Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-02-2019

Las comarcas granadinas que se interponen en los planes energticos de la UE

Pablo Rivas
El Salto


El proyecto de construccin de una nueva lnea de alta tensin entre Almera y Granada se encuentra con la resistencia de los pueblos de la Alpujarra y el Valle de Lecrn, que se han organizado para frenarlo.

La geopoltica energtica de la Unin Europea estaba perfectamente planeada, pero sus impulsores no contaban con una aldea gala es un decir, hablamos de tierras granadinas y, ms que una aldea, son comarcas enteras que se plantase y trastocase sus planes.

El proyecto de la discordia se llama Eje Elctrico Sur y pretende conectar mediante alta tensin Benahadoux (Almera) con El Fargue (en las afueras de Granada ciudad) bordeando Sierra Nevada por el sur y el oeste. Aunque, en realidad, hay que englobarlo en los planes de interconexin elctrica europea y est recogido en Plan de desarrollo de la red de transporte de energa elctrica 2015-2020 del Ministerio para la Transicin Ecolgica. Como remarca Alma Moreno, de la plataforma Alpujarra No a las Torres, esto viene de un plan para transportar electricidad de Marruecos pas que importa el 17% de sus necesidades elctricas de Espaa a Francia, y vicecersa, no es una iniciativa para mejorar la infraestructura elctrica de estos territorios, segn denuncian los grupos opositores al proyecto.

Hablamos de 182 kilmetros de lnea elctrica de 220 kilovoltios (kV) ampliable a 400 kV, remarca Moreno, con lo que ya entra en la llamada Muy Alta Tensin (MAT) que incluyen los tramos El Fargue-Saleres, la subestacin de Saleres, dos conexiones de la misma con las lneas Gabias-rgiva y Berja-rgiva todos ellos en la provincia de Granada y un tramo de lnea entre Saleres y Benahadux (Almera). As lo especifica el promotor del proyecto, Red Elctrica de Espaa (REE), el operador del sistema elctrico responsable del suministro elctrico en el pas cuyo 80% del accionariado est en manos privadas.

Tres meses en guerra

La resistencia comenz hace tres meses en el Valle de Lecrn, una zona situada entre otras dos protegidas, el Parque Nacional de Sierra Nevada y el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. El 11 de octubre Red Elctrica firm un acuerdo con la Diputacin de Granada y los ocho ayuntamientos del valle, llamado Lecrn Nova, por el que REE se comprometa a entregar 700.000 euros para promover desarrollo sostenible, empleo rural y cuestiones derivadas con la mujer rural. Como ya haba en el valle rumores sobre este proyecto, esto vino a confirmarlo, explica Rosemary Vargas, portavoz de la plataforma Di No a las Torres. A partir de ese momento intentamos ver la manera de organizarnos, porque esto nadie en el valle lo saba.

Desde esta plataforma sealan que la zona sigue siendo, a pesar de su intacta belleza natural, un corredor no protegido entre los dos parques naturales que s lo estn, y como tal se convierte en la ruta que necesita REE para transportar electricidad desde Almera. Hablan de un tendido con torres de hasta 80 metros de altura, por encima de los molinos de viento que alcanzan los 64 metros, con bases de hasta 250 metros cuadrados, infraestructuras no permitidas en parque naturales.

Los impactos de esta autova elctrica estn claros. El colectivo habla de que el proyecto acabar con la belleza natural del valle, cortndolo por la mitad, con lneas elctricas y torres de alta tensin que arruinarn su paisaje y afectarn a su flora y fauna para siempre.

En unas comarcas que viven en gran parte del turismo, y que adems optan a convertirse en Patrimonio Mundial de la Unesco en la candidatura de los Paisajes del Olivar, este tema no es balad. Los turistas vienen para experimentar la belleza de un espacio rural en equilibrio con la naturaleza, no un paisaje industrial de grandes lneas y torres elctricas, sealan desde Di No a las Torres. Como remarca Vargas, los efectos en esta industria sern devastadores.

Lo mismo ocurre en la Alpujarra, donde la plataforma que representa Vargas tiene apenas tres semanas de vida, aunque ya est coordinada con su hermana de Lecrn. El turismo es la mayor fuente de riqueza de la zona, seala Moreno, imagnate que el turismo rural tiene en su vista una torre de 60 metros de altura.

Las organizaciones contrarias apuntan, adems, otros impactos. Afecta gravemente a la flora, la fauna (como los rapaces de la zona), salud (contaminacin electromagntica), agricultura y economa. Va a depreciar significativamente el patrimonio de los vecinos del Valle, remarcan desde el colectivo lecrinense.

Paquete de alegaciones

La oposicin no ha quedado en pancartas. El 5 de febrero la llamada Coordinadora, que aglutina toda la oposicin en la zona de Lecrn, a la que se han sumado empresarios, organizaciones y la propia plataforma, presentaba en la delegacin de Granada de la Consejera de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andaluca un paquete de alegaciones contra el proyecto de REE.

Braulio Estvez, tcnico medioambiental de la Cooperativa Agroecolgica Hortigas, integrada en la plataforma Di No a las Torres, sealaba a los medios en la puerta de la Delegacin: Alegamos porque creemos que el proceso es nulo de pleno derecho, porque no ha habido un acceso en materia de medio ambiente de participacin ciudadana, con lo cual conculca el convenio de Aarhus y su transposicin a las leyes tanto espaolas como europeas. Asimismo, Estvez recalcaba que, en la alegaciones se vinculan los catlogos espaoles y andaluces de especies amenazadas, el convenio Ramsar, los distintos programas de Medio Ambiente, los planes directores de la Comunidad Europea, de la propia Junta de Andaluca y de la Diputacin de Granada, adems de distintas leyes y decretos estatales y europeos de Medio Ambiente.

Los empresarios tambin se han plantado. El objetivo es parar esta barbaridad de proyecto que nos quieren hacer, porque no tiene sentido que llevamos aos recibiendo ayudas de la Comunidad Europea para promocionar el turismo y promocionar a los empresarios de la zona, a travs de los grupos de desarrollo, y ahora llegue un proyecto de este tipo que se lo va a cargar todo, indicaba en la Delegacin Roque Lpez, de la asociacin de empresarios de turismo del Valle de Lecrn, otro de los grupos que ha presentado alegaciones.

Seis de los ocho ayuntamiento del valle Padul, Drcal, Albuuelas, El Pinar, Lecrn y Villamena tambin se han adherido a las alegaciones, plante que han cerrado otras organizaciones que tambin han firmado los escritos. Es el caso de la Comunidad de Regantes de Monteverde, Ecologistas en Accin, la Hermandad de las nimas de Cnchar o los hoteles Seoro de Nevada y Juan Valiente Hoteles.

Por su parte, Red Elctrica, que podra recibir an ms alegaciones al proyecto, ya que el plazo para realizarlas finaliza el 7 de marzo, se defiende. El trazado actual es la mejor propuesta desde el punto de vista ambiental y social, despus de haber estudiado hasta 60 alternativas diferentes, apuntaban el 31 de enero mediante un comunicado, aadiendo que la experiencia de Red Elctrica constata que el refuerzo de las redes elctricas y de telecomunicaciones supone un impulso al progreso de este territorio.

Habr que esperar al dictamen de la Consejera de Agricultura, Ganadera, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andaluca para ver si la Autorizacin Ambiental Unificada de la autopista elctrica pasa el corte. Independientemente de ello, los grupos contrarios al proyecto no cierran puertas al dilogo. Estamos dispuestos a trabajar con los ayuntamientos y las partes implicadas para buscar soluciones alternativas en lnea con las necesidades nacionales y europeas, expone Vargas. No tratamos de negar el progreso, aade Moreno desde las Alpujarras, aunque, a ttulo personal, seala: Son ellos los que tienen que dar alternativas, pero entre Granada y Almera hay una autova abierta. La alternativa que veo es que hay una A-92 donde ya est todo roto, ah se soterra y ya est.

Fuente: http://www.elsaltodiario.com/rural/granada-alpujarras-valle-lecrin-torres-alta-tension


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter