Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-02-2019

Lula, un lder poltico secuestrado por el Lava Jato

Jeferson Miola
NODAL


Lula no es slo un preso poltico; es un lder poltico secuestrado, es un rehn de importancia trascendental para la continuidad y la profundizacin del rgimen de excepcin. Lula fue arrestado y secuestrado por Srgio Moro y Deltan Dallagnol, y encarcelado para no estorbar la implantacin del proyecto de poder de la extrema derecha en Brasil.

La farsa jurdica ampliada en el tribunal de excepcin del Lava Jato (TRF4) el 24 de enero de 2018 fue una de las mayores atrocidades jurdicas contemporneas. El proceso contra Lula puede equipararse al proceso farsesco que conden ilegalmente al oficial judo del ejrcito francs Alfred Dreyfus sobre finales del siglo XIX. Aquella injusticia fue el fundamento de la obraLos orgenes del totalitarismo, de Hannah Arendt, as como de los trabajos de la pensadora alemana sobre antisemitismo y nazismo.

Dreyfus inspir tambin el manifiesto Yo acuso, una carta de denuncia dirigida al presidente de Francia publicada en el peridicoAuroraen enero de 1898, en la que mile Zola peda la anulacin de la condena ilegal de Dreyfus y una investigacin justa y transparente.

Una vez encarcelado, Lula fue privado progresivamente de sus derechos civiles, polticos, e incluso, de los derechos inherentes al ser humano. Se le priv de su derecho a votar. Para evitar su eleccin como presidente de Brasil, el rgimen de excepcin actu en forma contraria a la recomendacin del Comit de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y le quit su derecho a ser elegido por la mayora del pueblo brasileo en octubre de 2018.

Acallaron la voz de Lula, violaron su libertad de expresin y de libre manifestacin y no lo dejaron comunicarse con el pueblo y tampoco conceder entrevistas a la prensa.

La inhumanidad de la operacin Lava Jato no tiene lmites. Adems de prohibirle ser visitado por religiosos y de elegir qu abogados defensores pueden asistirlo, el juicio de excepcin le impidi a Lula sepultar a su hermano Vav. Una crueldad inaudita y un castigo inhumano que ni la dictadura fue capaz de infligirle a Lula: en 1980, a Lula se le dio permiso para salir de la crcel donde estaba como preso poltico para sepultar a su madre. Esta restriccin cruel impuesta a Lula no se impone, en cambio, a la poblacin carcelaria del pas. En 2018, a decenas de miles de presos se les dio autorizacin para salir en caso de fallecimiento o dolencias graves de un familiar.

La nueva condena farsesca impuesta el 6 de febrero por la jueza sustituta de Moro continu el camino fascista de persecucin penal que llev al primer encarcelamiento ilegal de Lula el 7 de abril de 2018.

En el afn de condenar a Lula, y antes de pasar la titularidad del juzgado a quien asumir el puesto en los prximos das, la joven jueza Gabriela Hardt cometi errores groseros, como: 1) condenar a Lula por corrupcin pasiva cuando l no estaba ejerciendo un cargo pblico en la fecha en que sucedieron los hechos; 2) tratar a Lo Pinheiro y a Jos Aldemrio como si fuesen dos personas diferentes, cuando en realidad son dos formas de llamar a la misma y nica persona, el empresario, criminal confeso y delator Jos Aldemrio Pinheiro Filho; y 3) condenar a Lula por corrupcin en Petrobras, en un caso que no tiene ninguna conexin con los desvos de dinero en la petrolera estatal.

Lula est acusado en por lo menos otros seis procesos, cada uno de ellos ms escandalosamente fraudulento que el anterior. Uno de ellos, por ejemplo, se relaciona con el programa tecnolgico de Gripen, implementado despus de su mandato.

A Lula le tienen miedo. Saben que, en libertad, ejerce un extraordinario poder poltico y simblico que puede desestabilizar el pacto de dominacin oligrquica y el rgimen de excepcin. Por eso necesitan mantenerlo incomunicado y aislado.

Esta segunda condena confirma el patrn del proceso judicial contra Lula y muestra una clara tendencia de nuevas condenas ilegales. El odio de la clase dominante contra Lula lleg a su pice. La burguesa ya no esconde su deseo de ver a Lula terminar sus das en la crcel.

Su candidatura al Nobel de la Paz adquiere especial relevancia en vista de esta realidad dramtica. Es preciso hacer de la defensa del Nobel para Lula una plataforma de una campaa mundial de denuncia de su condicin de lder poltico secuestrado y encarcelado por el Lava Jato, que le ha arrebatado sus derechos civiles, polticos y humanos.

Jeferson Miola es integrante del Instituto de Debates, Estudios y Alternativas de Porto Alegre (Idea) y fue coordinador ejecutivo del V Foro Social Mundial.

Fuente: https://www.nodal.am/2019/02/lula-un-lider-politico-secuestrado-por-el-lava-jato-por-jeferson-miola/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter