Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-02-2019

Resea de Ecosocialismo descalzo. Tentativas, de Jorge Riechmann con Adrin Almazn Gmez, Carmen Madorrn Ayerra y Emilio Santiago Muio
Para seguir estudiando y comprendiendo, para poder hacer y actuar

Salvador Lpez Arnal
El Viejo Topo


No nos deberamos perder las nuevas aportaciones y reflexiones de este gran poeta, profesor, pensador y escritor polidrico (y muy prolfico!) llamado Jorge Riechmann, ni tampoco los textos de sus compaeros y compaeras

Una brevsima presentacin de los autores puede verse en la solapa interior del libro; tambin en la pgina 11.

La estructura de Ecosocialismo descalzo. Tentativas [EDT]: Nota introductoria (descalza). 1. Ecosocialismo descalzo? Perspectivas en el Siglo de la Gran Prueba, por Jorge Reichmann (el grueso del libro, hasta la pgina 183). 2. La actualidad del ecologismo como propuesta de autonoma, por Adrin Almazn Gmez. 3. Los frutos podridos de la economa poltica. Notas para un posmarxismo ecolgicamente fundamentado por Emilio Santiago Muio, y 4. Buscando un candil: momentos de ilustracin para el Siglo de la Gran Prueba por Carmen Madorrn Ayerra.

La gran pregunta de los autores en este siglo de la Gran Prueba: en el segundo decenio del siglo XXI, sabe seguir pensando en modelos ecosocialistas de alta tecnologa, alta energa y alta complejidad? Sin duda, recuerdan los autores, una de las grandes preguntas que anim el discurso crtico del desarrollo, en particular el ecologismo, fue aqulla sobre si era posible continuar viviendo en una sociedad industrial orientada al crecimiento continuo. Para los autores, no hay duda alguna: las perspectivas del desequilibrio temtico y escasez malthusiana (en energa y materiales) evidencian la insostenibilidad del mundo industrial que hemos creado (Unos datos bsicos sobre nuestra insostenibilidad como modelo de (in)civilizacin: paginas 19 y 20. Unos grficos sobre las consecuencias de nuestro desarrollismo: pgina 33).

Los autores no olvidan otras pregunta que ha atravesado los movimientos sociales de crtica a la sociedad industrial occidental (tambin la oriental, cada vez ms similar a la occidental): es deseable la vida en un mundo as?. No, no lo parece. La miseria y el dolor de media humanidad es el precio a pagar por la insignificancia y la opresin de la otra mitad, y donde la vida no humana se ve arrinconada, degradada y a la postre exterminada.

Para los autores, otra de las tesis-fuerza del libro, el tipo de transicin o transiciones, mezcladas con colapsos, a las que nos dirigimos ser mucho ms modesto que lo que reivindica el ecosocialismo high tech. Es por eso, sostienen, que tiene sentido hablar ahora de ecosocialismo descalzo: se impone una rectificacin, una fuerte revisin, una reflexin nueva que ajuste nuestros ideales socioeconmicos a constricciones ecolgicas ms severas y urgentes. Hay que pensar de nuevo sobre lo ya pensado.

Tambin es necesaria una reflexin, libre de lugares comunes y frases gastadas, que evale el proyecto emancipatorio a la luz de las nuevas fuerzas de dominacin y de las profundas transformaciones cualitativas que ha sufrido nuestro mundo. Ms an, sealan, necesitamos una reflexin que, de manera prioritaria, piense ambas cuestiones en su indisoluble ligazn. Por decirlo con las referencias ecologistas de los aos setenta del sigloXX: todo indica que Barry Commoner ya no est a nuestro alcance; el futuro tendr que parecerse ms a Ivan Illich.

Ms aun: si finalmente la modernidad occidental se revela como un inmenso, como un gigantesco experimento histrico fallido (fallido, apuntan y remarcan, de la peor forma posible, que pensamos como colapso), no habra que revisar el tradicional desprecio occidental por el tradicionalismo antimodernista y, tambin, por las comunidades humanas de tecnologa simple, no sofisticada? Los retos que plantean estas perspectivas son enormes.

El primero de ellos: el reto de hacernos cargos de nuestra situacin real, sin fantasas tecnlatras ni ilusiones mercadlatras ni autoengaos.

Tarea, por supuesto nada fcil: somos una especie que tiende al autoengao en momentos de angustia (o incluso en cualquier momento) y la tecnologa sigue siendo, para muchos pases y millones de ciudadanos, el Dios salvador capaz de superar cualquier dificultad en un camino, el humano, siempre exitoso, siempre en progreso. Y no es eso, no es eso.

Las respuestas a muchos de estos interrogantes en los cuatro captulos. Ninguno de ellos sin inters o con latidos poco audibles.

Falta en mi opinin, asunto no sustantivo, un ndice onomstico y analtico, e incluso un glosario con los conceptos ms fundamentales.

Algunas notas a pie de pginas tienen un desarrollo muy marxiano, al estilo las largas notas de algunos pasajes de El capital. Convendra ubicarlas al final del captulo, evitando dificultosas lecturas bidimensionales.

Una cita de Nicholas Georgescu Roegen abre el texto central de Riechmann: El hombre ha tenido tanto xito en controlar un proceso fsico tras otro que no puede dejar de creer de repente que no pueda llevar a cabo la misma proeza en los restantes campos. Cerramos tambin con ella, conscientes de la dificultad sealada por el gran bioeconomista rumano y de la urgencia de que seamos capaces de estar a la altura. Ecosocialismo descalzo. Tentativas nos ayuda a ello, ayuda a saber a qu atenernos y qu podemos y, sobre todo, qu debemos hacer.

Fuente: El Viejo Topo, n 371, diciembre de 2018, p. 80.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter