Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-03-2019

Pansophia o postsophia?

Daro Balvidares
Rebelin


Hace aos que la plyade de especialistas, tcnicos y empresarios de la reforma educativa estn preocupados por la crisis de la escuela y la formacin docente, ocultando los intereses que subyacen en la, por lo menos, doble intencionalidad de desposesin educativa.

Ya hemos dicho muchas veces que instalaron la crisis como discurso organizativo de la reforma a nivel mundial y particularmente a nivel regional, de la mano de la industria periodstica o periodistas ignorantes de la cuestin educativa a lo que se le suma la falta de conocimiento sobre las estrategias corporativas reformistas, y como consecuencia, repite lo que oye de alguno de los reformadores entrevistados.

Cmo puede ser que la crisis sea una estrategia planificada?

En el caso Argentino, queda demostrado fcilmente, a casi 30 aos del inicio de reforma educativa, la crisis no slo contina sino que se profundiza, segn los propios reformadores que siguen pensando en reformas que se continan en cierres de institutos de formacin docente en la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo; y como el gobierno porteo no pudo, entonces implementaron el Caballo de Troya llamado UniCABA para cerrar, paulatinamente, los profesorados.

Tambin el intento del traslado de centros educativos para realizar negocios inmobiliarios y en funcin del ajuste que propone el FMI, como el caso de la Escuela de Cermica N1, suspendido por el amparo judicial, efecto de la lucha de docentes, familias y estudiantes. Y otros tantos casos en el pas de intentos de cierres de Institutos de Formacin Docente argumentando con la obsoleta frmula de la eficiencia y eficacia.

Desde los comienzos de la mal llamada reforma educativa, no slo ningn gobierno intent desvincularse, ponerse a pensar qu es lo que la escuela, la educacin necesitaban, no; siguieron el mandato internacional, lo entrecomillo porque es el mandato de la corporacin empresarial internacional, no de la comunidad educativa internacional.

No se trat, ni se trata de debatir pedagoga o nuevas didcticas, se trata de enmascarar una faceta ms de la desposesin pblica.

Y cuando los reformadores ponen sus argumentos de la crisis de la escuela en la brecha entre educacin y tecnologa, otra vez encubren; por un lado el negocio corporativo de los miles de millones de dlares en que est valuado el sistema a nivel mundial (ms de tres trillones de dlares, de acuerdo con lo dicho por Sunny Varkey, multimillonario gracias al negocio educativo y cuya fundacin tambin opera en la Argentina cobrando millones de dlares por cursos de capacitacin); y por otro, la estandarizacin, que tambin es un gran negocio, pero, adems, la gran estrategia de modificacin en las subjetividades: aprender a ser flexible y adaptable, es decir aprender a no aprender, o aprender lo que la corporacin empresarial dice que hay que aprender, eso es, en definitiva, la educacin por competencias.

Ahora s, vayamos al porqu de este artculo inspirado en una entrevista a Mariano Narodowski y Cristina Carriego, cuyo ttulo es "La escuela no existi siempre y puede dejar de existir por sus limitaciones"1 (y que el lector/a podr leer en su totalidad en el medio que la publica). Por supuesto que no es desconocido el nombre de Mariano Narodowski por su largo recorrido en educacin, ni pasar desapercibido, para alguno de los lectores, que fue ministro de educacin en la Ciudad de Buenos Aires en tiempos de Maurico Macri como jefe de gobierno. Y tampoco, las razones de su renuncia, vinculadas a las escuchas ilegales de uno de sus funcionarios devenido en espa ministerial, Ciro James.

Pero ms all de eso y que aqu no nos ocupamos de noticias judiciales, tambin hay que decir que el ex ministro de educacin porteo es cofundador de Pansophia Projet, que: Es un colectivo de pensamiento, experimentacin, investigacin y formacin dedicado a comprender los procesos de disrupcin creativa que se estn operando globalmente en el campo educativo () Los pansophianos entendemos que en los confines del proceso de escolarizacin y cuando nuevas tecnologas pueden reemplazar a lo escolar, la Pansophia no es negociable (segn su propia pgina web2).

La cuestin es que la escuela no es el foco de ninguna discusin, slo su desaparicin, borrando las huellas del crimen, por supuesto, y atribuyndoselo, como durante 30 aos a los docentes y a la psima vinculacin de la escuela y la tecnologa; una nueva versin, decadente por cierto, de Apocalpticos e Integrados de Umberto Eco.

La pregunta es: hasta cundo van a ser escuchados aquellos que fueron los artfices y administradores de la crisis escolar, de la denostacin de los maestros, de la falta de capacitacin, que por otra parte todos los gobiernos dieron y obligaron a tomarla?; y ms an, hasta cundo hay que soportar a los salvadores con sus recetarios tecnolgicos que no hicieron ms que sumarse o crear fundaciones solventadas por organismos internacionales o corporaciones empresariales o el Departamento de Estado de los Estados Unidos, o peor, con los dineros pblicos que los gobiernos nacionales o provinciales les destinan a cambio de sus servicios a travs de convenios? Y que, adems, en la mayora de los casos, esos titulares de fundaciones o empresas corporativas, son o fueron funcionarios gubernamentales, responsables del desfinanciamiento presupuestario y de infraestructura escolar y de la desvalorizacin de la figura del docente.

Sigamos, Pansophia Projet est vinculada con la Fundacin Lminis3, de hecho en 2017 organiz una charla junto al Instituto de Investigacin y Educacin Econmica I+E, del que tambin Narordowsky es miembro del cuerpo acadmico4.

Y, sucede, que la Fundacin Lminis es miembro del Grupo de Fundaciones y Empresas y, tambin, mantiene Acuerdo de colaboracin con el programa de pasantas de la Universidad de Harvard, mediante el David Rockefeller Center Latin American Studies (DRCLAS) (segn su propia pgina web).

A eso, tal vez, se refieren con la formacin de lderes, nada hay de ingenuo en estas vinculaciones, ms que la confirmacin del proceso de desposesin educativa que se est llevando a cabo desde hace 30 aos.

No hay debate pedaggico, ms que el argumento remanido, de que la escuela atrasa; la escuela pblica es un lugar de intercambio y socializacin heterogneo a travs del conocimiento (en una apretada stesis), pero en realidad eso no se discute, porque de lo que no hablan los reformadores es qu conocimiento para qu modelo social y econmico, pensar que las tecnologas son el modelo educativo o pueden reemplazar a la escuela con sus maestros (como lo estructur la secundaria del futuro: 30 % del tiempo los docentes y 70 % las plataformas digitales) es tan ingenuamente estpido como pensar que realmente el mundo empresarial corporativo est preocupado por la educacin desinteresadamente.

Y difcilmente los clubes y mucho menos las parroquias, como aseguran los entrevistados, se puedan hacer cargo de la socializacin del conocimiento, porque los primeros socializan a partir del deporte y el esparcimiento y casualmente con el 62 % de los nios/as y jvenes pobres, el club no debe ser un lugar muy visitado, tal vez algn club de barrio que haya podido sobrevivir a las obscenas tarifas de servicios; y no parece ser la parroquia muy apropiada para la socializacin en el conocimiento, porque su tarea es la evangelizacin, por lo tanto es doctrinaria y para el grupo de fieles. Tal vez la plaza, nombrada tambin por los entrevistados, sea uno de los lugares que todava conserven la posibilidad de la socializacin en la diversidad, pero no es un lugar muy seguro para debatir filosofa, por ejemplo, salvo que Scrates renazca de las cenizas de Platn.

O los trabajadores y estudiantes puedan, en la protesta en la plaza, construir conocimiento sin la presencia del palito de abollar ideologas como deca Mafalda, el clebre personaje del genial Quino; o tal vez sin las tecnolgicas pistolas taser, tan caras a la seguridad ministerial.

Como sea, los intentos de hacer desaparecer la escuela, lejos estn del inters social y muy cerca del inters privado y sus interminables y geomtricas vinculaciones.

Podemos seguir verificando que la Fundacin Lminis tambin tiene alianza con la Fundacin SES, que tambin est preocupada por los jvenes: El Proyecto NOEMI tiene el objetivo de generar incidencia en las polticas pblicas para la inclusin educativa y el acercamiento al mundo del trabajo de adolescentes y jvenes de 16 a 24 aos.5

Sus preocupaciones son en vincular a los adolescentes y jvenes al trabajo, por supuesto la preocupacin es para que sean ms adaptables y flexibles para, si tienen suerte, estar empleados en alguna de las empresas aliadas y colaboradoras de la fundacin, como Coca-Cola Femesa o Microsoft, entre otras; pero sobretodo Microsoft de Bill Gates, principal lobista contra la educacin pblica en Estados Unidos y promotor de las escuelas chrter como lo propona tambin, hace unos 20 aos, de cara a la charterizacin en la provincia de San Luis, el actual entrevistado, Mariano Nadorowski: coordinador general del rea de Educacin de la fundacin, explic que cada escuela deber garantizar los contenidos bsicos comunes nacionales y el plan de estudios provincial. El Estado controlar la gestin a travs de una evaluacin pedaggica y una auditora financiera y administrativa que est en proceso de creacin.6 La fundacin a la que se refiere es, Gobierno y Sociedad, presidida por el economista Miguel Angel Broda, con la direccin de Antonio Cicconi, egresado de la Escuela de Educacin de Harvard.

Ese es el proceso de privatizacin y por qu no de invasin en la educacin pblica, la charterizacin, asociaciones privadas que se hacen cargo de las escuelas pblicas, recibiendo los dineros pblicos y gerencindolas de manera privada, seleccionando matrcula y reclutando docentes por afinidad ideolgica y por contrato sin estabilidad laboral. Es decir que lo que tienen de pblicas es la infraestructura y los dineros y gratuita para los alumnos que se encuadren dentro del perfil de la asociacin gerenciadora.

El breve recorrido que realizramos en este artculo es una pequea muestra ms del avance de los intereses privados, va fundaciones y ong siempre vinculadas con el mundo empresarial corporativo en todas sus variantes y con la participacin de la plyade de especialistas que trabajan para ellos, algunos desde los inicios de la mal llamada reforma educativa a la que deberamos llamar proceso de reorganizacin escolar, porque de lo que se trata es de una poltica extractiva ms y la desposesin como consecuencia ya conocida.

Lo que debe quedar claro es que no se trata de no poner en debate la escuela, es ms, no slo la escuela es lo que debe entrar en debate, es todo el sistema educativo (para no abundar), ese sistema vertical, autoritario que ningn reformador cuestiona. Parece ser que el problema es el ltimo eslabn de una cadena esquizofrnica de mandatos, donde adems se incorporan las organizaciones privadas para indicar el deber ser. Es decir, las polticas a aplicar en un Estado privatizado de orden colonial, donde la influencia de los mercaderes y/o funcionarios gubernamentales se intercambian para responder a los intereses de las minoras que traman nuestro destino.

La revolucin educativa no est en la tecnologa, est en un sistema pblico de educacin pensado desde los que lo hacen, los educadores, los docentes. Las polticas, los modelos pedaggicos y las prcticas didcticas no pueden estar definidas por multimillonarios, dueos de corporaciones, ni por los conservadores y obsoletos organismos internacionales, ni por economistas titulares de fundaciones financiadas por empresarios o bancos mundiales o el Departamento de Estado de los Estados Unidos o los coloniales funcionarios que cuando dejan el cargo se alinean en fundaciones corporativas o universidades privadas para continuar su peregrinacin por los sitios que brindan la colonialidad segura.

Irrumpir para quebrar la colonialidad del poder ya se transforma en una urgencia por una batalla cultural contra el pensamiento nico de los reformadores, de lo contrario, tambin habremos canjeado el territorio simblico del conocimiento, por una plataforma digital y la era de la postsophia habr ganado la partida.

Notas:

1 https://www.infobae.com/educacion/2019/03/09/la-escuela-no-existio-siempre-y-puede-dejar-de-existir-por-sus-limitaciones/ 09-03-19

2 http://pansophia.org/que-es/

3 http://www.fundacionluminis.org.ar/tag/pansophia-project

4 http://ie.org.ar/2018es/avada_portfolio/quienes-somos/

5 http://www.fundses.org.ar/es/lineas-de-accion/educacion

6 www.lanacion.com.ar/164372-debutan-en-san-luis-los-colegios-charter

NOTA: pueden seguir ahondando el tema de la desposesin educativa en mis artculos publicados en los siguientes portales: ContrahegemonaWeb; Rebelin.org y Otras Voces en Educacin.

Y en el libro: La educacin en la era corporativa que prximamente, ser publicado, en un esfuerzo editorial, por Ediciones Herramienta y Contrahegemona.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter