Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-02-2019

El ejemplo de Suecia: cmo aislar a la ultraderecha

Patricia Simn
La Marea

Suecia es el nico pas de su entorno que ha conseguido formar gobierno de espaldas al partido ultra.


Suecia ha tardado cuatro meses en formar gobierno, el tiempo que han necesitado cinco partidos polticos en alcanzar un acuerdo que excluyese a la extrema derecha de cualquier influencia en su toma de decisiones. No ha sido fcil. El presidente socialdemcrata, el exsindicalista Sefan Lfven, que ya presida el pas en coalicin con Los Verdes desde 2014, revalida su mandato gracias a la abstencin del Partido de La Izquierda excomunista, el Partido de Centro y el Partido Liberal, estos dos ltimos integrantes de la Alianza Conservadora que ha quedado definitivamente rota despus de que el Partido Moderado y el Democristiano se mostrasen abiertos a gobernar con el apoyo en forma de abstencin de la ultraderecha. Una formacin que, con el 17% de los votos, un 3% ms que en los anteriores comicios, se ha alzado como la tercera fuerza poltica del pas.

Suecia se convierte as en el nico pas de su entorno que ha conseguido formar gobierno de espaldas al partido ultra. Para conseguirlo, todas las partes implicadas en la negociacin han tenido que ceder: la izquierda, aceptando que en el acuerdo se explicite que no tendr ningn tipo de influencia poltica y, aun as, anteponiendo sus valores antirracistas, como han subrayado sus portavoces; los liberales y centristas, renunciando a la posibilidad de formar parte de un gobierno de la Alianza Conservadora; y los socialdemcratas y los ecologistas, reconociendo que tendrn que incorporar medidas neoliberales a su agenda. Un aspecto que, en opinin de Nils Gustafsson, profesor e investigador de Comunicacin y Participacin polticas de la prestigiosa Universidad de Lund, no resulta tan novedoso: Hay una tradicin en Suecia de cooperacin entre socialdemcratas y centro. Mucha de la legislacin vigente es resultado de ella. La polarizacin entre izquierda y derecha es reciente.

Se trata de un proceso paralelo al del ascenso de Demcratas Suecos, un partido fundado en 1988 de inspiracin fascista y corte nacionalista supremacista blanco que consigui representacin parlamentaria por primera vez en 2010 con un 5,7% de los escaos. Solo han hecho falta dos legislaturas para que se esfumase la contundencia con la que los partidos ms conservadores rechazaban cualquier tipo de acuerdo con ellos. Un proceso de normalizacin y legitimacin parecido al que se ha vivido en Finlandia donde han entrado en el Gobierno y Noruega y Dinamarca, en los que apoyan parlamentariamente.

En este sentido, el riesgo de la implantacin del cordn sanitario como nica respuesta resulta evidente: se estrechan las opciones ideolgicas entre el neoliberalismo de centroderecha y el ms ultra. El principal problema, segn Gustafsson, es que nadie sabe realmente cmo se puede frenar este apogeo de la extrema derecha que recorre Europa.

Algunos piensan que con polticas econmicas, otros frenando la inmigracin, otros lo conectan con la vulnerabilidad que genera en muchas personas la globalizacin No creo que sea tan simple, ni que se pueda frenar el aumento de una ideologa racista y conservadora con polticas de izquierda. De hecho, no creo que haya una conexin clara entre lo que pueden hacer los otros partidos y el devenir de la extrema derecha. Por el momento, parte de las negociaciones para formar el gobierno han estado centradas en las medidas dirigidas a afrontar la crisis que se avecina. Hay un tiempo de prrroga para seguir pensndolo. Veremos en Espaa.

Fuente: http://www.lamarea.com/2019/02/20/el-ejemplo-de-suecia-como-aislar-a-la-ultraderecha/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter