Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-03-2019

Puerto Rico
Reflexiones sobre la deuda odiosa colonial, algunas tesis y hojas de ruta

Jos Nicols Medina Fuentes
Rebelin


I. Introduccin

Hace 6 aos escasas voces denunciaban que la deuda pblica de Puerto Rico era odiosa colonial. El pensamiento y discurso general en Puerto Rico era el arraigado en la tradicin moral y jurdica antigua adicta a los acreedores que los contratos se cumplen. Parte de las premisas falsas que si se repudia la deuda se perder el acceso a los mercados de crdito y que se tiene que pagar lo que se utiliz para el beneficio de la poblacin. Ese discurso promueve en la realidad colonial puertorriquea una teora eunuca de la relacin crediticia pblica dual acreedores-territorio-poblacin que obvia el colonialismo y al nico soberano responsable de la deuda que es el gobierno federal. En el contexto de una deuda pblica colonial a todas luces impagable prevaleca y desafortunadamente contina imponindose hoy en da ese discurso insensible de los acreedores y la metrpolis. Haca y hace falta el desarrollo de un pensamiento crtico nacional, alterno, tico, jurdico, poltico, anticolonial, solidario y pos neoliberal sobre la deuda pblica territorial, que critique, vulnere y derrumbe esa ideologa dominante, para imputar la responsabilidad exclusiva de la deuda a la potencia colonial.

Ante la inmensa deuda pblica, el servicio anual impuesto a la poblacin de la isla y la grave crisis, dio inicio ese proceso lento, crtico, creativo, justo, necesario. Hace poco tiempo comenz un proceso minoritario para articular una teora de responsabilidad del gobierno federal sustentada en estudios crticos interdisciplinarios, una visin moral solidaria, acopio de doctrinas jurdicas de control del mismo derecho anglosajn y la doctrina de la deuda odiosa conforme ha evolucionado, en la experiencia comparada, segn se ha configurado en la historia de la economa poltica y jurdica de la explotacin del enclave colonial de Puerto Rico. Colabor en ese proceso primerizo con algunos ensayos breves durante los aos 2013, 2014 y 2015. Todava no se haba resuelto el caso de Pueblo Snchez Valle ni aprobado la ley federal Promesa.

Esta teora neoliberal y sus premisas son falsas. Conforme ha avanzado la moral (1) hay mltiples excepciones al pago de las deudas: segn las normas vigentes sobre herencia, los herederos pueden repudiar las deudas de su causante o aceptar el caudal sin deudas a beneficio de inventario; el quebrado no tiene que pagar las deudas descargadas para iniciar un nuevo rumbo; el deudor cuyo banco lo controla con prcticas inusuales bancarias (tying arrangements) no est obligado a pagar al banco y adems tiene derecho a reparacin por el triple de los daos causados. (2) En las relaciones donde predomina un ente controlante es ste quien responde por las deudas. As responde la corporacin o accionista que controla a una corporacin que es su alter ego. Y en las deudas odiosas o injustas coloniales se elimina de la relacin crediticia a la nacin colonizada de la responsabilidad sobre la deuda pblica colonial y paga como nico deudor la potencia controladora colonial.

La postura crtica tom un poco ms de relieve a raz del primer simposio sobre la responsabilidad del gobierno federal celebrado el 29 de abril del 2015. En nuestra ponencia de aquel simposio sealamos que articular una postura anti colonial para imponer responsabilidad al soberano federal como nico deudor ante los acreedores sobre la deuda pblica sera un proceso complejo y prolongado. Ese nuevo discurso fue aumentando, desafortunadamente muy lentamente, con las limitaciones impuestas por la fragmentacin, el reformismo y reflujo del movimiento patritico y de la izquierda. Paralelamente, y mientras se anunciaba por el gobierno colonial en el 2015 que la deuda era impagable, se dieron los primeros anuncios de una lnea oficial federal neoliberal para imponer una Junta de Control favorable a los acreedores. Para ese mismo periodo, durante el primer simposio de la deuda y responsabilidad federal surgi una corriente reformista. Una variante sostenida por el exGobernador Anibal Acevedo Vil, uno de los ponentes invitados, para imputar responsabilidad compartida entre la poblacin y el gobierno federal basado en un dictum en el caso Limtiago v Camacho, posicin que descart durante el segundo simposio de la deuda para afirmar que con el caso Snchez Valle y su reconocimiento de los poderes plenarios de soberana, la responsabilidad federal sobre la deuda es plenaria. Aunque no continu insistiendo, lo que afirm era cnsono con nuestra postura original de que la relacin crediticia en una deuda pblica odiosa colonial es acreedores-metrpolis deudora. La otra posicin reformista consisti en una teora que no retaba el orden colonial, ni la relacin crediticia acreedores-territorio-poblacin, atada a una campaa de auditora orientada a sealar corrupcin local como causante de la deuda pblica y a reducir una porcin de deuda que se alegaba contravena el tope de deuda dispuesto en la Constitucin del ELA segn se determinara por las cortes. La teora reformista fue apoyada por sectores del PPD-partido que incluy en su programa el medio de la auditora gubernamental de la deuda-, por uniones norteamericanas y algunos grupos emergentes. Esta teora reformista, como vemos tambin eunuca de la deuda, levant vuelo. (3) Se continuaba ocultando de la relacin crediticia al personaje y deudor central: el gobierno federal. Mientras tanto, la teora anticolonial sobre deuda odiosa y responsabilidad federal se mantena en la polmica pblica, reclamando un lugar central desde la marginalidad, pero se fu desarrollando como reserva estratgica de la nacionalidad puertorriquea.

El imperio impuso la ley Promesa el 30 de junio del 2016. Cre un colonialismo de nuevo tipo, un laberinto como el del Minotauro de Creta para los puertorriqueos, un jardn paradisaco para los acreedores. El Minotauro ha continuado saciando su apetito con el sudor y sangre del pueblo, mientras se re a carcajadas con la auto inmunidad que se agenci sobre la deuda colonial con la Seccin 210 de la ley Promesa, sentado a la cabecera de la mesa con los fondos buitres y acreedores, quienes celebran del banquete. La ley Promesa promueve, y su Junta contina sosteniendo, la postura neoliberal bipartita crediticia acreedores: territorio y poblacin deudora. La mayora del pueblo desconoce los infranqueables caminos de ese laberinto, mientras han surgido como expertos sacerdotes, un selecto grupo de economistas, abogados, peritos y jueces encargados de interpretar los jeroglficos de un intrincado proceso de mal llamado ajuste de deuda, en un bochornoso mal llamado proceso colonial mixto de quiebras. El pueblo no ha participado de ese proceso y los partidos coloniales lo han traicionado. Recientemente la Juez Taylor Swain, quien tiene poderes mucho ms limitados que un juez federal ordinario de quiebras, valid el acuerdo transaccional de los acreedores de Cofina y la Junta de Control.

El Tribunal de Circuito de Apelaciones para el Primer Circuito acaba de decidir en un caso que a pesar de violarse el proceso de nombramientos de la Junta de Control segn garantizado en la Constitucin federal, ha validado el proceso, dando margen a corregir tal error con someter de nuevo a la confirmacin del Senado Federal, mientras llama procnsules romanos, a los 7 integrantes de la Junta de Control, quitando cierto lustre a este cuerpo federal. Algunos desean convertir al distinguido Juez B. Torruella en libertador. Nadie niega de su rectitud pero es anexionista. Y si bien hubo muchos tories anexionistas que se pasaron al bando independentista en la revolucin norteamericana, todava no ha llegado ese punto de cambio en nuestra situacin. Torruella siempre tratar de acercar la braza al anexionismo, de impulsar palmo a palmo la teora de incorporacin de facto, de intentar vulnerar poco a poco la doctrina de territorio no incorporado de los casos insulares. Y mientras pueda, intentar que clusulas estructurales de la constitucin federal se apliquen al territorio, de manera que se vaya diluyendo la limitacin de los poderes plenarios del Congreso bajo la clusula territorial circunscrita a los derechos fundamentales que es la doctrina vigente de los casos insulares y del caso de Balzac. Sinembargo, todava es precedente Downes v Bidwell, caso pionero de los casos insulares que resolvi que la clusula estructural de uniformidad tributaria no aplicaba a los territorios no incorporados , slo cubre a los estados y territorios incorporados. Ya veremos si el Tribunal Supremo Federal decide intervenir porque en realidad, en el fondo, el remedio tirijala ofrecido por la corte no vulnera la ley Promesa ni la Junta de Control, aunque golpea de cierto modo temporalmente su prestigio.

Mientras tanto, la posicin reformista se encuentra en grandes aprietos, incapaz de convertirse en arma eficaz de lucha de nuestro pueblo. En el presente, por necesidad vital, de sobrevivencia, existen las condiciones objetivas idneas para una masificacin de la lucha anticolonial y contra la deuda odiosa colonial. Ningn partido podr gobernar con esa deuda impagable. Estamos en una situacin global y local compleja y fluida, al borde de EE UU iniciar una guerra de agresin contra Venezuela y con sismo serio que se expande en el seno de Estados Unidos. Hace falta consolidar y expandir el elemento subjetivo puertorriqueo, superar la dispersin y el reflujo de la organizacin poltica patritica, segn comento al final de este escrito. El pueblo puertorriqueo deber buscar los medios ticos idneos de lucha para convertirse en el hroe Teseo que expulse algn da de nuestra tierra la dominacin del Minotauro norteamericano y sus buitres.

Dentro de esta compleja realidad que nos abruma, mientras presento el contenido de mi libro, ofrecer reflexiones sobre procesos acontecidos con la deuda en los pasados aos. Luego en el contexto actual propondr unas tesis, medios de lucha y hojas de ruta

 Primer Simposio

El primer simposio de la deuda , titulado deuda pblica y responsabilidad federal: remedios y cursos de accin de la ciudadana tuvo lugar a casa llena el 29 de abril 2015 y present, entre otros, dos ponencias (una corta oral y una larga escrita) tituladas : Hacia una teora de responsabilidad del Gobierno federal sobre la deuda pblica en Puerto Rico (4), (5) as como un ensayo titulado Reflexiones hacia un pensamiento crtico nacional, (6) los tres fueron publicados en revistas y se incluyen en mi libro. (7)

 Segundo simposio

El 30 de mayo 2017 organizamos el segundo simposio sobre la deuda pblica y la responsabilidad del gobierno federal, tambin a casa llena en el Teatro de la Facultad de Derecho de la UIA. Present la ponencia: Deuda pblica odiosa colonial: la flecha dirigida al Minotauro norteamericano, publicada el 2 de junio del 2017. (8) Este ensayo se incluye en mi libro. En dicho ensayo pas balance sobre los acontecimentos ms sobresalientes ocurridos desde el primer simposio. Destaqu como eventos importantes, las decisiones de la Corte Suprema Federal en los casos de Frankyn que anul la ley de quiebras criolla (9) y Snchez Valle, que determin que el Congreso tiene todos los poderes plenarios de soberana sobre el territorio no incorporado de Puerto Rico (10) y la imposicin de la ley Promesa en junio del 2016. Tambin las expresiones de la prestigiosa Revista Jurdica de Harvard del 10 abril del 2017 que concluye que si luego del dictamen de Pueblo v Snchez Valle el ELA constituye una relacin colonial, la deuda territorial de Puerto Rico es odiosa colonial responsabilidad del gobierno federal. (11) Exhort a reenfocar la campaa de la auditora ciudadana de la deuda dentro de los parmetros discutidos en el presente escrito, pero la adiccin a la auditora como fetiche ha sido muy grande y continu en ascenso. Luego de los dos simposios ya se identificaban con nitidez tres teoras centrales sobre la deuda pblica territorial: la neoliberal, la reformista y la anticolonial. (12) Las ponencias de ambos simposios constan grabadas y se pueden acceder por internet.

II. Resumen de la historia de la economa poltica y jurdica de la deuda odiosa colonial

En 1898 la nacin de Puerto Rico no tena deuda pblica. Los gelogos Watson (13) y Hill (14) inventariaron los activos y recursos de nuestra patria y nacin. Haba graves desigualdades fruto del pasado colonial espaol, pero ocurra un crecimiento del producto nacional bruto. Haba comercio internacional y exportacin importante de produccin nacional. Los EE UU llegaron como una plaga, luego del huracn nos siguieron destruyendo, devaluaron la moneda, se quedaron con las tierras, endeudaron a los agricultores, los monopolios azucareros concentraron la propiedad de la tierra, los bancos ejecutaron las tierras de los hacendados y campesinos endeudados. Tuvieron la desfachatez de desmentir sus cientficos para regar la falsedad que previo a la invasin Puerto Rico no era una nacin, sino una porqueriza, un reguerete de pobres, miserables que vinieron a salvar. Como siempre los adalides exportan su democracia demoliendo pueblos.

El endeudamiento lo promovieron los invasores a travs de un tope del 7% en la ley federal Foraker del 1900 para construir fortines y carreteras a costa de los puertorriqueos. Luego los federales aumentaron el tope a un 10% y aadieron los bonos triplemente exentos en la ley federal Jones de 1917. Posteriormente enmendaron la ley federal orgnica Jones en el 1938 y extendieron el endeudamiento a ciertas corporaciones pblicas que tuvieran ingresos propios (origen de las deudas de las corporaciones pblicas y Cofina). Luego excluyeron a Puerto Rico del Investment Company Act de 1940 y regulacin de valores para aumentar la ilimitada maniobra, sin regular, del capital financiero y sus intermediarios. As mismo el gobierno federal autoriz el aumento del 15% del margen prestatario del ELA por ley federal en 1962. (15) As mismo elimin misteriosamente las corporaciones pblicas y municipios (mitad de la deuda pblica asegurada de hoy) de la Seccin 9 de la ley de quiebras federal en 1984, que opino fue para dar garanta de repago al capital financiero.

Mediante las clusulas de comercio y territorial e invasin y privilegios al capital forneo la potencia colonial ha liquidado la produccin nativa, lechera, cervecera, comercio, produccin agrcola entre otros, ahora impone una prohibicin y su moralidad al entretenimiento centenario arraigado en nuestra cultura de las peleas de gallos, y continuar afectando cunta industria le de la gana. Ha privilegiado y protegido su capital con exenciones mientras se exterminan las fuerzas productivas y activos de nuestra nacin. El capital forneo domiciliado en EE UU que hace negocios en Puerto Rico, segn datos de la Junta de Planificacin del 2014 expatra ganancias cercanas a los $36 billones anuales por las que no paga tributos en el origen, mientras en fraude a nuestros activos paga cerca de $12 billones anuales en tributos al Tesoro Federal. (16) Se roban nuestros recaudos y ahorros mientras subsidian al gobierno federal y a otros estados. Se llevan ms de lo que traen. El activo principal, el humano, con primaca juvenil, luego de ser preparado a altos costos locales, se lo llevan para carne de can en las guerras y mediante el xodo para trabajos, muchos de ellos precario y barato, en sus entraas. Los estados financieros de una nacin soberana son sus activos (riquezas) y pasivos (deudas pblicas). Mediante el coloniaje a la nacin nuestra le han destruido, robado, menoscabado sus activos hasta dejarla en la ruina, mientras de vez en cuando se inventan una poltica industrial que luego exterminan (industria azucarera, Manos a la Obra, compaas 936) para sumirla en la gran crisis y pobreza de hoy. El gobierno federal caus el endeudamiento impagable que culmina con la imposicin del engendro ineficaz de Promesa en junio del 2016 mediante el cual se gobierna en sindicatura la colonia en quiebra.

III. Historia reciente de la deuda pblica

Adems de la explotacin del enclave colonial que surge de esa historia de la economa poltica y jurdica de la deuda pblica, valga resaltar que la deuda odiosa subi muy poco desde la dcada de 1970 hasta el 2000. A diciembre del 2000 estaba en $24 billones. Era manejable. Como resultado del desmonte del estado benefactor y abandono luego de la terminacin de la guerra fra, durante la dcada de los 1990, se firmaron los tratados de libre comercio que eliminaron el mercado exclusivo que tenia Puerto Rico con EE UU. Adems desde 1996 al 2006 el gobierno federal elimin las compaas 936 sin ofrecer alternativas al territorio. Ello trajo la fuga de $15 mil millones en los bancos que se usaban para inversin, la prdida de 240,000 empleos de los ms remunerados y reduccin en la demanda energtica. Caraballo Cueto y Lara han descrito esta consecuencia como desindustrializacin. (17) Ello promovi dinmicas de endeudamiento con emisiones de bonos y la creacin de Cofina en el 2006. La explotacin y control del enclave colonial caus que la deuda pblica creciera desde el 2000 al 2014 $48 billones adicionales para subir al total impagable de $72 billones en el 2014. (18) Paralelo a ello comenz el gran xodo de ms de 800,000 boricuas desde el 2000, magnificado luego de los huracanes del 2017, ( 19) crecimiento de la tasa de deuda al doble de la tasa del producto nacional bruto, desvalorizacin de los bonos a nivel chatarra por las llamadas casas acreditadoras, una depresin sostenida por ms de una dcada, aumento de la pobreza a ms un 53% de la poblacin, desvalorizacin de propiedades y las riquezas, el menoscabo de los fondos de pensiones de los empleados pblicos para $48 billones de deuda pblica adicional no asegurada. La deuda pblica impagable se trep a $120 billones en el 2014. Notemos como de cero deuda pblica en 1898, luego de la invasin norteamericana, en 102 aos la deuda pblica subi a $24 billones y a los 116 aos de dominio colonial se trep a la cifra impagable de $120 billones. La deuda odiosa es de tanta trascendencia estratgica que de una forma de dominacin colonial con el ELA, el ELA fue reformado provisional y unilateralmente con un nuevo tipo de sindicatura y dominacin colonial con la Junta de Control y la ley Promesa.

Todo el aparato de administracin colonial, sus alter egos, horneados por leyes federales, como el ELA y Promesa, son parte de su engranaje. Esos funcionarios y alter egos no tienen vida propia. El nico soberano que manda en el territorio y controla es el gobierno de EE UU. Como se puede pensar que debe haber responsabilidad compartida o exclusiva de la nacin puertorriquea por una deuda odiosa colonial generada en tal sistema de explotacin? La deuda pblica de Puerto Rico es injusta, inmoral, odiosa por las condiciones particulares del control y la explotacin colonial del enclave colonial. Si el colonialismo ha destruido los activos de la nacin por qu se pretende imponer los pasivos pblicos a la poblacin colonizada?

En das recientes, con los acuerdos leoninos de Cofina, que acaba de aprobar la Juez Taylor Swain y cuyo dinmica de repago a altos valores de los bonos hay probabilidad que se pretender extrapolar a la deuda de obligaciones generales, vemos como ese sistema colonial de nuevo tipo es un engendro para perpetuar el ELA y empujar un proceso para consolidar el pago prioritario y garantizado a los acreedores. Mientras tanto, persiste el coloniaje, la precarizacin del trabajo, los jvenes estn abrumados con varios trabajos a tarea parcial, sin tiempo libre, los estudiantes se endeudan a niveles extremos, muchos jvenes tienen que exiliarse o los reclutan para guerras de agresin. Los menguados recaudos se los comer el servicio de deuda a costa de privacin de servicios esenciales. Ni siquiera hay dinero para autopsias adecuadas para enterrar a tiempo a nuestros muertos, educacin, salud, seguridad, alimentacin adecuadas. Y como no se propicia desarrollo econmico nacional, continuar la destruccin de las fuerzas productivas de nuestra nacin, incluyendo el capital humano con el xodo. Lo que anticipa que habr disminucin de recaudos e incumplimientos con los nuevos acuerdos que el gobierno federal, a travs de la ley Promesa imponga con los acreedores en el futuro. Se pretende suplir la disminucin de recaudos a muy corto plazo con los millones que se esperan para la reconstruccin ciclnica y los pagos de las aseguradoras, pero son fondos de emergencia que durarn algunos dos aos y que se espera aumenten por corto tiempo los trabajos en renglones de servicios. Notamos las noticias recientes en las que el gobierno territorial anuncia 100,000 empleos para la industria de la construccin con los fondos federales asignados para la reconstruccin. Pero la ley Promesa no deroga la ley 600, el ELA ni la doctrina de los casos insulares. Dispone fantasiosamente que al cabo de 4 aos de presupuestos balanceados consecutivos y el acceso a los mercados de prstamos, desaparecer la ley Promesa. Continuar el ELA. Este panorama debe ponernos a pensar: Como adelant o adelanta el reformismo autonomista o el colonialismo asimilista hacia la solucin de estos problemas? En nada.

Tanto en la estadidad fantasiosa, en el protectorado y en el arreglo colonial el capital forneo canbal y el control colonial continuar con y culminar la destruccin de las fuerzas productivas nacionales. Slo con la conquista de todos los poderes de la soberana en la independencia nacional y la construccin de un estado soberano democrtico, de economa mixta, se sentarn las bases para proteger el trabajo, el capital criollo, la organizacin de la produccin y las tecnologas nacionales, as como el repudio de la deuda odiosa para que la asuma en reparacin de agravios la potencia colonial. (20) Pero ya vern a los polticos profesionales del bipartidismo, ahora que se acercan las elecciones, a continuar con ideologas de la falsedad (21) neoliberales y reformistas sobre la deuda, seguir con la tradicin de la dependencia y peculado de fondos federales de reconstruccin, a cautivar, a enamorar, porque son expertos en las artes de la persuasin, a ofrecer villas y castillos, promesas, trabajos, seuelos e igualas a variados sectores para atraparlos, cooptarlos en sus telaraas. Y hay algunos que les gustan las telaraas, que se dejan dormir y cooptar con cuentos de hadas, con mundos coloniales color de rosa. Hay que insistir que no vale nada pertenecer a unas generaciones cooptadas por el colonialismo.

IV. Medios ticos de lucha

Los medios de lucha no tienen vida propia. Su correccin o moralidad para el independentismo y fuerzas contestatarias solidarias dependen de un juicio histrico concreto, poltico tico moral en cuanto si adelantan o atrasan nuestros fines de la independencia nacional, igualdad y solidaridad social. (22) Los medios no pueden convertirse en fetiches. Idolatrar los medios, las armas, la participacin como vicio o el boicot como alergia en los comicios electorales, o una auditora, aisladamente, sin calibrar mediante un juicio tico poltico histrico concreto su impacto en los fines y estrategias es convertir los medios en formalismos que perpetan el sistema actual. Un dilogo, una conferencia, una auditora se pueden utilizar para promover el bien o el mal, distintas ideologas y sistemas. Si yo les hablara, y Dios me guarde, a favor del engendro del ELA, entonces eso sera un uso inmoral, una aberracin diablica del medio de esta conferencia. Como intento, dentro de mis limitadas capacidades humanas, esbozar ideas, reflexiones y experimentos para asistir a acabar el coloniaje y adelantar nuestra independencia nacional, pues este es un medio tico, correcto, bueno, para adelantar nuestros fines de elevada moral histrica. Lo importante es el uso moral que le da el humano a los medios para adelantar nuestros fines y estrategias ticas.

a) Congreso para la Descolonizacin y Asamblea Nacional de Delegados

Opino que la deuda odiosa impagable es un problema poltico y se resolver centralmente en el plano poltico. En cuanto al medio principal poltico idneo y tico de lucha frente a la deuda odiosa he sugerido que sea mediante la asamblea nacional de delegados de isleos y diaspricos para la descolonizacin y deuda odiosa convocada desde la sociedad civil mediante un Congreso para la Descolonizacin. En julio del 2017 publiqu un plan conceptual de ese proceso descolonizador y para la cancelacin de la deuda en la Revista 80Grados. (23) Lo discut y elabor en el ensayo Todo Nudo Puede desatarse, que fue una ponencia que ofrec a ciudadanos de Caguas en agosto del 2017. (24) Considero muy importantes ambos ensayos. Estn incluidos en mi libro la Deuda Odiosa y la Descolonizacin de Puerto Rico.

El experimento del Congreso para la descolonizacin y la asamblea de delegados convocados desde la sociedad civil se congel luego de mi ponencia en Caguas el 10 de agosto del 2017. No se sigui el plan entonces contemplado de extender la gira a otros municipios. Esa congelacin me brind el espacio para publicar el libro La Deuda Odiosa y la Descolonizacin de Puerto Rico (enero 2018), que lo produje y termin en noviembre, en tiempo de tormentas. Y una vez publicado, se hizo la presentacin del libro a fines de enero 2018, a casa llena en el mismo teatro de los simposios. Comenc una gira durante los primeros tres meses del 2018 segn me invitaban de manera espontnea ciudadanos, grupos, libreras, emisoras y medios. Esa gira me permiti difundir en sectores de nuestro pueblo el carcter odioso colonial de la deuda pblica y los medios de lucha que he considerado ticos e idneos para enfrentarla y adelantar un proceso de descolonizacin y los fines de la independencia y solidaridad social. Al culminar la gira y continuar congelado el proceso de descolonizacin propuesto, me mov y concentr esfuerzos en la ruta secundaria de litigacin en las cortes que comentar ms adelante.

A fines de abril del 2018 entregu un escrito al movimiento obrero titulado 10 Mandamientos de lucha y organizacin popular donde abundo en las dos rutas del Congreso del pueblo, proceso idneo de descolonizacin y asuncin federal de la deuda y el uso de las cortes, mientras resuma un programa para las grandes reformas necesarias y reivindicativas para la movilizacin, organizacin y cimiento para el desarrollo de un experimento de una tercera fuerza contestataria capaz de cumplir estas grandes reformas y un proceso estratgico de descolonizacin. Fue publicado el 17 de abril 2018. (25) Contine publicando ensayos en la prensa y redes sociales sobre distintos aspectos de la deuda a los que refiero.

A fines del 2018 la Mesa de Dilogo Martin Luther King, Jr., que rene sectores religiosos de prestigio, public un manifiesto titulado LLAMADO PROFTICO A PUERTO RICO EN SU HORA DE GRAVE ADVERSIDAD. (26) En su manifiesto sugieren se acoja el proceso del Congreso para la descolonizacin y la asamblea nacional de delegados para enfrentar la deuda odiosa y el estatus que he propuesto en mi libro y ensayos. Tal vez esa iniciativa podra contribuir a variados desarrollos importantes. El experimento del Congreso para la descolonizacin, conlleva recursos colectivos considerables y procesos complejos frente a la situacin de reflujo sealada. Sigue detenido como semilla que espera luz y lluvia para germinar.

b) Utilizacin de las Cortes

Relacionado con los medios de lucha ticos idneos para enfrentar la deuda odiosa, he sugerido litigios en las cortes federales como va secundaria de caja de resonancia y diapasn educativo, con teoras de responsabilidad federal sobre la deuda odiosa bajo el derecho anglosajn y el derecho imperativo internacional. Desde el primer simposio he advertido que las cortes federales son foros parcializados a los acreedores y a la potencia colonial, que no debemos cultivar ilusiones, y que deben ser utilizadas como va secundaria para respaldar las rutas primarias de la educacin, organizacin poltica y lucha popular.

El 16 de abril del 2018 publiqu en El Nuevo Da la columna Pleitos de clase contra el gobierno federal. (27)En ese escrito y en otros posteriores inform al pblico mis hallazgos sobre la inconstitucionalidad de la Seccin 210 de la ley Promesa.

En abril del 2018 prepar un extenso proyecto de Demanda, en espaol y lo discut en varias sesiones durante 3 meses con prominentes abogados y profesores de derecho. Al no cuajar un litigio fruto de esas reuniones, acud en junio del 2018 a un grupo de abogados que en abril del 2018 haban radicado una demanda en el caso Pinto Lugo y otros ante la Juez Taylor Swain que concentraba en exigir auditora de la deuda, impugnar dos de los integrantes de la Junta de Control por conflicto de intereses e intentar derogar la doctrina de territorio no incorporado establecida en los casos insulares. Tena y mantengo mis fuertes discrepancias con esos enfoques del tradeunionismo norteamericano y criollo y del reformismo. Porque no creo en el uso del medio de la auditora con limitado enfoque reformista, ni tampoco creo que derogar la doctrina del territorio no incorporado deba ser prioridad del independentismo, ya que no singulariza el caso de Puerto Rico, pues se parte de la validez del Tratado de Paris, (28) y en la remotsima posibilidad de que se derogue por la Corte Suprema Federal la doctrina del territorio no incorporado mediante la cual se administran por el Congreso federal todos los territorios (Guam,Guantnamo, Islas Vrgenes, Puerto Rico, Marianas, bases militares ), queda como alternativa dentro del constitucionalismo norteamericano el territorio incorporado, antesala de la estadidad. En resumen, es una ruta que alegra a los estadistas como el Juez Juan B. Torruella, pero no adelanta la lucha de independencia nacional. En su demanda original estos colegas haban incluido una escueta causa de accin E basado en mi previa reciente columna periodstica y cuestionamiento pblico de la Seccin 210 de la ley Promesa y citaban mi libro. Por lo que decid reunirme con ellos en espritu convergente, para desarrollar un genotipo, un embrin, un hijito, una semilla anticolonial en huerto ajeno disponible, y compart con ellos mis escritos, sin tener relacin alguna de abogado cliente ni percibir pago alguno. En esos escritos-tanto en el proyecto de Demanda como en la mocin y alegato en idioma ingls que prepar y compart con gentileza con ellos-, reconstru la historia de las relaciones coloniales y jurdicas del territorio con EE UU, la historia de la economa poltica de la deuda odiosa y nueve causas de accin para impugnar la Seccin 210 de la ley Promesa mediante recurso de sentencia declaratoria e interdicto. Vase mi ensayo: Demanda para el pago de la deuda por el Gobierno Federal, Revista 80 Grados, 3 de noviembre del 2018. (29) Abrigo la esperanza que los clientes y abogados en ese caso en curso, as como nuevos litigios que es imperioso sean radicados, se le imprima el carcter central que ameritan. las teoras anticoloniales que compart. Tambin compart esos escritos con el Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico y una Comisin Especial a cargo de considerar un recurso de amigo de la corte. En noviembre del 2018 tuve una reunin y discusin con esta comisin de tres miembros y el Presidente del Colegio Edgardo Romn Espada. Estos cuatro colegas quedaron en convocar a reunin de nuevo para informar su determinacin. Transcurridos casi 4 meses, al da de hoy, estoy a la espera de esa segunda reunin y seguimiento. Qu le ha pasado al Colegio? Sugiero se le escriban mensajes por las redes y cartas al Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico para que contine su tradicin de apoyar los proyectos trascendentes que defienden los fueros nacionales. No es asunto jurdico de poca monta lo que tienen ante su consideracin. Si rectificaron su postura errnea inicial de maltrato de animales para coincidir en el asunto de la prohibicin de los gallos de pelea con el informe reciente de su Comisin de Agricultura luego de celebrar vistas pblicas: por qu tanta lentitud y no acaban de tomar partido para denunciar el carcter odioso colonial de la deuda pblica para unirse al reclamo para impugnar la Seccin 210 de la ley Promesa?

En resumen, he planteado que el eslabn ms dbil de la Ley Promesa es su Seccin 210 mediante la cual el gobierno federal se ha conferido una autoinmunidad retroactiva para no responder por la deuda pblica, que conforme a decisiones de la Corte Suprema Federal se presume altamente inconstitucional, y si se menoscaban derechos fundamentales de ciudadanos como ha acontecido, la inmunidad retroactiva es plenamente inconstitucional. He sugerido unas causas de accin bajo derechos fundamentales, entre ellas al amparo del debido proceso de ley sustantivo que protege la libertad en sus amplias acepciones, la 1ra Enmienda Federal con su derecho de peticin para reparar agravios fuerte y vigoroso para ciudadanos norteamericanos de segunda clase que no tienen derecho al sufragio como los esclavos, analfabetos y siervos previo a la instauracin del sufragio universal en los siglos 19 y 20; todo lo cual requiere se examine la constitucionalidad de dicha disposicin bajo un escrutinio estricto. (30) As mismo considero que la doctrina de deuda odiosa fue incorporada al derecho anglosajn durante las negociaciones de la deuda colonial cubana impuesta a la metrpolis espaola en el 1898 y forma parte del derecho norteamericano va el Tratado de Pars y por tanto doctrina que es ley suprema federal vigente que no ha sido derogada por la ley Promesa. (31) Estas teoras y enfoque de litigacin que he sugerido, declara de umbral una posicin anticolonial, ya que seala al gobierno federal como responsable de la deuda odiosa que quiere evadir. Son en ese sentido teoras de litigacin que fluyen con campaas educativas y con la posicin tico poltica anticolonial del patriotismo.

Tienen estas teoras a su vez la virtud de litigar la constitucionalidad de la inmunidad retroactiva frente a derechos fundamentales que aplican bajo los casos insulares. En los dos incidentes que se dilucidaron en verano del 2018 ante la Juez Taylor Swain y la Corte Federal de Reclamaciones promovidos por el fondo acreedor Aurelius no han sido desestimados los argumentos basados en derechos fundamentales, mientras no han tenido grandes consecuencias argumentos estructurales como la confirmacin por el Senado federal de los integrantes de la Junta de Control. Para una discusin detallada remito a mi ensayo: Dos decisiones sobre la deuda pblica: argumentos estructurales vs derechos fundamentales publicado el 17 de Julio 2018. (32) Salvo que como antes indiqu, la Corte de Circuito de Apelaciones, dict hace unos das, siendo ponente el distinguido Juez Juan B. Torruella, una opinin y sentencia que, luego de elucubraciones, estiramientos y malabarismos, deja inclume las decisiones de la Junta de Control y los procesos de Ttulo III tomadas por lo que consideraron oficiales de facto, mientras enva para confirmacin a los 7 integrantes de la Junta ante el Senado Federal en el trmino de 90 das y paraliza los efectos de su decisin durante ese periodo. De hacerse tal confirmacin por el Senado federal ese litigio vendra acadmico. Queda por ver lo que decidir la Corte Suprema Federal si alguna de las partes optara por apelar esta decisin. Veremos a ver si hay nimo de apelar por alguna de las partes o si prefieren dejar el asunto ah para seguir hilvanando argumentos y cultivando quimeras con una opinin de una corte intermedia de Circuito de Apelaciones. Para algunos continuar alegando teoras reformistas que dentro de la clusula territorial los poderes plenarios del Congreso estn limitados no solo por los derechos fundamentales sino por otras garantas estructurales que aplican a los 50 estados. Debe haber una carrera febril en estos das en los sectores colonialistas autonomistas y anexionistas para elaborar enjundiosas disquisiciones, de los estadistas sobre incorporacin de facto, que toda la Constitucin y la bandera sigue a los territorios para igualar a todos los ciudadanos norteamericanos, y desde los inmovilistas para revivir la muerte del ELA y que existen vericuetos en la Constitucin Federal que proteger el engendro muocista y el pretendido pacto bilateral de poderes delegados. Como anticipan algunos de sus lderes en declaraciones recientes, no duden que en la prxima asamblea del PPD, adems de hacerle una estatua al golpista venezolano Guaid, esta decisin la ondeen como bandera.

V. Acontecimientos recientes

A fines de noviembre y principios de diciembre del 2018 vino a Puerto Rico el distinguido intelectual belga Eric Toussaint, Director del Centro para la Anulacin de las Deudas del Tercer Mundo, invitado por el Frente Ciudadano para la Auditora Integral de la Deuda Pblica. Organizaron diversos eventos con el distinguido visitante. No tuve injerencia en su invitacin y por planes previos de vacaciones estuve ausente durante su presencia en Puerto Rico. No obstante, el 1 de diciembre del 2018 le escrib una carta por correo, bastante detallada a Eric Toussaint, sobre el carcter odioso colonial de la deuda territorial, la cual publiqu y que produjo un importante intercambio epistolar entre ambos que conservo. (33) Adems, previo a mi viaje, el 25 de noviembre 2018, publiqu unos comentarios y una pregunta para que Toussaint contestara si la deuda pblica de Puerto Rico era odiosa colonial. (34) Durante mi ausencia un radioescucha espontneamente le ley mi pregunta y por buena fortuna del azar Toussaint contest desde un programa de Radio Isla en la afirmativa que s era una deuda odiosa colonial. Esa corroboracin gener una discusin en diversos sectores que abord en un ensayo que publiqu fechado 19 de diciembre 2018, titulado: Rectificaciones sobre la deuda pblica odiosa colonial: un avance necesario e importante. (35)

Creo que debemos compartir experiencias comparadas, traer invitados del exterior, sin sucumbir al colonialismo ideolgico, con orgullo de no ser rabizas de otros lares. Desde el 2015, en mi ponencia del primer simposio haba sugerido se invitara a Eric Toussaint, por lo que su llegada me produjo gran satisfaccin. (36) Su reconocimiento de que la deuda pblica territorial es odiosa colonial fue de trascendencia y debe haber tenido impacto en la conciencia de independentistas y de personas con otras creencias que han laborado o simpatizado con el Frente sobre la Auditora Ciudadana Integral de la Deuda Pblica. En la carta que me escribi Toussaint fue muy humilde y respetuoso al decir que no vena en actitud de sealar lo que corresponde hacer a los puertorriqueos en su lucha anticolonial.

El 20 de enero 2019 escrib unas reflexiones bajo el ttulo: La deuda odiosa en la situacin colonial de Puerto Rico. (37) Abord los siguientes asuntos: 1) criterios al da para determinar el carcter odioso colonial de una deuda y cmo el criterio establecido por Alexander Spack en 1927 para determinar una deuda odiosa colonial en cuanto a que la deuda pblica no beneficie a la poblacin es uno superficial e incompleto ya que obras de infraestructura y servicios pueden haber sido para intensificar la explotacin colonial, asunto que Toussaint tambin ha abordado en ensayo y con lo cual coincidimos ; 2) que el carcter de la deuda odiosa debe recoger la historia de la deuda, la explotacin y control colonial por el nico soberano imperial de forma interdisciplinaria, de manera que quede establecida la inmoralidad e injusticia de imponer su pago a la nacin colonizada; 3) una apreciacin crtica del medio de la auditora ciudadana de la deuda, que ha concentrado nicamente en la teora reformista y suger unas tesis para tender un ramo de olivo y generar un consenso de lucha contra la deuda, para reorientar enfoques de manera que no se contine causando graves confusiones en el pueblo, no atrase y por el contrario adelante los fines de la autodeterminacin, independencia nacional, igualdad y justicia social e (4) insist en los medios ticos idneos para enfrentar la deuda odiosa.

VI. Propuestas de tesis sobre el medio de la auditora

Para resumir, he sugerido mltiples mtodos de lucha contra la deuda odiosa colonial, que considero ticos e idneos para crear una crisis geopoltica a los EE UU. Que consisten en un congreso para la descolonizacin desde la sociedad civil para elegir los delegados nacionales de la isla y la dispora para resolver por etapas de caducidad, en deliberacin permanente, el estatus, unido el reclamo poltico de descolonizacin con el econmico de asuncin federal de la deuda odiosa y reparacin de agravios coloniales; la organizacin y la lucha del pueblo en las calles, solidaridad mundial y de la dispora y secundaria en las cortes federales para impugnar la Seccin 210 de la ley Promesa, eslabn ms dbil de dicha ley federal.

De mis escritos sobre la relacin entre deuda odiosa y auditora (38) derivan las siguientes tesis que propongo, mediante las cuales sugiero unos re enfoques y consensos, extiendo la mano a un dilogo franco a sectores reformistas que nos permita ampliar las convergencias para avanzar y evitar confusiones en nuestro pueblo, el patriotismo y la lucha anticolonial y contra la deuda odiosa impagable:

1. Los medios no tienen vida propia, los utilizan los humanos y se analiza su vigencia e idoneidad a base de un juicio tico poltico histrico concreto. Y en cuanto al movimiento patritico concierne son ticos o idneos si adelantan nuestros fines de la independencia nacional igualdad y solidaridad social.

2. La auditora es un medio para buscar informacin. No se puede convertir un medio en fetiche como fin en s mismo. Si es una auditora de la deuda pblica es para buscar informacin sobre la historia de los contratos de deuda en todos sus aspectos para adelantar nuestros fines y estrategias.

3. Si el medio de una auditora es para la bsqueda de informacin que ayude a corroborar el carcter odioso colonial de la deuda, que ayude a fortalecer la historia de la economa poltica de la deuda odiosa colonial, y la responsabilidad del gobierno federal, entonces eso sera un uso tico idneo anticolonial del medio de la auditora pues adelanta la cultura anticolonial y el fin de la independencia nacional. Aqu la consigna debera ser: auditora para probar el carcter odioso colonial de la deuda responsabilidad del gobierno federal. Entonces surge con claridad que se trata de una auditora del colonialismo.

4. Similar, si el medio de la auditora se utiliza para buscar informacin para determinar, junto con otros estudios interdisciplinarios, que la deuda es insostenible porque no habr dineros para financiar servicios esenciales. Entonces el medio de la auditora sera tico e idneo para fortalecer la lucha por la igualdad social y proteccin de los derechos humanos. Se resume en la consigna: auditora para no pagar una deuda impagable por ser insostenible.

5. Hasta ah podemos convivir con el uso del medio auditora de la deuda odiosa siendo consistentes con la lucha patritica y solidaria.

6. No se debe eslabonar el medio de la auditora ciudadana de la deuda con la corrupcin criolla como medio central para enfrentar la deuda pblica odiosa colonial. No es un enfoque tico e idneo para el patriotismo y sectores de izquierda. Crea confusin pues la corrupcin del bipartidismo fue utilizada por los congresistas, acreedores y cabilderos para la declaracin de motivos, Seccin 405 (m), de la ley Promesa, para justificar la aprobacin de la ley Promesa e imposicin de un sistema colonial de nuevo tipo, una sindicatura bajo la Junta de Control. La corrupcin ha existido desde Juan Ponce de Len y no fue la causa eficiente de la deuda odiosa impagable segn surge de la historia jurdica y economa poltica de la deuda. Enfoca la flecha en la direccin incorrecta y no hacia el imperialismo norteamericano y el sistema de explotacin colonial que ha establecido y que ha causado la deuda colonial odiosa impagable. Sinembargo, otra cosa sera utilizar la auditora atada a una campaa contra la corrupcin que debe ser parte de un programa de las grandes reformas necesarias, junto a la descolonizacin, para introducir medidas especficas que garanticen una administracin de buen gobierno, honesta, eficiente y transparente de los fondos pblicos.

7. Plantear como fin principal de la auditora la determinacin de cules deudas pblicas son legtimas o ilegtimas bajo la constitucin y leyes del ELA, incluyendo la impugnacin de Cofina, ya sea porque se excedieron del tope del margen prestatario de esa constitucin colonial o porque se utilizaron los fondos para gastos recurrentes, refinanciar deuda existente, para pagar los prstamos legtimos y cuestionar los ilegtimos, esos no son fines anticoloniales, sino planteamientos reformistas, legalistas, economicistas, tradeunionistas, encaminados a litigios en las cortes para unos acreedores no asegurados o asegurados de obligaciones generales cobrar del sobrante si se deroga Cofina-cuestin acadmica pues esa controversia se transigi-, que si no se aclara esa limitacin y se traslada a la lucha poltica, el resultado ser reconocer la legitimidad de la constitucin del ELA, la hegemona de la dominacin colonial y en ese sentido esa extrapolacin al plano poltico los convierte en fines reformistas que fortalecen la cultura o consenso colonial. Para esos fines el PPD y el gobierno del ELA tienen muchos idelogos, economistas, abogados y polticos a sueldo. Debera haber una rectificacin y reconocimiento formal y pblico de que esos han sido hasta ahora los enfoques, fines y campaas centrales reformistas del Frente por la Auditora Integral Ciudadana de la Deuda y de la anterior Comisin Gubernamental para la auditora de la deuda. Entonces aqu la consigna reformista ha sido: pagar la deuda legtima del ELA y cuestionar la ilegtima. Se han cometido errores de juicio poltico muy serios. Y personas serias y autocrticas, sobre todo las que se identifican con el independentismo, deberan reconocer el error y rectificar pblicamente. Si los populares desean abrazar este medio para sus fines pues que as lo aclaren que son populares que sostienen esa posicin dentro de un frente amplio. Lo que no hay derecho es meter al patriotismo en ese enfoque y enredo y porque el patriotismo dentro de un frente tiene, por necesidad vital, para no ser cooptado, engullido, que mantener sus posturas firmes e independientes anticoloniales dentro de un frente amplio. El problema no se cura aadiendo como nota al calce y catlogo los adjetivos de deuda ilegal, ilegtima, insostenible y odiosa sin ulteriores elaboraciones. (39) Un frente no es amplio si a la postre y a larga es una rabiza del Partido Popular Democrtico.

Puedo convivir con las tesis esbozadas en los prrafos 1, 2, 3, 4 y 5 porque el enfoque del medio as vislumbrado adelanta los fines de la lucha por la independencia, solidaridad e igualdad. No puedo convivir con los prrafos 6 y 7 porque el medio de la auditora as enfocado, y sus campaas reformistas confunden, se quedan en unos confines que sostienen la hegemona del colonialismo y la desigualdad en Puerto Rico.

Sugiero llevar el mensaje para suprimir de las campaas del independentismo contra la deuda odiosa colonial pblica las tesis reformistas indicadas en los prrafo 6 y 7 y promover en todos los foros y frentes, incluido en el Frente para la Auditora Integral de la deuda pblica las tesis anticoloniales esbozadas en los prrafos 1 al 5.

VII. Hojas de Ruta

En notas al calce elaboro cada una de estas sugerencias que estimo importantes.



1. Parto de la concepcin estratgica que la lucha por la independencia nacional es una prolongada mediante la crtica, experimentacin y uso de mltiples medios ticos de lucha del orden colonial, para la construccin de una contracultura y experimentacin emancipadora y solidaria mayoritaria. Visualizamos la lucha por la independencia nacional como un largo relevo de maratn y no una carrera de 100 metros. Esa tesis est corroborada en la experiencia histrica de luchas prolongadas de los pueblos contra sistemas de opresin: esclavitud, feudalismo, dictaduras, segregaciones raciales y el colonialismo.

2. Pensamiento crtico. Urge la promocin, como proyecto colectivo, de un pensamiento crtico nacional capaz de identificar y estudiar las caractersticas dominantes y problemas esenciales de nuestra nacin puertorriquea, para proponer soluciones y hojas de ruta. (40)

3. Debemos reconocer que el movimiento patritico y de izquierda est en una poca de debilidad, reflujo y fragmentacin, periodos en que reputados pensadores aconsejan concentrar en tareas de organizacin y educacin. He sido un libre pensador y desde mis limitaciones como individuo he intentado aportar ideas y experimentaciones. Si algo central surge como imprescindible es el desarrollo de un estado o estados mayores dirigentes, un o unos Prncipes Modernos, colectivos, que interprete nuestro pasado, el presente, las tendencias globales y nacionales, evale los errores y distinga los xitos, disee e instrumente los experimentos, estrategias y tcticas que nos conduzcan a un Puerto Rico libre y solidario. (41)

4. Formacin de liderato. Para adelantar esa lucha popular prolongada, estrategias, medios y tcticas ticas e idneas es imprescindible la formacin de pinos nuevos. No es bueno ver un panorama general de nubes blancas, de cabezas canosas en las actividades, debera haber ms participacin de jvenes. Sugiero fomentar una teora del liderato y la formacin de cuadros y militantes que garanticen la continuidad de nuestra ms que centenaria lucha por la independencia nacional e igualdad social. (42)

5. Congreso para la descolonizacin y asamblea nacional de delegados desde la sociedad civil. Reconozco que este es un proyecto o experimento colectivo muy complejo. Que hacen falta recursos y fuerzas amplias para que sea viable. Y que pasar de visin adelantada a experimento posible segn se masifique nuestra lucha anticolonial. (43)

6. Radicacin de litigios nuevos y fortalecimiento de litigios existentes, como va secundaria y caja de resonancia educativa anticolonial para declarar la inconstitucionalidad de la Seccin 210 de la ley Promesa para que el gobierno federal comparezca a los procesos del Ttulo III o a los foros judiciales pertinentes para que asuma, expropie y pague la deuda odiosa colonial a los acreedores. A estas experimentaciones judiciales tambin hay que asignar los recursos y esfuerzos necesarios.

7. Consolidar la unidad y fortaleza del independentismo. Todos los partidos, grupos y personas que creen y luchan por la independencia nacional debemos coordinar y unirnos mucho ms para aumentar el proceso educativo anticolonial y sobre la doctrina de deuda odiosa en los isleos y la dispora. El independentismo debe tomar la direccin decidida en la lucha contra la deuda odiosa desde una perspectiva anticolonial. Para clarificar la diferencia entre una lucha anticolonial y una reformista en cuanto a la la deuda odiosa que pretenden imponer a nuestra nacin.

8. La construccin de una tercera fuerza, gran frente o convergencia poltica. Como sugiero en el eplogo del libro y ensayos a los que remito, considero continuemos dialogando humildemente, echando a un lado protagonismos y arrogancias, para aunar esfuerzos hacia el desarrollo de una convergencia amplia, una tercera fuerza poltica que desbanque el bipartidismo servil, que sea conformada por un vasto pueblo oprimido de la isla y dispora, afectado por su antagonista el capital forneo y el gobierno colonialista federal y sus sirvientes, que desarrolle un programa sustantivo que satisfaga sus intereses con las grandes reformas solidarias necesarias para revitalizar las fuerzas productivas nacionales y capaz de instrumentar un procedimiento estratgico idneo de descolonizacin y contra la deuda odiosa. (44)

9. Estas hojas de rutas-excepto el medio electoral- no ocupan espacios ni presentan esferas de competencia para partidos y grupos existentes y muchas de ellas pueden ser la base de la unidad en la accin del independentismo y los grupos contestatarios.

* Ponencia ofrecida en el local de la UTIER, Mayagez, Puerto Rico el 22 de febrero 2019 bajo el auspicio de la Seccin de Mayagez del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH).

Bibliografa y notas:

(1) Ese impacto de la crtica de las relaciones injustas y de la moral se aprecia con nitidez en la desaparicin de la muerte o el encarcelamiento como garantas por deudas, originados en el antiguo derecho romano; nueva moral que se acoge en los ordenamientos modernos que prohben la crcel por deuda. Ya la vida o la libertad no garantizan el pago de las deudas, salvo excepciones como el pago de las pensiones alimenticias so pena de prisin, tambin objeto de crtica porque impide al alimentista rehabilitarse y obtener fuentes de ingreso. La cancelacin de la deuda pblica y un programa de salvacin nacional. Post Antillano. 11 enero 2015. http://elpostantillano.net/revista-dominical/332-caribe-hoy/12861-jose-nicolas-medina.html Incluido en mi libro: La deuda odiosa y la descolonizacin de Puerto Rico (Publicaciones Libre Pensador, enero 2018), pag. 19.

(2) Federal Banking Holdings Company Act, 12 U.S.C. 1972).

(3) Reformismo criollo y deuda eunuca. 21 de junio 2018. El Nuevo Da

https://www.elnuevodia.com/opinion/columnas/reformismocriolloydeudaeunuca-columna-2430089

(4) Hacia una teora de responsabilidad del gobierno federal sobre la deuda pblica de Puerto Rico. (ensayo largo de fecha 29 de abril del 2015) pero publicado en el volumen 1 (2016) en diciembre del 2016, Revista Jurdica de Poltica Pblica y Legislacin de la Facultad de Derecho de la UIA.

http://www.derecho.inter.edu/inter/sites/default/files/documentos_generales/RPPL-AGO-DIC-2016.pdf

(5) Hacia una teora de responsabilidad del gobierno federal sobre la deuda pblica. 80 Grados. (ensayo corto) 1 de mayo 2015.

http://www.80grados.net/hacia-una-teoria-de-responsabilidad-del-gobierno-federal-sobre-la-deuda-publica/

(6) Reflexiones para un pensamiento crtico nacional. Post Antillano. 10 de mayo 2015.

http://elpostantillano.net/revista-dominical/331-agenda-caribena/14116-jose-nicolas-medina-fuentes.html

(7) Jos Nicols Medina Fuentes. La deuda odiosa y la descolonizacin de Puerto Rico. Publicaciones Libre Pensador. Enero 2018.

(8) Deuda pblica odiosa colonial: la flecha dirigida al Minotauro norteamericano. 80 Grados. 2 de junio 2017.

http://www.80grados.net/deuda-publica-odiosa-colonial-la-flecha-dirigida-al-minotauro-norteamericano/

(9) COMMONWEALTH OF PUERTO RICO ET AL. v. FRANKLIN CALIFORNIA TAX-FREE TRUST ET AL., 579 U. S. ( 13 de junio 2016).

(10) COMMONWEALTH OF PUERTO RICO v. SANCHEZ VALLE et al., 579 U. S. ( 9 de junio 2016).

(11) Revista Jurdica de Harvard, en el captulo II, bajo el ttulo: The International Place of Puerto Rico: " 2. Ultimate Responsibility for the Debt. Recognizing Puerto Rico as a Non-Self-Governing Territory may also have implications for its debt. In particular, Puerto Ricos debt may qualify as odious, a designation that would give the islands government reason to contest the enforceability of the debt in the first place. The doctrine of odious debt, appropriately enough, is traditionally dated to the United States refusal to assume the debts of territories gained after the Spanish-American War territories that included Puerto Rico, Cuba, the Philippines, and Guam. Spain argued that the United States would only become responsible for debts that were lawfully contracted by Spain as the legitimate sovereign of Cuba, and only for those debts that either benefited Cuba or were ... local. The episode was influential on Professor Alexander Sack, who formally articulated a basis for odious debt in 1927. The doctrine continues to evolve, with scholars arguing that it incorporates notions of sovereignty, development and democracy, and human rights. There is at least a colorable argument that Puerto Ricos debts do not benefit the population and that creditors like hedge funds knowingly engaged in precarious lending in the years following the beginning of Puerto Ricos economic crisis in 2005. The argument grows stronger if one accepts the potential relevance of the ongoing human rights crisis on the island and the claim that the islands colonial status has worsened its debt. Even the conceivable applicability of odious-debt doctrine a doctrine usually contemplated in the context of transitional justice and dictatorial regimes should give readers pause. Additionally, while Puerto Ricos general obligation bonds remain guaranteed by the Puerto Rican Constitutions explicit debt-repayment clause, if Puerto Rico were recognized as non-self-governing and under Congresss plenary powers, an argument could be made that Congress itself should be liable for the islands massive public debt. Id. pp. 1676-1677. (Citas omitidas). https://harvardlawreview.org/2017/04/the-international-place-of-puerto-rico/"

(12) Tres teoras sobre la deuda pblica 20 de febrero 2018. El Nuevo Da

https://www.elnuevodia.com/opinion/columnas/tresteoriassobreladeudapublica-columna-2400424/

(13) Rafael Rodrguez Cruz. La Ruta de Herbert M. Wilson: topografa de la isla de Puerto Rico al momento de la firma del Tratado de Pars. Encuentro al Sur 29 enero 2018.

https://abeyno.wordpress.com/2018/01/29/la-ruta-de-herbert-m-wilson-topografia-de-la-isla-de-puerto-rico-al-momento-de-la-firma-del-tratado-de-paris/

(14) Rafael Rodrguez Cruz, Puerto Rico y la revista National Geographic, 1898-1907: De cmo a la bella princesa antillana le pusieron el mote de mendicante majadera 10 febrero 2018. Encuentro al Sur

https://abeyno.wordpress.com/2018/02/10/de-como-y-por-que-los-invasores-estadounidenses-tildaron-a-la-isla-de-puerto-rico-de-mendiga-majadera-rafael-rodriguez-cruz/

(15) Marxuach, Puerto Rico's fiscal and financial history and what the future may bring under PROMESA regime. Revista 80 Grados (11 de mayo 2018).

(16) Csar J. Ayala. Behind Puerto Ricos Debt, Corporations That Drain Profits from the Island. CADME. 10 December 2018; http://www.cadtm.org/Behind-Puerto-Rico-s-Debt-Corporations-That-Drain-Profits-from-the-Island

-Dr. Vctor Snchez Cardona. Borrador de ensayo en mi escritorio

(17) From deindustrialization to unsustainable debt: The Case of Puerto Rico Jose Caraballo, Juan Lara (2016). http://homes.chass.utoronto.ca/~bobonis/CaraballoLara_PR_debt_16.pdf

(18) Marxuach, Sergio M. (3 de febrero 2015). Crónica del Endeudamiento. Centro para una Nueva Economía.

(19) Las ideologas de la falsedad: en las muertes de Mara y la deuda pblica odiosa. Facebook. 30 de mayo 2018. https://www.facebook.com/josenicolas.medinafuentes/posts/758764424318930

(20) Erigir un estado independiente y soberano. El Nuevo Da. 24 de julio 2018. https://www.elnuevodia.com/opinion/columnas/erigirunestadonacionaldemocratico-columna-2437328/

(21) La deuda y la manipulacin: el poder meditico convierte una hormiga boba en un gigante canbal. Facebook. 24 de abril 2018. https://www.facebook.com/josenicolas.medinafuentes/posts/743862852475754

(22) Los medios, los fines y el juicio tico poltico en la lucha por la libertad. Facebook. 26 de noviembre 2018.

https://www.facebook.com/100005561383098/posts/880121832183188/

(23) Congreso del pueblo y asamblea constitucional convocada desde la sociedad civil. 28 de julio del 2017. 80 grados.

http://www.80grados.net/congreso-del-pueblo-y-asamblea-constitucional-convocada-desde-la-sociedad-civil/

(24) Todo nudo puede desatarse: Ponencia para dilogo Ciudadano en el Municipio de Caguas sobre un plan Descolonizador. 25 de agosto 2017. Puerto Rico Te Quiero.

http://puertoricotequiero.com/plan-conceptual-de-descolonizacion/

(25) 10 Mandamientos del pueblo, lucha y organizacin popular. Puerto Rico Te Quiero. 17 de abril 2018.

http://puertoricotequiero.com/10-mandamientos-del-pueblo-lucha-y-organizacion-popular/

(26) LLAMADO PROFTICO A PUERTO RICO EN SU HORA DE GRAVE ADVERSIDAD MESA DE DILOGO MARTIN LUTHER KING, JR. Septiembre de 2018

http://www.mesadedialogomlk.com/wp-content/uploads/2019/01/Llamado-Proftico-1.pdf

(27) Pleitos de clase contra el gobierno federal. 16 de abril 2018. El Nuevo Da.

https://www.elnuevodia.com/opinion/columnas/pleitosdeclasecontraelgobiernofederal-columna-2415112/

(28) Gustavo Gelp, Pedro Albizu Campos, El Abogado Federal y el Notorio caso de Velazquez v People of Puerto Rico. Academia Jurisprudencia. 29 de noviembre 2018.

https://www.academiajurisprudenciapr.org/discurso-de-instalacion-honorable-gustavo-gelpi/

(29) Demanda para el pago de la deuda por el Gobierno Federal. Revista 80 Grados. 3 de noviembre del 2018.

http://www.80grados.net/demanda-para-el-pago-de-la-deuda-por-el-gobierno-federal/

(30) La responsabilidad federal sobre la deuda pblica de Puerto Rico. 6 de Julio 2018. El Nuevo Da.

https://www.elnuevodia.com/opinion/columnas/laresponsabilidadfederalsobreladeudapublicadepuertorico-columna-2433332/

(31) El Tratado de Pars. 13 de septiembre 2018. Facebook.

https://www.facebook.com/100005561383098/posts/843340075861364/

(32) Dos decisiones sobre la deuda pblica: argumentos estructurales vs derechos fundamentales. 17 de Julio 2018. Facebook.

https://www.facebook.com/100005561383098/posts/795939733934732/

(33) Carta a a Eric Toussaint. 1 de diciembre del 2018. Facebook

https://www.facebook.com/100005561383098/posts/883209228541115/

(34) Nulidad absoluta de los acuerdos sobre deuda odiosa pblica territorial colonial. Facebook. 25 noviembre 2018. https://www.facebook.com/100005561383098/posts/879708275557877/

(35) Rectificaciones sobre la deuda pblica odiosa colonial: un avance necesario e importante. 19 de diciembre 2018. Facebook. https://www.facebook.com/100005561383098/posts/894138220781549/

(36) La doctrina de deuda odiosa en la realidad colonial de Puerto Rico. 20 de enero 2019. Facebook.

https://www.facebook.com/100005561383098/posts/912848938910477/

Segn indico en ese ensayo, un problema que tuvo el derecho anglosajn en su periodo clsico-durante la etapa de la consolidacin de su estado nacional-fue establecer definiciones, o figuras genricas o categoras que se fosilizan en el tiempo. El derecho es un producto cultural muy atrasado en comparacin en cmo cambia y avanza la realidad. As, como rmora del periodo clsico, se elaboraron doctrinas como segregated but equal para justificar el discrimen racial y belonging but not forming part para establecer la doctrina de los casos insulares y promover el manejo de propiedades y de las colonias adquiridas luego del 1898 en la entrada de EE UU al periodo imperialista.

Muchas de las doctrinas establecidas en el periodo clsico norteamericano se hicieron trizas a raz de la gran depresin que llev a desarrollar otros mtodos de anlisis judicial como el de balance de intereses en el constitucionalismo por la corriente del llamado realismo. As se validaron entonces muchas de las legislaciones y proyectos del Nuevo Trato (New Deal). Fue derogada la doctrina racista segregated but equal en el caso de Brown v Board of Education. Los cambios drsticos en la realidad y el desarrollo de una elevada moral fueron implosionando categoras jurdicas inmanentes e insuficientes.

La doctrina de deuda odiosa establece una zapata fundamental, y en ese sentido es muy importante, pero ha evolucionado mientras se ha ido atemperando a los cambios de la realidad y sobre todo a la evolucin de la moral incorporada en el derecho imperativo internacional.

As la definicin de Alexander Spack en el 1927 para encajonar en unos criterios absolutos lo que es una deuda odiosa: una deuda incurrida sin el consentimiento y que no beneficia a la poblacin se qued muy corta e incompleta. Muchas obras pblicas que superficialmente se podran atribuir que benefician a la poblacin colonial (carreteras, puentes, infraestructura, servicios) en el fondo son medidas necesarias para expandir y maximizar la explotacin de las fuerzas productivas de la poblacin colonial. Por tanto es muy simplista e incompleta. En la historia de la economa poltica y jurdica de la deuda pblica puertorriquea,segn he discutido en mis escritos a los que refiero, se puede notar como medidas tomadas que en lo superficial puedan sugerir que han beneficiado a la poblacin colonizada, en el fondo ha servido para intensificar la explotacin y destruccin de los activos y fuerzas productivas de la nacin colonizada, (capital, trabajo, tecnologas) mientras se facilita exponencialmente el endeudamiento pblico al capital financiero. En realidad la esfera de lo pblico en una colonia es controlada por el nico soberano. Deuda pblica es esfera de lo pblico, controlado por el aparato de dominacin de la metrpolis ( entera fe y crdito para emisin de deuda que emana de las leyes orgnicas, y todo el control colonial). As pues en la relacin crediticia de una deuda pblica colonial la relacin real es Acreedores-Metrpolis deudora. As se concibi en las negociaciones del Tratado de Paris al imponerse la responsabilidad por la deuda colonial cubana exclusivamente al soberano espaol. La corporacin o alter ego colonial es un esperpento sin vida propia y todo poder real remite al soberano imperial. Si la explotacin colonial ha conllevado la destruccin de los activos de la nacin colonizada para el enriquecimiento del capital y del soberano imperial, entonces surge que el verdadero beneficiado y causante del endeudamiento es el soberano federal por la deuda colonial pblica. De ah que debamos ser cautelosos al intentar calcar, convertir en fetiche y utilizar la auditora ciudadana de los colonizados como fin en s mismo o enfocada en legitimidades coloniales o en la corrupcin de los capataces que administran la colonia. Lleva a consecuencias nefastas de causar auto flagelaciones injustas locales en la poblacin. Lleva al error de concebir una deuda legtima emitida por la corporacin ELA colonial que debe pagar la nacin colonizada y otra porcin ilegal que deben asumir los acreedores o ser reestructurada mientras se exime de responsabilidad y se evapora de la vista y la denuncia al soberano imperial. Los mambises cubanos, la nacin colonizada cubana no realiz ninguna auditora pues no era deuda suya. La hizo la nueva potencia colonial EE UU a quien Espaa exiga asumiera el pasivo de la deuda. A quien corresponde hacer auditora de la deuda es a los actores principales: o a los acreedores o al verdadero deudor soberano EE UU una vez admita su responsabilidad de pagarle a los acreedores.

Opino que si EE UU es el soberano que tiene que pagar esa deuda debe ser quien audite para desvalorizar y expropiar los crditos de deuda y recuperar lo que haya pagado a los acreedores y confiscar bienes y meter presos a sus funcionarios coloniales o agentes financieros corruptos. Por eso no se puede calcar el protocolo de la auditora ciudadana de un pas soberano como el Ecuador en el 2007, quien era el deudor soberano y necesitaba determinar cules del catlogo de deudas pblicas se hicieron para beneficiar a la oligarqua, y eran ilegtimas, luego decretar con el poder de la soberana el impago para bajar los valores y recomprar, con un fondo soberano, los crditos a descuento desvalorizados en el mercado mundial por el decreto de impago.

En la realidad colonial el hecho que sectores de la nacin colonizada hayan desarrollado como campaa central y exclusiva la auditora ciudadana, como fetiche, y sin estar eslabonada a la lucha anticolonial, y por la independencia nacional, los ha desviado hacia posturas reformistas para reclamar porciones ilegtimas bajo la constitucin colonial que arguyen no se deben pagar o se deben reestructurar, pero a su vez reconocen porciones legtimas de la deuda que se deber pagar y por tanto validan la autodeterminacin y legitimidad del ELA colonial, dejando fuera al soberano federal; y lo ms importante, no se ha enfatizado en la educacin anticolonial emancipadora en la poblacin. Adems de los problemas que confrontan en la esfera de los remedios porque si lograran anular alguna porcin de deuda, los acreedores, conforme lo autoriza el Cdigo Civil, reclamarn la devolucin del principal de lo que prestaron de golpe y porrazo y sin plazos para evitar enriquecimiento injusto; y si demuestran desconocimiento de buena fe del uso de los dineros para gastos recurrentes tendrn derecho a los intereses o frutos del principal prestado.

Como he insistido en escritos previos a los cuales remito, los sectores que exigen auditora ciudadana en el contexto colonial, atribuyendo la causa de la deuda impagable a la corrupcin del bipartidismo corrupto y agentes financieros, tendran que enfocar la campaa, pues interesan impugnar a los gobernantes locales para subir ellos, o proyectos electorales afines, al menguado poder colonial con una propuesta de buena administracin colonial. No se puede mezclar una campaa contra la corrupcin criolla y decencia administrativa como causa eficiente y solucin al problema de la deuda pblica. Eso es materia de reformas o reformismo contra la corrupcin y por un buen gobierno, necesario pero asunto cortoplacista sin eslabonar a la lucha anticolonial revolucionaria. Una verdadera postura anticolonial, independentista y por tanto revolucionaria, en tanto y en cuanto exige un cambio de la estructura de dominacin colonial, lleva fundida la lucha contra la deuda odiosa colonial responsabilidad de la metrpolis y la lucha por la conquista de los poderes de soberana que nos han robado, descolonizacin e independencia nacional. Deuda odiosa colonial, responsabilidad federal y descolonizacin tienen que estar fundidas como el oxgeno e hidrgeno para formar las aguas descolonizadoras. A su vez el efecto insostenible de la deuda, hace que se puedan hacer alianzas con amplios sectores. Ningn ente colonial, territorial, estadoista o independiente podr ser viable con esa deuda odiosa y es de carcter estratgico borrarla de los estados nacionales. Sin embargo, es importante que el independentismo no pierda su independencia de criterio, su norte y promueva el carcter odioso colonial de la deuda. Hay que mantener la independencia de criterio para no terminar como rabiza de inmovilistas, colonialistas o calco de experiencias forasteras.

(37) La deuda odiosa y la descolonizacin de Puerto Rico, dem, pags. 48 a 50

(38) Para una discusin sobre relacin entre deuda odiosa colonial, auditora ciudadana y reformismo vase los siguientes escritos. Notarn siempre el trato respetuoso, gentil hacia otros compaeros. El debate de ideas es necesario para avanzar. Los intercambios no pueden ser diatribas propias de fanticos, que no educan, retrasan nuestra lucha anticolonial y por un mundo solidario. Deben ser de altura, tratando de abordar con rigor y estudio los problemas de nuestra realidad para estar en condiciones de proponer alternativas, tcticas y estrategias.

- Deuda Pblica Colonial y Auditora Grados. 17 de marzo del 2017.

http://www.80grados.net/deuda-publica-colonial-y-auditoria/

-Deuda pblica odiosa colonial: la flecha dirigida al Minotauro norteamericano. 80 Grados. 2 de junio 2017.

http://www.80grados.net/deuda-publica-odiosa-colonial-la-flecha-dirigida-al-minotauro-norteamericano/

- La auditora no puede ser obsesin para soslayar el colonialismo y la deuda odiosa. Facebook. 28 de junio del 2017.

https://www.facebook.com/josenicolas.medinafuentes/posts/621902448005129

-Tres teoras sobre la deuda pblica 20 de febrero 2018. El Nuevo Da

https://www.elnuevodia.com/opinion/columnas/tresteoriassobreladeudapublica-columna-2400424/

- La deuda y la manipulacin: el poder meditico convierte una hormiga boba en un gigante canibal. Facebook. 24 de abril 2018.

https://www.facebook.com/josenicolas.medinafuentes/posts/743862852475754 -Reformismo criollo y deuda eunuca. 21 de junio 2018. El Nuevo Da

https://www.elnuevodia.com/opinion/columnas/reformismocriolloydeudaeunuca-columna-2430089/

-Re enfocar estrategias: auditora para enfrentar la corrupcin; descolonizacin para enfrentar la deuda odiosa. Facebook. 15 de septiembre 2018.

https://www.facebook.com/100005561383098/posts/844223939106311/

-Auditora de la deuda y reformismo. 20 de septiembre 2018. Facebook.

https://www.facebook.com/100005561383098/posts/846610602200978/

-Carta a a Eric Toussaint. 1 de diciembre del 2018. Facebook

https://www.facebook.com/100005561383098/posts/883209228541115/

-Rectificaciones sobre la deuda pblica odiosa colonial: un avance necesario e importante. 19 de diciembre 2018. Facebook. https://www.facebook.com/100005561383098/posts/894138220781549/

-La doctrina de deuda odiosa en la realidad colonial de Puerto Rico. 20 de enero 2019. Facebook.

https://www.facebook.com/100005561383098/posts/912848938910477/

-Re enfocar estrategias: auditora para enfrentar la corrupcin; descolonizacin para enfrentar la deuda odiosa. Facebook. 15 de septiembre 2018.

https://www.facebook.com/100005561383098/posts/844223939106311/

(39) Es conveniente aclarar los conceptos de deuda ilegal, ilegtima, insostenible o deuda odiosa ya que no necesariamente son conceptos equivalentes aunque bien enfocados pueden algunos coincidir. Una deuda ilegal es aquella que viola una disposicin de derecho positivo, que no satisface por ejemplo los requisitos esenciales del Cdigo Civil sobre consentimiento, objeto, causa o que transgrede los requisitos de una ley o norma constitucional especfica. O infringe la moral y el orden pblico.

Una deuda ilegtima equivale a una deuda ilegal. Es ilegtima porque es ilegal, est prohibida por el estado de derecho vigente. El decreto de ilegalidad tiene que ser por sentencia de un tribunal, conforme se determine en conflicto de leyes cual ley aplica, y al ser anulada la obligacin, al menos el Cdigo Civil reconoce como remedio a ser conferido en la sentencia que las partes se devuelvan sus prestaciones. Entonces el acreedor puede reclamar lo prestado de golpe y porrazo para evitar enriquecimiento injusto. Y si prest de buena fe, adems del principal prestado tiene derecho a los intereses. Vase: La auditora no puede ser obsesin para soslayar el colonialismo y la deuda odiosa. Facebook. 28 de junio del 2017.

https://www.facebook.com/josenicolas.medinafuentes/posts/621902448005129

Una deuda insostenible es una que es legal pero el deudor no puede pagarla; por ejemplo, un deudor que la debe se acoge a un proceso de quiebra para su exoneracin; o un pas soberano que debe la deuda pblica no la puede pagar porque menoscaba los servicios esenciales y los derechos humanos de la poblacin. Un ejemplo, luego de la invasin del 2003 los Estados Unidos arguyeron que la deuda pblica de Irak era una deuda odiosa por ser creacin de un dictador sin beneficio para la poblacin. Ante la presin de los bancos europeos, ya que causaba un precedente negativo para los acreedores, Estados Unidos retir el argumento de deuda odiosa y la deuda fue condonada o perdonada voluntariamente en la mesa, en concurso informal por los acreedores, como decisin geopoltica, porque el gobierno ttere ni la poblacin la poda pagar segn los acreedores determinaron para perdonarla.

(40) Incluyo en mi libro un ensayo especfico sobre este modo de pensar. Igualmente en diversos ensayos abordo fenmenos o problemas centrales de nuestra formacin nacional tales como el colonialismo, la deuda odiosa y la descolonizacin, la dispora mayoritaria, compuesta por ciudadanos puertorriqueos pertenecientes a la nacin puertorriquea y su derecho al voto, derecho que fomentar el proceso de unificacin poltica nacional. El narcotrfico y las adiciones y como solucin la medicacin estatal gratuita de las drogas adictivas. El Sanderismo y la importancia estratgica de la solidaridad con el noble pueblo norteamericano y sus fuerzas progresistas. Una teora de liderato y la formacin de lderes y cuadros, entre otros.

Propongo abordar cada campaa o proyecto emprendido como un experimento. Estudiar con mtodo cientfico de un pensamiento crtico nacional el problema, asunto existente o proyecto concreto a implementar para conocerlo. Identificar soluciones e instrumentar cursos y medios idneos de accin. Luego pasar balances autocrticos pblicos peridicos sobre los experimentos para mantener el prestigio y poder de convocatoria. Las evaluaciones crticas y autocrticas de los experimentos deben ser pblicas en cumplimiento del deber de lealtad y fiducia a los sectores que acudimos en busca de respaldo. Si organizamos una fiesta y no lleg el hielo, la orquesta o la comida y qued mal, ms vale que ofrezcamos excusas a los invitados porque perderemos poder de convocatoria y a la prxima fiesta asistirn muchos menos.

(41) Valga sealar que eso ha ocurrido en otras pocas. Luego de la derrota del Grito de Lares en 1868 y la persecucin del nacionalismo herico. El independentismo en los 1898 traslad sus esfuerzos a la manigua cubana. Y traigo a colacin la ancdota que luego de los asesinatos del nacionalismo y persecucin del independentismo, en la dcada de 1950 hubo un ao que la nica asistente al Grito de Lares, segn narra Che Paraliticci en su libro reciente, fue la herona Isabel Rosado. As mismo entr en debilidad el patriotismo luego de las dcadas gloriosas de los 1960 y 1970 con los asesinatos polticos, persecuciones y mantengos sociales a partir de mediados de los 1970 y el desprestigio y cada del socialismo real y debilidad de la visin solidaria en el mundo. No pretendo agotar este tema, pero sealo como apuntes para futuras reflexiones los siguientes factores: la represin sistemtica; sobornos sociales a la poblacin con los fondos provisionales de desastre de los huracanes y pagos de aseguradoras y cooptacin sistmica de generaciones; el xodo como vlvula de escape individual y de presin colectiva ; la adiccin a la ciudadana norteamericana; en el plano global el desprestigio del socialismo real, su cada, la debilidad de la visin solidaria y la expansin del neoliberalismo y su egosmo; en el plano global y local la narco industria, su alto poder y subcultura extremadamente egosta, hedonista, corrupta y violenta; la crisis econmica y social; los miedos y aumento en el sentido de dependencia de una nacin sometida a 511 aos de coloniaje; desmonte de derechos educativos, laborales, precarizacin del trabajo y debilidad del movimiento obrero; ausencia de una vanguardia con un estado mayor orgnico capaz y audaz. Estos fenmenos, entre otros, pueden haber incidido, en ese reflujo o debilidad del patriotismo y las organizaciones de izquierda y el agotamiento y desmovilizacin del pueblo. Ello unido a errores y ausencia de evaluacin autocrtica pblica de proyectos y experimentos, sectarismos y protagonismos. Paralelo a ello han surgido grupos autogestionarios, economicistas o sectoriales solidarios, segregados, que constituyen pasos de avance, pero no trascienden lo colateral al no estar interconectados con un programa general de transformacin y cambio nacional. Mientras tanto, en esta etapa transitoria y confusa debemos tomar en cuenta los planes guerreristas de EE UU contra Venezuela y su traspatio para el saqueo de recursos naturales vitales para su subsistencia y proteccin de su capital frente a otros capitales emergentes. Mientras existe una fragmentacin interna en Estados Unidos. Distinto al 1898 que el clamor mayoritario de su poblacin era la aventura imperialista, hay una profunda divisin en la sociedad norteamericana sobre el racismo, la xenofobia y la continuacin de guerras de agresin reflejadas en corrientes progresistas y el Sanderismo frente al supremacismo blanco. Las crisis al interior de las metrpolis, dependiendo de su magnitud, han tenido efectos cruciales en las luchas de liberacin de sus colonias.

(42) Propongo concentrar en la juventud en general y los estudiantes, hacer grupos focales para conocer sus inquietudes e intereses.

A tales fines sugiero a todas las organizaciones patriticas, izquierda, contestatarias y autogestionarias, en convergencia o por separado, convoquen a reuniones de facultades, maestros o facilitadores en diversas regiones para el diseo y estructuracin de escuelas o talleres de formacin de lderes patriticos y solidarios para la juventud por separado o en convergencias entre grupos con los nfasis particulares y respeto de sus autonomas. Refiero como punto de partida al ensayo publicado en mi libro titulado Sanderismo, socialismo y formacin de liderato en el que podrn examinar la concepcin de la teora de liderato patritico, currculo y el balance crtico y autocrtico pblico que hago, adems del Sanderismo en Puerto Rico, sobre el experimento de la Escuela de Liderato Patritico para la juventud que presid desde la Fundacin Fefel Varona durante los aos 1996 al 2000.

(43) Segn discuto en mi libro y ensayos antes citados, sugiero la formacin de un comit provisional de compatriotas con gran legitimidad y capacidad de convocatoria que convoque a asambleas en cada municipio y ciudades donde reside la dispora para seleccionar en cada lugar 7 delegados de variada composicin generacional, gnero e ideolgica, que se renan en una asamblea nacional preparatoria, que prepare los borradores de documentos, elija un comit ejecutivo y convoque a un Congreso multitudinario para la descolonizacin a cargo de aprobar las reglas del proceso y convocar elecciones en la isla y la dispora para la eleccin desde la sociedad civil de los delegados a la asamblea nacional del pueblo para que deliberen permanentemente y negocien con la metrpolis, en etapas de caducidad de 2 aos, sujeto a negociacin este trmino de tiempo, en orden de prioridad segn la numerosidad de los delegados electos por cada frmula, con la presencia de las distintas frmulas de estatus no coloniales ni territoriales, ausente la alternativa inmovilista colonial del ELA. Y asimismo exija la asuncin de la deuda odiosa por el gobierno federal. Hay que fomentar dilogos y simposios sobre el medio descolonizador. Mi propuesta no est escrita en piedra. Como todo proceso hacia el futuro debemos comprender que hay que ir tallando los cambios complejos que ocurren en la realidad. Hay que descongelar para echar a andar este medio tico idneo central hacia la descolonizacin. Si hay un experimento al que deberan asignarse cuantiosos recursos es a este.

(44) Tercera fuerza que pueda articular tcticas y medios idneos como el uso de las cortes, los comicios, ya sea mediante el boicot o huelga electoral o la participacin segn aconseje el juicio tico poltico histrico, solidaridad mundial y desarrollo de lideratos. Opino que el independentismo, incluido el fraternal y ms numeroso Partido Independentista Puertorriqueo, debe tener un rol primordial en el desarrollo de esa tercera fuerza como garanta de que no se estanque en un proyecto reformista y trascienda hacia la descolonizacin. Hay que distinguir las dinmicas de un proceso estratgico descolonizador y uno tctico electoral. Este proyecto de una tercera fuerza o frente amplio de liberacin hasta ahora es una aspiracin inicial. Es muy difcil predecir hacia dnde culminarn los distintos esfuerzos que se realizan en el presente por unos movimientos patriticos, contestatarios y emergentes muy fraccionados que aspiran a desarrollar una alternativa electoral frente al bipartidismo, mientras aspiran a la constante renovacin y construir nuevas rutas sensatas y afincadas en un estudio riguroso de la realidad. Al momento de escribir este ensayo hay unas figuras que han cautivado el imaginario colectivo, que concentran slo en la tctica electoral, pero desconocemos sus programas para discernir si se trata de un proceso renovador o continuismo. Todava es muy temprano para hacer juicios tico polticos concretos en cuanto a qu hacer con el medio tctico electoral en el 2020, ya sea participacin, abstencin, boicot o huelga electoral. Les remito a varios ensayos que he publicado sobre la tercera fuerza, estas preocupaciones, la necesidad de la renovacin, otros sobre rutas, tcticas y estrategias, algunos contenidos en mi libro, otros publicados con posterioridad al libro.

En este grupo de ensayos he reflexionado sobre la necesidad de la autocrtica de proyectos existentes, el proceso imprescindible de renovacin del patriotismo y sectores contestatarios y sobre una tercera fuerza.

- La Tercera Fuerza y sus experimentos: Las escuelas de liderato, participacin o huelga electoral y plan descolonizador 22 de septiembre 2018. Facebook.

https://www.facebook.com/100005561383098/posts/847471515448220/

-Reflexiones para un programa unificador de una Tercera Fuerza 17 de octubre 2018. Facebook

https://www.facebook.com/100005561383098/posts/858284561033582/

- El bipartidismo, su boicot a una Tercera Fuerza Electoral y la izquierda sin visin. Facebook. 10 de noviembre 2018.

https://www.facebook.com/100005561383098/posts/871078693087502/

-Triste panorama electoral para el 2020. 5 de enero 2019. Facebook. https://www.facebook.com/100005561383098/posts/904228416439196/

- La Crisis de las Ideas: Hagamos un Contrato y un Juramento Post Antillano 27 de diciembre 2015.

http://www.elpostantillano.net/revista-dominical/330-voces-emergentes/16326-2015-12-27-15-26-54.html

-Comentarios sobre el proceso electoral y sugerencias. Post Antillano, Revista Dominical. 12 de noviembre 2016.

http://elpostantillano.net/revista-dominical/332-caribe-hoy/18357-2016-11-13-15-46-52.html

-Comentarios en torno a la renovacin poltica en Puerto Rico. Post Antillano. 23 de noviembre 2016.

http://www.elpostantillano.net/politica/18397-2016-11-23-13-42-40.html

-Participacin electoral, pasado y presente. El Post Antillano. 20 agosto 2016

http://www.elpostantillano.net/politica/17962-2016-08-20-14-23-57.html

-Antonia, historia, presente y futuro de la descolonizacin. 4 de marzo 2018. Ponencia en actos del PIP, Ponce, Puerto Rico. Facebook.

https://www.facebook.com/josenicolas.medinafuentes/posts/728085484053491

-Desde la frescura y renovacin de las redes: Cul es el balance crtico del Junte Soberanista sobre el boicot al plebiscito y cules son sus planes futuros hacia la descolonizacin? Facebook. 14 julio 2017.

https://www.facebook.com/josenicolas.medinafuentes/posts/629960400532667

-De la retrica a la eficiencia 23 de diciembre 2017. Facebook

https://www.facebook.com/josenicolas.medinafuentes/posts/691036204425086

- Fracaso o crisis y renovacin del independentismo y la izquierda 2 de diciembre 2017. Facebook.

https://www.facebook.com/josenicolas.medinafuentes/posts/682472898614750

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter