Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-02-2019

Expansionismo deriva del excepcionalismo

Manuel E. Yepe
Por Esto!


Es sabido y confirmado por la historia que el establecimiento militar de Estados Unidos tiene entre sus objetivos sistemticos derrocar a gobiernos de otros pases elegidos democrticamente si considera que por algn motivo pueden constituir una amenaza para los intereses de las corporaciones estadounidenses.

Es muy evidente de que Estados Unidos es el ms depravado y peligroso entrometido en los asuntos de otras naciones que la historia haya conocido, asegura Dan Kovalik abogado especialista en derechos humanos y laboral, pero sobre todo un antiimperialista consecuente de la estirpe de Michael Parenti, William Blum y otros que como el hroe nacional cubano Jos Mart han vivido suficiente tiempo en el monstruo y le han conocido las entraas.

Kovalik es autor de tres libros. En los dos primeros trata sobre las campaas blicas especficas de Estados Unidos contra Rusia e Irn. Su tercera entrega, The Plot to Control the World: How the US Spent Billions to Change the Outcome of Elections Around the World (El plan para controlar el mundo: cmo gastaron miles de millones de dlares para escamotear el resultado de las elecciones en todo el mundo), aborda el amplio alcance de la injerencia electoral estadounidense en el extranjero y ofrece apoyo poltico e ideolgico a un movimiento contra la guerra en Estados Unidos que han sido casi invisibilizados en tiempos recientes.

El plan para controlar el mundo es tan detallado en su crtica al imperialismo estadounidense como conciso. En poco ms de 160 pginas, Kovalik analiza las diversas formas en que el aparato poltico y militar de Estados Unidos interfiere en los asuntos internos de naciones extranjeras en aras de lograr la hegemona global.

No pierde tiempo en exponer la mentira escandalosa en que se basa el excepcionalismo estadounidense. Comienza con las ocupaciones imperialistas estadounidenses de Hait y Filipinas a finales del siglo XIX y principios del XX cuando Washington asesin a millones de filipinos y lanz a ambas naciones a una espiral de violencia, inestabilidad y pobreza que contina hasta el da de hoy.

Kovalik explica, respecto a Hait, que aunque con el tiempo las justificaciones especficas alegadas para la intervencin han cambiado (oposicin a que finalizara la esclavitud, presiones por que se cumpla la Doctrina Monroe, rechazo al socialismo y el comunismo, supuesta lucha contra el narcotrfico, instauracin de las leyes y ordenanzas del sistema capitalista), las intervenciones nunca han parado y los efectos para el pueblo haitiano han sido siempre desastrosos.

Kovalik tampoco pierde demasiado tiempo en mostrar la mentira bsica del excepcionalismo estadounidense que afirma que Estados Unidos es una fuerza para el bien en el mundo y que sus guerras de conquista se justifican plenamente porque sirven para la difusin de la democracia y la libertad por todo el mundo.

Kovalik desafa el excepcionalismo estadounidense al mostrar a sus lectores el dao que el expansionismo y el militarismo de Estados Unidos han causado a naciones de todas las regiones del planeta, desde Rusia, Vietnam, Honduras, Guatemala, Repblica Dominicana, Congo, y muchas otras naciones han visto sus sociedades devastadas por la intromisin electoral de Estados Unidos. En Honduras, por ejemplo, un golpe de estado contra el presidente Manuel Zelaya, en 2009 convirti a la nacin en uno de los lugares ms peligrosos del mundo. Decenas de miles de hondureos han sido desplazados, desaparecidos o asesinados desde el golpe.

Otro aspecto importante del Plan para el control del mundo es su exposicin a la hipocresa de Estados Unidos en torno al tema de la intromisin electoral. Desde el final de las elecciones de 2016, las ramas militar, poltica y meditica del estado imperialista han acusado a Rusia de implantar virtualmente a Donald Trump en la oficina oval. El pblico estadounidense se ha alimentado de una dosis constante de propaganda anti-rusa en un aparente esfuerzo de las lites para hacer sonar los tambores de la guerra contra el estado ruso que dispone de armamento nuclear. Hay mucha evidencia de que Estados Unidos es el ms peligroso estado sistemticamente entrometido en los asuntos de otras naciones que la historia haya conocido.

Objetivo importante del imperialismo estadounidense ha sido procurar que sus ciudadanos se vean como colonizadores que valoren a las vctimas del establishment militar como salvajes dignos de ser masacrados, pero la trama para controlar el mundo que propone Kovalik se basa en una premisa diferente: el internacionalismo. El libro vincula la lucha contra el imperialismo yanqui con las necesidades de los oprimidos y la clase obrera que viven en el corazn del imperio, convirtindolo en una lectura esencial para aquellos que estn enfermos y cansados de la narrativa prevaleciente del excepcionalismo y quieren estar armados con el conocimiento que es esencial para cambiarlo.

Blog del autor: http://manuelyepe.wordpress.com/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter