Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-02-2019

Vacaciones populares en Los Copihues: memoria reciente y origen de la Poblacin

Ignacio Andrs
Rebelion


Han pasado algunos das del cese de las vacaciones populares en la Poblacin Los Copihues [1] . Cinco das de diversin, cario y mutuo aprendizaje entre quienes fueron parte de esta experiencia. Hemos escrito una breve resea al respecto en donde aprovecharemos de ahondar brevemente en la agitada historia de la Poblacin [2] .

Entre el (des)aprendizaje y la diversin

Entre el 5 y 8 de febrero tuvieron lugar las vacaciones populares en Los Copihues, esto en las inmediaciones de la sede de la junta de vecinos N 23 y en algunas ocasiones, en la Plaza Salvador Allende y el Parque Paraso, entre otros lugares de la Poblacin.

Las vacaciones populares (cuyo inicio data del 2008) se apoyaron en esta ocasin en la Biblioteca Popular Libre con Libros (cuya ltima conformacin data del 2010), ordenndose en dos bloques: talleres etarios (despus del desayuno) y talleres recreativos (despus de un recreo y colacin) enlazados a travs de ejes temticos que fueron abordados especficamente segn cada da. El primero correspondi a la identidad, autoestima y la autoimagen. El segundo refiri a la memoria, los intereses comunes, amistad y solidaridad. El tercero tambin abarc la memoria, pero desde la familia y comunidad. Por ltimo, el cuarto trat lo relativo al territorio, la participacin e intervencin. A esto cabe sumar los conceptos transversales de la empata, el respeto y la diversidad.

En relacin a los talleres, simplificando mucho, podemos sealar que los etarios se dividieron en tres grupos: de 5 a 7 aos, de 8 a 10 aos y de 11 a 13 aos respectivamente, de modo que las distintas propuestas y dinmicas se adecuasen a la edad de las nias y nios. Los recreativos por su parte, intentaron profundizar lo tratado en los ejes anteriormente sealados, a partir de un contenido especfico. Se cont en este ciclo con los talleres recreativos de circo, escultura, ftbol, huerto, msica y tinku. No est dems sealar que los desayunos y colaciones fueron autofinanciados, optndose por un men vegetariano y de alimentos que en su mayora fueron cedidos por la feria del sector.

El cierre tuvo lugar el sbado 9. Comenz con un pasacalle conducido por el taller de tinku, que parti en la sede vecinal y recorri las calles en las que residan la mayor parte de nios y nias partcipes de las vacaciones populares. Tras regresar ste, se jug un intenso partido de baby ftbol mixto en una cancha aledaa.

La presentacin final se ofreci en el saln principal de la sede, donde se montaron algunos trabajos resultantes de los talleres: un mapa, collages o afiches en donde se encontraron frases como - polis + diversin o el siguiente aviso: Los vecinos se levantan. Los vecinos se cansaron de que sus hijos e hijas no pudan (sic) salir a jugar a las calles por culpa de personas en estado de ebrieda (sic) manejando. No tome mientras manejas. Cudate a ti y a los dems.

Tras comenzar a proyectarse un compilado audiovisual de las vacaciones (que se mantuvo durante toda la presentacin), se dieron las palabras de apertura. Esto fue seguido de La banda del Chimuelo Santa Mara bueno y qu pasa Ftbol Club, grupo conformado en el taller de msica, que interpret una base para Rodrfono, poblador de la villa Alonso de Ercilla (prxima a Los Copihues) y rapero desde los 13 aos, quien improvis una cancin a partir de las palabras barrio, vecinos, amistad y solidaridad, proporcionadas por el pblico. A continuacin el taller de tinku exhibi un esttico. Finalmente, el taller de huerto sembr un chaar [3] , acto alegrico con la concepcin de las vacaciones populares en tanto que semillero de ideas y sueos.

Cabe destacar que durante el cierre, adems de compartirse una variada mesa de comida y bebidas, se aprovech de conversar entre talleristas sobre los alcances de esta experiencia, cuestin profundizada en la evaluacin que tendra lugar unos das ms tarde. Sobre el sentido de gestar las vacaciones populares, Karina rescata a Eduardo Galeano, para quien mucha gente pequea en lugares pequeos, haciendo cosas pequeas pueden cambiar el mundo, algo que Cristbal complementa al comentar que no debe olvidrsenos nunca que somos una pulga en la oreja del perro [4] .

Amanda es parte de quienes se han integrado en el ltimo tiempo. Para ella esta fue una experiencia que cambia la vida, al menos por algunos das, de los nios y nias del sector, como tambin a quienes imparten o colaboran los talleres de las vacaciones. Es cuestin de moverse ms, asegura, para que se siga impartiendo conocimiento horizontal en el sector.

Camila, quin acudi aos atrs a la Biblioteca Popular y ahora particip en calidad de tallerista, resalta que en el espacio suelen coincidir estudiantes de pedagoga (como es su caso y el de Karina por ejemplo) que creen y potencian la educacin informal, y entienden el aprendizaje como una relacin recproca. Para ella, a partir de iniciativas como sta se crea comunidad y fortalece las redes con otros territorios.

Maykold y Wlady tambin alguna vez asistieron libremente a las vacaciones populares, desenvolvindose en esta ocasin como gestores de las mismas. A eso se suma el hecho de que sus padres fueron parte de la biblioteca durante los noventa, lo cual da cuenta del recambio generacional presente en el espacio.

En la evaluacin final se coincidi en cmo las vacaciones, desenvueltas al margen de la educacin formal, admitieron un intercambio simtrico del conocimiento, de manera didctica y tensionando los diversos modos de adultocentrismo tan habituales en la pedagoga, permitiendo a su vez, aunque de forma efmera y tras un gran esfuerzo, que nias y nios se nutran de un pensamiento crtico propio y acorde a su realidad. Se consider adems, el imperativo de superar la eventualidad de experiencias como stas, la necesidad de multiplicarlas, y a sabiendas de cmo se realizan simultneamente en otros territorios, de lo oportuno de compartirlas. Cuestin ltima que con el presente artculo intentamos subsanar.

Habiendo expuesto en resumidas cuentas en qu consistieron las vacaciones populares, consideramos fundamental plantear que la organizacin, autogestin o solidaridad, no es algo nuevo en el territorio. Por ello, del mismo modo que observamos los lmites y el presente deterioro de la educacin formal, defendemos la necesidad de ahondar en la historia de la Poblacin Los Copihues. Cabe sealar que la revisin de su origen y la forma en que sta se desenvolvi hasta el presente es ms que limitado, pero al menos supone un puntapi inicial para el reconocimiento de una historia construida a pulso y que todava reclama una alternativa para el presente.

Del Campamento Unidad Popular a la Poblacin Los Copihues

La Poblacin Los Copihues se ubica en la comuna de La Florida, en el sector suroriente de la ciudad de Santiago y abarca cuatro villas adyacentes: Los Copihues, Renacimiento, La Bsqueda y Chacn Zamora. Su origen se remonta a fines de la dcada del 60, cuando distintos comits de la comuna de uoa [5] agrupados en el comit de Los Sin Casa deciden realizar una toma de terreno en la madrugada del 11 de enero de 1970 en un potrero del fundo San Rafael, propiedad de la familia Chacn Zamora. En el terreno no se contaba ms que con maleza, vacas, el Zanjn de la Aguada [6] , plantaciones de repollo y una barraca de madera donde ms tarde se realizaran las reuniones generales entre los distintos comits que agrupaba "Los Sin Casa".

ste limitaba hacia el oriente con parcelas del fundo "Los Castaos", sobre el cual se levantara meses despus el campamento Nueva La Habana (actualmente Poblacin Nuevo Amanecer). [7]

El campamento recin formado fue denominado Unidad Popular [8] , en referencia a la coalicin electoral que apoyaban los dirigentes del comit de Los Sin Casa y cuya intervencin permiti en gran medida que no fuese desalojado (el mismo Salvador Allende visit la toma durante su campaa presidencial [9] ). En un principio las numerosas familias se sostuvieron en improvisadas carpas, sin servicios bsicos y con una nica llave de agua, afrontando adems peridicas inundaciones que la duea del fundo ocasionaba. Debido a lo anterior, las carpas fueron reemplazadas por rucas o ranchitas, casas autoconstruidas sobre palafitos, evitando as el anegamiento.

Semejante muestra de creatividad pronto fue acompaada de otras iniciativas de autogestin, tales como un guardera infantil, una escuela instalada con buses adaptados como salas de clases del mismo modo como sucedi en Nueva La Habana, un frente de salud con mujeres pertenecientes al campamento capacitadas en enfermera o una canasta popular donde se compraba mercadera de forma mancomunada para toda la comunidad.

La construccin formal de la Poblacin comenz un ao ms tarde. No obstante, las dificultades no acabaron. El terreno debi ser acordonado y sus accesos custodiados por sus pobladores para evitar que las casas que se levantaban fueran ocupadas por externos antes de ser terminadas, cuestin que finalmente no pudo evitarse. A esto se suma el hecho de que cuando las viviendas fueron finalmente entregadas en 1973, contaban solo con la obra gruesa. Adems, en septiembre de aquel ao las Fuerzas Armadas derrocaron el gobierno democrtico de Salvador Allende, lo cual supuso entre otros aspectos, que muchas viviendas de la Poblacin fueran cedidas a trabajadores de distintas cajas de empleados particulares, mientras los dirigentes de su comit de vivienda comenzaban a ser perseguidos.

La dictadura azot la poblacin desde el primer da. Durante 15 das fue sitiada por militares con armamento de guerra. Pronto los cuerpos de ejecutados polticos comenzaron a aparecer en un vertedero donde se construa una red de alcantarillados para la zona.

La dictadura tambin orient gran parte de sus esfuerzos en liquidar la vida comunitaria, estigmatizando a las Poblaciones que posean un estrecho y reciente vnculo con la izquierda, como era el caso del campamento Unidad Popular, que fue rpidamente rebautizado como Chacn Zamora (nombre del dueo del fundo en el que la toma se emplaz), no siendo hasta 1976 cuando se le permiti a la nueva junta de vecinos ocupar el nombre de Los Copihues, que mantiene el da de hoy. La misma suerte corrieron otras organizaciones sociales, como fue el caso del Club Deportivo Los Rebeldes, que pas a llamarse Internacional.

El 11 de septiembre, da del fatdico golpe de Estado, qued grabada en el imaginario del pas como una instancia de la muestra de descontento y la subversin (hasta el da de hoy), de la que ha sido parte la Poblacin Los Copihues desde un principio. Grace Garrido, pobladora, recuerda: bajbamos pal 11 de septiembre, con las tapas de las ollas, las ollas y cucharas, a avenida La Florida, a hacer protesta. Salamos juntos a protestar. Hasta cuando llegaban los verdes, y todos corriendo. [10]

Por otro lado, a tono con otras Poblaciones, pronto la iglesia y las cooperativas de vivienda comenzaron a desempear un importante rol. La primera, como espacio de congregacin y recuperacin del vnculo comunitario, donde adems se permita la bsqueda de formas de palear la crisis y el hambre, al tiempo que defender los derechos humanos. En Los Copihues fue la capilla de Jess de Nazareth en donde durante la grave crisis de 1982 [11] se organizaron constantes ollas comunes.

Por otro lado, las cooperativas de vivienda fueron la nica forma de asociacin con la que contaron las familias pobres al momento de buscar una vivienda propia. En Los Copihues pronto tom forma la Cooperativa Renacimiento, que ms tarde la dara el nombre a la villa que se conform en el sector nororiente de la Poblacin. A la anterior se sum la Cooperativa La Bsqueda, que exigi asentarse de forma inmediata en el terreno adquirido, situado al sur del obtenido por la anterior. No obstante, esta ltima no tard en quebrar y el terreno obtenido debi ser drsticamente acortado al tiempo que las familias propietarias se vieron obligadas a autoconstruir su vivienda, colaborando entre s, como antao.

Mientras se levantaban las villas Renacimiento y La Bsqueda, ms al sur comenz a construirse la villa Chacn Zamora. Existen versiones que sealan que originalmente esta fue pensada para ser entregadas a militares, pero que al ser rechazadas por stos debido a su reducido tamao, fueron ofrecidas a familias con la posibilidad de ampliar su infraestructura. Esto ltimo se tradujo en que, a diferencia de otras villas que conforman Los Copihues, en Chacn Zamora se puede observar una mayor heterogeneidad en la apariencia de las casas, debido a que las distintas familias extendieron desde un primer momento su hogar conformes a su necesidad y acordes a sus recursos.

Aos ms tarde, tras el retorno a la democracia [12] , las juntas de vecinos fueron refundadas, de modo que el 26 de febrero de 1990 la junta de vecinos N 23 fue reconstituida, con Alejandro Galn como presidente, el mismo que alguna vez presidiese el comit de "Los Sin Casa".

Otros sucesos a destacar de la dcada de los noventa son en primer lugar, el aluvin que tuvo lugar en 1993 tras desbordarse el Zanjn de la Aguada y los canales San Carlos y Las Perdices. Fue tras esta catstrofe que se canaliz el zanjn y adquiri el aspecto que mantiene actualmente. En segundo lugar, en 1999 se organiz el Carnaval de la Noche de San Juan, y un ao ms tarde, se realiz el icnico We Tripantu o Ao Nuevo Mapuche, que finalmente reemplaz al primero y que se celebra hasta el da de hoy.

Cabe sealar que el cierre de las vacaciones populares se propuso en un primer momento en el Parque Paraso, donde alguna vez hubo un vertedero y no siendo hasta el 2009 que fue habilitado como rea verde, la ms extensa de Los Copihues de hecho. Aqu tambin tuvo lugar el taller de ftbol, y en ms una ocasin un partido entre talleristas y vecinos de la Poblacin Los Copihues.

Por Ignacio Andrs



[1] Ubicada en la comuna de La Florida, sector suroriente de Santiago de Chile. Es actualmente la cuarta comuna ms poblada del pas.

[2] Para ello nos valimos en gran medida de Memorias compartidas Historia de la Unidad Vecinal N 23 de La Florida, proyecto de reconstruccin histrica a cargo de Ignacio Rojas, enmarcada en un proyecto intervencin municipal que tuvo lugar el ao 2016. Este puede ser descargado gratuitamente en https://www.academia.edu/36742167/Memorias_compartidas._Historia_de_la_Unidad_Vecinal_N_23_de_La_Florida

[3] El Chaar es un rbol que se desarrolla en terrenos ridos, al que tambin se le encuentra en el norte de Argentina, Bolivia y Sur del Per. Fuente: http://www.chilebosque.cl/flora/geoffroea_decorticans.html

[4] Cristbal parafrase a Nicanor Parra, quien alguna vez seal: no deje de ser nunca lo que es, una pulga en el odo del minotauro.

[5] Actualmente el territorio corresponde a la comuna de Macul, debido a que en 1981 la comuna de uoa fue subdividida, naciendo las comunas de Macul y Pealoln.

[6] El Zanjn de la Aguada es un canal de riego que en direccin oriente a poniente cruza nueve comunas de Santiago. Una toma de terreno instalada en dicho cauce dio origen en 1957 a la Poblacin La Victoria. Por otro lado, el destacado escritor Pedro Lemebel, alguna vez seal: en el Zanjn de la Aguada estn mis races de escritor, dedicndole ms de una crnica.

[7] Sobre el Campamento Nueva La Habana recomendamos el artculo Llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones: la experiencia del Campamento Nueva La Habana http://zur.org.uy/content/llevamos-un-mundo-nuevo-en-nuestros-corazones-la-experiencia-del-campamento-nueva-la-habana

[8] Podemos hallar ms material documental sobre el Campamento Unidad Popular en https://www.youtube.com/watch?v=oXzCeeFXTs8. Depanto Films, Recuperacin Memoria Histrica Campamento Unidad Popular. Direccin Jaime Salamanca.

[9] Salvador Allende se postul cuatro veces a la presidencia (1952, 1958 y 1964), siendo finalmente electo en 1970.

[10] Testimonio extrado de Memorias compartidas Historia de la Unidad Vecinal N 23 de La Florida, pg. 58.

[11] En 1982 comenz la mayor crisis econmica nacional desde 1930. Chile, al depender excesivamente del mercado externo, se vio fuertemente afectado por la recesin mundial de 1980. El Producto Interno Bruto (PIB) disminuy en un 14,3%, el desempleo alcanz al 23,7%, mientras que el gobierno decidi devaluar el peso en un 18%, intervenir ms de cinco bancos y licitar empresas estatales como Chilectra y la Compaa de Telfonos. El complejo escenario econmico y el malestar de trabajadores, estudiantes y opositores llev a que al ao siguiente, se instalaran las protestas nacionales y se fortaleciera el movimiento sindical, motivando una violenta represin. Fuente: Memoria Chilena (http://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-98012.html).

[12] Si bien la llegada de la democracia se precipita por acontecimientos donde los sectores populares y las organizaciones polticas de izquierda fueron protagonistas, el itinerario del proceso se haba ajustado y pactado en relacin a la programacin de la propia dictadura y las exigencias de los partidos que no queran una salida violenta ni popular al perodo, algo que implic tambin dejar fuera de las decisiones y participacin al movimiento popular, que haba logrado rearticularse en el fulgor de las protestas. Asimismo, la izquierda radical se excluy, vindose afectada de sobremanera al quedarse sin poltica, consigna y perdiendo el amplio apoyo que obtuvo en la lucha por la democracia [Historia oral e historia poltica: Izquierda y lucha armada en Amrica Latina, Pablo Pozzi y Claudio Prez (editores). LOM Ediciones, 2012]. Por otro lado, al da de hoy muchos elementos dictatoriales siguen presentes en la sociedad y en el sistema poltico de Chile, desde la Constitucin aprobada en dictadura, pasando por el sistema econmico y llegando a la impunidad con que el Ejrcito y carabineros sigue operando, son tan solo algunos aspectos a mencionar.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter