Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-03-2019

Moiss el egipcio y el xodo

Javier Cortines
Rebelin

Moiss fue un egipcio que, tras transmitir a los israelitas la religin monotesta del faran Akenatn, encabez el xodo a la Tierra Prometida


Existe una gran similitud entre el monotesmo y las dictaduras: lo primero suprime a todos los dioses y deja a un solo dios con un poder aterrador que salva a sus adoradores y castiga a los insumisos; lo segundo suprime todos los partidos y deja un partido nico dirigido por un lder aterrador que salva a sus adoradores y castiga a los insumisos

La poblacin del pas del Nilo nunca fue diezmada por las diez plagas de Egipto, ni Moiss jams dirigi un xodo de 600.000 judos a Canan. Un acontecimiento de tal envergadura habra tenido un impacto monstruoso en el Mediterrneo y Mesopotamia y muchos escribas e historiadores (Herdoto, Manetn, etc.) habran dejado testimonio de ello. As ocurri con la Guerra de Troya, cuyos efectos devastadores bien podran compararse hoy con las migraciones provocadas por Occidente (paladn del nico Dios verdadero) en las tierras que fueron cuna de la civilizacin.

Pero existi Moiss? De ser as, quin fue? Nietzsche, en su ensayo las Tres Caras de Clo, nos habla de la historia crtica, la ms necesaria, que es aquella que trata de ajustar cuentas con el pasado y poner cada cosa en su sitio. Para escrutar lo remoto con espritu racional tenemos que atenernos a las pruebas y a los documentos histricos. En ausencia de lo anterior, nos quedan la inteligencia y el sentido comn.

Freud, otro de los maestros de la sospecha junto a Nietzsche y Marx, expuso ya en su obra Moiss y la religin monotesta (1937-1938), la tesis de que Moiss no era judo, sino un egipcio de la realeza que transmiti al pueblo hebreo las doctrinas del faran Akenatn (1372-1335), considerado el primer gobernante monotesta de la historia.

Segn diversos expertos, Moiss pudo haber vivido su juventud durante el reinado de Akenatn (1352-1335), el faran que elimin a unas dos mil deidades y proclam que el sol (Atn, un ser superior) era el nico Dios.

Tras la muerte de Akenatn, Moiss y sus discpulos podran haber transmitido el monotesmo entre los inmigrantes judos que, atrados por el magnetismo del prncipe egipcio, abrazaron el nuevo dogma. Dcadas despus, ese noble, que conocera El Libro de los Muertos (incluido el apartado de la Confesin Negativa, donde se pueden encontrar la mayora de los Diez mandamientos), y el Himno a Atn, encabezara la marcha de un nmero indeterminado de judos hacia Canan (El Gran Frtil, La Tierra Prometida).

Canan padeci una gran hambruna en el siglo XIV a.C. por lo que numerosos judos migraron a Egipto en busca de una vida mejor (igual que ocurre hoy da en Europa). Se piensa que en el pas del Nilo trabajaban mediante el sistema de corvea mediante el cual haba dos formas de cumplir con el fisco: pagar impuestos o realizar trabajos para el Estado. Aquellos extranjeros que acumularan deudas podan acabar como esclavos.

Tras la muerte de Akenatn -esposo de Nefertiti- Egipto volvi al politesmo -tras una serie de episodios de caos y violencia- (1) pero Moiss y sus discpulos seguiran fieles a la religin del profeta solar. Dcadas despus, el patriarca, quizs un personaje de la corte poco relevante, encabezara una marcha de judos inmigrantes y algunos esclavos (liberados o huidos) hacia la Tierra Prometida. Es de suponer que el faran de turno consider su partida algo intranscendente y por eso nadie grab lo sucedido.

(Moiss -y un milenio y medio despus Jess- seguiran un destino similar: en sus comienzos fueron ignorados por los egipcios y romanos y siglos ms tarde divinizados (el primero, por los semitas). En el transcurso de la construccin mitolgica de la Biblia (entre el siglo VIII a.d.C y el II d.C.), los judos tuvieron tiempo de esculpir a su medida la imagen de Yahv y la de su gran gua (el nio salvado de las aguas), a quien los creyentes consideran autor del Gnesis y de los otros cuatro libros del Pentateuco).

Junto a las Confesiones Negativas (tales como no he matado, no he robado, no he blasfemado, no he mentido, etc.) que hacan los muertos en el Juicio Final, debi de ser de gran inspiracin para Moiss (en caso de que nuestra hiptesis sea acertada) la oracin del himno a Atn, que con tanto fervor entonaban los sacerdotes del faran hereje. El texto dice as:

Oh, Dios nico!

Creaste el mundo segn tu voluntad

Creaste a los hombres y a los animales

Creaste todo lo que existe en la tierra

A los animales que se mueven sobre sus patas

Diste al hombre ganados y rebaos

Creaste todo lo que vuela en el cielo

Las tierras de Asiria (Canan, Mesopotamia)

La tierra de Egipto

En lnea con lo anterior, hay una obra bastante jugosa titulada Moiss, la verdadera historia (Ediciones Fortnel, 2016) de Sergio Prudencstein que sigue la tesis de Freud. El autor, experto en Egipto y profesor de la Universidad de Belgrado, resalta en su anlisis la probable relacin entre la hereja monotesta de Akenatn y su influencia en Moiss y en el judasmo.

Prudencstein se inclina por pensar, tras largos aos de estudio, que la juventud de Moiss no transcurre en el reinado de Ramss II (1279-1213), como apunta la Biblia, sino en el muy breve periodo de la hereja monotesta de Akenatn (1352-1335).

En definitiva Se autoexili Moiss tras la muerte de Akenatn y se llev consigo a una parte del pueblo judo en un periodo de turbulencias en el que los gobernantes no prestaban demasiada atencin al supuesto xodo judo?

Para concluir veamos un extracto de un artculo de la revista Muy Historia titulado Qu hay de verdad en el xodo de los judos?. Dice as:

La mayora de los episodios que narra el Antiguo Testamento son ficcin creada para dotar de un pasado glorioso al pueblo de Israel y justificar sus pretensiones sobre los territorios ocupados () Analizar histricamente la veracidad del xodo exige centrarse en las pruebas: los documentos y resto de materiales. Respecto a las primeras cabra suponer que en Egipto quedara algn texto en pergamino o sobre piedra que confirmara la presencia de un gran nmero de esclavos israelitas -La Biblia dice 600.000- durante 400 aos. No es as, adems el origen de Moiss -rescatado de nio de las aguas de El Nilo por la hija del faran y criado en la corte- es una copia de Sargn de Akad (III milenio a.C.).

Nota:

Sargn de Akad es considerado la primera persona de la historia que cre un imperio: el Imperio Acadio. Su descendencia gobern Mesopotamia.

(1) La obra Sinuh el egipcio de Mika Waltari, uno de los libros ms bellos y profundos que he ledo en mi vida, describe con loable documentacin la turbulenta vida de Akenatn y los sucesos -intrigas polticas, etc.- que se suceden en esa poca tan apasionante de la milenaria civilizacin egipcia; la primera que puso nombre a los dioses, segn Herdoto, quien dedica su libro II de Historia, Euterpe, a Egipto.

Blog del autor: http://www.nilo-homerico.es/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter