Portada :: Mundo :: Relevo en el Vaticano
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-02-2019

El horror de las vctimas de abusos sexuales que han escuchado los obispos en el Vaticano

Agencias

Los religiosos han podido ver un video con el testimonio en primera persona de cinco vctimas de Europa, Estados Unidos, frica, Sudamrica y Asia


Lo primero que hicieron fue tratarme de mentiroso, es una de las denuncias incluidas en los vdeos con los testimonios de vctimas de abusos que ayer escuch la jerarqua de la Iglesia catlica reunida en el Vaticano para abordar los casos de pederastia en el clero.

Los 190 representantes de la jerarqua de la iglesia catlica presentes, entre ellos 114 presidentes o vicepresidentes de las conferencias episcopales, pudieron ver cinco vdeos con los testimonios de vctimas violadas por curas durante su infancia y de las que se ignoraron sus denuncias.

Lo primero que hicieron fue tratarme de mentiroso, darme la espalda y decir que yo y otros, ramos enemigos de la Iglesia, explic una vctima chilena, segn la transcripcin proporcionada por el Vaticano.

Yo s que estn all hablando, sobre cmo terminar y cmo empezar de nuevo y cmo reparar todo este dao. Primero, perdones falsos, perdones obligados ya no funcionan. A las vctimas hay que creerles, respetarlas, cuidarlas y repararlas. Hay que reparar a las vctimas, hay que estar con ellos, hay que creerles, hay que acompaarlas, dijo.

Pidi que oigan a lo que el Santo Padre quiere hacer, no asientan con la cabeza y despus hagan otra cosa.

Una mujer africana relat que desde que tena quince aos fue obligada a mantener relaciones sexuales con un sacerdote. Unos abusos que duraron 13 aos: Estuve embarazada tres veces, l me hizo abortar tres veces. Simplemente porque l no quera utilizar el preservativo ni ningn mtodo anticonceptivo.

Al principio tena tanta confianza en l, que no saba que poda abusar de m. Tena miedo de l. Y cada vez que me negaba a tener relaciones. l me golpeaba. Como dependa financieramente de l sufr todas sus humillaciones, se escuch en la sala donde se renen los obispos. La mujer afirm que su vida ha quedado arruinada y pidi a la Iglesia comportarse con responsabilidad, como personas sensatas.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter