Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-03-2019

El Llanero solidario: una breve estampa

Jos Arreola
Rebelin


El movimiento social mexicano lo va a extraar de veras. Enrique Cisneros Lujn fue un teatrero infatigable, ingobernable. Crea que el arte popular de las calles y para las calles era no slo posible, sino necesario. Como necesidad, lo viva; como posibilidad, lo construa. El llanero soilitito fue el personaje que Enrique encontr para hacer vibrar lo mismo teatros que alamedas desde los que mova y conmova a ms de uno de sus escuchas. La figura irreverente del llanero con su melena enrulada y cana, con pantalones desgastados y una playera casi transparente de tanto uso era, por s misma, una imagen de activismo cotidiano las veinticuatro horas del da.

El Centro Libre de Expresin Artstica y Teatral (CLETA) se convirti en un referente de su actividad desde el arte y por el arte. Enrique supo de la importancia de mantener una organizacin como el CLETA siempre alerta y lista para dar cobijo y voz a innumerables movilizaciones sociales. Para el llanero, la solidaridad del arte popular rebasaba los desacuerdos polticos. En el abajo del Mxico bravo, nunca falt el llanero solidario. As en las victorias como en las derrotas, as en los avances como en las adversidades. Por su tesn, por su necedad acerca de la vala del arte independiente y de combate, por su solidaridad frrea fue, en mltiples ocasiones, sealado por las fuerzas del Estado como guerrillero, peligroso y provocador. La verdad, no obstante, era que Enrique nunca pudo ser callado, ni encarrilado a las instituciones vetustas de la cultura del poder que niega y desprecia las manifestaciones artsticas de quienes resisten.

Adems de su labor teatral y de poesa, El llanero solitito impuls tambin publicaciones cuyo objetivo era, aunque se tratara apenas de un pequeo sueo, fisurar la barrera que los medios de comunicacin imponen ante el espectador y la realidad. Su nombre y la de El Machetearte peridico satrico y de combate son inseparables, como inseparables son stos del movimiento estudiantil del Consejo General de Huelga (CGH) que detuvo la privatizacin de la UNAM entre 1999 y el ao 2000. Como Jos Revueltas, Enrique Cisneros saba que los estudiantes tenan el privilegio de la honradez y la independencia ante su sociedad. Aun antes de iniciar la huelga, el llanero puso todo su empeo en explicar, a travs de sus monlogos y presentaciones en distintas explanadas de las escuelas y facultades, la necesidad de combatir el plan de privatizacin. El CLETA hizo suyo el movimiento, lo arrop, lo defendi y aport su energa para tamaa empresa. El Machetearte se convirti, por mrito propio, en el peridico que ms se identific con el movimiento: su frescura, sus caricaturas, su manera de presentar las noticias y apelar al pblico lo hicieron una fuente de informacin, de opinin y humor obligada que resisti, en gran medida, por el tesn de Enrique Cisneros. Por esa terquedad, por caminar con la huelga cuando sta fue tachada de ultra, Enrique fue acusado un 12 de agosto de 1999 de pertenecer al EZLN y a Sendero Luminoso. Y como saba de la justeza de la huelga y de lo importante que era resistir para el CGH, escribi Los nicos delitos que reconozco son: que no comparto las formas de lucha legaloides que han llevado a tantos movimientos al fracaso y que estoy seducido con la combatividad, frescura y resistencia de los huelguistas. Confieso que mis nicas armas son las ideas, las que se han potenciado con las vitaminas de la credibilidad, pues muchos de esos chavos y chavas conocen mi trayectoria (y la de mi organizacin CLETA). Ellos y ellas saben que a pesar de los errores somos consecuentes y que no estamos en esta lucha para convertirnos en diputados o funcionarios [].[1]

Cuando la huelga fue rota y encarcelados los estudiantes, Enrique vivi para la libertad de ellos. Y cuando la izquierda bien portada y domesticada renegaba de la huelga y se sumaba al coro que peda el olvido para los ultras, Enrique no perda un solo espacio para gritar y mover conciencias. Improvisaba como nadie; converta una pequea baldosa en un escenario monumental. Cuando muy pocos queran reivindicar lo que la huelga plebeya significaba, Enrique pona la voz y el alma.

El movimiento social mexicano perdi al ms emblemtico de los impulsores culturales; el movimiento estudiantil universitario a uno de sus ms honestos y joviales compaeros; el teatro callejero al ms terco e incansable de sus hacedores. Pero la voz y la estampa de Enrique Cisneros Lujn, nuestro llanero solidario sern, sencillamente, imperdibles. Enrique deja un hueco hondo solamente capaz de ser llenado por lo hondo de su amor por el teatro, la poesa y el sueo de la libertad de su Mxico rebelde y plebeyo al que tanto dio.

Nota:
[1] Enrique Cisneros Lujn, Guerrillero Ja, ja, ja. Respuesta Potico Periodstica a una difamacin, Colectivo Editorial Vanegas Arroyo, Mxico, 2000, p. 3.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter