Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-03-2019

Macri inaugur el ao parlamentario

Julio C. Gambina
Rebelin


La primera impresin que me surgi escuchando al presidente argentino Mauricio Macri, inaugurando el ao parlamentario con su discurso [1], fue que su mensaje estaba dirigido a sus votantes, a su 30% de apoyo electoral, consolidando un voto en la renovacin presidencial de octubre prximo, al mismo tiempo que elega contrastar y confrontar con los gobiernos kirchneristas (2003-2015), e incluso ms all, orientando una crtica a la hegemona poltica peronista ejercida desde 1945 y por ms de 70 aos.

Por eso, ms all de cualquier crtica al discurso, su mensaje sugiere un tiempo refundacional para el pas, de rumbo liberal y de apertura liberalizadora al mundo. Ello supone un diagnstico critico al rumbo asumido por el pas desde la segunda posguerra e incluso ms lejano hacia la salida de la crisis de 1930. Existe una reminiscencia al pas oligrquico gestado por la generacin del 80 del Siglo XIX, concepcin que recoge el espritu de los economistas, polticos e idelogos autodefinidos libertarios, quienes critican por derecha al propio Macri.

Estos idelogos de la derecha local sentirn un dejo de satisfaccin al escuchar el diagnstico relativo a las causas de la inflacin y la promocin de la pobreza: el gasto y el dficit pblico. Desde all emerge la realidad del ajuste permanente y la contraccin monetaria de elevadas tasas de inters que genera negocios y ganancias para especuladores y aleja cualquier posibilidad de recuperacin productiva con base en crditos.

Desde el diagnstico crtico contra el kirchnerismo y el peronismo se inscribe la previsible crtica en el discurso presidencial a Nicols Maduro y a Venezuela, con un reconocimiento explcito a Juan Guaid, pese al evidente fracaso del nuevo intento golpista en la tierra de Bolvar. Con ello puso de manifiesto la decisin en poltica exterior del gobierno de Cambiemos por asociarse a EEUU en la edificacin de un proyecto reaccionario para la Amrica Latina y el Caribe, asociando al pas a la estrategia del Grupo de Lima. Un cnclave de lderes reaccionarios para modificar el rumbo discutido en la primera dcada del siglo en la regin, tiempo en el que se ensayaran novedosos mecanismos de integracin regional.

Macri se proclam en su mensaje como lder del proyecto de ajuste y reestructuracin reaccionario del pas en una perspectiva hacia el 2050, aludiendo a treinta aos a futuro. El mensaje se inscribe en una lgica refundacional de la Argentina y como parte de la campaa electoral de renovacin presidencial en curso para retener los votos propios y si fuera posible ampliar los consensos. As, vendramos de dcadas de un proyecto fallido, construido entre 1930 y 1945, causa del fracaso argentino y, por ende, desde 2015 se asiste a un nuevo tiempo de superacin de problemas estructurales que requieren de renovados esfuerzos de transformacin, aun aceptando la regresividad del balance econmico social del 2018.

No hay que subestimar el mensaje presidencial. No es solo una pieza de campaa, ni un conjunto de vaguedades e incluso mentiras sobre la realidad. Se trata de un ensayo a la ofensiva, en condiciones adversas sobre la situacin econmica que sufren los sectores de menores ingresos y que representa cuantiosas ganancias para muy pocos. En curso est una reestructuracin reaccionaria de la sociedad argentina para adecuar al capitalismo local a las mutaciones que en el orden internacional supone la ofensiva del capital contra el Trabajo, la Naturaleza y la Sociedad.

Venamos bien y se nos cruz el 2018

La lgica del discurso es que la Argentina vena creciendo y se nos cruzaron problemas ajenos a la propia poltica del Gobierno.

Seala Macri:

Cuando empezbamos a crecer y a asomar la cabeza como pas tuvimos tres shocks imprevistos: la salida de capitales de mercados emergentes, la sequa que afect como nunca en cincuenta aos al campo argentino y la causa de los cuadernos. Todo nos agarr a mitad de camino porque recin estbamos saliendo, porque no estbamos llegando a ese momento de terminar cambios en los cimientos podridos y descuidados por dcadas.

Segn el presidente Macri los problemas de la Argentina se derivan: a) de la situacin mundial; b) de los fenmenos naturales y; c) de la corrupcin del gobierno anterior. No hay autocrtica sobre la inflacin del 47,6% o de la recesin y cada del -2,6% del PBI para el 2018 y sus casi 200.000 puestos de trabajo perdidos.

Esas consecuencias en el tercer ao de gobierno proyectan y definen todo el periodo de gobierno entre 2015 y 2019, e incluso nada se menciona en el mensaje inaugural del periodo de sesiones parlamentarias sobre la expansin de la deuda pblica, una verdadera hipoteca de unos 150.000 millones de dlares en la Gestin Macri, y el acuerdo con el FMI por 57.000 millones de dlares para inducir un brutal ajuste, acompaado de reaccionarias reformas estructurales, caso de las pretendidas reformas laboral y previsional, no mencionadas en el mensaje. Es que en su ofensiva dialctica elude toda expresin directa que anime reacciones crticas del movimiento social, caso de los sindicatos, las organizaciones de jubilados o del movimiento popular en su conjunto. El destinatario del mensaje es la sociedad despolitizada, con clara intencin de atraerla a un supuesto futuro que los contiene.

La tradicin del inicio de sesiones supone un balance de la gestin de gobierno y las lneas principales del accionar futuro e inmediato. La realidad en el mensaje fueron generalidades e imprecaciones relativas al rumbo de la gestin, con formulaciones sobre expectativas al cambio esperado a futuro si se mantiene el rumbo ideolgico de la poltica en curso. Se trat de una pica esperanzadora de un futuro mejor luego de dcadas de descalabros, los que explican los propios resultados negativos en materia de inflacin, recesin, pobreza o desempleo.

As, se escamotean los problemas actuales derivados de la inflacin y la recesin para sealar que estbamos haciendo bien las cosas y se presentaron fenmenos ajenos a la poltica oficial, lo que retrasa objetivos como eliminar la pobreza y un crecimiento sostenido para satisfacer demandas de la sociedad. Claro que en evidente disputa del voto se enuncia el anticipo de la actualizacin del 46% de los ingresos de la Asignacin Universal por Hijo (AUH) que afecta a 4 millones de personas. Sin mencionar el impacto de la poltica oficial se reconoce el atraso de los ingresos de buena parte de la sociedad empobrecida.

Claro que no falt la invocacin a soluciones futuras derivadas de la explotacin del yacimiento de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, como apuesta a la produccin energtica para vender en el mundo sobre la base de inversores externos que ya pueblan el territorio con sus mtodos destructivos de los bienes comunes. En el mismo sentido se aludi al turismo y al transporte areo de bajo costo, mbito de cuantiosas ganancias para operadores transnacionales. Energa, agro-negocios, turismo y finanzas son reiterados como mbito de construccin del orden econmico hegemnico

Poltica ms all de la economa

El discurso presidencial enuncia que la disputa del consenso recorre un sendero ms all de la cuestin econmica y se centra en dimensiones polticas, como la seguridad individual y de la propiedad privada, la corrupcin de la oposicin y la insercin subordinada con el poder mundial, puesto de manifiesto en sus dilogos con los lderes del mundo capitalista consagrado en la cumbre portea del G20.

Por eso las menciones a trabajo futuro en ordenamiento penal o legislacin de baja de la edad punible a los 15 aos con argumentos falaces de preocupacin por los menores. Todo dicho cuando existe complicidad estatal contra la pasividad ante la violacin de nias menores. Una ratificacin del rumbo de la Justicia en funcin del orden esperado a favor de la ganancia y la dominacin capitalista.

Ese es el sentido de las denuncias de la corrupcin, fomentando una crtica a la poltica de los dems, poniendo al oficialismo no solo fuera de la poltica corrupta, sino de la propia dimensin poltica. Es una jugada funcional a tiempos asociados a la despolitizacin o desinters en una poltica de programas, de partidos polticos con proyectos, tradicin y convicciones por transformar la realidad.

La seguridad y el papel de las fuerzas de seguridad y defensa es jerarquizado en el mensaje presidencial, en una clara definicin que escamotea el impacto regresivo de una economa que resulta en peores condiciones de vida de la sociedad. Se trata de la fundamentacin de la represin asociada a la demanda de la sociedad y en contra del movimiento social organizado polticamente por sus reivindicaciones democrticas.

El intento apunta a mostrar otra dimensin de la pobreza y destacar, ms all de los indicadores oficiales del INDEC, supuestas mejoras derivadas de obras de infraestructura en materia de saneamiento, ejemplificado con relatos individualizados y sin corroborar con estudios fundados. Al tiempo que destaca al INDEC, sugiere cambios metodolgicos que encubran el dato lacerante del creciente empobrecimiento de nuestra sociedad.

Puede calificarse el discurso en el marco de las fake news o noticias falsas, sin embargo, mejor me parece sugerir que se asienta en una estrategia electoral para asegurar la continuidad de un proyecto poltico que remite a la tradicin del centenario (1910), de la Argentina floreciente econmicamente para el poder, con estado de sitio, represin y miseria extendida para los de abajo. Es la situacin ideal que recorre el argumento de los idelogos difundidos en los medios de comunicacin hegemnicos.

Si esto es as, se agiganta el desafo de construir la subjetividad consciente necesaria, no solo para confrontar la ofensiva del macrismo, el oficialismo y la oposicin cmplice en estos momentos, sino para construir nuevos rumbos de un imaginario con sentido alternativo sobre el orden econmico, poltico y social. Solo una mayora social movilizada y organizada podr revertir la iniciativa poltica reaccionaria que pretende un nuevo periodo de gestin presidencial. Impedirlo es el imperativo del momento, al tiempo que se gestan condiciones de ir ms all de la crtica a la hegemona capitalista actual y proponerse la construccin de un imaginario socio poltico y econmico ms all del rgimen de explotacin y saqueo que devuelve el orden capitalista.

Nota:

[1] El presidente Mauricio Macri inaugur el 137 perodo de sesiones ordinarias del Congreso Nacional. En: https://www.casarosada.gob.ar/informacion/discursos/44899-el-presidente-mauricio-macri-inauguro-el-137-periodo-de-sesiones-ordinarias-del-congreso-nacional (consultado el 2/3/2019)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter