Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-03-2019

El primer ministro canadiense admite que estaba interesado en evitar un juicio por corrupcin contra la mayor constructora del pas
Trudeau en graves problemas tras ser acusado de interferencia poltica en la justicia

Agencias


La crisis poltica que envuelve al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se intensific esta semana despus de que el mircoles la exministra de Justicia, Judy Wilson-Rayboud, hiciera unas explosivas declaraciones en las que le acusaba de presionarla para que interfiriese polticamente en un caso judicial que juzgaba a la mayor constructora del pas, SNCLavalin, con el fin de evitar un juicio por corrupcin.

Trudeau intent defenderse ayer al asegurar que en ningn momento presion a Wilson-Raybould para que ofreciese a SNC-Lavalin un trato de favor que evitara su enjuiciamiento criminal por supuestos sobornos a altos funcionarios del rgimen de lder libio Moamar Gadafi (1969-2011). Los miembros de mi personal y yo hemos actuado siempre de forma apropiada y profesional. Estoy totalmente en desacuerdo con la descripcin que la exministra de Justicia y fiscal general ofreci en su testimonio, afirm Trudeau.

Sin embargo, el primer ministro no neg que estuviera interesado en ofrecer a SNC-Lavalin un acuerdo de enjuiciamiento diferido, que evitara su procesamiento por corrupcin, y explic que la razn era para proteger empleos en el pas. Siempre hemos defendido y protegido empleos en Canad. Pero siempre lo haremos respetando las normas, aadi Trudeau.

SNC-Lavalin tiene alrededor de 9.000 empleados en Canad, incluyendo unos 3.400 en la provincia de Quebec, donde la firma tiene su sede y el Partido Liberal de Justin Trudeau necesita obtener escaos en las prximas elecciones generales de octubre para tener la oportunidad de retener un gobierno mayoritario. La exministra asegura que el hecho de que Trudeau sea diputado por la provincia quebequense tambin es una de las razones para ofrecer un trato preferente a la constructora.

De momento Trudeau sobrevivi al que se considera el mayor escndalo poltico de su Gobierno. Desestim ayer las peticiones de dimisin de la oposicin y recibi el apoyo de un aliado dentro de su gabinete, lo que indica que no hay presin inmediata dentro de su formacin liberal para expulsarlo por el escndalo.

La defensa del primer ministro se produce menos de 24 horas despus de que Wilson-Raybould sacudiese el mundo poltico canadiense con su declaracin ante el comit de justicia de la cmara baja del Parlamento, en la que acus de presiones a Trudeau, a varios de sus principales asesores y a otros ministros.

Durante cuatro meses, de septiembre a diciembre (de 2018), experiment un esfuerzo consistente y sostenido por parte de muchas personas del Gobierno para conseguir que interfiriese polticamente en el ejercicio de la discrecin de la fiscala en mi papel como fiscal general de Canad en un esfuerzo inapropiado para asegurar un acuerdo de enjuiciamiento diferido para SNC-Lavalin, dijo Wilson-Raybould.

Las reiteradas negativas de Trudeau desde que se inici el escndalo el pasado 7 de febrero no han tenido ningn efecto para desactivar la crisis de Gobierno, que de momento se ha saldado con la dimisin de Wilson-Raybould y del principal asesor y viejo amigo del primer ministro, Gerald Butts. Butts ha sido identificado como una de las personas del equipo de Trudeau que dirigieron la presin contra Wilson-Raybould.

oy, la principal formacin poltica de la oposicin, el Partido Conservador (PC), reiter su solicitud de dimisin de Trudeau y su exigencia de que la Polica canadiense investigue las acusaciones de Wilson-Raybould.

Tambin este jueves, el presidente de la Cmara Baja del Parlamento canadiense acept la peticin de los partidos de la oposicin para la celebracin en la noche del jueves de un debate de emergencia sobre el escndalo.

Mientras, Butts, que dej su puesto de mano derecha de Trudeau el pasado 18 de febrero para poder defenderse de las acusaciones de interferencia poltica, solicit testificar ante el Comit de Justicia del Parlamento tras ver el testimonio de la exministra. Butts dijo en una carta enviada al presidente de la comisin y publicada en su cuenta de Twitter: Creo que mis pruebas sern de ayuda a la Comisin de Justicia y Derechos Humanos en su consideracin de estos asuntos, indic.

El escndalo se inici a finales de febrero cuando un peridico revel que Wilson-Raybould haba recibido presiones para ofrecer a SNC-Lavalin un llamado acuerdo de enjuiciamiento diferido que evitara a la constructora su procesamiento en un caso de corrupcin.

Sin el acuerdo, y en caso de ser condenada por corrupcin, SNC-Lavalin tendra prohibido participar durante 10 aos en contratos de obras pblicas en Canad, lo que supondra un considerable dao financiero para la empresa. A SNC-Lavalin ya se le ha vetado participar en contratos del Banco Mundial por otro caso de corrupcin en Bangladesh.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter