Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Kurdistn, un pueblo sin derechos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-02-2019

El silencio estridente de Abdullah calan

Leandro Albani
La tinta


En qu piensa Abdullah calan en medio de la soledad de la isla-prisin de Imrali? Tal vez en las montaas Taurus o de Qandil, esas amigas que nunca traicionaron al pueblo kurdo. O, quiz, en los miles de hombres y mujeres que corean su apodo, Apo, en cada movilizacin en la cual demandan su libertad.

Ser el silencio de una isla rida en el mar de Mrmara una compaa para ese hombre de 69 aos, que en 1978 -junto a un puado de militantes- fund el Partido de los Trabajadores de Kurdistn (PKK)? calan imaginar que sus ideas, un torrente de plvora seca en contacto con el fuego profundo de la tierra, se expanden por todo Medio Oriente con la fuerza de la libertad? En la pequea habitacin en la que est recluido desde 1999, con la compaa de unos pocos libros y el cielo fragmentado por los paredones que lo rodean, calan intuir que sus ideas, concebidas al calor de la lucha guerrillera y de las frenticas discusiones con sus compaeros y compaeras, se defienden con fusiles, banderas, discursos apasionados y la construccin de una nueva sociedad en Rojava, el Kurdistn sirio, una tierra que habit hasta que el gobierno de Damasco lo expuls el 9 de octubre de 1998?

Seguir leyendo...


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter