Portada :: Venezuela :: Asalto a Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-02-2019

Carta de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitucin a Nicols Maduro, Presidente de la Repblica Bolivariana de Venezuela

Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitucin
Rebelin

Esta propuesta de la Ruta de la Paz y el Cambio la realizamos sustentada en la valoracin que hacemos del momento poltico actual que presenta nuestro pas


La Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitucin ha venido expresando su honda preocupacin por la escala de violencia que est amenazando al pas con una guerra civil o una invasin militar por parte del gobierno imperial de Trump. Hemos argumentado que para evitar la guerra, se requiere un mnimo acuerdo poltico nacional que permita, con el nombramiento de un nuevo Consejo Nacional Electoral confiable, la realizacin de un referendo consultivo, para que sea el pueblo venezolano, quien decida como salir de la profunda crisis que vive el pas. Hemos propuesto, con otros grupos y colectivos, que se consulte a la poblacin si quiere que se re-legitimen todos los poderes mediante dicho referendo. La constitucin de la Repblica Bolivariana de Venezuela establece que Las materias de especial trascendencia nacional podrn ser sometidas a referendo consultivo. Tal referendo tendra carcter vinculante.

Es difcil imaginar un asunto de mayor trascendencia nacional que una crisis en la cual est fraccionado el Estado y existen amenazas reales de una guerra civil y una invasin armada extranjera.

Por ese motivo, como Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitucin acordamos reunirnos con el Presidente Maduro, y con el Diputado Juan Guaid, Presidente de la Asamblea Nacional, la cabezas visibles (a nivel nacional) de los factores en pugna, para plantearles la responsabilidad que ambos tiene en esta escala de violencia y la necesidad de un acuerdo mnimo que permita al pueblo venezolano decidir mediante referendo entre la guerra y la paz.

Como Plataforma nos reunimos con Juan Guaid en cuanto Presidente de la Asamblea Nacional, no como Presidente de la Repblica, ya que no lo reconocemos como tal, y le formulamos este planteamiento.

Hemos estado intentando, en forma paralela, desde hace semanas, reunirnos con el Presidente Maduro. Le hemos solicitado audiencia por canales informales. Como no ha habido respuesta, decidimos dirigirle formalmente una carta solicitando la audiencia. Esta comunicacin fue llevada por tres das sucesivos al Palacio de Miraflores, y en forma reiterada, el personal responsable de recibir la correspondencia dirigida al Presidente de la Repblica, al ver quienes eran los firmantes de la comunicacin, se negaron a recibirla.

Por esa razn hemos decidido hacer pblica esta comunicacin.



Carta de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitucin Nicols Maduro, Presidente de la Repblica Bolivariana de Venezuela

Caracas, 12 de febrero de 2019

Ciudadano

Nicols Maduro Moros

Presidente de la Repblica Bolivariana de Venezuela

Su Despacho.

Por medio de la presente, quienes suscribimos, miembros de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitucin (PCDC), deseamos a travs de la presente misiva solicitarle formalmente, con la urgencia que usted considere conveniente, una reunin para dialogar acerca de la muy grave situacin planteada en nuestro pas, y las posibles vas para lograr una solucin en el marco constitucional, democrtico y soberano que conduzca a una salida en funcin de los mximos intereses de la Repblica y del pueblo venezolano.

Como usted debe estar en conocimiento, una representacin de quienes formamos parte de la PCDC, el martes 5 del presente mes, atendi una invitacin que nos formul la Directiva de la Asamblea Nacional. En la referida reunin, realizamos una caracterizacin de la profunda y compleja crisis que est diezmando las condiciones de vida digna del pueblo venezolano y ante la gravedad de los hechos, le planteamos, lo que a nuestro modo de ver, podra ser una solucin constitucional y democrtica a la crisis que nos agobia. Dicha salida la hemos denominado: La Ruta de la Paz y el Cambio, definida por un proceso de negociacin sustentado en un dialogo, entre los dos poderes en pugna (Gobierno Nacional y Asamblea Nacional), que con el nombramiento de un nuevo Consejo Nacional Electoral consensuado y a travs de la activacin de un Referendo Consultivo, el Pueblo Venezolano como Soberano y portador del Poder Originario: decida si est de acuerdo o no con relegitimar los poderes pblicos.

Esta propuesta de la Ruta de la Paz y el Cambio la realizamos sustentada en la valoracin que hacemos del momento poltico actual que presenta nuestro pas, y que igualmente le expresamos a la Directiva de la AN donde reiteramos, tanto a ellos como a usted, como al pas entero lo siguiente:

Es inobjetable que la crisis poltica venezolana entra en una nueva fase a partir del 23 de enero, cuando se produce la auto-proclamacin del diputado Juan Guaid como supuesto Presidente Interino y se comienza a perfilar la formacin de un Estado paralelo, que no es ms que otra expresin de la sistemtica y continuada violacin a nuestra Carta Magna, donde innegablemente existen enormes responsabilidades por parte de los actores polticos en pugna. Por un lado, su Gobierno y por el otro los partidos de oposicin aglutinados en la Asamblea Nacional. El hecho concreto, es que como bien lo hemos denunciado pblicamente la creacin de un gobierno paralelo responde a la estrategia que viene adelantando el gobierno de los Estados Unidos de Norteamrica, para recuperar la hegemona perdida en lo que califica como su patio trasero, otrora dominado por los llamados gobiernos progresistas, y as ponerle freno en Amrica Latina a sus contrincantes econmicos como lo son China y Rusia.

El tema es que dicha estrategia no hubiese podido avanzar o tener xito, si en nuestro pas se hubiese mantenido y respetado el valor del ejercicio democrtico participativo y protagnico del pueblo, como eje de la transformacin socio-econmica y del cambio poltico, pero tambin, si no se hubiese producido el fracaso de una gestin gubernamental, que lamentablemente, ha conducido al pueblo venezolano a tener que soportar, injustamente, los embates de una crisis de la cual no es responsable. Nos referimos a que el pas ha sufrido un importante revs en cuanto a los grandes logros que en el mbito social haba obtenido el proceso bolivariano. Hoy tenemos que, de acuerdo a la ltima encuesta ENCOVI1, para el ao 2018, 48% de los hogares venezolanos son pobre, medidos en de trminos de la metodologa multidimensional (que utiliza estndar de vida, empleo y proteccin social, educacin, servicios y vivienda). Esto solo por mencionar algn dato de las mltiples variables que muestran las precarias condiciones de vida del pueblo venezolano y que como es obvio, vulneran los derechos humanos que forman parte del mandato constitucional. Hablamos de temas como la hiperinflacin, la destruccin del poder adquisitivo de los trabajadores y sus familias, la escasez de alimentos, medicinas, la aparicin de enfermedades erradicadas en nuestro pas como por ejemplo la malaria, el deterioro inmensurable de los servicios pblicos como lo son: transporte, agua potable, gas domstico, electricidad, telefona fija y mvil, acceso a internet, etc. Cabe mencionar tambin, el etnocidio que est ocurriendo con nuestros pueblos indgenas que como sabemos, son poblaciones muy vulnerables, y estn padeciendo con creces la emergencia social que embarga a todo el pueblo venezolano, aunado al ecocidio que se est generando producto de la exacerbada explotacin minera en los 112.000 km2 de nuestro territorio, que definen al mal llamado Arco Minero del Orinoco. Un tema que tambin merece atencin y que indudablemente es expresin de la profunda crisis social y econmica que afecta al pas, es el referido a la importante y significativa migracin de venezolanos estimada, segn ACNUR2, en 3 millones de personas que en la bsqueda de unas mejores condiciones de vida para ellos y su familia, ya que nuestro pas no se las puede garantizar, han tenido que abandonar hijos, padres, trabajos, estudios, profundizando el drama social al producirse una fragmentacin de las familias venezolanas, evento que a todas luces, para Venezuela se convierte en un fenmeno social histrico excepcional en toda nuestra vida republicana.

Como sntesis, tenemos que esta dramtica situacin innegablemente ha venido generando un rechazo acumulado del pueblo venezolano a su gestin, creando las condiciones subjetivas y objetivas, para facilitar la ejecucin de la estrategia desestabilizadora de EEUU y el Grupo de Lima, apoyndose en el descontento popular. Eso explica las movilizaciones masivas que se efectuaron el 23 de enero en cuyo contexto se produjo la referida autoproclamacin, al margen de la Constitucin, del Diputado Juan Guaid como supuesto Presidente interino de la Repblica, presentndose como una esperanza del cambio poltico para salir de la crisis. En estas circunstancias, se ha desplegado un escenario de confrontacin en que, por un lado la Asamblea Nacional encabezada por Juan Guaid, asumiendo la ruta de la guerra piloteada por el gobierno de Trump y sus aliados, impulsa la secuencia: cese a la usurpacin-gobierno de transicin -elecciones libres y por el otro, su Gobierno se mantiene atrincherado en el poder, tambin al margen de la Constitucin. Ese escenario nos conduce a una profundizacin de la compleja e insostenible crisis que azota al pas y su deriva podra desembocar trgicamente en una guerra civil con participacin internacional.

Es obvio que este proceso de confrontacin, tarde o temprano, terminar en un dialogo y en una negociacin. Lo que no deseamos los venezolanos es que sta ocurra luego de la perdida intil de miles de vidas humanas, la destruccin de la infraestructura nacional y la prdida de la integridad territorial. Llamamos su atencin que en una situacin como esa, perderamos la Repblica y los que se beneficiaran de ello, como siempre lo han hecho, seran las grandes potencias extranjeras y sus intereses corporativos.

Ciudadano Presidente de la Republica, Nicols Maduro Moros:

Es tiempo de la poltica con P mayscula, de colocar los mximos intereses de la Repblica al servicio de la paz y la bsqueda de mejores condiciones de vida para el pueblo venezolano. Nuestra propuesta para silenciar los tambores de guerra y conjurar la destruccin de la Nacin se enmarca en la realizacin de una tregua en el conflicto agudizado desde el 23 enero. Hay que construir un espacio de negociacin y dialogo social entre su Gobierno y la Asamblea Nacional, para establecer un acuerdo que debe incluir la designacin de un CNE por consenso y la convocatoria a un referendo consultivo, con base en los artculos 70 y 71 de la Constitucin, con observacin amplia y calificada de la ONU, que consulte al pueblo, si est de acuerdo o no en la convocatoria de unas elecciones generales que permitan la relegitimacin de los Poderes Pblicos. Este es un procedimiento mucho ms expedito que unas elecciones generales.



PLATAFORMA CIUDADANA DE DEFENSA DE LA CONSTITUCIN


Hctor Navarro Ana Elisa Osorio Gustavo Mrquez

Oly Milln Santiago Arconada Juan Garca

Edgardo Lander Esteban Emilio Mosonyi Gonzalo Gmez

1. Encuesta Nacional de Condiciones de Vida 2018 (ENCOVI). http://elucabista.com/wp-content/uploads/2018/11/RESULTADOS-PRELIMINARES-ENCOVI-2018-30-nov.pdf

2. https://www.acnur.org/noticias/press/2018/11/5be443b54/la-cifra-de-personas-refugiadas-e-inmigrantes-venezolanas-alcanza-los-3.html


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter