Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-02-2019

Nzim Hikmet (Salnica, 1902 Mosc, 1963)
Prohibido hablar con otro que no sea yo

Luis Carlos Muoz Sarmiento
Rebelin


Toda la propaganda poltica de guerra, todos los gritos y mentiras y odio,

provienen invariablemente de gente que no est peleando.

GEORGE ORWELL


No existe fracaso en la vida hasta que tratas de ser alguien que no eres.

No hay forma de fracasar si eres t mismo.

Mdico de la tribu Muskogee Creek PHILLIP DEERE


Las palabras no alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma.

JULIO CORTZAR

 

No es fcil hablar de un hombre, un poeta, un artista, sobre todo cuando se ha estado all apenas en la ficcin, que pas 31 de sus 61 aos en la prisin o en el exilio, esos dos tipos de crcel, tan indignos de la condicin humana, tan execrables el uno como el otro. Espacios en los cuales, por esas paradojas del arte y de la vida, est lo ms sobrecogedor de su literatura. Aunque naci en Salnica, ciudad griega parte entonces del Imperio Otomano, el 20/nov/1901, fue registrado apenas el 15/ene/1902, de ah que figure como fecha oficial. Uno de los ms importantes presos polticos de la historia al lado de figuras como Antonio Gramsci, Eugene Debs, Nelson Mandela, Mumia Abu-Jamal, Luz Incio Lula da Silva.

Hikmet tiene las influencias bsicas de Vladimir Maiakovski, de Grard de Nerval, del futurismo ruso: asociado al futurismo italiano de Filippo Marinetti e iniciado por el citado VM, quien junto con David Burliuk y Velimir Jlbnikov, public en 1912 su manifiesto La bofetada al gusto del pblico. Es archiconocida su confesin por tres amores, un pas de trenes, de sauces, de asnos enfermos, y por tres coterrneos modlicos: el telogo Bedreddin, lder religioso revolucionario del siglo XIV a quien glosa en su poema en prosa La epopeya del jeque Bedreddin (1936), que junto a Cartas a Taranta Babd (1935), sobre la invasin de Etiopa por Mussolini, constituye dos de sus obras ms relevantes; el escritor suf Yunus Emre (1240-1321), cuyo apellido es el nombre genrico de los derviches quietistas y a quien probablemente admir porque su poesa manifiesta la filosofa del Tasawwuf o misticismo islmico: en l confluyen la igualdad de los seres humanos, la condena de la vanidad y la soberbia, de la ambicin de poder y riqueza, la crtica al fanatismo religioso y el control sobre las pasiones, la modestia, el estudio y la ciencia, como queda implcito en una de sus frases, la que, de paso, cae como anillo al dedo del caos actual: El odio es nuestro nico enemigo. Para nosotros el mundo entero es Uno. No estoy en la Tierra para sembrar la guerra ni la enemistad. El amor es la misin y la vocacin de toda la vida. Que una nica palabra pare la guerra: Ama y s amado. Hacia nadie sentimos odio. Todo el mundo es igual para nosotros. En fin, Mimar Koca Sinan (c. 1488/90 1588) o Sinan el Arquitecto, otomano, coetneo de Miguel ngel, Palladio, Vignola, y de quien se dice es el ms abundante (no prolfico: eso son conejos/gatos/ratas), de la historia: se le atribuye el diseo de 81 mezquitas, 62 escuelas, 50 oratorios, 33 baos pblicos, 32 conjuntos palaciegos, 24 hospitales, 19 mausoleos, 17 edificios de postas, 8 puentes, 7 acueductos, 6 mercados y 338 edificios no identificados. Todos ellos, gente que pele y que jams hizo propaganda poltica de la guerra.

No sobra citarlo, en su Autobiografa, sobre cmo se sienten los arquitectos de pases cristianos con respecto a los de pases musulmanes: Los arquitectos de cierta importancia en pases cristianos se sienten muy superiores a los musulmanes, porque hasta la fecha stos jams han realizado nada comparable a la cpula de Santa Sofa [1]. Gracias a la ayuda del Todopoderoso y al favor del sultn ha conseguido construir para la mezquita del sultn Selim una cpula que supera a la de Santa Sofa en cuatro zira (varas) y seis de altura.

Tal vez ningn otro poema como Traidor a la patria, resuma mejor la vida de Hikmet en cuanto al hecho de pertenecer al TKP o Partido Comunista de Turqua, es decir, por el simple hecho de ser comunista, sin considerar que tambin era socilogo y economista. Una lacra mayor del Sistema-mundo es desconocer no solo la diferencia sino la singularidad del sujeto: debe uno dejar de ser el que es por parecerse a los dems? No es, acaso, permanecer fiel a s mismo lo que garantiza que jams se caiga o se pueda caer en el fracaso y as podamos todos sentirnos triunfantes al final como en la africana voz/aforismo Ubuntu? NH podra decir como el antroplogo Darcy Ribeiro: [] Me puse del lado de los trabajadores / y me derrotaron. // Pero nunca me puse del lado / de quienes me derrotaron. / Esa, es mi victoria.

Algn da, cuando el capitalismo aprenda a respetar la diferencia (ser?), es probable que los que no se le parecen quepan en l, sin suscitar bronca, rencor u odio; as los diferentes sigan siendo marcados, perseguidos como desertores, por ese fanatismo/chovinismo meditico del Establishment. Nazim Hikmet sigue traicionando a su patria: Ha dicho: Somos a medias una colonia del imperialismo yanqui. NH sigue traicionando a su patria. / Esto lo ha sacado un peridico de Ankara, a tres columnas / y con exclamaciones en negrita, / al lado de la fotografa del almirante Williamson, / el [gringo] sonre de oreja a oreja dentro de un cuadrado de 66 centmetros / EEUU ha donado 120 millones de liras a nuestro presupuesto, 120 millones de liras. / Hikmet ha dicho: Somos a medias una colonia del imperialismo gringo. Nazim Hikmet sigue traicionando a su patria. / S, soy un traidor a la patria, si ustedes son patriotas, si ustedes aman a su pas, entonces yo soy un / traidor a mi pas, un traidor a mi patria. / Si la patria son sus fincas, / si la patria son sus cajas fuertes y los talonarios de cheques que guardan dentro, / si la patria es morir de hambre en las cunetas, / si la patria es tiritar de fro como perros y en verano retorcerse por culpa del paludismo, / si la patria es chuparnos nuestra propia sangre en vuestras fbricas, / si la patria son las pezuas de vuestros gapes, / si la patria es vuestro devocionario, la porra del polica, la patria, vuestros fondos, vuestros salarios, / la patria, las bases, las bombas, los caones de la armada yanqui, / la patria, no liberarse de nuestras podridas tinieblas / entonces yo soy un traidor a la patria. / Escriban a tres columnas, con exclamaciones en negrita: Nazim Hikmet sigue traicionando a su patria. 28/jul/1962. A pesar de todos estos muros, Eds. La Llamarada (2).

Otro poema clave, Yo soy comunista, en el que se filtra Emre y su ideario: Yo soy comunista / Porque no veo una mejor economa en el mundo que el comunismo. // Yo soy comunista / Porque sufro al ver a la gente sufrir. // Yo soy comunista / Porque creo en la utopa de una sociedad justa. // Yo soy comunista / Porque cada uno debe tener lo que necesita y dar lo que puede. // Yo soy comunista / Porque yo creo que la felicidad es la solidaridad humana. // Yo soy comunista / Porque yo creo que todas las personas tienen derecho a la vivienda, la salud, la educacin, el empleo decente, la jubilacin. / Yo soy comunista / Porque no creo en ningn dios. / Yo soy comunista / Porque nadie ha encontrado an una idea mejor. // Yo soy comunista / Porque yo creo en los seres humanos. // Yo soy comunista / Porque espero que un da toda la humanidad sea comunista. // Yo soy comunista / Porque muchas de las mejores personas en el mundo fueron y son comunistas. // Yo soy comunista / Porque detesto la hipocresa y amo la verdad. // Yo soy comunista / Porque no hay distincin entre yo y los dems. // Yo soy comunista / Porque estoy contra el libre mercado. // Yo soy comunista / Porque quiero luchar toda la vida por el bien de la humanidad. // Yo soy comunista / Porque el pueblo unido jams ser vencido. // Yo soy comunista / Porque usted puede cometer errores, pero no hasta el punto de ser un capitalista. // Yo soy comunista / Porque amo la vida y lucho a tu lado. // Yo soy comunista / Porque muy pocas personas son comunistas. // Yo soy comunista / Porque algunos dicen ser comunista y no lo son. // Yo soy comunista / Porque la explotacin del hombre por el hombre existe porque no hay comunismo. // Yo soy comunista / Porque mi mente y mi corazn son comunistas. // Yo soy comunista / Porque soy importante todos los das. // Yo soy comunista / Porque la cooperacin entre los pueblos es el nico camino a la paz entre los hombres. // Yo soy comunista / Porque la responsabilidad de tanta miseria de la humanidad es de todos aquellos que no son comunistas. // Yo soy comunista / Porque no quiero el poder personal, sino el poder del pueblo. // Yo soy comunista / Porque nadie ha logrado convencerme de que no lo sea. (3)

Y, (no) por ltimo El gigante de ojos azules, de Antologa potica, Ed. Quetzal: Un gigante de ojos azules / Amaba a una mujer pequea / Cuyo sueo era una casita / Pequea, como para ella, / Que tuviera al frente un jardn / con temblorosas madreselvas. // El gigante amaba en gigante, / Su mano, a grandes obras hecha, / Mal poda construir los muros / Ni usar el timbre de la puerta / De una casita con jardn / con temblorosas madreselvas. // El gigante de ojos azules / Amaba a esa mujer pequea / Que pronto se cans, mimosa, / De tan desmesurada empresa / Que no conclua en un jardn / con temblorosas madreselvas. // Adis, ojos azules, dijo. / Y, con graciosa voltereta, / Del brazo de un enano rico / Penetr en la casa pequea / Que tena al frente un jardn / con temblorosas madreselvas. // El gigante comprende ahora / Que amores de tanta grandeza / No caben ni siquiera muertos / En esas casas de muecas / Que al frente tienen un jardn / con temblorosas madreselvas.

https://www.youtube.com/watch?v=AifUL6GszP8 El gigante de ojos azules (poema de N. Hikmet) 5:14

https://www.youtube.com/watch?gl=SN&hl=fr&v=3UDfwuJqn3I El gigante de ojos azules 2:39

Libros importantes de Hikmet son: Duro oficio el exilio, Ediciones Lautaro, Bs. Aires, 1959 (La Habana, 1975 y Batll, Barcelona, 1976). Antologa, Visor, Madrid, 1970, con traduccin de Solimn Salom, tambin en la edicin de 2017, de 212 pp.; La vida es linda, hermano, Futuro, Bs. Aires, 1965; Antologa potica, Quetzal, Bs. Aires, 1974; Poemas, Ed. Arte y Literatura, La Habana, 1978; y ltimos poemas I (1959-1960-1961), Guadarrama, Eds. Del Oriente y del Mediterrneo, 2000; Poemas finales. ltimos poemas. Vol. II (1962-1963), escritos en los dos postreros aos de su vida por quien segn Charles Dobzynski: Estaba posedo por la utopa que asociaba los sueos de Rimbaud y de Marx: cambiar la vida y transformar el mundo, esto es, los de un gran poeta y los del mayor de los comunistas, ambos luchadores supremos por la misma causa: la libertad, a partir del amor, del trabajo, de la vida y a partir del amor al trabajo y a la vida, lo que a su vez los hace paradigmas del sacrificio, no religioso sino humanstico, hecho en nombre del amor a favor de la inmensa humanidad y tambin los hace ejemplos dialcticos del mejor oficio terrenal: el oficio de hombre ntegro.

Poetas hispanohablantes han valorado su poesa: Pablo Neruda, Nicols Guilln, Antonio Gamoneda, Blas de Otero y Pere Gimferrer. De Neruda, Aqu viene Nzim Hikmet: Nzim, de las prisiones / recin salido, / me regal su camisa bordada / con hilos de oro rojo / como su poesa. // Hilos de sangre turca / son sus versos, / fbulas verdaderas / con antigua inflexin, curvas o rectas, / como alfanjes o espadas, / sus clandestinos versos / hechos para enfrentarse / con todo el medioda de la luz, / hoy son como las armas escondidas, / brillan bajo los pisos, / esperan en los pozos, / bajo la oscuridad impenetrable / de los ojos oscuros / de su pueblo. / De sus prisiones vino / a ser mi hermano / y recorrimos juntos / las nieves esteparias / y la noche encendida / con nuestras propias lmparas. // Aqu est su retrato / para que no se olvide su figura: // Es alto / como una torre / levantada en la paz de las praderas / y arriba / dos ventanas: / sus ojos / con la luz de Turqua. // Errantes / encontramos / la tierra firme bajo nuestros pies, / la tierra conquistada / por hroes y poetas, / las calles de Mosc, la luna llena / floreciendo en los muros, / las muchachas / que amamos, / el amor que adoramos, / la alegra, / nuestra nica secta, / la esperanza total que compartimos, / y ms que todo / una lucha / de pueblos / donde son una gota y otra gota, / gotas del mar humano, / sus versos y mis versos. // Pero / detrs de la alegra de Nzim / hay hechos, / hechos como maderos / o como fundaciones de edificios. // Aos / de silencio y presidio. / Aos / que no lograron / morder, comer, tragarse / su heroica juventud. // Me contaba / que por ms de diez aos / le dejaron / la luz de la bombilla elctrica / toda la noche y hoy / olvida cada noche, / deja en la libertad / an la luz encendida. / Su alegra / tiene races negras / hundidas en su patria / como flor de pantanos. / Por eso / cuando re, / cuando re Nzim, / Nzim Hikmet, / no es como cuando res: / es ms blanca su risa, / en l re la luna, / la estrella, / el vino, / la tierra que no muere, / todo el arroz saluda con su risa, / todo su pueblo canta por su boca.

https://www.youtube.com/watch?v=ywkt6X1Srws Aqu viene N. Hikmet Poema Pablo Neruda 3:15

P. Neruda: DURANTE MI ESTANCIA EN MOSC tuve ocasin de establecer relaciones con personajes muy interesantes. En aquel, mi primer viaje a la Unin Sovitica, en 1962, me result especialmente entraable conocer al poeta Nzim Hikmet, un ao antes de dura muerte. Fue un encuentro de los que recordar siempre, por la DENSIDAD HUMANA DE SU VIDA Y DE SU OBRA. LA BONDAD DE SUS OJOS AZULES y su frente pensativa hablaban en silencio de las crceles turcas en las que haba pasado muchos aos encarcelado. Un gran poeta popular, de versos entraables, UNA VOZ CLIDA Y PROFUNDA PARA LA PAZ, PARA EL AMOR, PARA LA INMENSA HUMANIDAD, UN TRMINO QUE LE GUSTABA UTILIZAR CON LA MAYOR TERNURA. Nos unieron enseguida historias semejantes, palabras conocidas, palabras de hambre, de piedra y de hierro, de dolor y esperanza e intercambiamos los mismos sueos urdidos en las prisiones de Turqua y Espaa. No conoca an su noble y grandiosa poesa, despus apres entre mis manos, como agarrara el pan la avaricia de un hambriento, un ejemplar de su libro DURO OFICIO EL EXILIO, traducido por el escritor argentino Alfredo Varela. Me invadi su poesa, abri en m un camino muy hondo. Lo tengo, con otros libros amados, en la mesilla de mi alcoba y me sigue desvelando muchas noches y no pocas madrugadas, porque sus versos estn muy cerca de mi corazn y del corazn del mundo. (MARCOS ANA. DECIDME CMO ES UN RBOL. Ed. Umbriel TABLA RASA, pp. 232/33) (Subrayados con maysculas, de Pascual Lpez S.)

https://www.airesdelibertad.com/t10996p100-nazim-hikmet 

Durante la guerra de independencia, se uni a Atatrk en Anatolia y ejerci de maestro en Bolu. Impresionado por el xito de la Revolucin Bolchevique (la de la mayora), en 1921 viaj a la URSS. Estudi sociologa y economa en la U. de Mosc e ingres en el Partido Comunista de Turqua, el TKP. En 1924 regresa a Estambul y se incorpora al diario Aydınlık (Claridad), rgano del TKP, que las autoridades cierran 12 meses despus, coincidiendo con las medidas de excepcin que el Gobierno adopta como pretexto por un alzamiento kurdo. Los miembros de Claridad son detenidos y procesados, lo que no pas con Marx (cuya tumba ha sido atacada con un martillo: menos mal no hizo falta la hoz, jajaja) (4) y los jvenes hegelianos de la Gaceta Renana (5) . Hikmet logra evitarlo, huye a Esmirna y pasa a la clandestinidad, es juzgado por rebelda y condenado a 15 aos de prisin: en 1925, se exilia en la URSS, donde hace parte de los creadores del teatro/estudio METLA, que desaparece dos aos ms tarde. En 1928, vuelve a Turqua, sin pasaporte, y luego de seis meses en la crcel escribe poemas, novelas, cuentos, artculos, ensayos y teatro para el diario Akşam y en 1929 publica sus poemarios 835 lneas, La Gioconda y Si-Ya-U, poca en la que tambin integra el comit de redaccin del vanguardista medio Mensual Ilustrado, que revoluciona el mbito intelectual. Y conoce a Piray, quien luego sera su primera esposa.

En un cuento de Freddy Tllez, Genaro o la pasin por la geografa, se dice que en un diario tico un cientfico gringo aseguraba que el Arca de No est en las faldas del Monte Ararat (6). El mismo donde ocurri el Genocidio Armenio (1915/1923) de entre un milln y medio y dos millones de personas, segn Ararat (2002), entre otras fuentes, filme del egipcio-canadiense de origen armenio Atom Egoyan, basado en la masacre de Van que el gobierno turco niega hasta hoy, pero que la historia oficial del citado Mustaf Atatrk cifr en 300.000. Dato que el Nobel 2006 Orhan Pamuk desmiente a travs de sus libros y cuya masacre ha puesto de nuevo en la palestra de la Historia, lo que, como a Hikmet en su poca, le ha costado la bronca de colegas y la persecucin de autoridades, ambos tan amigos de la diplomacia y de los pactos de silencio que tanto les convienen al statu quo y al Sistema (in)mundo, jejeje.

En 1938, Hikmet es condenado a ms de 28 aos de crcel por sedicin, eso que llaman alzamiento contra la jefatura cuando es lealtad a s mismo, de los cuales pag 12. All, conoci a Orhan Kemal, luego gran escritor, al insigne pintor Ibrahim Balaban y se cas con Mnevver Anda, por segunda vez: lo haba estado con Piray, de solo 22 aos, la pequea que amaba al gigante de ojos azules, que despus le dijo adis y se fue con un enano rico, j; y all escribi sus Poemas de las 22-23 horas, y su obra ms ambiciosa, Paisajes humanos de mi pas, en la que hizo un retrato subjetivo/objetivo del pueblo turco en diversas etapas.

Toda esta experiencia, cruel y terrible, dar origen al filo del tiempo a un entraable poema, dotado de un lirismo expresivo sin par: una mezcla de asombro entre parejas de oposicin: romntico/pragmtico, dureza/blandura taosta, verdad/mentira, opulencia/hambruna, mandato/obediencia, opresor/oprimido, docilidad/sublevacin, de las manos, en un mundo en el que se busca no que acabe, como debiera, sino que no acabe tanta injusticia y donde [por contraste] poder vivir sera lo mejor, Tus manos y la mentira : Graves como las piedras, / Tristes como canciones de presidio, / Pesadas y macizas como bestias de carga, / Tus manos se parecen / al rostro endurecido / de los nios hambrientos. / giles, laboriosas como abejas, / Prdigas como ubres desbordantes de leche, / Intrpidas lo mismo que la naturaleza, / Bajo su dura piel, tus manos guardan / la amistad y el afecto. / No est nuestro planeta sostenido / por los cuernos de un buey: / Tus manos lo sostienen / Qu hombres, nuestros hombres! / Los mantienen a fuerza de mentiras, / Siendo que andan hambrientos, / Faltos de carne y pan, / Y dejan este mundo, al que cargan de frutos, / Sin poder verlos en la mesa propia / ni siquiera una vez. / Qu hombres, nuestros hombres! / Sobre todo los de Asia, los de frica, / del medio Oriente, del Cercano Oriente, / los de las tantas islas del Pacfico / y los de mi pas, / es decir, mucho ms del setenta por ciento / de los hombres del mundo: / Estn adormecidos, estn viejos, / Siendo listos y jvenes como lo son sus manos / Qu hombres, nuestros hombres! / Ustedes, mis hermanos de / Amrica o Europa, / Tan alertas y audaces, / A quienes, sin embargo, los aturden / lo mismo que a sus manos, / Y les mienten, / y los hacen marchar / Qu hombres, nuestros hombres! / Si mienten las antenas de las radios, / Si mienten las enormes rotativas, / Si miente el libro y mienten los afiches, / Si mienten los anuncios de los diarios, / Si mienten las desnudas piernas de las muchachas / en el teatro y en el cine, / Si hasta mienten las canciones de cuna, / Si miente el sueo, si el pecado miente, / Si miente el violinista de la bote, / Si miente el plenilunio / en las noches sin ninguna esperanza, / Si mienten la palabra, / el color y la voz, / Si miente el que te explota, / el que explota tus manos, / Si todo el mundo y todas, todas las cosas mienten, / a excepcin de tus manos, / Es para que tus manos siempre sean / dciles como arcilla, / ciegas como la noche, / idiotas como el perro del pastor, / Y para que jams se subleven tus manos / Y para que no acabe jams / tanta injusticia / -Ideal del traficante- / Sobre este mundo nuestro, / este mundo mortal / Donde poder vivir / sera lo mejor. Traduccin de Fernando Garca B. (FGB)

https://www.youtube.com/watch?v=z-EJxsgOfOs Nazim Hikmet (Tus manos y la mentira) 3:37

Advierto, no soy comunista (ni tonto) y no me faltan ganas de serlo, comunista, jejeje, al ver tanta injusticia, como la que se intenta conservar aun a costa del sueo libertario orbital: poder vivir, incluso en poesa que, contra lo que se piensa, no es fcil: el poeta lleva en s una pena que se transforma en otra hasta el infinito, cuando es capaz, eso s, de ponerse en el lugar del Otro. Y es capaz de agradecer al Otro, a los dems, a un hipottico o real ti, como hace Nazim Hikmet en el poema Gracias a ti, en el que no se sabe si se trata de un ser o de su pas al que agradece pues en el segundo enlace que aqu aparece, empieza Gracias a ti, mi amor; en este, oficial, traducido por FGB, no: Gracias a ti / cada uno de mis das es un mundo / limpio y perfumado que huele a meln. / Gracias a ti todas las frutas / se ofrecen a mi mano como si yo / fuera el sol. / Gracias a ti solo pruebo la miel de la esperanza. / Gracias a ti late mi corazn. / Gracias a ti mis noches ms solitarias / son como un kilim de Anatolia / que sonre / desde la pared. / Gracias a ti al final de mi camino / sin llegar a mi ciudad, / he descansado en una rosaleda. / Gracias a ti, no dejo entrar a la muerte / que con sus cantos llama a mi puerta / vestida con sus ms sutiles ropajes / y me invita al gran descanso. https://www.youtube.com/watch?v=n980PcxUtDE Nazim Hikmet (Gracias a ti) 1:34

https://elrincondemisdesvarios.blogspot.com/2013/07/gracias-ti-nazim-hikmet.html 

Ningn mapa del paisaje potico hikmetiano estara completo sin citar su Autobiografa: Nac en 1902 / no he vuelto nunca a mi ciudad natal / no me gustan los retornos / a los tres aos en Alepo era nieto de baj / a los diecinueve, estudiante en la universidad comunista de Mosc / a los cuarenta y nueve otra vez en Mosc invitado por el Comit Central y desde los catorce aos soy poeta // hay hombres que conocen las diferentes clases de hierbas; otros, de peces; / yo, de separaciones / hay hombres que se saben de memoria el nombre de cada estrella; / yo, de nostalgias // he dormido en las crceles y en los grandes hoteles / he conocido el hambre y tambin la huelga de hambre y no hay plato / que no haya probado / a los treinta aos quisieron ahorcarme / a los cuarenta y ocho quisieron / concederme el Premio Mundial de la Paz / y me lo concedieron / a los treinta y seis durante medio ao solo pude recorrer cuatro metros / cuadrados de hormign / a los cincuenta y nueve vol desde Praga a La Habana / en dieciocho horas // no conoc a Lenin pero hice la guardia de honor junto a su fretro en 1924 // en 1961 el mausoleo que visito son sus libros // han intentado alejarme de mi partido / pero han fracasado / tampoco he sido aplastado por los dolos cados // en 1951 viaj por mar hacia la muerte con un joven camarada / en 1952 con el corazn cascado esper la muerte durante cuatro meses // estuve locamente celoso de las mujeres a las que am / no envidi a nadie ni siquiera a Charlot / enga a mis mujeres / pero nunca habl mal de mis amigos a sus espaldas // he bebido pero no soy un borracho / tuve la suerte de ganarme siempre el pan con el sudor de mi frente // si ment fue porque sent vergenza ajena / por piedad / pero tambin he mentido porque s // he montado en tren en avin y en coche / la mayora no puede hacerlo / he ido a la pera / la mayora no puede ir y ni siquiera sabe que existe / sin embargo desde 1921 no voy a muchos de los sitios / donde va la mayora la mezquita la iglesia la sinagoga / el templo el curandero / pero a veces me gusta que me lean los posos de caf // se me ha publicado en treinta o cuarenta lenguas / pero estoy prohibido en Turqua en mi propia lengua // hasta ahora no he tenido cncer / tampoco es obligatorio / nunca ser primer ministro o algo parecido / tampoco me gustara serlo / nunca he ido a la guerra / no he descendido a los refugios en medio de la noche / no he recorrido los caminos del exilio bajo el vuelo rasante de los aviones // pero me he enamorado ya cerca de los sesenta / camaradas en pocas palabras / hoy en Berln aunque muerto de nostalgia / puedo decir que he vivido como un hombre / pero los aos que me quedan por vivir / y las cosas que puedan sucederme / quin lo sabe? Escrita en Berln Oriental el 11/sept/1961: tomada de ltimos poemas 1959-1960-1961. Trad. FGB. HE VIVIDO, reitera en El vivir no admite bromas. (No) es curioso que el libro de memorias de su amigo Neruda se titule Confieso que he vivido.

Tampoco hay una tasacin sustantiva de su vnculo vida/trabajo, si no se cita una bella/sutil pieza sobre la honradez, la tica, la transparencia, de un campesino sin vanas nfulas de citadino, como es la reflexiva/honda Sobre mi poesa, en la que queda claro que quien no se conforma con poco, no se conforma con nada, mxime si el origen de ello es harto dudoso: No ensillo mi caballo con apero de plata / ni dispongo de rentas / de quin sabe qu origen. / Yo no tengo ni bienes ni dominios / no tengo ms que este tazn de miel / de miel color de fuego. / Este es mi nico bien / y sin embargo / tengo que defender / contra las sabandijas / mi bien y mi dominio / vale decir / este tazn de miel. / Hay que tener paciencia, / tener paciencia, hermano / siempre que tengas miel en tu tazn / su abeja llegar desde Bagdad.

https://www.youtube.com/watch?v=M3RIW0ctWRg Sobre mi poesa / Nazim Hikmet 0:53

Pasar la mayor parte de su vida en la crcel, dificulta afirmar dnde est la casa de Hikmet: en cambio, muy fcil es saber que su casa fue el mundo (El pas que prefiero es la tierra, dice en Como semillas y contento de haber venido al mundo en Desde las cuatro crceles) (7), el mundo de la poesa y por ello sufri el acoso constante del Poder, no para dejarlo en la calle, que sera lo de menos pues all termina todo marginal, sino en ese espacio que de modo tan alevoso niega el movimiento, razn de ser del hombre y de la vida. Poder que de forma tan vvida/lcida define el dramaturgo P. Handke (Griffen, 1942), el arcngel del cineasta W. Wenders (Dsseldorf, 1945): Lo que me irrita y me incapacita para llevar una existencia poltica, no es la aversin a la violencia, sino la aversin al Poder. El Poder, en tanto puede permitirse convertir la violencia en ritual, consigue que esta aparezca como la razonable. Mi repugnancia ante la violencia razonable del poder es inconmensurable. Concibo a casi todos los poderosos como hombres informes y faltos de vida. (8) Por una campaa internacional que peda su liberacin, es amnistiado en 1951, deja Turqua para siempre y marcha en definitiva hacia la URSS. Al serle arrebatada la nacionalidad turca, termina su vida, en el exilio, como ciudadano de Polonia. Muere de un ataque cardiaco, en Mosc, 3/jun/1963 (9).

En suma, Hikmet fue un ser humano, un poeta, un artista: comunista, porque la cooperacin es va a la paz entre los pueblos y fin de competencia/xito/vanidad del capitalismo; que supo dejar en libertad la luz prendida; ver que las manos del hombre sostienen el planeta y lo cargan de frutos que jams vieron en su mesa; combatir la injusticia, contra el traficante, para poder vivir en este mundo mortal; resistir la llegada de la muerte a la puerta; aceptar separaciones y nostalgias; no dejarse tentar a ser alejado del Partido; ser un orate celoso de las mujeres a las que am y a las que, no obstante, enga, sin hablar mal de los amigos a sus espaldas; no envidiar a nadie, ni siquiera a Charlot; conocer, como los nios de la Guajira, el hambre, y la huelga de hambre, un poco menos eso s que Gandhi, y aun as no dejar plato sin probar. Que public en 40 lenguas pero fue prohibido en la suya dentro de Turqua; que no tuvo cncer, cosa que por fortuna no es obligatoria; que no quiso ser primer ministro ni le hubiera gustado; que nunca fue Mambr porque la guerra es una mierda, excepto para quienes no mandan sus hijos a pelear; que ejerci el oficio de hombre, aunque no pudiera anticipar el porvenir: chi lo sa?; que no tuvo bienes ni dominios, salvo un tazn de miel, lo que vuelve paciente al que sea pues teniendo dulzura en la vida, su abeja llegar incluso desde Bagdad. S, uno puede cometer errores, pero no al punto de ser capitalista, menos en esta sociedad hedonista/consumista/nihilista de la posverdad. Frei Betto: Si llego a tu casa a pie, tengo valor Z; si llego en el ltimo Mercedes Benz, tengo valor A. Soy la misma persona, pero la mercanca que me recubre es la que decide socialmente mi valor (10). Si en la economa clsica, la ecuacin era Persona Humana-Mercanca-Persona Humana, en la cual determinada ropa permita convivir con los dems, ahora la ecuacin es Mercanca-Persona Humana-Mercanca, en la que la marca determina tu valor, no tengo el prestigio de todos los das como comunista y todo valor de uso deviene valor de cambio. As, solo cabe recuperar la utopa sobre el valor de uso del lucro, instaurar la globalizacin de la solidaridad a cambio de la hasta ahora globalizada miseria, buscar espacios de cooperacin a cambio del rechazo y descarte que practica el capital, por una nueva racionalidad socio/econmica y poltica, lo mismo que valorar el mundo de los humanos en contra del hoy reinante mundo de las cosas.

Hikmet firma una poesa que se mueve en los planos cotidiano, poltico, existencial, filosfico y socio/econmico, no neutral baada en aguas de desafo e irreverencia, humor e irona, a la que se tilda de poesa social, crtica o de conciencia, que centra su temtica en el humano para exaltar sus virtudes genricas o especficas o para denunciar abusos/tropelas e injusticias cometidos/tolerados por los Poderosos, esos seres informes y faltos de vida, en toda forma. Un reparo: toda poesa es social y poltica puesto que filtra la pericia del artista respecto a su sociedad; es crtica en tanto no sea simple ensueo o retrato idlico de asuntos vitales o mirada abstrada sobre pjaros, ngeles o diablos; es de conciencia en tanto acto de rastreo y no de mero escapismo. Por ello, con frecuencia, Poder y medios masivos desvirtan, desprestigian, pervierten, acallan, censuran, a los autores, cuando no persiguen y/o linchan, como le pas a Hikmet. Quien tras tanto acoso no tuvo ms remedio que escribir Sobre quedarse sorprendido, luego de olvidarlo, de verificar que la sorpresa lo haba dejado: Puedo amar, / y tanto, / pide lo que quieras, / mi vida, mis ojos. / Puedo enfurecerme, / mi boca no se llena de espuma, / pero la ira de un camello no es nada al lado de la ma, / solo la ira del camello, no su rencor. / Puedo comprender / muchas veces con mi nariz, / es decir, oliendo lo ms oscuro, lo que est ms lejos / y puedo pelear, / por todos y por todo lo que me parece justo, correcto y hermoso, / ni mi edad ni mi porte me lo impiden, / sin embargo, hace tiempo que se me olvid quedarme sorprendido. / La sorpresa me dej y se fue con sus ojos bien abiertos / y bien jvenes. / Qu lstima! Tanganica, feb/1963, Hotel Maranga. Y de quien se habla aqu, a nombre a Paulo Freire por va de Frei Betto, desde su propia rbita potica/histrica: Cuando cambiamos de lugar social, cambiamos de lugar epistmico. F. Betto reflexiona: La cabeza est ah donde los pies pisan. Cada punto de vista es la vista a partir de un punto. (bid.) Como quien sabe inducir/preparar a calzarse los zapatos del otro.

Hikmet fue objeto de la paranoia del poder, que ve un verdugo en el oprimido de carne tierna/sufriente, engullido con avidez por el opresor al que debe resistirse como sea: Me est prohibido / hablar con otro que no sea yo, / ni saludar a otro preso. Esto evidencia el silencio impuesto como smbolo de muerte anticipada; la ruindad del que juega a la srdida dialctica amo/esclavo; el ignorar la libertad de expresin/opinin y movimiento de forma concreta. Solo el da que la mayora esclava, que no advierte serlo, aprenda a tolerar la diferencia, la que siempre encarn el poeta, el mundo ser un lugar donde ya no cabr ms la injusticia y donde lo mejor ser poder vivir en paz y sin prejuicios. Por qu tanta fobia = miedo a la diferencia si es el mejor y el ms expedito camino a la igualdad, no su antinomia? Para qu afanarse en estriles luchas, si al final del camino se encuentra como todo premio un sepulcro profundo y una nada infinita? O alguien ha visto a un difunto pasar con sus brtulos camino al cementerio? Reitero, no soy, perdn, no era comunista, pero como no soy tonto me convert, leyendo, entre otros, a Hikmet: comunista real, no como quienes lo son con lo de los dems y capitalistas para s. As est prohibido prohibir y a la vez prohibido fijar carteles (11), ojal, a futuro, se prohba hablar solo al que lo haga sin sentido consigo mismo y no con el que sea comunista o no. Aunque me quedara corto sobre el poeta turco/universal, me asiste un consuelo: a quien pretenda hablar de un alma desbordada jams le alcanzarn las palabras.

https://www.youtube.com/watch?v=SFqDgXTDVV0 Jorge E. Adoum Prohibido fijar carteles 4:01

Notas:

(1) Santa Madre Sofa o Hagia Sophia (del griego: Santa Sabidura; en latn: Sancta Sophia o Sancta Sapientia; en turco: Ayasofya) antigua baslica patriarcal ortodoxa, luego convertida en mezquita y hoy en museo, en Estambul, capital turca. Desde su dedicacin en el ao 360 y hasta 1453 fue la catedral ortodoxa bizantina de rito oriental de Constantinopla, excepto entre 1204 y 1261 en que fue reconvertida en catedral catlica de rito latino, durante el patriarcado de Constantinopla del Imperio Latino, fundado por los cruzados. Tras la Conquista de Constantinopla por el Imperio Otomano, fue transformada en mezquita, manteniendo esta funcin entre el 29/may/1453 y 1931, ao en que fue laicizada o secularizada. El 1/feb/1935 fue inaugurada como museo. Fuente: Wikipedia.

(2) Otra versin, ms breve: Nazim Hikmet sigue siendo un traidor a la patria. S. Yo soy un traidor a la patria, si vosotros sois los patriotas. Si vosotros sois los defensores de esta patria, yo soy traidor a la patria. Yo soy traidor a la patria, si la patria son vuestras fincas, si es todo lo que hay en vuestras cajas de caudales, si es todo lo que hay en vuestros talonarios de cheques. La patria. Si la patria es reventar de hambre en las calles. Si la patria es temblar de fro afuera como un perro y retorcerse de paludismo en verano, si es beber nuestra sangre escarlata en vuestras fbricas. La patria. Si la patria son vuestras garras de grandes latifundistas. Si la patria es el catecismo armado de lanzas. Si la patria es la porra de la polica. Si la patria son vuestros crditos y vuestras remuneraciones. La patria. Si la patria son las bases americanas, la bomba americana y los caones de la flota americana. Si la patria no es liberarse de nuestras podridas tinieblas, entonces, yo soy traidor a la patria. Escriba sobre tres columnas en caracteres bien negros y destacados: Nazim Hikmet contina siendo traidor a la patria. 9-10 pm poemas, Nazim Hikmet. Coleccin Antolgica de Poesa Social, Vol. 20, Entre los poetas mos, pdf 45 pp.: p. 30.

(3) http://cuestionatelotodo.blogspot.com/2013/01/yo-soy-comunista-por-nazim-hikmet.html

(4) https://operamundi.uol.com.br/sociedade/54787/tumulo-de-karl-marx-e-atacado-com-um-martelo

(5) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=236836

(6) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=230097

(7) file:///C:/Users/Santiago/Downloads/cuaderno-de-poesia-critica-n-020-nazin-ikmet.pdf

(8) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=250188

(9) En Lo s, de sobra lo s , Hikmet prefigura su muerte: ya no bajar de ningn tren en ninguna estacin / no s / a quin de nosotros le toca hermana ma / si al cncer tuyo / si al infarto mo / no s no s.

(10) https://www.youtube.com/watch?v=L8AX0ezamaA

(11) Prohibido fijar carteles , Jorge E. Adoum (1926-2009):  Despiertas casicadver cuando el reloj lo ordena,/ el da no te espera, hay tanto capataz que mide/ el milmetro del centavo que se atrasa por ti,/ bebes el caf que te qued de ayer y sales consuetudinario, PROHIBIDO CURVAR A LA IZQUIERDA,/ y casi, PROHIBIDO PISAR EL CSPED, pisas el csped/ porque ibas a caerte, luego avanzas, ciudadano,/ y durable, PROHIBIDO CRUZAR, sin saber para qu lado/ y ni para qu, PROHIBIDO ESTACIONARSE, porque no puedes/ parar la maquinaria infatigable con tu dedo/ slo porque te entr una astilla en el alma,/ OBEDEZCA AL POLICA, as es ms fcil, saluda,/ di que s, que bueno, PROHIBIDO HABLAR CON EL CONDUCTOR,/ y quitndose dcilmente el sombrero estupefacto,/ PNGASE EN LA COLA, anuncia tu hereje necesidad/ de trabajar en lo que fuese, NO HAY VACANTES,/ tal vez el ao prximo por la tarde, pero no te dejan/ dejar para maana lo que puedes morir hoy/ y aguantas y volvers cuando te llamen,/ PROHIBIDO USAR EL ASCENSOR PARA BAJAR con tus piernas,/ para eso/ las tienes gratis desde el ltimo accidente,/ NO SE ACEPTAN RECLAMOS, para que vayas de guerra/ en guerra con tu himno nacional, SONRA, tu banderita,/ la patria a la que le debes tanto, como todos,/ pero ten cuidado, imbcil: por ir pensando en tu metafsica descosida ibas a entrar en el parque pblico,/ PROHIBIDA LA ENTRADA, zona estratgica, t, negro/ humano, perro cvico, civil, SILENCIO, y t sabes/ que no debes, PROHIBIDO PORTAR ARMAS, eso tambin/ se sabe y tampoco los proyectos de amor, los aromas/ futuros, no suena todava la sirena de las seis,/ PROHIBIDAS LAS HUELGAS, que es cuando puedes pensar,/ LEA SELECCIONES TOME COCA-COLA PROHIBIDO ESCUPIR,/ hombre libre de este pas libre del mundo libre,/ y acatas las yuntas formidables de los diarios/ y agradeces: otros piensan por ti y les cuesta/ para que sigas libre, no te llames, PROHIBIDO USAR EL TELFONO, slo para tener quin pregunte por ti, PROHIBIDAS LAS VISITAS EN LAS HABITACIONES/ vayan a creer que ests enfermo, PROHIBIDO FORMAR GRUPOS,/ porque t, individuo, aislado, alicado, con el vientre pegado al paladar que te sabe a medalla, eres inofensivo;/ mejor apgate la luz, deja para algn da los rencores,/ ponte en toque de queda, mtete en ti, prolngate,/ durmiendo para que vuelvas a amanecer, heroico/ De puro testarudo, a leer las nuevas instrucciones/ para hoy como un estado de sitio; prohibido tener libros de Marx y otros libros, prohibido llevar los cabellos como te d la gana, prohibido ir a Cuba, prohibido besarse en los parques, prohibido tener fotografas del Che, nombrar al Che, leer al Che y otros autores,/ prohibidas las faldas cortas, las pelculas suecas,/ las canciones de Bob Dylan, los dibujos de Sin,/ prohibido hablar mal del gobierno, prohibida la informacin sobre los grupos subversivos, prohibidas todas las manifestaciones, queda prohibida la lucha de clases ha dicho el Presidente,/ y sigues, aguantn y cobarde, slo porque el instinto, l tambin,/ quin lo creyera, te colg su letrero: SE PROHIBE MORIR.

Luis Carlos Muoz Sarmiento (Bogot, Colombia, 1957) Padre de Santiago & Valentina. Escritor, periodista, crtico literario, de cine y de jazz, catedrtico, conferencista, corrector de estilo, traductor y, por encima de todo, lector. Colaborador de El Magazn de El Espectador (EE). Corresponsal en Colombia de la revista Matrika, de Costa Rica. Su libro Ocho minutos y otros cuentos, Coleccin 50 libros de Cuento Colombiano Contemporneo y Dos Antologas, fue lanzado en la XXX FILBO (Pijao Editores, 7/may/2017). Mencin de Honor por su trabajo sobre Martin Luther King, en el XV Premio Internacional de Ensayo Pensar a Contracorriente, La Habana, Cuba (2018). Autor, traductor y coautor de ensayos para Rebelin. Desde el 23/mar/2018, columnista de EE.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter