Portada :: Europa :: Ucrania
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-02-2019

Ucrania: violando la libertad

Higinio Polo
Rebelin


El prximo 31 de marzo tendr lugar la celebracin de las elecciones presidenciales en Ucrania, unos comicios donde los distintos candidatos del rgimen surgido del golpe de Estado del Maidn en 2014 pugnan por apoderarse de los resortes polticos para continuar la loca carrera de expolio y latrocinio a que han sometido al pas. Las elecciones se dirimen entre quienes han sido los beneficiarios del golpe de Estado hasta hoy, entre los que se han enriquecido con el saqueo en los ltimos aos y quienes pretenden acceder ahora a los negocios que proporciona el poder para enriquecerse tambin.

Entre esos candidatos se encuentra el actual presidente, Petr Poroshenko, un hombre corrupto y profundamente impopular, con pocas posibilidades de ser reelegido; Yulia Timoshenko, una mujer que se enriqueci con las oscuras redes de la corrupcin en la compaa ucraniana de gas y en los contratos de suministros, y que fue dirigente de la revolucin naranja; y Yuriy Boyko, ex ministro de Yanukvich y viejo enemigo de Aleksandr Turchnov, uno de los primeros golpistas de 2014. Tambin se presentan otros candidatos menos relevantes, como Andriy Sadovyi, alcalde de Lviv (una de las ciudades donde ms arraigo tiene el nazismo ucraniano) y dirigente del partido Samopomich (Autoayuda), que se define como democristiano; o como Valentn Nalyvichenko, quien tras el golpe de Estado fue nombrado jefe del SBU, los servicios secretos ucranianos.

Las garantas democrticas son inexistentes: el terreno poltico se reserva para los partidos del rgimen, que, no obstante, se combaten entre s en medio de intrigas, manipulacin y operaciones sucias. Por ello, el gobierno de Poroshenko no quiere candidatos molestos y, as, la candidatura de Petr Simonenko (secretario general del Partido Comunista de Ucrania) para las elecciones presidenciales ha sido rechazada por la Comisin Electoral central, que ha decidido declinar su registro, en abierta violacin de los derechos democrticos; una decisin para la que ni siquiera encuentran aval entre las propias leyes aprobadas por el Parlamento, y en clara contradiccin con los documentos firmados por Ucrania con la Unin Europea, donde se expresa el compromiso de respetar los principios democrticos, la libertad y los derechos humanos.

Atendiendo a las indicaciones del gobierno golpista de Petr Poroshenko, los organismos oficiales ucranianos han impuesto sus condiciones, marginando y persiguiendo a todas las organizaciones polticas que combaten las instituciones y el poder de quienes se beneficiaron del golpe de Estado del Maidn de 2014. El golpe que inaugur los aos de arbitrariedad y represin, fue organizado, apoyado y financiado por Estados Unidos y sus aliados, que entrenaron militarmente a mercenarios en campos polacos durante las semanas previas al derrocamiento de Yanukvich. El Parlamento golpista expuls despus a los treinta y dos diputados comunistas que haban sido elegidos en comicios anteriores, y el Ministerio de Justicia y los tribunales administrativos prohibieron la actividad del Partido Comunista de Ucrania. Tampoco ha avanzado la investigacin de la espantosa matanza de los sindicatos de Odessa, donde los matones del Maidn quemaron vivas a cuarenta y dos personas: a algunas, los asesinos les reventaron la cabeza mientras gritaban vivas a Ucrania.

Desde entonces, el gobierno golpista ha impulsado una legislacin que pretende borrar de la memoria del pas toda referencia a los comunistas, a la Repblica Socialista Sovitica de Ucrania, a la Unin Sovitica, imponiendo en los centros educativos, en la universidad y en los medios de comunicacin una vergonzosa manipulacin de la historia del pas. A ese efecto, el parlamento golpista aprob la ley llamada de descomunistizacin, tan arbitraria que fue considerada abusiva por la Comisin de Venecia del Consejo de Europa, y que se encuentra entre los asuntos pendientes sobre los que debe pronunciarse el Tribunal Constitucional ucraniano.

Nada puede esperarse de un rgimen como el de Ucrania, en cuyo gobierno se encuentran ministros abiertamente fascistas, y cuyo programa pasa por la integracin del pas en la OTAN, el fortalecimiento de los lazos con Estados Unidos, cuyas tropas participan con frecuencia en ejercicios militares en el pas, y a quien Kiev incluso ha ofrecido la apertura de bases militares y navales, y con la continuacin del saqueo que ha convertido a Ucrania en uno de los pases ms pobres de Europa. El gobierno de Poroshenko, as como los partidos polticos del sistema surgido del Maidn, es protagonista de un escandaloso rgimen de corrupcin, nepotismo y expolio de los bienes pblicos, sigue imponiendo una dura represin contra los comunistas y la izquierda, y se niega al cumplimiento de los acuerdos de Minsk para poner fin a la guerra en el Donbs, mientras sigue bombardeando el territorio, enviando escuadrones de la muerte como el que asesin al dirigente del Donbs, Aleksandr Zajrchenko, y dando cobertura al despliegue militar de Estados Unidos y la OTAN en el Mar Negro, con las peligrosas consecuencias que ello puede tener para el mantenimiento de la paz en esa regin y en toda Europa.

El atropello a la libertad y la democracia que supone impedir que Petr Simonenko pueda presentarse a las elecciones presidenciales ucranianas, debera mover al gobierno espaol, a la Unin Europea y al Parlamento Europeo, a intervenir en defensa de los principios democrticos, condenando la actuacin del gobierno de Kiev y exigiendo su inmediata rectificacin, de tal forma que Simonenko pueda inscribir su candidatura presidencial. Es muy dudoso que lo hagan, por supuesto, porque Madrid y Bruselas solo tienen ahora ojos para mirar hacia Caracas, aunque no haya duda de que la Unin Europea, las organizaciones democrticas, los sindicatos, deberan expresar su solidaridad con el Partido Comunista ucraniano, en defensa de la libertad.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter