Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-03-2019

CONICET: Ajuste, protestas y nueva presidencia

Nadia Luna
Agencia TSS


Alejandro Ceccatto pidi licencia como titular del CONICET y lo reemplaz la vicepresidenta Mirtha Flawi. En el organismo la situacin es crtica: los institutos no logran pagar los gastos, los becarios exigen una recomposicin salarial, el personal de apoyo reclama por derechos laborales y dos investigadores elegidos para integrar el directorio no fueron designados a nueve meses de la eleccin.

La noticia era una especulacin entre pasillos pero recin se formaliz el mircoles pasado: Alejandro Ceccatto se aleja temporalmente de la presidencia del CONICET por cuestiones de salud. El anuncio se realiz durante la ltima reunin de directorio, que se llev a cabo martes y mircoles dela semana anterior en el Polo Cientfico Tecnolgico, sede central del organismo. Fuentes del CONICET le dijeron a TSS que la licencia de Ceccatto no tiene un tiempo determinado pero que en principio ser por uno o dos meses. Mientras tanto, quien quedar en su lugar ser Mirtha Flawi, vicepresidenta de Asuntos Cientficos del CONICET y parte del directorio, que ejercer funciones como presidenta interina desde inicios de marzo.

La sociloga Dora Barrancos, tambin integrante del directorio, le dijo a TSS que como los problemas de salud de Ceccatto vienen desde hace un tiempo, ha ido pensando estratgicamente cundo disparaba la propuesta del pedido de licencia. Mientras, la situacin del CONICET se ha deteriorado gravemente. Hoy el presupuesto se aproxima ms al de 2016 que al del ao pasado. Es una situacin gravsima porque al problema presupuestario se le sum la crisis institucional en la conduccin. Una medida que gener gran indignacin a fin de ao fue la decisin de cortar el financiamiento para reuniones cientficas. Ni en la poca de Cavallo se haban cortado! Estamos en un ciclo muy crepuscular, seal la investigadora. Fue uno de los tpicos que se discuti en la reunin y se espera que se liberen algunos fondos para compensar ese dficit.

En diciembre, cinco miembros del directorio (compuesto por ocho) publicaron una declaracin en la que manifestaban su preocupacin por el ajuste y por la degradacin del Ministerio de Ciencia a secretara de la cartera de Educacin. All reconocan lo que la mayora de los directores de institutos de CONICET vienen denunciando desde principios de 2018: que solo se ejecut el 40% del presupuesto para gastos de funcionamiento. La carta fue firmada por Barrancos, Francisco Tamarit, Miguel Laborde, Roberto Rivarola y Tulio del Bono. No estaba, en cambio, la de la flamante presidenta interina. Sin embargo, Barrancos es optimista con respecto al nombramiento de Flawi: La designacin de su reemplazo es una facultad que tiene el presidente y puede ser alguien interno o externo. Dentro de todo, para mi gusto, ha quedado alguien que ocupa un cargo de gobernanza en la institucin desde hace aos. Las diferencias se podrn charlar luego pero ahora me parece que el directorio tiene que acompaarla con firmeza en la procura de mayores recursos.

Si bien el pedido de licencia de Ceccatto es reciente, en la prctica, hace tiempo que muchas de las decisiones correspondientes al presidente del CONICET son tomadas por funcionarios externos. Segn Barrancos, el CONICET ha ido perdiendo su autarqua y est sometido a dos constelaciones. Por un lado, la Secretara de Modernizacin, que responde a la Jefatura de Gabinete y que es el verdadero comando administrativo. Y por el otro, la Secretara de Ciencia, cuyo nexo es el subsecretario (de Planeamiento) Jorge Aguado. Estamos muy regulados. Ahora nos preocupan iniciativas que est tomando el Gobierno respecto de cambios en la estructura institucional del CONICET, vinculados a la modificacin de gerencias. Son medidas que agregan calamidad.

La investigadora considera que desde el directorio todava pueden presionar un poco para tratar de conseguir fondos, pero ella, que es miembro del directorio por el rea de Ciencias Sociales y Humanidades, est con mandato vencido. En mayo de 2018, hubo elecciones para renovar dos cargos en el directorio y fueron elegidos los cientficos Mario Pecheny, por el rea de Barrancos; y Alberto Kornblihtt, por el rea de Ciencias Biolgicas y de la Salud, quien debera haber ingresado al lugar de Flawi. A nueve meses, sus nombramientos an no fueron firmados. Algo similar haba sucedido antes con el actual diputado Roberto Salvarezza, quien haba ganado en 2016 por el rea de Ciencias Exactas y Naturales pero nunca fue designado. El factor en comn entre los tres es que son crticos de las polticas de ajuste del Gobierno actual.

La justificacin que nos dan es que as son los procedimientos burocrticos. Lo que nos dicen informalmente es que los expedientes salieron de CONICET en noviembre y estn a la espera de la firma del ministro de Educacin, Alejandro Finocchiaro. Despus tienen que llegar al jefe de Gabinete, Marcos Pea, y al presidente Mauricio Macri, para que firme el decreto, le dijo Pecheny a TSS. Una posibilidad de acelerar el nombramiento era que Flawi fuera nombrada presidenta de manera formal y su puesto quedara vacante pero, al ser interina, sigue siendo parte del directorio, aunque con mandato vencido.

Por su parte, Barrancos advirti: Ya he venido avisando a la comunidad que en mayo renuncio, haya o no resolucin, porque no se puede seguir as. Ac hay que hacerse cargo de que si no se designa a estos dos colegas, habr una profunda avera en la institucin.

Becarios y tcnicos, discriminados

Hay cientficos debajo de la lnea de pobreza? La respuesta del INDEC es que s, ya que una familia tipo (dos adultos y dos nios) necesita $ 26.442 para comprar la canasta bsica, segn el organismo de estadsticas. Hoy, los becarios y becarias doctorales de CONICET, la mayora entre los 26 y los 36 aos, muchos con hijos y en el rol de sostn econmico de la familia, cobran un salario de 22.700 pesos y no perciben derechos bsicos como aguinaldos y licencias. La cosa no mejora demasiado para los becarios posdoctorales, cuyo sueldo no llega a los 28.000 pesos, pese a tener ms de una dcada de formacin y casi tantos aos dedicados a la investigacin. Por eso, el martes de la semana pasada, los becarios y otros trabajadores del sistema cientfico se movilizaron nuevamente a la explanada del Polo Cientfico para solicitar una recomposicin salarial para todos los escalafones del organismo.

El salario de becarios y becarias siempre estuvo sujeto a las paritarias de estatales, pero como no hay una resolucin que estipule eso, el ao pasado el directorio resolvi no actualizar nuestros salarios. Despus de sucesivas movilizaciones, nos prometieron un 10% de aumento a partir de enero pero no cumplieron, explic a TSS Lucila DUrso, becaria posdoctoral del CONICET e integrante de Jvenes Cientficxs Precarizadxs (JCP). La movilizacin al Polo tuvo dos ejes: reclamar que el aumento prometido sea retroactivo y pedir una recomposicin salarial, precis.

Mientras se llevaba a cabo la reunin del directorio del organismo, DUrso y una compaera de JCP fueron recibidas por el gerente de Asuntos Legales, Alan Temio; el de Recursos Humanos, Alberto Arleo; y la coordinadora de Becas, Costanza Rivero. Los funcionarios confirmaron que el directorio decidi conceder el aumento retroactivo y reconocieron la necesidad de una recomposicin, para lo cual afirmaron estar en tratativas con el Ministerio de Educacin. Les dijimos que esto es algo que nos vienen prometiendo desde septiembre pero la recomposicin salarial no llega y el ajuste cada vez es ms fuerte, dijo DUrso. El prximo paso es volver a movilizarse al Polo durante la prxima reunin del directorio.

Otro sector muy perjudicado en el sistema cientfico es el de la Carrera del Personal de Apoyo (CPA) del CONICET. Comprende a cientficos, tcnicos y profesionales de todas las reas del conocimiento que trabajan junto con los grupos de investigacin de diversas maneras, entre ellas, manejando equipos de alta complejidad y brindando asistencia en los laboratorios. Al igual que para ingresar a la carrera de investigador, los aspirantes deben pasar por rigurosas evaluaciones para el ingreso y ascenso. Desde 2017, sin embargo, se dejaron de firmar las designaciones de quienes ganaban estos cargos.

Nos ofrecen una beca bajo modalidad de estada corta, que tiene menos beneficios que una beca comn. No tenemos antigedad, licencias, vacaciones, descuentos por jubilacin, obra social para el grupo familiar ni estabilidad laboral, y el sueldo es menor, indic Mara Sol Martnez, bibliotecaria y archivista, aprobada para ingresar a la CPA en 2017. Martnez trabaja como tcnica de datos de investigacin en Lingstica y Antropologa en el Centro Argentino de Informacin Cientfica y Tecnolgica (CAICYTCONICET). All se ocupa de organizar, digitalizar y colocar en un repositorio de acceso abierto documentos, fotos y entrevistas realizadas a pueblos originarios de Amrica del Sur.

La justificacin que han recibido ante el reclamo por las demoras en el nombramiento es la misma que para los becarios: el ajuste presupuestario. Ante eso, integrantes de la CPA de todo el pas hicieron una nota dirigida al directorio del CONICET para solicitar un cronograma de efectivizacin de las designaciones y, hasta que eso suceda, el cumplimiento de los derechos laborales bsicos. La carta fue entregada el martes por Martnez y miembros de ATE CONICET. Como las puertas del edificio estaban cerradas por la movilizacin, tuvieron que pasar las hojas con las 600 firmas conseguidas a travs de la rendija de la puerta, una por una.

Institutos en decadencia

El trabajo de los cientficos del Instituto de Investigaciones en Ingeniera Gentica y Biologa Molecular (INGEBIUBA/CONICET) depende, en gran medida, de insumos importados. Tener que lidiar con la suba del dlar y demoras en la Aduana son problemas que conocen bien desde siempre. Lo que quizs no imaginaban hace unos aos es que a causa del recorte presupuestario llegara un da en que tendran que reducir el nmero de ratones de laboratorio por no poder comprar su alimento.

Marcelo Rubinstein es doctor en Ciencias Qumicas y director del INGEBI. Su equipo trabaja en entender cmo funcionan los genes y circuitos cerebrales que regulan el apetito. Rubinstein fue uno de los 240 directores (90% del total) que en agosto firmaron una carta denunciando que sus institutos estaban al borde de la parlisis porque en la mayora de los casos solo haban recibido el 40% del presupuesto para gastos de funcionamiento. Esto fue calculado sobre el monto recibido en 2017, sin tener en cuenta siquiera una compensacin por inflacin, ya que nunca les explicitaron cul iba a ser el monto total para 2018. El ao termin y el resto de las partidas nunca lleg.

En el Gobierno hay dos niveles de discurso para justificar la situacin. Desde el ex Ministerio de Ciencia los funcionarios siguen negando el ajuste. Por otro lado, desde el Gobierno, especialmente el ministro Dujovne, lo dicen claramente: el objetivo es bajar el dficit fiscal y cumplir con los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional. Por lo tanto, la poltica es bajar el nivel de gasto en todas las carteras, le dijo Rubinstein a TSS.

El caso del Instituto de Ciencias de la Computacin (ICCUBA/CONICET), dirigido por Sebastin Uchitel doctor en Ingeniera de Software, tambin se inscribe dentro del ajuste a los institutos pero tiene algunas particularidades. En 2016, el ICC recibi 280.000 pesos para gastos de funcionamiento; el ao pasado, solo el 20% del total; y, para 2019, se les asign apenas 75.000 pesos. Lo paradjico, seala el investigador, es que al mismo tiempo el Gobierno est planeando poner en marcha un Plan Nacional de Inteligencia Artificial. Obviamente es muy importante la inversin en el rea pero, en un contexto donde estn desfinanciando los institutos de computacin, es una incoherencia, apunta.

A diferencia del INGEBI, el trabajo que realizan los investigadores del ICC no depende tanto de insumos importados. Nuestra principal limitacin son los recursos humanos. La reduccin en el nmero de becas nos complica mucho. Tambin que los salarios sean tan bajos: hay una brecha enorme con lo que se gana en la industria. En las becas doctorales a veces ni siquiera tenemos candidatos. Es una lstima porque la formacin de recursos humanos en esta rea aporta valor agregado no solo a la industria del software, sino a la industria de cualquier sector, dijo.

Las historias de Rubinstein y Uchitel son apenas la punta de un iceberg de ajuste en ciencia que se extiende por todo el pas. En Puerto Madryn, Chubut, el director del Instituto Patagnico de Ciencias Sociales y Humanas (IPCSHCENPAT-CONICET), Rolando Gonzlez-Jos, cont que el presupuesto solicitado para 2017 fue de 334.000 pesos pero les giraron 150.000, mientras que en 2018 apenas les llegaron 32.000. En Santa Fe, el investigador repatriado Enzo Ferrante seal que al Instituto de Investigacin en Seales, Sistemas e Inteligencia Computacional (sinc(i)UNL/CONICET) le ejecutaron 120.000 pesos en 2017 y 48.000 en 2018. Para 2019, les asignaron 75.000.

Mientras tanto, los directores de institutos se enfrentan con una disyuntiva: cmo hacer para contener a los investigadores y que no se vayan del pas. En el INGEBI, hay algunos que estn buscando lugares para irse y otros que estaban haciendo los trmites para volver y postergaron su regreso, cuenta Rubinstein. Nosotros tampoco podemos engaarlos dicindoles que esto va a mejorar porque no lo sabemos. Aunque haya un cambio de gobierno y se vuelva a apostar por el desarrollo de la ciencia, va a llevar tiempo recomponer lo que se perdi, finaliz.

Fuente: http://www.unsam.edu.ar/tss/conicet-ajuste-protestas-y-nueva-presidencia/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter