Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-02-2019

Resea del libro "Extractivismo, (neo) colonialismo y crimen organizado en el norte de Esmeraldas"
El extractivismo feroz contra las comunidades afroindgenas de Esmeraldas

Juan Montao Escobar
Rebelin


Un largusimo "blues budeao" resumido en un libro

Este libro es un largusimo blues. Un blues bundeao. O un blues fusionado con alabao. O cualquier ritmo afropacfico que considere desmadre y tragedia con repunte de cimarronismo. Toda bandera territorial es un smbolo de lo probable, los colores son de la Casa (el territorio que habitas con tus mitologas y ciencias) en el sentido ancestral de la denominacin: una casa es la morada tambin de aquellos que van de paso. El juego de sentidos: Casa adentro o Casa afuera tiene el valor de la comunidad en reflexin y la comunidad en comunicacin. Este libro, para este jazzman es eso, una conversacin Casa adentro y en el mismo momento Casa afuera. Est titulado Extractivismo, (neo) colonialismo y crimen organizado, sus autores Michel Lapierre Robles y Aguasantas Macas Martn. l y ella escribieron un libro con exacta largura, 359 pginas y como deben ser los libros de estos das: cool. En lo acadmico y para la latitud lectora no siempre bien informada, pero con ganas y talante. Tambin para el activismo social, como nunca (valga el absolutismo!) necesita de estos aportes. Sin teora revolucionaria no hay revolucin, se dijo y an es razn clave, aunque no todo equivalga a aquello que se entiende por tal. Un libro que responde al ttulo y produce el ennoblecedor desafo de querer militancia en el cimarronismo del siglo XXI. Igual que nuestro mayor: Juan Garca Salazar.

Un libro que no espera plazos de lectura, corresponde a las urgencias. Esas sagradas urgencias que demanda luchar por la Vida, por toda vida beneficiosa y si se quiere por cualquier vida. La idea y propuesta son de John Antn Snchez, profesor del IAEN (1), autor de la nota introductoria: El libro aspira a promover un dilogo y articulacin entre los distintos procesos e investigaciones realizadas en las ltimas dcadas, con el fin de arrojar luz sobre lo que ocurre no solo en la frontera norte de Esmeraldas, sino tambin en procesos similares del Sur global (2). Y si ya se saba o se sospechaba, entonces, se vuelve a descubrir que el pas, al cual debes el gentilicio, es una suma de partes en conflicto con muchas desigualdades, sin importar el discurso poltico de los gobernantes, que parecen jams sern derrotadas. Rpido ejercicio de comparacin: la fbula eterna del to tigre y el to conejo de la narrativa afropacfica colombo-ecuatoriana. Pero ya aqu, a pleno sol que cae sobre el verde violento (3) es aqu, exactamente aqu, en esta aritmtica poltica de la desigualdad. Una regin binacional. Pero el libro es sobre el territorio provincial del cual provienes y habitas, estudiado como el componente ms doloroso de este torbellino sin fin de injusticias del Ecuador.

No busquen en el libro un relato desapasionado, como sugiere el purismo de la investigacin acadmica, para nada, el toque blusero con resonancias de bunde o alabao perseguir a quien lea el libro hasta la ltima pgina despus de eso ser su eleccin. Una: dedicarse a comentar las maldades del capitalismo, ejercicio bastante intil. Dos: elegir ser bueno unos das, muy buenos algunos aos o imprescindible en la lnea del maestro Juan Garca y de miles de mujeres y hombres como l. La provincia de Esmeraldas parece destinada, por no s qu providencia, a ser histricamente saqueada en nombre del progreso de la Repblica del Ecuador (4). Es mi lectura de las pginas de Michel Lapierre y Aguasantas Macas. Respondo por ellas. Ambos autores cumplen con describir el itinerario por historia y consecuencias del extractivismo feroz y desalmado en el territorio de las Esmeraldas, al igual que la defensa biopoltica de las comunidades negras e indgenas (Nacionalidades Chachi, Aws y pera).

No se trata de casualidades de la Historia o una equivocacin del destino que pudiera explicarse como supersticin poltica con repasos sociolgicos y econmicos, los autores de Extractivismo, (neo) colonialismo y crimen organizado cumplen con El objetivo (de) poder entender sus construcciones y las estrategias atravesadas por todo el fenmeno de la colonialidad del poder, la colonizacin de la naturaleza y las resistencias; entre la conquista y la poca republicana hasta dcada del 60 en el siglo XX (5). Ese es el ax preciso del libro.

Esas dos visiones chocan con pausas, a veces breves o prolongadas, en la provincia de Esmeraldas, con el pueblo negro y las comunidades indgenas. Biopoltica de las comunidades enfrentada a la necropoltica de los capitalistas. Insisto es mi lectura del libro. Ellos precisan las prdidas por desposesin y las resistencias a ese mltiple arranche, las estrategias perversas y las respuestas cimarronas. Empez por el racismo o sea la disminucin histrica de derechos fundamentados en el procesamiento ideolgico de la humanidad de la dispora africana con todo lo que eran y podran ser. Continu y contina con el saqueo legalizado (o extractivismo), tambin ideologizado hasta crear malvadas teoras econmicas con nombres de apariencia inocua: neoliberalismo. Durante ms 500 aos se estructuraron unas artes y ciencias del despojo de la provincia de Esmeraldas, que parecera que se consumirn las vidas que hagan falta y no habra reversin. O revolucin. Lectura de los captulos I y II.

No escribo sobre la personalidad poltica de Michel Lapierre y Aguasantas Macas, no s si este jazzman ya est con esa gente de zona que prefiere las acciones con pasiones y no tanto las etiquetas, pero el retrato poltico de su obra investigada nos deja listo para que cualquier momento estalle la conciencia social esmeraldea, por cualquier lado. O por sus comunidades afroindgenas que muy bien deberan hermanarse para defenderse del despojo o sea de la necropoltica como lo detalla Achile Mbembe: El hecho de que las colonias puedan ser gobernadas en ausencia absoluta de ley procede de la negacin racista de todo punto comn entre el conquistador y el indgena (dueo legtimo del territorio, JME). A ojos del conquistador (los extractivistas de cualquier pelaje, JME), la vida salvaje no es ms que otra forma de vida animal, una experiencia horripilante, algo radicalmente otro (alien), ms all de la imaginacin o de la comprensin (6). Estas lneas unen el captulo II con III. Como dicen ellos las estrategias de la colonialidad del poder y la colonizacin de la naturaleza con fines de no existencia del Pueblo Negro y las Comunidades Indgenas, en ese otro territorio imaginario de la garantista de derechos Constitucin de la Repblica del Ecuador.

Nuestra conclusin del captulo III y unindome a aquello que resumen en la pgina 334 Michel Lapierre y Aguasantas Macas: La acumulacin de capital ha sido pagada por las comunidades (esmeraldeas, JME) desde la colonia [] Esto implica generar un Estado de derecho, en donde aquellos que se han enriquecido ilcitamente y a costa de las riquezas y las vidas de las comunidades paguen sus responsabilidades O mejor dicho sus terribles culpas. El barbudo de Trveris comentara por su parte: El modo de produccin de la vida material condiciona el proceso de vida social, poltico y espiritual en general. No es la conciencia de los hombres la que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia (7). Bien podra estar renaciendo esa conciencia cimarrona en la provincia de Esmeraldas. Este libro fertiliza ese renacer. Amn.

Notas:

(1) Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN) del Ecuador.

(2) Extractivismo, (neo) colonialismo y crimen organizado en el norte de Esmeraldas, Michel Lapierre Robles y Aguasantas Macas Martn, Ediciones Abya Yala, Quito, 2018, p. 36.

(3)Verso del Poeta Antonio Preciado, tomado del libro De sol a sol, Editorial Antares, poema titulado: Poema solidariamente derribado, p. 249.

(4)Es una perfrasis de la carta de Simn Bolvar al coronel Patricio Campbell, escrita en Guayaquil el 5 de agosto de 1829: Cunto no se opondran todos los nuevos estados americanos, y los Estados Unidos que parecen destinados por la Providencia para plagar la Amrica de miserias a nombre de la Libertad? Me parece que ya veo una conjuracin general contra esta pobre Colombia, ya demasiado envidiada de cuantas repblicas tiene la Amrica.

(5)p. Cit., p. 41.

(6)Necropoltica, Achille Mbembe, Editorial Melusina, S. L., 2011, pp. 39-40.

(7)Contribucin a la economa poltica, Karl Marx, Editorial Progreso, 1989, pp. 7-8.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter