Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-03-2019

El capitalismo neoliberal y el sujeto de rendimiento

Homar Garcs
Rebelin


El antiguo concepto que catalog por mucho tiempo a la economa como la ciencia encargada del estudio de la produccin de los medios de vida para satisfacer las necesidades de toda la sociedad pas a ser, bajo la influencia del neoliberalismo capitalista, en la ciencia dedicada al estudio de los mercados y de la minimizacin de costos y maximizacin de ganancias; lo cual se traduce en la imposicin de un individualismo economicista que descarta cualquier medida favorable a la mayora de los seres humanos que no sea vista como una inversin redituable. Esto influye en el surgimiento de una progresiva eliminacin de la empata que debiera existir entre las personas (incluso a nivel familiar), lo que dificulta la factibilidad de algn tipo de lucha mnima para la satisfaccin de objetivos y necesidades comunes.

As, sin echar mano a un anlisis demasiado complicado, se observa cmo la humanidad se halla subordinada, de un modo u otro, directa e indirectamente, a la lgica de la acumulacin y reproduccin de capitales manejados (sin control efectivo de muchos gobiernos) por las grandes corporaciones transnacionales, principalmente aquellas de origen estadounidense. Esto hace que mucha gente alrededor del planeta estime que, fuera del sistema capitalista, no existe opcin alguna, por lo que cualquier esfuerzo debe orientarse a la regulacin de su funcionamiento, con mejoras o reformas que le den un cariz ms humano y equitativo, de manera que faciliten reducir los escandalosos abismos existentes entre ricos y pobres; cuestin sta que ha resultado infructuosa en cada nacin donde se pretendi hacerse, como ocurriera en Chile en el siglo pasado bajo la presidencia de Salvador Allende o en la actualidad con Venezuela. Gran parte de quienes comparten esta visin del capitalismo con "rostro humano" olvidan que las relaciones socialistas capitalistas no son precisamente -como lo afirma Miguel Mazzeo en su libro Qu (no) hacer?- las ms adecuadas para el desarrollo espontneo de la horizontalidad y la autonoma; es decir, el fomento y la prctica de la democracia (o soberana popular) no encajan en lo que es el sistema capitalista, sobre todo neoliberal, por lo que generalmente ste acta en su contra si percibe que puedan afectar gravemente sus intereses.

Para alcanzar sus propsitos, el capitalismo neoliberal requiere de una nueva clase de sujetos que se adapten sin coaccin de por medio al mundo modelado a su gusto. En Psicopoltica. Neoliberalismo y nuevas tcnicas de poder, el filsofo coreano-alemn Byung-Chul Han los llama sujetos de rendimiento y explica que el neoliberalismo, como una forma de mutacin del capitalismo, convierte al trabajador en empresario. El neoliberalismo, y no la revolucin comunista, elimina la clase trabajadora sometida a la explotacin ajena. Hoy cada uno es un trabajador que se explota a s mismo en su propia empresa. Cada uno es amo y esclavo en una persona. Tambin la lucha de clases se transforma en una lucha interna consigo mismo. Esto ocasiona que el sujeto neoliberal como empresario de s mismo no es capaz de establecer con los otros relaciones que sean libres de cualquier finalidad. Entre empresarios no surge una amistad sin fin alguno; de ah que no muestre mucho inters en sumarse a iniciativas de lucha que promuevan la profundizacin de la democracia (expresada en la vigencia del Estado de Bienestar con que se busc disminuir la atraccin por el comunismo entre los trabajadores y cuyo desmantelamiento operativo, adems de su total control, es un requisito indispensable para la consolidacin del capitalismo neoliberal), as ello signifique disminuir, sacrificar o perder todos los derechos sociales y polticos hasta ahora consagrados por va constitucional.

A pesar de la existencia de este sujeto de rendimiento del capitalismo neoliberal, han surgido en el horizonte unos nuevos paradigmas y unas nuevas relaciones sociales, as como la necesidad de reorientar la produccin hacia el bien comn. Estos son los elementos distintivos de la diversidad de grupos y movimientos que se han organizado de forma autnoma frente a la hegemona neoliberal, mostrndose capaces de prefigurar un orden social hasta ahora diferente y, por consiguiente, inaudito. Entre sus caractersticas ms resaltantes se encuentran la cooperacin, la complementariedad, la utilidad social y la reciprocidad que, de llevarse a una expresin de alto grado, le otorgar a la democracia un mejor sentido del que posee en la actualidad, al hacer realidad la participacin y el protagonismo de los sectores populares sin que exista algn factor de poder que pueda coartarlos bajo ningn concepto o excusa. Esta hereja, interiorizada por los sectores subordinados, rompe -si no de una manera absoluta, como se quisiera, s en alguna proporcin significativa- con la lgica impuesta por los sectores dominantes. A diferencia del sujeto de rendimiento, tan acorde con el capitalismo neoliberal, quienes participan en este proceso de organizacin, sobrevivencia y resistencia colectiva comparten la necesidad de avanzar hacia nuevos derroteros de desarrollo integral de todo el conglomerado social (no simplemente de una minora) y se convierten -de modo consciente o no- en los precursores del establecimiento de un modelo civilizatorio que bien podramos llamar postcapitalista, con gobiernos de bienes comunes, que respondan al inters general (incluido en ste la naturaleza) y no en beneficio exclusivo (como viene ocurriendo) de las grandes corporaciones monoplicas capitalistas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter