Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-02-2019

Estado fallido, narcoestado o democracia representativa?

Tony Lpez R.
Rebelin


La visita de Ivn Duque Mrquez al presidente Donald Trump, con el objetivo de coordinar la accin militar contra la Repblica Bolivariana de Venezuela, para vergenza de los colombianos, no tiene nada de diferente a la accin traidora del general Francisco de Paula Santander, cuando entreg informacin, alert e invit a los Estados Unidos a participar en el Congreso Anfictinico en Panam, al cual haba convocado el libertador Simn Bolvar, el vice-presidente Santander no esconda su devocin por la Doctrina Monroe, a la cual haba dado excepcional importancia en la organizacin del Congreso, totalmente contrario a las posiciones de Bolvar, Santander saba que panamericanizar el Congreso lo llevara al fracaso. As fue.

Hoy, a 193 aos de aqul significativo Congreso, convocado por Bolvar para promover la integracin latinoamericana, los seguidores de Santander siguen en el Palacio de Nario y su actual presidente lo ha hecho explcito al manifestar y agradecer al Secretario de Estado Mike Pompeo, durante la visita de este ltimo a Bogot que hace 200 aos el apoyo de los padres de los Estados Unidos fue crucial para alcanzar nuestra independencia semejante gesto indigno del inquilino del Palacio de Nario, retrata el nivel de subordinacin a Estados Unidos, y demuestra el bajsimo nivel patritico que tiene el nefito Presidente sobre la historia de su pas. Ms grave an, cuando tanto Pompeo como el vice- presidente Mike Pence, son los abanderados de aplicar la Doctrina Monroe a nuestra regin.

Este desatinado y despreciable hecho ya califica a Colombia como un Estado Fallido. Estado y gobierno que no respeta su historia y la subordina al imperio, no puede ser considerado como una Repblica soberana e independiente. Pero no solo por esa miserable conducta del presidente Duque, Colombia es un Estado Fallido. Un gobierno que no ha podido detener a un solo individuo relacionado con los asesinatos selectivos de lderes sociales, afrodescendientes, indgenas y ex desmovilizados de la guerrilla y que solo en lo que va de su gobierno ya suman ms de 120 personas asesinadas, es un indicador de carencia de gobernabilidad o bien absoluta complicidad con el paramilitarismo.

La grave crisis de la seguridad ciudadana ha llevado y sigue llevando luto a los hogares colombianos, el clima de violencia se intensifica y de manera selectiva contra los sectores que levantan las banderas de la justicia social, la incertidumbre de una sociedad que no ve salida a la crisis que padecen en el rden econmico y social y cuyo futuro no tiene buenos augurios y perspectivas.

La poltica fiscal solo favorece a los grandes empresarios nacionales y a las empresas extranjeras, a las cuales los gobiernos de Andrs Pastrana, lvaro Uribe Vlez, Juan Manuel Santos Caldern y el actual, han entregado las enormes riquezas del pas a los consorcios estadounidenses y europeos en perjuicio de la industria, el comercio y la produccin agropecuaria nacional. Colombia no necesita de inversiones extrajeras, es un pas muy rico y con una envidiable ubicacin geogrfica, baada por los dos ocanos y una fertilidad de sus tierras con todos los climas que les favorece, pero hoy entregada al capital forneo.

La gravsima situacin del ro Cauca, el segundo ms grande de Colombia, est en grave peligro de desaparecer, que se conozca no hay una respuesta de urgencia del Gobierno Nacional a lo sucedido con la presa de Ituango, hoy por hoy, segn los cientficos, el dao ecolgico y acufero es irreversible, por lo que toda esa regin cuya economa dependa del Rio est severamente afectada.

Los Acuerdos de Paz firmados entre la insurgente FARC_EP y el Gobierno de Juan Manuel Santos, estn prcticamente fracasados, ahora y para rematar el acuerdo sobre la Justicia Transicional de Paz, est en debate y ha regresado al Congreso para que ste revise lo ya acordado y firmado, un manejo de la Fiscala para favorecer a civiles y militares vinculados a graves masacres y asesinatos. Otro hecho que caracteriza la incapacidad gubernamental de Duque o de absoluta complicidad para favorecer a los agentes pblicos y civiles que cometieron delitos considerados como terrorismo de estado.

Una justicia entregada y vergonzosa que tiene como Fiscal General del pas a un individuo corrupto y repudiado por el pueblo colombiano, cuyas manifestaciones pblicas para pedir su renuncia, fueron acalladas por un sospechoso atentado al cuartel-escuela de la polica en Bogot, que silenci los reclamos de renuncia del Fiscal. Una justicia que amenaz con llevar a declarar al senador lvaro Uribe ante el Tribunal Supremo y ste ante el reclamo del Tribunal mont el show de que renunciara a su bancada en el senado y como por arte de magia, ni renuncia en el senado ni presentacin ante los tribunales, de igual forma fue liberado de la crcel su hermano Santiago Uribe, acusado de conformacin de grupos paramilitares, entre ellos el famoso grupo criminal conocido como los 12 Apstoles del cual, segn las denuncias y acusaciones, era su Jefe.

Las informaciones y nexos del ex presidente y senador Uribe Vlez con el narcotrfico vienen corriendo desde hace muchos aos, desde que, como Director de Aeronutica Civil de Colombia, cargo muy apetecido por los carteles de la droga, en este sentido se han publicado numerosas versiones sobre la vinculacin del ex presidente Uribe con el Cartel de Medelln y lo dan como ubicado en la lista con el nmero 82 de los pedidos en extradicin por Estados Unidos, as lo dieron a conocer los periodistas Joseh Contrera y Fernando Garavito en su libro La biografa no Autorizada de lvaro Uribe.

El grupo paramilitar "Los doce apstoles" habra tenido sede en la hacienda "La Carolina", en el departamento de Antioquia, cuya propiedad comparten los hermanos Uribe Vlez. El hermano del Presidente fue interrogado por la fiscala en 1997 respecto a delitos de secuestro, extorsin y asesinato cometidos por "Los doce apstoles" entre 1993 y 1994 y desde entonces este caso ha sido silenciado.

Queda muy claro que puede considerarse a Colombia como un Narco Estado y que los vnculos de algunos de sus ms importantes lderes relacionados con este flagelo, como es el caso de lvaro Uribe, estn entregando al pas a cambio de borrar estos graves delitos que se le sealan, no solo en Colombia tambin en Estados Unidos.

La aprobacin en poca del gobierno de lvaro Uribe Vlez para que Estados Unidos estableciera no 7 bases como se ha dicho, sin 10 bases militares, algunas compartidas con unidades del ejrcito colombiano, demuestran precisamente que Colombia, es un Estado Fallido y que su poltica se subordina a los intereses estratgicos de Washington en la regin, ningn pas que se respete acepta eso, un ejemplo lo tienen, cuando el alto mando militar brasileo se opuso dignamente y le neg al presidente Jair Bolsonaro aceptar el establecimiento de una base militar gringa en su territorio. Ellos saben que so es dormir con el enemigo.

Es falso que estas bases militares se hubieran ubicado en este territorio para combatir a la guerrilla, s fuera as, demuestra la incapacidad del Estado colombiano de solucionar sus graves conflictos polticos internos, pero la desmovilizacin de las FARC-EP y el mantenimiento de las bases gringas en dicho territorio demuestran que ese no era el objetivo principal, la realidad apunta a una poltica expansionista ms grave para la regin en lo inmediato y desde que se instalaron en el 2007 hasta hoy, el objetivo es Venezuela. Pero el ms estratgico para Estados Unidos es Brasil y Argentina, especialmente el primero.

Lo ms lamentable es que los gobiernos colombianos se han prestado a esa poltica expansionista contra los pases de Suramrica, el ejemplo ms claro lo tenemos hoy contra Venezuela, maana puede ser Ecuador, Brasil, u otro, pero tambin ellos deben valorar el grave costo poltico, militar, econmico y social que tendrn que pagar y aunque an es impredecible, no deben descartar que lo tendrn, si continan apoyando esta conspiracin que no los va a favorecer y que puede extender la guerra a su territorio donde hay fuerzas guerrilleras armadas y un grave descontento popular con el gobierno de Ivn Duque. Entonces de cual democracia representativa nos hablan?. Lamentablemente hay que decir que es un Estado Asociado a Estados Unidos.

Sern las organizaciones polticas y sociales colombianas y tambin los intereses econmicos nacionales colombianos los que tendrn que exigir un detente y ni tan siquiera prestarse al show del concierto de Ccuta., que est diseado por Estados Unidos para provocar un enfrentamiento, cuando traten de forzar el ingreso a una ayuda humanitaria que hasta la Cruz Roja Colombiana se ha negado a participar, porque sealaron que no tiene ningn carcter humanitario.

La reunin sostenida hoy 20 de febrero del Jefe del Comando Sur y del Comandante en Jefe de las Fuerzas Militares colombianas en Miami, Florida, es un grave indicio de comprometer a los militares colombianos en un conflicto armado contra Venezuela y cuyas consecuencias ser impredecible. A esta loca aventura se ha sumado el presidente pinochetista Sebastin Piera, quien ha viajado a Ccuta para participar en el supuesto concierto humanitario donde se presentarn conocidos artistas, la mayora radicado en Miami, lo que no sabemos si alguno de ellos que organizaron conciertos por la paz, ahora ser el Concierto de la Guerra y la muerte, cargarn en su conciencia el crimen que de lesa humanidad se puede provocar con una intervencin militar en Venezuela, cuyas proporciones no parecen considerarse en Washington y en los gobiernos que estn aliados a Estado Unidos en esta aventura, de la cual no escapa a este conflicto la Unin Europea.


Tony Lpez R., Periodista, politlogo y analista internacional.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter