Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-02-2019

Economa y poltica en el debate electoral

Julio C. Gambina
Rebelin


El gobierno privilegia en el debate poltico y electoral de este ao los temas de seguridad antes que los relativos a la economa, especialmente ante el negativo impacto sobre la poblacin de menores ingresos: la inflacin y la recesin.

Hemos sostenido que el macrismo disputa consenso desde la poltica, principalmente contra el populismo, una categora difusa que alude a los gobiernos kirchneristas; pero tambin a los procesos polticos regionales crticos a la orientacin neoliberal, muy especialmente en estas horas sobre Venezuela.

No pueden defender el resultado econmico, aun cuando sostienen que el rumbo poltico y econmico es el adecuado. Incluso, tienen crticos por derecha, caso de los economistas libertarios, cruzados del liberalismo a ultranza, fanticos del odio a todo proceso de distribucin del ingreso o la riqueza, que pretenden acelerar el ajuste y la reaccionaria reestructuracin del capitalismo local.

Por eso la critica a toda propuesta que contradiga, aun parcialmente el rumbo acordado entre el gobierno, el FMI y la oposicin cmplice que disputa la gestin presidencial.

Cul es el rumbo?

El de la regresiva reestructuracin de la economa, la sociedad y la poltica. Es una lgica favorable a la ganancia y a las inversiones privadas; a la promocin del individualismo y la defensa de la propiedad privada y su seguridad jurdica; junto a una modernizacin de las relaciones polticas y del Estado que aleje toda forma de participacin popular en la toma de decisiones.

Por eso sostienen la necesidad de avanzar en una reforma laboral y previsional, achicando el gasto estatal y de las grandes empresas, para flexibilizar las relaciones entre el capital y el trabajo, a favor de los propietarios de medios de produccin.

Esperan modificar conquistas sociales producto de una larga historia de luchas reivindicativas a travs de la historia y generar una nueva normalidad. Ese es el sentido de lo sostenido contra el derecho a la energa, oportunamente expresado por el ex Ministro Aranguren; o la deliberada accin des-financiadora de la salud o la educacin pblicas.

La privatizacin promovida desde 1975/76 e iniciada con fuerza en los 90 pretende ser completada en un nuevo turno bajo hegemona de las derechas locales.

El saldo ser una sociedad ms desigual como forma de hacer frente al relanzamiento del orden capitalista con oportunidades para grandes inversores externos, en el camino de la soja y los hidrocarburos (Vaca Muerta). Es la oferta de Macri en los viajes al exterior realizados durante su gestin.

Aprovechan un clima mundial de ofensiva del capital, las derechas y las dominantes, en una estrategia que se despliega de los 70 con las dictaduras del cono sur y luego en los 90 ante la cada del socialismo en el este de Europa.

Son fenmenos que ahora se presentan bajo nuevas modalidades de crtica al aperturismo globalizador, bajo el liderazgo de Donald Trump y/o procesos como el Brexit o las nuevas derechas en expansin en todo el mundo.

Cuentan con el apoyo ideolgico propagandstico del sentido comn inducido desde la dominacin meditica y cultural. Ello exige un accionar contracultural sustentado en argumentaciones y prcticas sociales de confrontacin contra el orden capitalista, el patriarcalismo y toda forma de dominacin y discriminacin.

Pensar y actuar otros rumbos

Por eso, no solo se trata de contrarrestar el rumbo del gobierno Macri, sino de sembrar condiciones de posibilidad para habilitar otro debate en la sociedad, que contribuya a gestar nuevas subjetividades y programas que reviertan el rumbo del poder.

Requiere de mucha audacia en la definicin del diagnostico de situacin y en las propuestas de transformacin unidas a una prctica social econmica, productiva, que anticipe en el presente la sociedad esperada. No se trata de cambios individuales sucesivos, sino de multiplicar experiencias socioeconmicas y polticas de colectivos organizados para construir el orden alternativo.

Apunto a variados procesos, sea de nuevo sindicalismo u organizaciones populares, econmicas, sociales, culturales, que anticipan el devenir esperado. Un ejemplo importante est siendo protagonizado por el movimiento de mujeres, que en diversidad estn impulsando un cambio cultural de enorme magnitud desde el ni una menos y las luchas por el aborto seguro.

Claro que no se trata de idealizar, pero en esa bsqueda est lo mas importante de las experiencias de cambio poltico ocurridas en Nuestra Amrica en este Siglo XXI y que hoy se condensan en el debate sobre Venezuela.

El debate sobre Venezuela es principalmente sobre el Qu Hacer? en estos tiempos de ofensiva del capital contra el trabajo, la Naturaleza y la sociedad; de ofensiva de las derechas mundiales.

No es que no importe analizar los porque de los problemas que puedan existir en la tierra de Bolvar; pero si debemos enfatizar en que lo que le importa al poder es impugnar cualquier perspectiva anti capitalista, por lo que insisten en que el nico rumbo posible es el capitalismo.

Ese es el discurso de Trump o Macri, de Piera o Duque, ms all de comprensibles matices. El cerco de la derecha mundial se cierra sobre el proceso venezolano y convoca a un fuerte debate ideolgico y poltico, no solo contra estas derechas, sino y muy especialmente con el conjunto de la sociedad, sometida a una campaa de desprestigio de cualquier intento transformador.

Resulta muy complejo ir contra el sentido comn mayoritario, mas aun cuando los principales medios de comunicacin propalan un mensaje critico a cualquier intento de ir contra la corriente hegemnica del orden capitalista .

En ese marco hay que pensar las elecciones de renovacin presidencial de octubre prximo en Argentina y colocar un lmite a la continuidad del proyecto en curso, ejecutado por el gobierno o de los cmplices polticos en los gobiernos provinciales, el poder legislativo o incluso en organizaciones del movimiento sindical y social.

Por eso insistimos tambin en que hace falta polemizar con los discursos crticos de la hegemona actual para pensar en conjunto como revertir el proceso que explicita el acuerdo con el FMI. De ese modo iniciar un rumbo alternativo, de contenido y forma plural, que necesariamente confronte con el orden del capital, al tiempo que proponga otra economa para otra poltica y sociedad sin dominados ni dominadores.

Se trata de desafos que trascienden el debate nacional y convergen en otros similares en la regin y en el mundo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter