Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-02-2019

La izquierda desorientada y la innovacin neoliberal del cooperativismo agrario

Francisco Muoz Gutirrez
Rebelin


Muchas cosas sorprenden ya en Andaluca, no slo por la emergencia de VOX, sino tambin o quizs por ello, por el desmoronamiento cultural y estructural de los hasta hoy considerados como la izquierda andaluza con proyeccin tambin nacional.

No se trata de un cataclismo puntual, sino del derrumbamiento de un castillo de naipes edificado sobre la impostura de unas etiquetas puramente emocionales vacas de historia y contenido mnimamente relacionado con los fundamentos de la ilustracin.

Durante las ms de cuatro dcadas de transicin espaola la izquierda andaluza, y espaola, ha conformado un mar de sentimientos en permanente incongruencia con un pragmatismo contingente que nunca ha conseguido destilar una idea capaz de abordar la modernidad comprendiendo y gobernando un nuevo tiempo.

Desde la izquierda para la izquierda

Una de las ltimas por reciente en el tiempo de estas incongruencias memorables se ha producido con la publicacin en Crnica Popular n 169 de 09/02/2019 peridico digital creado desde la izquierda para la izquierda, de un anlisis, cuanto menos sorprendente, de lo que el autor califica de Innovaciones en el Cooperativismo Agrario espaol (ver artculo aqu).

El artculo carece de mayor inters intelectual de no considerarse que su acreditado autor, no slo es profesor de Investigacin (Catedrtico) de Sociologa del IESA-CSIC, sino que adems dentro del think tank del socialismo andaluz puede considerarse como consejero ulico del actual Ministro de Agricultura Lus Planas. Lo que dentro del campo agrario y rural le da a Eduardo Moyano el status de pensador de gran influencia en la izquierda andaluza y nacional.

Dos serios problemas    

Sin embargo, las innovaciones detectadas por Eduardo Moyano en su artculo sobre el cooperativismo agrario presentan dos serios problemas. El primero es que Eduardo marcha en la direccin equivocada reforzamiento de la desigualdad, y el segundo es que marcha en la direccin equivocada con la lgica incorrecta de predominio del inters individual sobre el inters general.

  Incorrecto por cuanto ponderar el poder de decisin dentro del contexto cooperativo no supone ninguna reforma del principio un hombre un voto, sino su ms cida desintegracin.

De la misma forma valorar que la cooperativa ya no es, por tanto, el resultado de la accin colectiva de los socios, sino la suma de acciones y estrategias individuales, lo que supone una importante innovacin. no describe una innovacin sino toda una involucin.

Retroceso tanto ms grave cuando a continuacin se reconoce la destruccin del principio cooperativo diciendo: Tambin es verdad que muchos agricultores integrados en cooperativas no tienen los recursos ni el empuje necesario para emprender estrategias propias de comercializacin.

Sorprende esta frase acuada por el catedrtico de sociologa del IESACSIC especialista en el mundo agrario y rural articulado, inter alia, por la antigua Ley de Cooperativas del rgimen franquista superficialmente maquillada por las subsiguientes reformas registradas en el mbito de la transicin democrtica.

Precisamente una de las caractersticas ms constantes del cooperativismo agrario andaluz en el sector del aceite es la predominancia del gran productor sobre el pequeo tanto en la estructura de la gobernanza cooperativa, como en la comercial, donde los pequeos estn tradicionalmente relegados de facto a la funcin de voz discordante en las asambleas anuales.

El cooperativismo entre la conveniencia y la necesidad

Consecuentemente el cooperativismo agrario espaol siempre ha sido instrumental; de conveniencia para el gran/mediano productor, y de necesidad para el pequeo. Nunca hubo principio cooperativo distinto al de la conveniencia del ms fuerte reforzada exteriormente por la lgica del mercado constantemente presionada tanto por los agentes intermediarios libres como por las lonjas agrarias.

Desde la perspectiva del mercado las cooperativas agrarias siempre han sido un instrumento pasivo a la presin a la baja de los precios entre la conveniencia y la necesidad, dado que son las fuerzas del mercado quienes mejor manejan el parmetro de la necesidad del productor agrario. Fuerza que actualmente maneja en exclusiva la gran distribucin alimentaria.

Sorprende, pues, la afirmacin inicial del catedrtico cuando establece acrticamente el falso supuesto de La creciente integracin de las cooperativas en la economa de mercado, toda vez que desprecia el significativo fracaso del cooperativismo agrario en el campo de la comercializacin efectiva de sus producciones. No hablamos aqu de las operaciones de venta a un intermediario, sino de la comercializacin directa al consumidor bajo marca propia.

El fracaso de la comercializacin

Comercializacin activa que, en todo caso, siempre se ha concebido para el mejor beneficio econmico directo de la cooperativa en defensa del adecuado incremento de las plusvalas y consecuente mejora del ˝retorno cooperativo.˝ No se puede, pues, hablar de integracin de las cooperativas en la economa de mercado, cuando lo que en realidad se est describiendo es la desintegracin del cooperativismo por parte de las fuerzas del mercado.

Muchas son las disfunciones e incongruencias del anlisis del catedrtico del IESACSIC, pero quizs la ms incomprensible sea la afirmacin que da ttulo al artculo estableciendo que: la cooperativa ya no es, por tanto, el resultado de la accin colectiva de los socios, sino la suma de acciones y estrategias individuales, lo que supone una importante innovacin.    

An en el supuesto remoto de que el franquismo definiese el cooperativismo agrario como instrumento de accin colectiva alguna, esta accin colectiva sin estructura comercializadora no conforma, ni siquiera en 2019 accin ninguna ms all de la recoleccin pasiva concentracin, en la parte de la oferta.

La innovacin de la desintegracin

Pero si no hay comercializacin colectiva tampoco puede hablarse de suma alguna de acciones y estrategias individuales. La incongruencia es total por cuanto no hay innovacin, sino desintegracin.

Desintegracin que adems el autor del artculo define sin estupor alguno, como un avance de la modernidad del siglo XXI cuando hablando de la naturaleza cooperativa dice estar cada vez ms orientada por una lgica individualista en la que los antiguos principios de ayuda mutua, participacin y solidaridad son cada vez menos utilizados por sus socios para afrontar los retos del mercado.     Sorprende que este artculo provenga desde la agenda intelectual de la izquierda andaluza y espaola que parece desconocer la lgica neoliberal basada en la hegemona de un individualismo competitivo. Lgica que mediante el austericidio ha terminado de diluir los contornos institucionales del Estado del Bienestar tradicionalmente basado en el principio de solidaridad de toda accin colaborativa.

Inters privado versus inters colectivo; la desorientacin de la izquierda

Sorprende an ms, que este artculo sea acogido y difundido sin el menor escrutinio crtico, por Crnica Popular el peridico digital creado desde la izquierda para la izquierda. Hecho, sin duda, relevante por cuanto sita a la izquierda nacional desorientada en la larga sombra del siglo XX y de espaldas a las caractersticas nucleares del siglo XXI donde todos podemos saber, compartir, conectar y construir convertidos en agentes colectivos de nuestro propio desarrollo en comn.

La cuestin innovadora no es, pues, privatizar lo colectivo como trata de defender la izquierda de Eduardo Moyano calificndola de innovacin efectiva, sino todo lo contrario. Lo que describe Eduardo es, en todo caso, el fracaso del siglo XX.

En el siglo XXI la innovacin viene, inevitablemente, de la colectivizacin de lo privatizado recuperando el control de lo comn mediante una sociedad en red que asegure el bien pblico contra la prevalencia excluyente del inters privado.

Blog del autor: https://lacalledecordoba21.blogspot.com/ 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter