Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Siria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-02-2019

La actitud del gobierno britnico hacia Shamima Begum y Asma Al-Asad revela su doble rasero

Yvonne Ridley
Middle East Monitor

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.



La decisin del gobierno britnico de despojar de su ciudadana a Shamima Begum, fugitiva del Daesh, no solo expone el doble rasero del pas, sino que revela tambin que el clebre sistema de clases y el racismo institucional del Reino Unido siguen estando tan arraigados como siempre. El trato a la adolescente del este de Londres es muy diferente al otorgado a Asma Al-Asad, aunque ambas mujeres nacieron y se educaron en Londres, y ambas estn casadas con criminales de guerra que han cometido atrocidades sobre el terreno en Siria, aunque solo uno de ellos ha utilizado armas qumicas contra mujeres y nios. Aqu va una pista: no fue el marido de Begum.

A pesar de que la primera ministra, Theresa May, dijo que tena pruebas de que el presidente sirio, Bashar Al-Asad, estaba detrs del ataque con armas qumicas en la ciudad de Duma el 7 de abril del ao pasado, su esposa Asma, perteneciente a la clase media alta de Londres, an disfruta de su ciudadana britnica. Durante una conferencia de prensa en abril pasado, la primera ministra acus a Asad de crmenes de guerra, citando varias fuentes, y dijo que se haba utilizado una bomba de barril, lanzada desde un helicptero, para hacer llegar los productos qumicos. La oposicin [siria] no dispone de helicpteros ni usa bombas de barril, explic. Y la inteligencia fiable de que se dispone indica que los oficiales militares sirios coordinaron lo que parece ser un uso de cloro en Duma.

May indic que haba otras pruebas basadas en inteligencia que no poda compartir con el pblico. Estados Unidos y Francia emitieron declaraciones similares. La respuesta britnica fue una serie de ataques areos contra las instalaciones de armas qumicas de Asad llevadas a cabo sin la aprobacin de la ONU.

El parlamentario Sajid Javid respald los ataques. Es una respuesta necesaria y proporcionada que disuadir y degradar la capacidad de las armas qumicas del rgimen sirio, escribi en Twitter el 14 de abril. En diecisis das, su leal aplauso fue recompensado con el nombramiento de secretario del Interior, uno de los puestos importantes del Estado, puesto que esta semana utiliz para despojar a Shamima Begum, de 19 aos, de su ciudadana britnica.

Hay quien dice que su dura postura respecto a Begum estuvo en parte motivada por sus ambiciones de ser el prximo primer ministro. Sin embargo, a pesar de su posicin intransigente sobre la joven londinense, captada online por la propaganda del Daesh cuando era poco ms que una nia, no ha tomado ninguna medida tan dura para revocar la ciudadana de la privilegiada esposa britnica del asesino de masas ms grande del siglo XXI. La adolescente Begum quiere volver a casa; sin embargo, correos electrnicos secretos han revelado que Asma Al-Asad, lejos de mostrar signos de remordimiento, celebr el brutal bombardeo de la ciudad de Homs lanzado por su marido gastando a manos llenas decenas de miles de libras en artculos de lujo.

Renu Begum, la hermana mayor de Shamima Begum, de 15 aos, sostiene la foto de su hermana mientras era entrevistada por los medios en New Scotland Yard; las familias de las tres muchachas desaparecidas cuando huyeron a Siria para incorporarse al Daesh han pedido que se las permita volver a casa (Foto de 22 febrero 2015, Londres Laura Lean-WPA Pool/Getty Images)

Aunque un comisionado de la ONU dijo hace dos aos que hay pruebas suficientes para condenar a su marido por crmenes de guerra, ella estaba utilizando intermediarios con sede en Europa para comprar artculos de lujo. El mundo de Asma est muy, muy lejos de la vida que Begum llev en la Siria devastada por la guerra. Conocida como la novia fugitiva del Daesh, Javid se ha dedicado a atacar a Begum pero no parece sentir preocupacin alguna sobre Asma Asad, llamada por sus detractores la Primera Dama de los ataques con sarn y cloro. 

A Asma le diagnosticaron el ao pasado un cncer de mama y las fotografas en las redes sociales de octubre revelaron que la mujer de 43 aos haba perdido claramente su cabello despus de la quimioterapia. La adolescente no ha encontrado prcticamente simpata alguna en los medios por sus propios traumas y tragedia personales, incluida la prdida de dos bebs, pero s hubo una oleada de simpata por la esposa del lder sirio que lleva masacrando brutalmente a su pueblo durante una prolongada guerra de ocho aos que se ha cobrado la vida de cientos de miles de mujeres, nios y hombres, y ha expulsado a millones de seres de sus hogares.

Si bien no le deseara a nadie una enfermedad tan terrible, ni siquiera a la esposa del criminal de guerra Asad, en el acto de lanzamiento del Movimiento de Conciencia Internacional en Estambul del mircoles, escuch con consternacin cmo las mujeres sirias hablaban de sus horribles experiencias como presas del rgimen de Asad. Una superviviente relat cmo a las mujeres que padecen cncer se les negaba ayuda o tratamiento y, a menudo, tenan que enfrentarse con gran coraje a muertes muy dolorosas dentro de las crceles de Asad. En la conferencia se inform que hay an 7.000 mujeres y hasta 400 nios recluidos en las crceles del rgimen sirio.

A diferencia de las mujeres detenidas por el rgimen de su marido, Asma Asad cuenta con muchas posibilidades de sobrevivir al cncer. Si ella es cmplice de los crmenes de guerra gracias a su apoyo incondicional y bien documentado al brutal dictador, puede que incluso viva para enfrentarse a un tribunal y pagar por su complicidad.

Sin embargo, dudo que sus ricos y privilegiados padres, nacidos en Siria, que viven en la seguridad del oeste de Londres, reciban una carta de Sajid Javid similar a la que l envi a la madre de Begum en su hogar del este de la misma ciudad. El Ministerio del Interior le inform que la ciudadana britnica de su hija estaba siendo revocada porque, al haber nacido ella misma en Bangladesh, Shamima tena derecho a la doble ciudadana; perder su pasaporte britnico, por lo tanto, no la convertir en aptrida, lo que sera ilegal. La muy arrogante presuncin es que, por supuesto, el gobierno de Bangladesh est dispuesto a otorgar a Begum la ciudadana y un pasaporte. 

Vieta de la ONU haciendo la vista gorda ante el bombardeo en Guta oriental, Siria (Sabaaneh/Middle East Monitor)

La carta del Ministerio del Interior deca que la decisin se haba tomado a la luz de las circunstancias de su hija. Y se despeda de esta forma: Le agradecera mucho que nos pudiera asegurar que la decisin de esta Secretara del Interior le ha sido notificada, as como de su derecho a apelar. Todo muy educado; tan terriblemente britnico Una pualada en la espalda con una sonrisa.

Mientras tanto, Begum sigue insistiendo en que no es una amenaza para nadie, aunque los crticos sealan que no ha manifestado pesar por haberse unido al Daesh. Soy una chica de 19 aos con un beb recin nacido, dijo a ITV News. No s cmo pueden verme como un peligro. No voy a regresar y a animar a la gente a que se una al Daesh ni nada parecido. En todo caso, los alentar a no ir porque no es todo como aparece en sus videos.

El abogado de la familia, Tasnime Akunjee, dice que la adolescente est siendo tratada peor que los criminales de guerra nazis. Nuestros polticos estn diciendo que se le deben negar las protecciones legales y el debido proceso que se les otorgaron a los nazis, argument. Los nazis tuvieron los juicios de Nuremberg. Se les dio el debido proceso. Esta chica era una vctima cuando se fue con 15 aos.

Todo parece indicar que en Gran Bretaa la ley sigue favoreciendo a las lites privilegiadas, como Asma Al-Asad, y no a quienes son blancos fciles para un medio de comunicacin y los comentaristas populistas de derechas. Shamima Begum no solo es la clase equivocada, sino tambin el color equivocado, a diferencia de la Asad de piel clara. Con un secretario del Interior como el banquero multimillonario Sajid Javid, desesperado por demostrar sus credenciales britnicas a pesar de su clase trabajadora de origen paquistan, Begum no puede esperar ni simpata ni compasin del gobierno britnico. La riqueza, la clase y la raza continan gobernando en la Gran Bretaa del siglo XXI.


Yvonne Ridley es una periodista y escritora britnica que aporta su anlisis poltico en las cuestiones relacionadas con Oriente Medio, Asia y la guerra mundial contra el terrorismo. Sus trabajos se han publicado en numerosas publicaciones en todo el mundo, en medios tan diversos como The Washington Post, Tehran Times y Tripoli Post, The Sunday Times, The Independent on Sunday, The Observer, The Daily Mirror, etc . habiendo ganado reconocimientos y premios en Estados Unidos y Reino Unido. Es una gran defensora, entre otras, de la causa palestina.

Fuente: https://www.middleeastmonitor.com/20190221-the-treatment-of-shamima-begum-and-asma-al-assad-reveals-britains-double-standards/

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter