Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-03-2019

Trabajadoras en riesgo

La tinta


En lo que va de 2019, se han alcanzando cifras histricas de femicidios en Argentina. Desde el gobierno provincial, apuestan al Polo Integral de la Mujer en Situacin de Violencia como el espacio para abordar la problemtica, aunque cualquier persona que haya acudido sabe que es insuficiente. Conversamos con una trabajadora del rea de Constatacin de esta dependencia, una vez ms en reclamo por las condiciones laborales y por los escasos recursos para la asistencia.

Nos esperbamos en una panadera cerca del Polo. Cuando por fin nos vimos, se acerc y comenz a contar quin es. Trabaja hace 14 aos en varios espacios de provincia, con distintas situaciones y modalidades de contratacin, contando, entonces, con un largo historial de precarizacin. Es trabajadora social y, actualmente, se desempea en el rea de Constatacin del Polo de la Mujer de la Provincia de Crdoba. Es un rea creada por ley, que tiene como finalidad valorar la situacin de riesgo de las personas involucradas en un hecho de violencia denunciado. La tarea que realizan es visita a los domicilios y elaboracin de informes a solicitud del juzgado, y, en funcin de estos, se toman las medidas de resguardo: exclusin del hogar de la persona que ejerce la violencia, la restriccin del contacto, solicitar tratamiento psicolgico u otras medidas cautelares. Las trabajadoras de constatacin evalan el riesgo a partir de indicadores creados por el rea.

Mientras habla, pienso sobre el riesgo de evaluar el riesgo y sobre la importancia de la tarea como una pieza fundamental para evitar situaciones que amenazan la vida de las mujeres, nies y jvenes.

Cuenta que van al domicilio y entrevistan a la familia, lxs vecinxs y la persona que denuncia, segn el caso. Rpidamente, vuelve la palabra riesgo: Moverse en un vehculo, estar en el escenario donde no tenemos un arraigo, nosotros somos forneos y, adems, lo que implica involucrarse en la situacin de violencia en s, explica.

Cualquier persona imaginara que, para este trabajo, con tanta exposicin, atendiendo a toda la ciudad de Crdoba y el Gran Crdoba, con la cantidad creciente de casos de violencia denunciados, debe ser un espacio con gran cantidad de trabajadorxs. Sin embargo, esta rea est compuesta por dos equipos interdisciplinarios (cada uno con una psicloga y una trabajadora social) a la tarde y cuatro a la maana, totalizando unas 13 personas. El modo de contratacin tampoco es alentador: la mayora monotributistas, dos planta permanente, tres contratadas como administrativas siendo profesionales (no contemplando ttulo y antigedad), con un promedio de sueldo de 18 mil pesos por treinta horas semanales.

El riesgo tambin est en la tarea en s, que es un relato de mucha angustia, te vas a su casa con estas situaciones y un cansancio psquico y fsico que no es reparado emocional ni econmicamente. Hay intentos fallidos. En nuestra rea, a su vez, no hay supervisin de casos, con el personal nuevo que entr, no hay casi intercambio entre equipos y turnos. Tener supervisin es importante para ponerse a pensar la prctica, los casos. La contencin es personal, pero no est institucionalizada.

Sobre el divide y triunfars

Desde hace tiempo que las trabajadoras del Polo de la Mujer realizan reclamos, lo que nos cuenta ahora es una continuidad de una situacin que se parcha sin resolverse. Una de las ltimas medidas de asamblea fue por inseguridad en un territorio al que entraron sin las precauciones suficientes de seguridad. En lugar de abordar el problema, la provincia contrat nuevas profesionales a las que no se les brind la informacin adecuada, haciendo una suerte de espacio paralelo de trabajo.

En los ltimos tiempos, hubo un proceso de consolidacin y de agrupamiento de las trabajadoras para tratar de lograr cosas y, en vez de entrar en negociacin con ellas, lo que pas es que fue creciendo el Polo, se contrataron ms personas, en condicin de monotributistas, muchas con miedo de participar por miedo que las echen. Solo que, en el ltimo tiempo, las monotributistas tuvieron que hablar porque el nivel de exigencia es muchsimo sobre ellas.

Este crecimiento del Polo, a partir de la precariedad de quienes comenzaron a trabajar, gener que las luchas dadas y las exigencias planteadas no se acumularan, y, en cambio, pudieran generarse dos instituciones paralelas. En 2018, comenz un equipo nuevo en el turno maana, monotributistas, que funcionaban mayormente sin protocolo, que es un marco de indicaciones a los fines de establecer actuaciones para no exponer a los trabajadores, exponiendo a las profesionales a situaciones de riesgo de vida, ya protocolizadas; y, en paralelo, un turno tarde que nos atenamos ms al protocolo y que habamos participado de la asamblea. Una de las situaciones de riesgo se dio cuando una profesional del equipo de la maana entr a un barrio que estaba establecido en los protocolos, acordado con funcionarias y jefatura de polica que no se entrara, y pasaron por una situacin de violencia callejera traumtica. Ellas desconocan que no se estaba implementando el protocolo.

Sobre el riesgo

Los reclamos siguen sin respuesta en una de las dependencias ms importantes para abordar las situaciones de violencia de gnero, que hoy desbordan a todo lo existente en materia de asistencia. Las trabajadoras exigen que su trabajo sea considerado como trabajo de riesgo, cmo que no es de riesgo cuando nos apuntan con un arma en un barrio, cuando el deterioro que tenemos mentalmente es muy alto por la complejidad de la problemtica, cuando la demanda en cantidad es exponencialmente superior a la cantidad de profesionales en los equipos, cuando cada uno se busca y se paga la terapia para estar bien.

El 3 de enero, otra vez, las trabajadoras de Constatacin sufrieron un incidente en el ejercicio de su trabajo, tenemos, aproximadamente, un hecho gravsimo por ao y otros graves en reas donde las trabajadoras corren riesgo de vida.

Segn el Registro Nacional de Femicidios del Observatorio Mumal, elaborado a partir de informacin de medios, en lo que va de 2019, se alcanzaron cifras histricas. Slo en enero, hubo al menos 24 femicidios en Argentina, de los cuales casi la mitad fueron perpetrados por la pareja, ex pareja o un familiar, en su mayora con armas de fuego o golpes, el 46% en la vivienda de la vctima. Considerando estos datos y el trabajo especfico de las trabajadoras de Constatacin, no es difcil entender cul es el riesgo de realizar entrevistas a personas involucradas en la denuncia y en sus propios domicilios. Ha crecido la violencia, se ha vuelto ms cruenta, ms fuerte el intento de disciplinamiento sobre la mujer y como que lo que sale en los medios se reproduce en las denuncias que una lee: Te va a pasar lo de aquella, como que tambin nutre, aunque es importante que se diga. Los medios reproducen el odio y los varones saben que lo pueden hacer.

La cantidad de personas en el rea es uno de los puntos relevantes. El hecho de ser pocas significa, en trminos concretos, que hay oficios de diciembre, por ejemplo, que, al da de hoy, no tienen medidas, porque falta el informe de constatacin. Es decir, la mujer que denunci en diciembre est conviviendo con el denunciado, siguiendo en riesgo de violencia y/o femicidio.

Sobre el Estado como patrn

Como parte de los reclamos, esperan que las monotributistas sean contratadas, que se les reconozcan sus derechos laborales, el aguinaldo, las vacaciones por ley, que dejen de depender de la gestin para conservar el puesto de trabajo, cuando fue el cambio de gestin, nos echaron sin causa y, por la lucha de los compaeros, volvimos a trabajar.

Adems, algo a lo que nos hemos acostumbrado, es el mismo Estado el que genera una relacin de dependencia encubierta, penado por las mismas leyes que dice hacer cumplir. Ac estn las ms variadas formas de contratacin, pero es un reflejo de lo que es el Estado provincial, todo lo que es para la mujer es as, por ejemplo, la contratacin de las maestras y ayudantes de sala cuna es una precarizacin enorme. Adems, existen algunas trabajadoras en calidad de becarias con un salario de alrededor de 8 mil pesos por veinte horas semanales.

Por otro lado, todava hay profesionales con casi cinco aos o ms de antigedad contratadas como administrativas. Hay mucha diferencia en los sueldos, por eso, otro reclamo importante es la equiparacin salarial y pase a planta de compaeras que cumplen cinco aos ya sosteniendo los equipos, mayoritariamente en turno tarde, que se pague ttulo, aos de antigedad. Esto es cumplir la ley, los profesionales no son administrativos, por eso, pedimos, hace aos, un reconocimiento monetario y ms humano.

No cuidar a las trabajadoras que acompaan y asisten a personas en situaciones de violencia de gneros es no cuidar la tarea y no cuidar la tarea evidencia la falta de relevancia que existe desde los gobiernos en relacin a la problemtica. Descansan en que hay mucho compromiso de los profesionales en la tarea y se agarran de eso, uno ms, atend uno ms, cmo se va a ir as la persona cmo termina la cabeza de esa persona, adems, si se atiende ms de lo previsto en el mismo tiempo, se realiza mal la tarea.

Sobre la prevencin, los bombos y platillos

La lucha contra la violencia de gnero y los dispositivos empleados fueron parte importante del plan de gobierno del actual gobernador, a partir de la Secretara de Lucha contra la Violencia a la Mujer y Trata de Personas, y diversos programas que tienen como beneficiarias a las mujeres. Sin embargo, es evidente que no es suficiente y que slo se logra, y a medias, una asistencia sobre la situacin de violencia en s.

La lectura que hago de dnde est la falacia es que esto va a a seguir y en escalada, porque se est asistiendo como se puede una vez que pas y, aqu, la prevencin es imprescindible, no se puede pensar en erradicar la violencia si no se est dando Educacin Sexual Integral en las escuelas, si todava tenemos jovencitas que, cuando vamos a entrevistar, nos dicen que no pueden salir de short porque el novio no las dejan, si sigue existiendo este control naturalizado sobre sus cuerpos. Si bien existen acciones, son aisladas y motivadas por los profesionales, no hay una poltica de prevencin que llegue a otros lugares. Si eso no se profundiza, creo que vamos en escalada.

Las dependencias existentes estn desbordadas, las personas que sufrieron un episodio de violencia y acuden al Polo, en ocasiones, esperan horas para que las atiendan y, en muchos casos, se les sugiere realizar sus tratamientos psicolgicos en los dispensarios barriales, pero cul es la situacin en los dispensarios si muchos no tienen equipos para esta tarea? Ah hay algo que tiene que ver con la poltica de salud mental, no hay suficientes psiclogas y trabajadoras sociales. Adems, nos cuenta que atender en el dispensario significa un riesgo para el profesional, porque, en muchos casos, se responsabiliza a la persona de afuera: tu psicloga te est llenando la cabeza. Hubo experiencias de persecucin a profesionales, sin medidas de resguardo.

Sobre el 8M

Las trabajadoras del Polo de la Mujer esperan formar parte juntas del 8M, siendo parte de la masiva movilizacin con sus reclamos. Las mujeres siempre participamos en el 8M, as que tenemos pensado participar como mujeres trabajadoras para poder darle visibilidad a estos reclamos.

Fuente: http://latinta.com.ar/2019/03/trabajadoras-en-riesgo/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter