Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Egipto
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-02-2019

En Egipto no se reconoce a los presos su condicin humana

Laila Ahmet y Rebecca Stead
Middle East Memo

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.


 


Las fuerzas egipcias irrumpieron en el hogar de Ayatollah Asraf, de 24 aos, y la sacaron a rastras de la cama antes de detenerla

Ayatollah Ashraf, de 24 aos, fue arrestada en su hogar, en el gobernorado de Qalyubiyah, El Cairo, el 3 de octubre de 2018. Las fuerzas de seguridad egipcias irrumpieron en el hogar familiar cuando Ashraf dorma, la sacaron a rastras de la cama y no le dieron ni tiempo para que pudiera cambiarse de ropa. Cuando la hermana de Ashraf intent decirles que esperasen a que se vistiera con ropas de calle, la golpearon en la cara. Aunque las fuerzas de seguridad le dijeron a la familia que slo pretendan hacerle a Ashraf unas cuantas preguntas y que despus la enviaran de vuelta a casa, han pasado cuatro meses y sigue desaparecida.

La madre de Ashraf, Ibtihal Mohammad, cree que su hija es una desaparecida forzosa, un destino que comparten cientos de presos polticos en Egipto. Al hablar con MEMO, Ibtihal describe a su hija como una muchacha intrpida que ama a su pas y alguien que desea vivir en un lugar donde se respeten la libertad de expresin y los derechos humanos. Ahsraf haba estudiado Periodismo y Medios de Comunicacin, aunque trabajaba en una fbrica textil antes de su arresto. Soaba con un Egipto desarrollado, recuerda Ibtihal.

Al igual que a muchos presos polticos, se detuvo a Ashraf en base a acusaciones inventadas de difundir noticias falsas e incitar a manifestarse. No supieron nada de su paradero durante bastante tiempo, por ello su familia sigui frenticamente cualquier pista que pudiera ayudarles a localizarla. La buscamos y enviamos docenas de mensajes al Fiscal General [de Egipto], al Consejo de Derechos Humanos, al ministro del Interior, al ministro adjunto del Interior para los Derechos Humanos, al director de la Seguridad de Qalyubiyah y a la Presidencia, pero nadie nos respondi, explica Ibtihal.

No fue sino hasta el 27 de enero cuando Ibtihal recibi alguna informacin sobre el destino de su hija. El abogado de la familia, Mustafa Aldemiri, se puso en contacto con ellos y les dijo que se haba visto a Ashraf en la Fiscala de la Seguridad del Estado y que estaba retenida en la comisara de Qanatir, un suburbio situado al norte de El Cairo. Fuimos a la prisin despus de que el abogado nos comunicara que se nos haba concedido una visita extraordinaria, recuerda Ibtihal, pero cuando llegamos all nos impidieron verla, aadi.

El destino de Ashraf no es infrecuente. Segn Human Rights Watch (HRW), que cita la campaa egipcia Poniendo fin las desapariciones forzadas: Las autoridades egipcias han hecho desaparecer al menos 230 personas desde agosto de 2017 hasta agosto de 2018, y en los ltimos meses esa prctica se est cebando cada vez ms con periodistas y activistas de los derechos humanos. En el informe de 2016, Amnista Internacional declaraba que la desaparicin forzada se ha convertido en un instrumento clave de la poltica estatal en Egipto. Cualquier persona que se atreva a hablar en pblico est en peligro, y agreg que, aunque las autoridades egipcias han negado en repetidas ocasiones que se produzcan desapariciones forzadas en el pas, los casos presentados en [el] informe proporcionan pruebas slidas de todo lo contrario.

A la madre de Ashraf le preocupa tambin que su hija pueda estar siendo maltratada en la prisin. Aya estaba muy enferma cuando la arrestaron; padece reumatismo y tiene que tomar una medicacin especfica para eso, explica. La preocupacin de Ibtihal no es infundada, como atestiguan los frecuentes informes de muertes como consecuencia de la negligencia mdica. Slo durante el mes de enero, se supo del fallecimiento de siete presos egipcios a causa de tal negligencia; tambin a los presos polticos de alto perfil, como el depuesto presidente Mohamed Morsi el primer presidente elegido democrticamente en Egipto que fue derrocado en 2013 mediante un golpe militar dirigido por el actual lder Abdel Fatah Al-Sisi-, se les viene negando repetidamente el acceso a la medicacin que necesitan.

Ya no me siento segura en Egipto, admite Ibtihal ante MEMO: No importa quien seas; el arresto de mujeres y muchachas es cada vez ms frecuente, lo mismo pasa con los hombres. Y explica: Muchas de las familias de las mujeres detenidas prefieren ocultar sus casos y no darles publicidad por miedo a que les sobrevengan ms daos, o por temor a ser estigmatizadas por la sociedad. Ibtihal afirma que desde que Ashraf fue detenida, la gente nos est tratando como si fuera una traidora o hubiera cometido algn delito. Estoy dispuesta a irme del pas con mis hijos tan pronto como Aya sea liberada, agrega.

Al preguntarle qu le gustara que el mundo supiera sobre el caso de su hija, Ibtihal concluye: Me gustara que todo el mundo pudiera saber lo que nos est pasando a los egipcios bajo Al-Sisi. Que el mundo conozca el verdadero rostro de su rgimen, que segn l es legtimo y democrtico y respeta los derechos de los egipcios. No tenemos derechos en Egipto; nos tratan como esclavos.

 

Sentencias de pena de muerte dictadas en septiembre de 2018 por diversos tribunales: 151


Laila Ahmet es una colaboradora de MEMO.

Rebecca Stead tiene un mster en Estudios de Oriente Medio de la Universidad SOAS de Londres. Stead centra sus trabajos en la historia, cultura y poltica de Israel-Palestina especficamente y en el Levante en general. Ha viajado por la regin ha estudiado rabe en Jerusaln y Amman. Trabaja de forma independiente para varias revistas y plataformas de blogs.

Fuente: https://www.middleeastmonitor.com/20190208-in-egypt-political-prisoners-arent-even-recognised-as-humans/

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a las autoras, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter