Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-02-2019

El agua de Europa en peligro, pendiente de un acuerdo de proteccin

Alejandro Tena
Pblico

Los Estados miembros de la Unin Europea pretenden cambiar la Directiva Marco del Agua que regula la calidad de los cauces de los ros, acuferos y humedales, y retrasar los mrgenes de accin ms all de 2027.


El 40% de las masas de agua de Espaa estn en riesgo, segn los datos de la Agencia Ambiental Europea. (MIGUEL RIOPA/AFP)

 

La Directiva Marco del Agua (DMA) , la normativa que protege el agua en Europa corre peligro. Sus objetivos que buscan asegurar y certificar el bienestar de los ros , humedales y acuferos podran ser reducidos si se cumplen las pretensiones de algunos de los pases que en los ltimos meses han cuestionado la norma, como Alemania, Holanda o Blgica. Curiosamente, tres de los Estados que menos cumplen con las pretensiones de conservar el entorno que tiene esta ley, segn los datos de la Agencia Ambiental Europea .

En el ao 2000 los Estados miembros impulsaron esta legislacin pionera con la intencin de mejorar las condiciones medioambientales de las diferentes fuentes de agua del continente. La norma daba varios plazos para reconducir la situacin y garantizar niveles de calidad y cantidad ptimos en las aguas europeas. El lmite de actuacin era 2027. Con esta fecha cada vez ms cerca, el balance no es nada positivo, en tanto que el 60% de los ros y humedales se encuentran en mal estado . El 40% si ponemos el ojo en Espaa.

Pese a los datos alarmantes, los pases europeos estn buscando modificar la norma y ampliar los plazos de accin ms all de 2027. De esta forma los Ejecutivos de la UE pretenden evitar multas como la que ya se impuso a Espaa por la sobreexplotacin de Doana . De hecho, el plazo temporal para el cumplimiento de los objetivos de la norma ya se retras con anterioridad, pues originalmente los pases europeos acordaron que 2015 era la fecha lmite para garantizar la recuperacin de la calidad y cantidad de las masas de agua del continente.

"Si no han cumplido con lo acordado en estos 19 aos, qu hace pensar que los Estados van a hacerlo en el futuro?", se pregunta retricamente el experto en Agua de SEO Bird/Life, Roberto Gonzlez, que denuncia que retrasar la fecha de cumplimiento restara ambicin y garantas a la legislacin.

Sin embargo, los directivos del Agua justifican sus intenciones alegando que, "pese a los esfuerzos, hay riesgos de que los objetivos medioambientales no se cumplan en 2027" porque en los ltimos aos "las condiciones naturales han cambiado". Amparados en ello, se remiten al Artculo 4.5 de la DMA , que da autonoma a los Estados para "cumplir con los requisitos mnimos de la Directiva".

En ese sentido, la modificacin de la DMA no slo alargara en el tiempo los plazos para el cumplimiento de los acuerdos, tambin establecera un marco mucho ms permisivo con las situaciones excepcionales que justifican la " exencin del cumplimiento de los requisitos para lograr el buen estado de las aguas ".

"Las sequas son fenmenos naturales en Espaa, por lo que de manera ordinaria se deben efectuar planes de prevencin"

Algo que podra afectar de lleno a Espaa, debido a su clima sujeto a sequas cclicas. Y es que, segn denuncian ms de cien asociaciones en un manifiesto , los cambios pretendidos desde Bruselas podran servir de excusa a las instituciones espaolas para saltarse sus compromisos con el bienestar de las masas de agua durante las etapas ms secas del ao, como los veranos. No slo eso, sino que tambin se podra abrir la puerta a futuros trasvases.

"Las sequas son fenmenos naturales en Espaa, por lo que de manera ordinaria se deben efectuar planes de prevencin", explica Rafael Seiz, especialista del Programa de Agua de WWF Espaa , que piensa que una apertura de las situaciones consideradas como excepcionales podra traducirse en que Espaa califique sus ciclos de sequa natural como periodos climticos extraordinarios y, con ello, eludir sus compromisos con la Unin Europea.

Por otro lado, algunos de los directivos del Agua de la Comisin Europea pretenden despejar las restricciones econmicas de los usos del agua que garantizan que actividades socioeconmicas nocivas para el entorno ambiental, como la agricultura intensiva, paguen para emplear sistemas de regados. "Hay muchos sectores en Espaa que dependen del agua", seala Natalia Funes, coordinadora de Agua de Ecologistas en Accin , para evidenciar las evidentes presiones de la industria agrcola. El grupo medioambientalista explica que se trata de una medida que, lejos de garantizar estabilidad en los niveles del agua de Espaa, podra incentivar an ms la sustraccin de acuferos y ros.

Desde la Fundacin Nueva Cultura del Agua (FNCA) denuncian que "no es el momento adecuado para modificar la norma" y reivindican que lo que precisamente hace falta es que se aplique "ms y en mayor medida". Una visin similar a la expuesta desde WWF, que sealan a los datos sobre el mal estado de los ros, humedales y acuferos de Espaa.