo pblico que se inscribira en Gana para aspirar a la presidencia.

Gana es un partido de derecha, conformado por disidentes de Arena y vinculado desde su formacin al ex presidente Antonio Saca, que actualmente paga una condena de una dcada de crcel por corrupcin. De hecho, la nica vez que Gana haba presentado a un candidato a presidente fue en 2014, y su propuesta fue precisamente, Saca, que buscaba volver a ocupar el cargo; y lo hizo en coalicin con otros dos partidos de derecha: el PCN (Partido de Concertacin Nacional) y el PDC (Partido Demcrata Cristiano), que en esta eleccin compitieron como aliados de Arena.

Desde un principio, Bukele dej claro que Gana no le pareca un aliado al que vala la pena lucir, y lo escondi al punto de pedir que el nombre del partido no apareciera en la papeleta electoral. El presidente electo siempre ha credo que su nombre, como marca a posicionar, es ms poderoso que el de los partidos que lo han acuerpado: cuando compiti por la Alcalda de San Salvador apenas se dej ver con los distintivos del FMLN. En el caso de Gana fue ms radical. Convenci a su nuevo partido de cambiar su tradicional color naranja y su logo, para sustituirlos por el color cian y la golondrina que distinguen a Nuevas Ideas.

La votacin ms alta de Gana, cuando ha competido en solitario por diputados, es de menos de la quinta parte de la votacin obtenida por Bukele en esta eleccin.

Una selfie presidencial

Este 3 de febrero, Bukele mont su base de monitoreo electoral en el hotel Sheraton Presidente. Despus de las cinco de la tarde, hora en que cerraron los centros de votacin, se comenz a congregar una festiva multitud, se detonaron fuegos artificiales, se bail al ritmo de una batucada, se ondearon banderas con el logo de la golondrina y comenzaron a aparecer algunas de las figuras pblicas que respaldaron a Bukele durante la campaa.

Apareci, por ejemplo, Giovanni Galeas, bigrafo del presidente electo y tertuliano frecuente en los espacios televisivos dedicados a alabar al entonces candidato; Mnica Taher y Silvio Aquino, fervientes seguidores de Bukele y sus puntas de lanza en el trabajo con los salvadoreos en el exterior. Lleg tambin Alejandro Muyshondt, aplaudidor del candidato en redes sociales, que cobr notoriedad el da en que decidi ir por su cuenta al Centro Histrico, en 2013, armado con un AK-47, una pistola 9 milmetros y una mscara de paintball, para intentar capturar a unos ladrones a los que no encontr; o tambin Bertha Mara Delen, abogada del ahora presidente electo, reconocida por defender diversos casos que implican abusos contra la mujer; o Ernesto Sanabria, mejor conocido como Brozo -su alias en redes sociales-, un comunicador que se inici en poltica de la mano del ex presidente Saca, adems de cientos de simpatizantes y periodistas y guardaespaldas. Pero ningn dirigente de Gana, el partido ms votado del pas.

Unos minutos despus de las nueve de la noche, frente a un saln colmado de cmaras de prensa y de seguidores entusiastas, Bukele apareci para proclamarse como el ganador de la contienda. Pero antes de decir una palabra, y ante la ovacin de su pblico se sac del bolsillo su telfono y se tom una selfie con la gente de fondo. Ese fue su primer acto como presidente electo de El Salvador.

Su discurso dur apenas seis minutos: dijo que haba ganado; que haba sacado muchos ms votos que Arena y que todos sus contendientes juntos, y que haba superado a los dems partidos en todos los departamentos del pas. Para dimensionar su triunfo, para conseguir explicar el contenido de su victoria, dijo que ese hecho le permita al pas pasar la pgina de la posguerra.

Fuimos gobernados por los dos partidos de la posguerra, el de la derecha y al de la ex guerrilla. Este da el pas ha pasado la pgina de la posguerra y ahora podemos comenzar a ver al futuro, dijo y, para cerrar, invit a sus seguidores a celebrar la victoria en la plaza Morazn, en el Centro Histrico. Y se despidi.

Entonces alguien le hizo notar que haba olvidado algunos detalles: por ejemplo, dedicarle unas palabras a su esposa, a la que subi de inmediato a la tarima y present como la futura primera dama de la Repblica. Tambin haba olvidado otro detalle: permitirle subir a la tarima a su compaero de frmula, Ulloa, a quien mencion brevemente, pero no permiti usar el micrfono. Si los dems partidos colocaron la marca de sus frmulas -Calleja y Carmen Ada, Hugo y Karina- Bukele ni lo intent. Bukele y Ulloa no fue consigna en esta campaa.

Su partido, Gana, ni siquiera fue mencionado en el discurso, y ningn dirigente de ese partido estuvo presente en el saln.

Ms tarde, en medio de unas 8.000 personas que abarrotaron cada rincn de la plaza Morazn, Bukele record al partido que le permiti competir por la presidencia y pidi un aplauso para Gana.

El presidente electo tendr que gobernar el pas durante sus primeros dos aos con una Asamblea Legislativa llena de adversarios a los que ha etiquetado como los mismos de siempre y a los que ha acusado de todos los males del pas. Las nicas referencias que Bukele hizo al resto de fuerzas polticas fue para recordarles cun profundamente los haba derrotado, para regodearse en el hecho de que ni todos sumados alcanzan su nivel de votacin, y para lanzarles una advertencia: A los mismos de siempre les digo que el dinero del pueblo se devuelve. No se perdona lo robado. Empiecen a ahorrar.

Hoy por hoy, sus aliados son diez diputados de Gana, el partido con el que alcanz la presidencia, a los que no se les vio en su gran fiesta de celebracin.

Fuente: http://latinta.com.ar/2019/02/el-salvador-nayib-bukele-consuma-su-revolucion/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter