Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-03-2019

Una sociedad sin timn y el ocaso de lo que antes se conoca como "institucin"

Pilar de Alvear Corchado
Rebelin


La buena prctica de dar ejemplo ya no se estila en nuestra sociedad, imponemos ideas y actitudes, mientras nuestra conciencia brinca libremente por el paraso del vicio, del ego, del "en mi caso es diferente", del tonto el ltimo. Una sociedad en la que los free riders son la norma y no la excepcin.

Pero si tomamos perspectiva, igual esta actitud deja de ser hipcrita y pasa a ser comprensible, si nos preguntamos: Y quin da ejemplo al ciudadano de a pie? A mi parecer, las instituciones que nos gobiernan son el espejo de nuestras actitudes, imponiendo conductas y principios contradictorios a sus acciones.

El Gobierno espaol propugna la transparencia y redistribucin solidaria de la riqueza, mientras se podra establecer como derecho consuetudinario la falta de escrpulos para poder ser poltico. Es decir, se impone honestidad al ciudadano, mientras la clase poltica practica una corrupcin desmesurada. Podra decirse que Espaa ya no es una democracia representativa, puesto que la clase poltica ya no representa los intereses del pueblo, representa los intereses de una determinada oligarqua, o corporatocracia. Legislando y tomando pueriles decisiones en el nombre de consumidas y anticuadas ideologas. Se ha corrodo uno de los mayores pilares de nuestra constitucin, el derecho de participacin: el derecho de los ciudadanos en la formacin de la voluntad poltica de los gobernantes. As como el pluralismo poltico, especialmente manipulando el poder demonizador de los medios de comunicacin. Con discursos llenos de imposiciones y reproches, mientras el orador es igual de pecador. El gobierno ya no respeta al pueblo, lo cual rompe con el contrato social. Y como con cualquier relacin, la reciprocidad lleva al ciudadano a no respetar las instituciones, a sus gobernantes, a sus compatriotas, ni al inters nacional. Por lo tanto, me atrevo a decir que no se si an en el siglo XXI hemos conseguido salir del estado bellum omnium contra omnes. En el cual nadie puede ser culpado moralmente por actuar mal, mientras el Estado no sea capaz de abstraerse de la tendencia humana al mal, siendo ejemplo de cmo frenar estas inclinaciones.

La Unin Europea se basa en la cooperacin e igualdad entre las naciones soberanas de Europa, bajo la direccin de la pseudo-democracia (pseudo-dictadura?) alemana (o franco-alemana). La cual con sus desinteresadas iniciativas mantiene a la mayora de miembros en enclenques economas. Es una condicin imprescindible ser una democracia para poder ser un estado miembro, pero irnicamente hay una sorprendente falta de responsabilidad y legitimidad democrtica. Consecuentemente, perdemos soberana a favor de una UE cada vez ms opaca e inaccesible, es decir a favor de un organismo an menos representativo y menos eficiente.

No hay que olvidar que el Parlamento Europeo, el nico organismo que goza de legitimidad popular, ha obtenido ms capacidades. Ya no es una decoracin, sino que tiene la capacidad de codecisin y bloqueo. Sin embargo, an queda un buen trecho para minimizar esta brecha democrtica. Puesto que, en realidad, las decisiones acaban tomndolas personas que no han sido elegidas directamente ni por los estados miembros, ni por los ciudadanos. Lo cual deja casi sin bloqueos a las puertas giratorias, y resultan polticas muy desconectadas del resto de los europeos, como las severas medidas de austeridad y la decisin de rescatar a los bancos en vez de a los ciudadanos. Otra institucin curiosa es el BCE, que toma decisiones sobre el euro para todo el conjunto de la eurozona con independencia de los intereses de cada pas. Sin embargo, debido a la propiedad fraccionaria, Alemania y Francia tienen de lejos la mayor influencia.

Finalmente, la ONU y el resto de organizaciones internacionales tampoco se quedan cortas en hipocresa. Como primer ejemplo, se me ocurre la violacin del principio de la igualdad soberana de todos sus Miembros, puesto que en el corazn del organismo se encuentra el Consejo de Seguridad, otorgando derecho a veto a 5 pases. Su lenguaje abstracto e impreciso, as como su estructura estn destinados a la ineficacia. Sentando las bases y prometiendo una utopa de paz y respeto a los derechos humanos, como si hubiera ganas de impresionar a alguienquizs a los extraterrestres?

Otras organizaciones tambin son canales de sustentar los balances de poder, otorgando indirectamente derecho a veto a ciertos pases, como ocurre en el IMF o en el Banco Mundial. Que son utilizados como instrumentos de poltica exterior, especialmente por los Estados Unidos y en segundo lugar por la Unin Europea, ms que como organismos a disposicin de la comunidad internacional. Las instituciones financieras internacionales tambin son apoderadas de los intereses corporativos de las empresas transnacionales. Sus polticas han promovido reformas macroeconmicas, promoviendo el libre comercio y fomentando la expansin de las ETNs. Sometiendo a muchos pases a la voluntad de estas empresas, al mismo tiempo que destrozan sus economas por una rpida y forzosa apertura al mercado internacional y la globalizacin. Lo cual ha resultado en una desigualdad mayor. Los prstamos por estas organizaciones han resultado muchas veces en un aumento de la pobreza y de la deuda, como en el caso de Grecia.

Por lo tanto, hago un llamamiento a cualquier lector de este pequeo ensayo a cambiar sus actitudes. Empecemos por moderar nuestras pequeas acciones, labrmonos poco a poco como personas virtuosas. Para primeramente dar ejemplo, y en segundo lugar para poder criticar, de manera constructiva, legtimamente. Emprendamos la verdadera revolucin desde la sencillez de las pequeas cosas.

Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los dems; es la nica manera. Albert Einstein.

Pilar de Alvear Corchado, estudiante de Estudios Internacionales, en la Universidad Carlos III

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter