Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-02-2019

El amor en tiempos del apartheid israel

Yara Hawari
Al Jazeera

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Las restricciones de Israel a la entrada, movimiento y asentamiento palestinos constituyen una deliberada ingeniera social.

Un oso de peluche para el Da de San Valentn cuelga de una cerca en la ciudad cisjordana de Ramallah el 13 de febrero de 2011 [Archivo: Mohamad Torokman / Reuters]

El 14 de febrero, da de San Valentn, la maquinaria del capitalismo corporativo distraer a la poblacin en general con otro "da de fiesta" consumista en el que nos sentimos solos, desubicados y/o obligados a gastar dinero para demostrar afecto por los seres queridos.

Adems de imponer la idea de las relaciones hetero normativas y mongamas, el Da de San Valentn tambin representa la gran mercantilizacin del amor y las relaciones. Para algunos el da pasar gastando dinero, para otros deseando que los dems gasten dinero y para otros msdeseando estar con la persona amada.

De hechoel da de San Valentn, habr muchas parejas y amantes que sufrirn estando separados por las polticas racistas y las fronteras coloniales. Para los palestinos este es solo otro hecho de la vida que Israel les impone. Muchos palestinos no pueden construir sus vidas con sus seres queridos porque simplemente tienen prohibido estar en el mismo lugar.

Una de las principales formas en que Israel impide que los palestinos estn juntos es a travs de su sistema de identificacin colonial y racista. Las entidades coloniales y colonialistas han empleado durante mucho tiempo diferentes niveles de identificacin para dividir y conquistar a los pueblos nativos e indgenas.

Israel impone a los palestinos diferentes formas de identificacin que regulan su movilidad, dnde pueden vivir y, esencialmente, a qu derechos tienen acceso. Adems una serie de legislaciones y el control total de Israel sobre todas las fronteras palestinas hacen que su poder sobre varios aspectos de la vida palestina sea absoluto.

Aunque el rgimen israel ha impuesto restricciones a la vida de los palestinos, lo que inevitablemente ha afectado a las relaciones ntimas durante dcadas, la situacin empeor mucho despus de la Segunda Intifada. En 2003, el Knesset israel aprob la Ley de ciudadana e ingreso que efectivamente neg el estatus legal en Israel a los cnyuges de ciudadanos israeles que vienen de Cisjordania y Gaza. Adems las solicitudes de reunificacin familiar de los palestinos con pasaportes israeles con parejas titulares de documentos palestinos se rechazan rutinariamente.

Esto ha afectado a miles de familias de palestinos que han tenido que tomar decisiones difciles sobre si mudarse al extranjero o vivir con el temor constante de que su cnyuge sea expulsado. Esta ley en particular afecta desproporcionadamente a los habitantes de Jerusaln oriental, quienes ya viven en un estado constante de miedo aperder su residencia. De hecho su estatus de residencia permanente requiere que tengan que probar regularmente que viven en la ciudad; si no lo hacen se arriesgan a que se les revoque su residencia permanente.

Para ellos, la ley de "Ciudadana e ingreso" significa que si se casan con alguien de Cisjordania, solo pueden vivir en unos pocos vecindarios de Jerusaln, como por ejemplo Kufr Aqab. Estos barrios, aunque tcnicamente son parte de Jerusaln, han sido aislados de la ciudad por el muro del apartheid y estn ubicados en el lado de Cisjordania. Estn superpoblados y carecen de infraestructura y servicios bsicos, pero muchas parejas con identificaciones mixtas han encontrado refugio all.

En Gaza los palestinos han estado bloqueados desde 2006 bajo un asedio agobiante con importantes restricciones de entrada y salida. A casi ningn palestino se le permite salir de la Franja, y mucho menos a vivir en otro lugar de la Palestina histrica.

De hecho los palestinos que tienen otras formas de identificacin, incluida una israel, y que se fueron a vivir a Gaza con sus esposas antes del asedio, estn esencialmente atrapados all porque si se van las autoridades israeles no los dejarn volver. La decisin de permanecer con sus seres queridos significa que tienen que soportar una vida horrible en una virtual prisin al aire libre.

Del mismo modo hay palestinos de Gaza que viven en Cisjordania con sus cnyuges sin el "permiso" de las autoridades israeles. Tambin viven con el temor constante de ser detenidos y enviados por el ejrcito israel de regreso a Gaza.

Los casados ​​con extranjeros tambin se ven afectados por las polticas restrictivas israeles. Debido a que Israel controla la entrada y salida de Cisjordania y Gaza, puede elegir a quin deja entrar y a quin niega la entrada. A los extranjeros casados ​​con palestinos se les ha negado habitualmente la entrada y en aos ms recientes se les ha pedido que paguen "depsitos de fianza" de miles de dlares para obtener visas de corto plazo.

Los que tienen seres queridos encarcelados tienen an ms restricciones. A los prisioneros palestinos se les niegan con frecuencia las visitas familiares y nunca se les permiten visitas conyugales. Los detenidos administrativos, los que permanecen recluidos durante largos perodos sin juicio, sus parejas viven en constante incertidumbre sin saber cundo volvern a reunirse. Las relaciones son presionadas al extremo, muchas a travs de cartas o por conversaciones en telfonos de contrabando. Incluso hay una prspera operacin de contrabando de esperma que permite a las mujeres dar a luz incluso durante encarcelamientos prolongados.

Las polticas israeles que niegan a los palestinos el derecho a la vida familiar a travs de una variedad de restricciones y regulaciones constituye otra caracterstica perniciosa de la ocupacin israel de Cisjordania y Gaza y la anexin de Jerusaln Este, que est en clara violacin del derecho internacional.

Como seala un informe de la ONG palestina de derechos humanos Al Haq, esta fragmentacin deliberada de la sociedad palestina constituye una "ingeniera social". Su objetivo es perturbar la vida individual y comunitaria de los palestinos para eliminarlos de la Palestina histrica.

Sin embargo, al igual que otras personas en todo el mundo que enfrentan barreras fsicas al amor impuestas por los regmenes criminales, los palestinos se enfrentan a sus opresores. La autora y feminista estadounidense Bell Hooks una vez escribi: "necesitas tener valor para amar" y los palestinos ciertamente tienen mucho de eso.

Las opiniones expresadas en este artculo son propias del autor y no reflejan necesariamente la postura editorial de Al Jazeera.

Yara Hawari es Miembro Colaboradora de Poltica Palestina de Al-Shabaka, la Red de Poltica Palestina.

Fuente: https://www.aljazeera.com/indepth/opinion/love-times-israeli-apartheid-190213091046109.html

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y Rebelin.org como fuente de la traduccin

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter