Portada :: Venezuela :: Asalto a Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-02-2019

El viacrucis de Duque y Uribe

Fernando Dorado
Rebelin


La novatada no se puede ocultar. La cumbre del Grupo de Lima en Bogot, con la presencia del Vicepresidente Mike Pence de USA y el autonombrado Guaid, no pas de ser un sainete repetitivo de amenazas y anuncios en el aire, cada vez menos concurrido, en donde los neocons gringos y uribistas colombianos no lograron aprobar la intervencin armada en Venezuela. Las caras largas, la frustracin y el desespero, fueron la constante de ese evento.

Duque vive su tragedia al terminar siendo un simple mandadero de Trump mientras Uribe forcejea para impedir la extradicin desde los EE.UU. de Andrs Felipe uribito Arias, en quien ve reflejado su propio drama. Teme que la Justicia Transicional (JEP) se fortalezca o, que, en su deficiencia, la Corte Penal Internacional logre construir un caso contra l; pero lo que ms lo horroriza es que un gobierno progresista pueda acceder al poder en 2022.

Es importante recordar que Duque desde principios de su perodo gubernamental se quiso mostrar deslindado de Uribe, pero no pudo mantenerlo. Su imagen vena en barrena dentro del mismo uribismo y, por ello, aprovech el atentado del ELN para cambiar su estrategia e inici el camino de mostrarse como lo que es: pen del imperio y de Uribe quien, a travs de Carlos Holmes, Francisco Santos, Marco Rubio y otros funcionarios, le impuso la agenda de guerra. Y es que objetivamente no tienen otra salida. La paz, as sea mnima, no es su terreno.

Solo a partir del 17 de enero Duque logr romper la tendencia a la baja en la opinin pblica y con su discurso contra Maduro recuper parte del apoyo de quienes lo eligieron. Pero no es gran cosa. En la medida en que los esfuerzos del imperio estadounidense por derrocar al presidente Maduro sean derrotados o neutralizados, la necesidad de la guerra se les vuelve ms urgente, dado que, si no logran crear un ambiente de desestabilizacin en la regin, no podrn acabar con la JEP, como es la pretensin de Uribe (https://goo.gl/paExmS).

Pero, adems, el otro tema de fondo es la enorme crisis fiscal que tratan de ocultar. Duque en su reciente viaje a EE.UU., fue obligado a acudir a Nueva York para tranquilizar a las calificadoras de riesgo que estn preocupadas por el peligroso desbalance entre el tamao de la deuda pblica (interna y externa) y el bajo desempeo de las finanzas del Estado colombiano. Esa gestin la hizo despus de recibir rdenes de Trump y le dieron un bajo perfil.

Por esa razn quieren aprobar en el Plan de Desarrollo una reforma tributaria camuflada. Amagaron con recortar los subsidios al consumo de energa elctrica y gas a los estratos 1, 2 y 3, pero ante el rechazo generalizado se echaron para atrs. Paralelamente, con la nueva clasificacin de la clase media por parte del DANE, en la que ubican a quien obtenga ingresos superiores a $450.000 mensuales, van a intentar una nueva re-estratificacin de los predios urbanos para legalizar por otra va ese recorte de los subsidios a los servicios pblicos.

En Colombia la lucha poltica est completamente definida. Los medias tintas y tibios no encuentran sitial en el actual entramado. En las elecciones regionales y locales se enfrentarn los dos bloques que se expresaron en los pasados comicios presidenciales: por un lado, el uribismo y sus aliados corruptos y de derechas, y por el otro, las fuerzas democrticas, progresistas y de izquierda. Pueda que aparezcan ms opciones, pero la dinmica lleva a la polarizacin.

El pulso por mantener la JEP, contra la extradicin de Santrich y por la orientacin pluralista del Centro de Memoria Histrica, ya mostr esa dinmica. La tarea del momento es fortalecer la presin internacional ante la Corte Penal Internacional y la ONU, que son los nicos organismos internacionales que defienden los acuerdos firmados con las Farc. Los dems organismos como la OEA, se han alineado con la estrategia de intervencin en Venezuela. La destruccin de la JEP en Colombia est subordinada a esa meta.

Uribe ya negoci su impunidad con los gringos y Duque lo nico que hace es el mandado. Por esa razn tambin quieren incentivar la guerra interna, hacer crecer artificialmente al ELN y otros grupos armados ilegales, y si pueden, utilizarlos para crear incidentes en las fronteras. Estos prximos 15 das son claves; si Venezuela resiste pacficamente y no logran provocar la accin militar, Duque no va a poder objetar la JEP y tendr que empezar a recular en muchos otros asuntos.

La movilizacin contra la guerra y la movilizacin social estn a la orden del da. Los problemas que afectan a los productores de caf, a campesinos e indgenas y productores de coca, y otros sectores sociales a los cuales este gobierno no les puede cumplir, van a obligar en el corto plazo a que amplios sectores sociales se movilicen y desenmascaren a un gobierno que se dedica a intervenir en los problemas de los vecinos para esquivar la responsabilidad con su propio pueblo.

Esa es la contradiccin central que hoy vive Colombia. No puede haber ninguna vacilacin frente a las pretensiones de Duque y Uribe de desestabilizar la regin para salvar su propio pellejo. Lo que se impone es la fraternizacin en la frontera y la derrota de la mentira.

Nota : Fueron los guarimberos mercenarios los que incendiaron las tracto-mulas con alimentos y medicinas en los puentes fronterizos con Venezuela que cargaban tambin elementos para el terrorismo callejero. Existen videos donde se ve a los mercenarios reclamndole a un diputado venezolano por no haberles cumplido con el pago. Muchos de esos guarimberos eran paisas contratados para atacar a la fuerza armada de Venezuela con la complicidad de policas y el ejrcito colombiano.

Ver: https://goo.gl/nYehGe

[email protected]

https://aranandoelcieloyarandolatierra.blogspot.com/2019/02/el-viacrucis-de-duque-y-uribe.html#.XHVciIhKjIU

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter