Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-03-2019

Resea de Colombia Nunca Ms: extractivismo - graves violaciones a los Derechos Humanos. Caso Hidroituango. 1990 2016
Los muertos que ahog EPM

Bibiana Ramrez
Rebelin


Colombia Nunca Ms: extractivismo - graves violaciones a los Derechos Humanos. Caso Hidroituango. 1990 2016, es el libro que public recientemente la Corporacin Jurdica Libertad.

Se trata de una profunda investigacin sobre los crmenes cometidos por los paramilitares en asocio con el Estado o individualmente, contra los lderes sociales, defensores de derechos humanos y opositores a la represa Hidroituango, en los doce municipios de influencia del megaproyecto, en las subregiones del Norte y Bajo Cauca antioqueo, durante 26 aos.

Este trabajo, iniciado en el 2016 por la investigadora Astrid Torres de la Corporacin Jurdica Libertad, revela una serie de acontecimientos violentos que marcaron esta regin, dejndola expuesta a todo tipo de atropellos contra la vida como el desplazamiento forzado, el asesinato u homicidio (selectivo y masacres), la desaparicin forzada y las ejecuciones extrajudiciales.

Se analizaron 256 casos que dejaron 607 vctimas, 116 mil personas desplazadas entre 1996 y 2016. La informacin se recogi cruzando bases de datos del Centro Nacional de Memoria Histrica, del proyecto Colombia Nunca Ms y del Centro de investigacin y educacin popular -Cinep. Adems se documentaron casos a travs de encuentros en los territorios con vctimas y sus familiares, defensores de derechos, lderes sociales e integrantes del Movimiento Ros Vivos Antioquia, dijo Astrid Torres en la presentacin del libro a la que asistieron ms de cien personas, entre ellas, los afectados por la represa en la actualidad.

El libro se divide en tres periodos, donde ocurrieron hechos que dejaron claro el accionar violento de los grupos paramilitares y del mismo Estado. 1990-1994 : presencia del paramilitarismo y creacin de grupos Convivir ; 1995-2006 : expansin paramilitar, Seguridad Democrtica, proceso de desmovilizacin ; 2007-2016 : reingeniera del paramilitarismo, resurgimiento de procesos organizativos.

Para nadie es un secreto y lo han dicho varios investigadores, que toda esta violencia iba enmarcada a sacar adelante el megaproyecto Hidroituango, pensado desde los aos 70, pero puesto en marcha desde la gobernacin de Antioquia de lvaro Uribe e iniciando su construccin en el 2010. Se puede ver ahora un proyecto mal planeado, mal administrado y con miles de vctimas, tanto de el accionar violento con la desaparicin de pueblos enteros, de caciques indgenas, hasta la emergencia que viven hoy las comunidades afectadas por la contingencia ocurrida en mayo de 2018 y que an mantiene en zozobra a todos estos territorios.

El texto relata cada una de las masacres ocurridas en los municipios, acompaadas de grficos que sustentan claramente la informacin y ayuda a una mejor comprensin de lo que sucedi en la zona de estudio. Este es un ejemplo de los contenidos al interior del libro.

El documento toca un tema muy importante sobre la Hacienda La Carolina que est despus de los llanos de Cuiv, corregimiento de Yarumal, en la entrada que va hacia San Andrs de Cuerquia e Ituango. Desde ah se preparaban los paramilitares, se hacan negocios, se asesinaba gente y era desde donde actuaba el grupo autodenominado los Doce Apstoles. La finca es de lvaro Uribe y era administrada por Santiago Uribe, su hermano. Junto con la polica y el Ejrcito, este grupo paramilitar tena libre movilidad por la zona y eran custodiados por estos, incluso por la contraguerrilla que all operaba. No hubo investigacin por los ms de cincuenta crmenes y hubo total impunidad del accionar de la polica.

En el 2006, Colombia fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por omisin, aquiescencia y colaboracin por parte de miembros de la fuerza pblica con grupos paramilitares pertenecientes a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), por las masacres de El Aro y La Granja en el municipio de Ituango. Por su parte, el Bloque Mineros, en el proceso de Justicia y Paz, reconoci su responsabilidad en estas masacres y otras como, la de Chorrillos en Briceo, la de Juntas en Puerto Valdivia y la de Peque, esta ltima, perpetrada en conjunto con el Bloque Noroccidental, relata la investigacin.

Adems de la violencia ocurrida en el periodo de investigacin y que an hoy persiste, est el tema del extractivismo y el cambio de vocacin agrcola que caracterizaba el territorio. Desde el inicio de la construccin de la represa, Empresas Pblicas de Medelln contrat mano de obra no calificada de la regin, haciendo que los campesinos dejaran las fincas abandonadas y luego despidiendo al personal al poco tiempo, perdiendo toda actividad econmica y entrando en pobreza. Una de las razones para que Ituango, de donde EPM contrat mayor personal, sea el municipio de la subregin Norte con el ms alto ndice de las necesidades bsicas insatisfechas con 65.22% segn el DANE.

Es claro que el can del ro Cauca, en sus laderas se convirti en fosa comn. Los barequeros que sacaban el oro a sus orillas, vean bajar muertos, los que podan los recogan y los enterraban dejando una seal en alguna piedra o rbol. Muchos habitantes cuentan cmo eran lanzados al ro los cuerpos desde el puente Pescadero que serva como lmite entre Ituango, Toledo y Briceo. Todo esto qued inundado. EPM y el Estado no han hecho las acciones necesarias para la bsqueda de esos cuerpos, puntualiza Astrid Torres.

Esta investigacin es muy necesaria en tiempos en que la impunidad reina y en el que todos se quieren lavar las manos diciendo que no tienen nada que ver con todas estas atrocidades, porque es cierto que no solo los grupos armados son los responsables sino las empresas privadas, terratenientes, grupos econmicos y el mismo Estado de la violacin a los derechos humanos en un territorio rico en recursos naturales y del que todos se quieren apoderar a costa de vidas humanas y destruccin de la naturaleza.


Aqu puede descargar el libro: https://issuu.com/corporacionjuridicalibertad/docs/colombia_nunca_mas_-_extractivismo_



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter