Portada :: Venezuela :: Asalto a Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-02-2019

Si cae Venezuela cae Amrica Latina

Adrin Sotelo Valencia
Rebelin


En la actual embestida del imperialismo norteamericano contra Venezuela se persiguen dos objetivos: apropiarse por la fuerza de los recursos naturales y energticos del pas, principalmente del petrleo, y desfigurar el mal ejemplo que para el mundo y Latinoamrica causa el chavismo y el bolivarianismo como un proyecto alternativo que est influyendo en los gobiernos progresistas y en una constelacin de movimientos sociales y populares de nuestra regin y del mundo.

Hasta antes de la irrupcin del bolivianarismo y del triunfo electoral de Hugo Chvez en Venezuela (2 de febrero de 1999), existi hegemnico en toda la regin, con excepcin de Cuba, el neoliberalismo en tanto patrn de acumulacin y de reproduccin de capital as como de dominacin poltica. Desde mediados de la dcada de los ochenta del siglo pasado comenz la transicin desde las dictaduras militares a la democratizacin en Amrica Latina que se fue extendiendo prcticamente a todo el continente en el curso de la dcada de los noventa. Sin embargo, la estrategia norteamericana, con sus idelogos ms conspicuos como Friedman, Huntington, Lipset, Fukuyama, etc. promova la instauracin de la democracia, pero una democracia que fuera gobernable, restringida y viable; adjetivos que reflejaban la esencia de la nueva estrategia de la dominacin imperialista en Amrica Latina post-dictaduras. Pero sucedi que con el triunfo electoral de Hugo Chvez y la posterior instauracin de la Quinta Repblica, esos objetivos imperialistas fueron rebasados y el nuevo gobierno avanz hacia una democracia participativa con inclusin de las mayoras populares en los asuntos pblicos y de incumbencia del Estado.

Adems de los poderes tradicionales (ejecutivo, legislativo y judicial) se instituyeron, as, los poderes electoral, comunal o ciudadano que rebasaron con creces el frreo molde de democracia burguesa representativa diseado por Washington. A partir de aqu surgi la guerra estratgica y sistemtica de este contra Venezuela, siendo as el fallido intento de golpe de Estado del 11 de abril de 2002 contra Hugo Chvez el primer ensayo contrainsurgente digamos sistmico para derrocarlo y restituir la arcaica Cuarta Repblica oligrquico-neoliberal; pasando por las violentas guarinbas de 2014 y 2017 hasta el intento de magnicidio frustrado contra el presidente constitucional Nicols Maduro el 4 de agosto de 2018. Todas estas acciones perpetradas por la derecha oligrquica denominada oposicin venezolana firmemente apoyadas por el imperialismo norteamericano, fueron exitosamente contrarrestadas y superadas por el gobierno bolivariano, uno de cuyos momentos ms conspicuos y lcidos fue la aprobacin de la Asamblea Nacional Constituyente mediante elecciones generales (30 de julio de 2017) que auspici un clima de tranquilidad y de paz en el pas que no se haba visto en los meses y aos precedentes, hasta la actual coyuntura de ataque y de amenaza de intervencin militar por parte de Estados Unidos al influjo del ilegal y subconstitucional autonombramiento por Trump de un presidente encargado de Venezuela configurando un autntico golpe de Estado hasta ahora ms meditico que efectivo.

El objetivo geoestratgico que subyace en la embestida imperialista en curso consiste en recuperar para Estados Unidos su patio trasero para enfrentar a China y a Rusia que han restaurado su estatura de verdadero porte poltico-militar como potencias nucleares.

El instrumento ms reciente utilizado para estos fines, adems de las llamadas sanciones econmico-financieras, es la llamada ayuda humanitaria(lase: USAID o Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) que es la antesala de la contrarrevolucin y del preludio de la intervencin imperialista de Estados Unidos en Venezuela como ocurri en otros pases ininterrumpidamente por lo menos desde el siglo XIX.

No es nueva esta poltica. Ya se practic en otros pases como Irak, Afganistn, Libia y Hait, y afortunadamente ha fracasado en Siria, como pretexto para invadir esos pases y apropiarse de sus recursos generando destruccin, masacres, crisis humanitarias, emigraciones masivas y destrucciones culturales, patrimoniales y ambientales.

En este entorno mientras que cierta intelectualidad de la izquierda lcida e iluminada haba proclamado el fin del colonialismo, de la dependencia y el subdesarrollo -cuando reinaba el optimismo y el efecto demostracin por los gobiernos progresistas como Argentina y Brasil- , el imperialismo redivivo los refuncionaliza para imponer y reforzar su dominacin en el entorno de su inminente decadencia y del arribo de nuevas potencias en el escenario internacional. Y esto ha causado un debate que hasta la fecha no tiene solucin mucho menos en el plano terico e intelectual que tanto gusta a los iluminados.

El problema es que cada vez ms, da a da, se va reduciendo el margen de la discusin entre la docta y sabionda intelectualidad latinoamericana de izquierda, sobre si el presidente Nicols Maduro es o no un dictador; si en Venezuela hay o no democracia... si hay polarizacin social, cules son las alternativas, etc., etc. La realidad es que pronto, desgraciadamente, se tendr que optar entre si se acepta la intervencin militar del imperialismo gringo en Venezuela o si se opone a dicha invasin. Y entonces las mscaras se caern como un castillo de naipes!

Mientras tanto el imperialismo y la ultraderecha colombo-venezolana practican la guerra hbrida: el uso combinado, simultneo y permanente de todos los medios y formas de destruccin del pas, del gobierno, del pueblo y de los individuos desde la guerra econmica, el bloqueo financiero y comercial, las amenazas y la intimidacin y la difusin masiva y sistemtica de Fake News por los medios imperialistas y corporativos de comunicacin como CNN, BBC, NTN24, TELEVISA, TV AZTECA, El Pas, O Globo, y otros instrumentos enajenantes a su servicio, con el fin eventualmente de preparar la intervencin militar si en ltima instancia es necesaria.

Por lo pronto, el gobierno y el pueblo venezolanos se preparan para enfrentar, si es necesario, una eventual invasin militar directa por parte de Estados Unidos o, lo que sera ms probable en ese caso, indirecta a travs de gobiernos comparsas y tteres como el colombiano o brasileo que han girado completamente a la derecha y a las prcticas salvajes del neoliberalismo.

Ms all de los debates tericos que pueden esperar frente a una tasa de caf, lo verdaderamente alarmante y relevante, es que si cae Venezuela bajo la gida de la dominacin imperialista de Estados Unidos, seguir el turno a otros pases y gobiernos como Cuba, Bolivia, Nicaragua e incluso, Mxico que ahora viene ensayando una suerte de progresismo neodesarrollista que, por ms que no cuestione de raz el neoliberalismo y el capitalismo dependiente, es, sin embargo, ante los ojos imperialistas y de la derecha autctona mexicana, un estorbo para sus intereses geopolticos y econmicos estratgicos.

Y si no habr que ver por qu Trump quiere construir un muro de la ignominia para contener a las huestes de salvajes mexicanos y centroamericanos que amenazan la integridad y soberana de Estados Unidos, as como alinear, junto con el Crtel de Lima, al gobierno mexicano - que ha reafirmado su poltica constitucional sustentada en el principio de autodeterminacin de los pueblos y de no injerencia en sus asuntos- contra Venezuela.


* Adrin Sotelo Valencia es Socilogo y Doctor en Estudios Latinoamericanos de la FCPyS-UNAM.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter