Portada :: Venezuela :: Asalto a Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-02-2019

Venezuela: Ser o no ser

Eduard Luque
TopoExpress


Por favor, seor, quiero un poco ms. Oliver Twist. Charles Dickens.


Nota edicin: Mientras se concreta o no una posible intervencin militar, Elliott Abrams, el criminal nombrado para promover la guerra, ha reconocido que no puede fijar una fecha para la destitucin de Maduro; por eso ha decidido apretar y profundizar el bloqueo.


La guerra meditica

La vida poltica del auto-proclamado presidente venezolano ser breve. La oposicin a Maduro atrincherada en la Asamblea Nacional, en desacato, ha redactado el denominado Estatuto de la transicin. El documento pretende dar visos de institucionalidad a lo que es un mero Golpe de Estado: se establece sin tiempo definido una presidencia interina que se hara efectiva tras el cese de la usurpacin. El argumento de que el seor Guaid era Presidente interino, utilizado por las cancilleras europeas (entre ellas la espaola), se demuestra falso: el mismo estatuto reconoce que esta interinidad se producira tras la marcha de Nicols Maduro.

En este momento, el anti-chavismo no contempla ninguna otra opcin (ni conversaciones oposicin-gobierno, ni nuevas elecciones..), nada que no sea la destitucin violenta del presidente legtimo. El 7 de febrero supimos de la integracin del general brasileo Alcides Valenciano de Faria Junior con el grado de subcomandante en las fuerzas armadas de EEUU, concretamente en el Comando Sur. La toma de posesin del cargo ser en abril y en ese momento ya se habrn cumplido los plazos para la entrega de la tan manida ayuda humanitaria. El objetivo es la coordinacin inter-armas; en realidad sera un elemento central en la preparacin de una posible intervencin. Segn el gobierno cubano se estn aerotransportando infantes de marina y especialistas en operaciones especiales a Colombia.

Para Donald Trump, la destitucin de Nicols Maduro o su desaparicin fsica y poltica es clave en las elecciones del 2020. Guaid pierde fuelle popular; las manifestaciones que convoca pinchan. Los otros partidos opositores, que no haban sido informados del golpe, esperan acontecimientos para pedir su cabeza si el Golpe finalmente fracasa. El apoyo prestado al golpista, por parte de los otros partidos, ha sido en el mejor de los casos tibio y se enfra a medida que pasan los das y se visualiza que el Golpe no se resolver de forma rpida. En ltima instancia y slo en ltima instancia, an puede pasar cualquier cosa, podran apoyar conversaciones de mediacin que Maduro ha propuesto y que la ONU, Uruguay y Mjico apoyan. En este momento es un escenario inverosmil; Donald Trump lo impide.

Se pretende que el 23 febrero, fecha en la que Juan Guaid debera llamar a elecciones, se focalice la crisis de la ayuda humanitaria. En realidad es tanto un recurso para mantener la tensin internacional como para ocultar la futilidad del autoproclamado presidente. No hay un plan para introducir la ayuda humanitaria en el pas. La utilidad de Juan Guaid es la de legitimar el robo de los activos del Estado venezolano que perpetra Estados Unidos y poco ms. Su recorrido poltico acaba ah. Como decamos en un artculo anterior [1] el tiempo pasa y lo que se prometa como un golpe rpido se ha convertido en una larga etapa de desgaste donde el anti-chavismo tiene que gestionar su propia realidad.

Nicols Maduro se mantiene en funciones; la movilizacin popular en defensa de la legitimidad democrtica no decae, a pesar de que las sanciones slo pretenden daar al pueblo comn. La economa venezolana se direcciona hacia nuevos mercados que le permitan reducir el impacto de las ltimas sanciones econmicas (el aumento de ventas de petrleo a la India, la venta de oro en Qatar que le permite disponer de liquidez, los acuerdos con Turqua a quien vende arena aurfera para transformarla en lingotes, la ayuda financiera de Rusia y China) Con su presencia en los cuarteles, Nicols Maduro mantiene cohesionadas en torno a su figura a las Fuerzas Armadas; est gestionando las relaciones internacionales de forma tal que la propia ONU lo sigue reconociendo como presidente legtimo (Guaid slo ha sido reconocido por 40 de los 193 que la forman) y mantiene unificada la infraestructura institucional del Estado. Mientras, el autoproclamado Presidente sigue durmiendo en la embajada de Colombia, usa un escritorio prestado y nombra embajadores que no pueden tomar posesin de las sedes diplomticas o consulares en el extranjero.

Emergencia humanitaria en Venezuela? No. En EEUU, en Inglaterra, en Espaa!!!

La propaganda antichavista, sobre todo en Occidente, desborda la imaginacin ms calenturienta. Existe tras veinte aos de embargos una emergencia humanitaria en Venezuela? Parece que no. En 2013 el Presidente venezolano era galardonado por la ONU por su lucha contra la pobreza. Se reconoca as que el esfuerzo del gobierno por erradicar esa lacra en el pas dio frutos a travs del proyecto hambre cero. Venezuela no es Hait, ni Yemen, ni Sudn o Etiopa. As pues, por qu Occidente no ayuda a Hait y destituye a su presidente que trafica con el petrleo casi regalado que proporcionaba Venezuela? El cinismo del mundo occidental hacia Venezuela alcanza cotas inimaginables.

La emergencia humanitaria existe en muchos pases, tambin en Occidente. EEUU es la primera o segunda potencia mundial, paladn de la democracia y tierra de promisin, pero tambin es el pas donde 48 millones de personas pasan hambre. Uno de cada cinco nios norteamericanos est en riesgo de padecer malnutricin. Si adems eres afroamericano, la proporcin sube a uno de cada tres. Nunca, desde la gran depresin de 1929, EEUU haba sufrido una tasa de inseguridad alimentaria como la actual.

El Reino Unido [2] es la quinta economa mundial. Es uno de los pases ms agresivos contra la Venezuela de Maduro, como antes lo fue contra Chvez. Su argumento: Maduro mata de hambre a su pueblo, por lo tanto es necesaria la ayuda humanitaria, aunque sea a caonazos. Pero, la realidad en el Reino Unido es aterradora. Una de las asociaciones ms activas en el campo de la lucha contra el hambre, The trusell trust[3], dibuja en sus informes un escenario devastador: 14 millones de personas viven en la pobreza (dificultades para tomar tres comidas diarias) y de ellos, 4,5 millones son menores de 15 aos. Esta organizacin que hace 10 aos contaba con medio centenar de Bancos de Alimentos ahora gestiona ms de 1.200. El hambre en Reino Unido creci en 2018 respecto al ao anterior en un 13%. Los sindicatos de profesores de todo el pas lo denuncian: sus alumnos llegan a la escuela cansados porque no han desayunado, rebuscan en las papeleras de la escuela o en los contenedores antes de llegar a clase. Tal es la situacin que, desde el Parlamento Britnico, se sugiere que se cree el Ministerio para el hambre. El Informe elaborado en noviembre del 2018 por el profesor Philip Alston, Relator Especial de las NNUU sobre la pobreza extrema y los derechos humanos[4] es absolutamente aterrador.

Espaa es, segn las estadsticas, el tercer pas europeo en desigualdad por detrs de Rumana, Bulgaria y empatando con Lituania. Nuestro pas tiene con cifras del 2018, 10.2 millones de personas por debajo del umbral de pobreza, que se traduce en una tasa de pobreza del 22.3%. Segn UNICEF, tambin somos el tercer pas en pobreza infantil de la UE, por detrs incluso de Rumana y Grecia, y, lo que es an peor, lo somos tanto en pobreza relativa como en pobreza estructural. De qu presumimos? Qu tenemos que ensear a Venezuela?

Apretar el dogal.

Mientras se concreta o no la posibilidad de una intervencin militar, Elliott Abrams el criminal nombrado para promover la guerra, ha reconocido que no puede fijar una fecha para la destitucin de Maduro; por eso ha decidido apretar y profundizar el bloqueo. El objetivo son las medicinas y los alimentos de primera necesidad. Nada nuevo por otra parte. En noviembre de 2017, se retuvieron en la frontera colombiana medicamentos contra la malaria y el paludismo, gracias a la Orden Ejecutiva de la Casa Blanca (curiosa forma de proceder cuando una orden ejecutiva interna acaba siendo de obligado cumplimiento para un tercer pas). Se daba as la paradoja que Estados Unidos segua comprando petrleo para las refineras del sur, especialmente California, mientras impona restricciones a los pases que comerciaran con Venezuela. En paralelo, el Citibank haba congelado fondos de las cuentas del Estado venezolano para la compra de insulina para los enfermos. Las sanciones obligaron a los buques contratados para el transporte a fondear en puertos internacionales. Fue la India la que pudo transportar finalmente el cargamento. En estos momentos son tres los puntos donde se acumula la ayuda humanitaria, que corresponden a los pases interesados en la intervencin: Aruba en Brasil, Ccuta en Colombia y Curazao, territorio autnomo dependiente de Holanda, donde se concentra la ayuda humanitaria de la UE.

El Reino de Espaa: de colaborador necesario a vasallo del Imperio.

El gobierno de Pedro Snchez es reo de sus propios gestos: acabar con las manos manchadas de sangre si se produce la intervencin. El ex-presidente espaol se ha alineado directamente con la estructura militar de EEUU (en estos das una fragata espaola, la Mndez Nez CVN-72, est participando en la preparacin de la intervencin, como apoyo al portaaviones Abraham Lincoln y su flota de ataque). El comportamiento irresponsable del ejecutivo en funciones acenta el padecimiento del pueblo venezolano. En los ltimos das hemos sabido que un cargamento de insulina (252 paquetes con un peso de 590 kilos) y medicinas contra la hipertensin (200.000 unidades), compradas por una empresa privada venezolana con destino a Caracas y procedente de Qatar (vuelo QR-147), habra debido ser transbordado en Madrid el 12 de febrero al vuelo de Iberia IB-6673 para su transporte a destino. El importador fue informado por las autoridades espaolas que el cargamento haba sido devuelto a origen sin ms explicaciones.[5] Lo ms asombroso del caso es que la aerolnea espaola mantiene vuelos comerciales con Caracas de forma regular. Pero quin manda en la poltica exterior de Espaa?

El filantrocapitalismo, las ONG y el ataque a Venezuela.[6]

Todo este aquelarre necesita de una justificacin moral o tica. En el caso libio fue la del dictador que bombardeaba a su pueblo. En el caso sirio, el del dictador que reprima las libertades. Ahora es el de la ayuda humanitaria. Todo este entramado de Fake News no habra podido darse de no haber contado con el apoyo de las mal llamadas organizaciones de la sociedad civil (las ONGS) que como sabemos tuvieron un papel muy relevante en la guerra en Libia y Siria.

En Venezuela las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) han sido utilizadas como ariete ideolgico y fuente de financiacin de la oposicin anchi-chavista. No son imparciales ni inocentes, tienen asignadas funciones especficas en reas como la agresin financiera y la intoxicacin meditica. Son un elemento central de la guerra hbrida que se cierne sobre el pas. Al erigirse como representantes de la sociedad civil (quin les ha dado esa autoridad?) acaban desafiando y queriendo usurpar la propia soberana nacional.

Evidentemente estas Ongs no seran nada sin sus financiadores internacionales. El ms activo en el caso venezolano es la NED (National Endowment for Democracy) El papel de la NED, es hacer de forma encubierta lo que antes haca la CIA y ahora no puede. Su financiacin depende directamente del Congreso norteamericano, aunque no desdea otras aportaciones como las de Open Society foundations (George Soros). La NED ha estado en el centro de todas las revoluciones de colores desde la fragmentacin de Yugoslavia (ao 2000) hasta nuestros das.

Otras fuentes de financiacin, adems de las ya enunciadas, son la USAID (agencia de Estados Unidos para el desarrollo internacional), el IRI (Instituto republicano internacional cuyo presidente fue el finado criminal John McCain). Otros aportantes seran el NDI (Instituto Nacional Demcrata para los Asuntos Internacionales, cuya presidenta fue Madeleine Albright). El CIPE (Centro para la Empresa Privada Internacional) forma parte de la Cmara de comercio de EEUU. En el campo laboral, la fundacin ms importante es el ACILS (Centro Americano para la Solidaridad Sindical Internacional). En nuestro pas las principales entidades han sido la AECID y especialmente la fundacin FAES. El ncleo coordinador de todas las ONGs anti bolivarianas que actan en el pas caribeo es sin duda alguna el NED, junto a la Freedom House y la USAID, encargadas del adiestramiento y preparacin de los lderes de estas ONGs, en ocasiones llamadas observatorios o fundaciones.

Las dificultades para establecer cules son los cauces y los donantes de la financiacin son enormes, como podemos imaginar. Aun as, la investigadora Eva Golinger ha conseguido demostrar que, entre 2013 y 2014, la NED haba enviado a Venezuela 14 millones de dlares para las ONGs y las campaas polticas de los partidos opositores a Chvez. Las ONGs ms activas en Venezuela fueron Smate, aparecido en 2002 que estuvo presidida por Mara Corina Machado, auto propuesta como futura presidenciable en varias ocasiones con el objetivo de desprestigiar al Consejo Nacional electoral (CNE), acusndolo de parcialidad a favor del gobierno. Otra ONG importante es Humano y Libre ; fundada tambin en 2002, fue el responsable financiero de los grupos guarimberos que en 2007 intentaron derribar a Chvez. Actualmente, segn la investigacin de la periodista Eva Golinger, las ONGs ms activas seran: Foro Penal Venezolano (Freedom House), constituida por un grupo de abogados cuyo objetivo es sabotear cualquier intento de arreglo poltico de la situacin. Otras Ongs, como la Asociacin civil Control Ciudadano, no dudan en hacer pblicos documentos reservados de inteligencia. En los ltimos meses han adquirido relevancia el Observatorio Venezolano de Violencia, una copia del Observatorio para los derechos humanos sirio. El objetivo es generar un relato: el Estado venezolano es un estado fallido, todo eso envuelto en una retrica aparentemente amable.

La partida geoestratgica

EEUU no ha conseguido los apoyos suficientes para iniciar la intervencin bajo el paraguas de la legitimidad internacional. Incluso los vasallos europeos matizan sus discursos. Mosc ha enviado seales inequvocas de apoyo a Caracas. Si EEUU don 200 Tm de Kits de limpieza personal como ayuda humanitaria, Rusia har llegar ms de 300 Tm de productos mdicos en tres aviones militares, mientras, y en una accin menos meditica, Cuba y China envan ms de 1000 Tm de medicinas. El apoyo de la India a la compra de petrleo venezolano desoyendo las amenazas de Trump revela que cada actor comienza a actuar en funcin de sus intereses. Incluso dentro de los aliados ms fieles cunde la preocupacin, los enfrentamientos entre el presidente brasileo y su entorno familiar a favor de la intervencin directa, chocan con la posicin del vice-presidente (un militar) que teme por la prdida de las inversiones chinas en el pas. Depende de la evolucin de la crisis, Brasil dejar de ser una potencia en ciernes para aceptar nuevamente el papel de vasallo. La estrategia de Trump es crear una triple alianza entre Brasil, Chile y Colombia que le permita controlar toda Amrica del Sur y el Caribe. Volvemos a reeditar la doctrina Monroe, aunque con una diferencia: no se pretende conquistar y conservar militarmente el territorio, sino que siguiendo la doctrina del General Arthur Cebrowski se trata de destruir el Estado para aduearse de sus riquezas naturales y decidir qu otros pases tienen acceso a esas materias primas. Una vez destruido el Estado se trata de mantenerlo en la anarqua. La inexistencia de una burguesa nacional que no sea dependiente del gigante norteamericano permite estos planteamientos.

Notas:

1] https://www.cronicapopular.es/2019/01/venezuela-independencia-o-barbarie/

2] http://www.institutodeestrategia.com/articulo/americas/un-informe/20180423170052012800.html

3] https://www.trusselltrust.org/

4] https://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=23881&LangID=E

(ltima revisin 16 de febrero 2019)

5] https://twitter.com/latablablog

6] http://misionverdad.com/la-guerra-en-venezuela/ongs-en-venezuela-y-financistas-que-operan-detras-de-ellas-infografias

Fuente: https://www.elviejotopo.com/topoexpress/venezuela-ser-o-no-ser/





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter