Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-03-2019

Entrevista con Dayron Roque, a propsito del curso Vivir entre piedras. La vida y el pensamiento de Antonio Gramsci
Antonio Gramsci: la potencia de sus interrogantes

Rubn Padrn Garriga
La Tizza


Por el valor de los asertos y las preguntas que leern a continuacin, La Tizza reproduce la entrevista que sostuviera Rubn Padrn Garriga, especialista de la Vicedireccin de Comunicaciones del Instituto Cubano de Investigacin Cultural Juan Marinello con Dayron Roque, investigador, ensayista y educador popular cubano, quien tuvo a su cargo el curso de formacin: Vivir entre piedras. La vida y el pensamiento de Antonio Gramsci, convocado por la Ctedra de Estudios que lleva el nombre del revolucionario italiano y que transcurri en la sede de la institucin entre el 25 de febrero y el 8 de marzo, La Habana, Cuba.

Por qu, a la altura del siglo XXI, considera necesario recuperar el pensamiento de AntonioGramsci?

En primer lugar, porque las condiciones objetivas que dieron posibilidad a que surgiera y se desarrollara su pensamiento en el primer tercio del siglo XX no han desaparecido, al menos en trminos estructurales. El capitalismo de inicios del siglo XXI se parece mucho al de hace un siglo, e, igual que entonces, sigue buscando salidas a su permanente crisis, directamente fascistas o por el convencimiento.

En segundo lugar, es importante destacar que Gramsci es un pensador comunista secuestrado por la derecha y olvidado por la izquierda en algunos momentos. Desde la tradicin marxista nuestra es imprescindible rescatarlo, porque ese olvido tuvo que ver  entre otras causas  con los choques de su proyeccin ideolgica contra el estalinismo, que no son slo los crmenes de Stalin.

Cules de sus presupuestos ideolgicos y tericos pudieran considerarse obsoletos, y cules tienen vigencia en el contextoactual?

El pensamiento de Antonio Gramsci es un sistema del que es imposible desprender pedazos para ver si tienen mayor o menor vigencia. Teniendo esto en cuenta, hay anlisis concretos de Gramsci que pudieran parecernos desfasados hoy. Por ejemplo, en Americanismo y Fordismo, viviendo hoy en la poca post-fordismo, las respuestas de este trabajo pudieran parecernos superadas, pero son vigentes las preguntas.

La potencia de su pensamiento est en las interrogantes, en particular dos que vienen a ser centrales: Cmo funciona el sistema capitalista? Cmo se puede destruir este sistema? A partir de eso, hay un subconjunto de interpelaciones que no han perdido ningn sentido en la actualidad.

Claro, siempre encontrars algunos elementos que no concuerden. l tuvo la honestidad como cientfico social de reconocer al inicio de sus cuadernos estas son mis impresiones e hiptesis sobre la realidad que estoy analizando, pero puede ser que cuando se contraste con la realidad los resultados difieran con lo analizado. Por eso puede decirse que Gramsci es un pensador de la contemporaneidad a partir de sus cuestionamientos, y, ms all de la respuesta concreta, la manera en que trat de responderlos.

Antonio Gramsci ha sido una figura muy controversial, hasta dentro de algunos partidos comunistas que, en determinado momento, lo tildaron de revisionista por su lectura a los clsicos del marxismo y el leninismo. En su opinin, y segn lo debatido en el curso, A qu se debi esta marca categorial sobre su pensamiento? Cules pudieran ser sus aportes a las lecturas del marxismo y leninismo? Qu limitaciones se evidencian en su obra, en estesentido?

La marca de revisionista tiene que ver con la poca. Gramsci, adems de pensador fue un dirigente que tuvo que enfrentarse al lado spero de la poltica en las filas de su propio partido. Eso le cre un sector enemigo de sus compaeros que luego tuvieron una influencia en cmo se divulg su obra.

Hay otro elemento importante, cuando Gramsci cae preso, est ascendiendo Stalin en la URSS. l tiene una visin de crtica sobre ese proceso que incluye a Stalin y Trotski. Se dio cuenta que esas acciones iban a tener, no solo un costo para la URSS, sino para todo el movimiento revolucionario internacional. Pero no fue escuchado, de hecho, la carta en la que l escribe, su compaero Palmiro Togliatti no la entrega al bur poltico del Partido Comunista de la Unin Sovitica porque es consciente de su carcter subversivo.

Por otro lado, la Internacional Comunista en 1928 da un giro que identificaba como social-fascista todas las fuerzas del capitalismo como si fuera un bloque ms o menos homogneo. Gramsci tambin fue crtico con eso, incluso, estando en la crcel.

Ah aparece el germen de por qu es acusado de revisionista, porque no concordaba en todo con la lnea oficial que vena de Mosc. Cuando termina la Segunda Guerra Mundial y se dan a conocer sus primeros escritos, su editor es precisamente Palmiro Togliatti, quien fuera su compaero de partido. l, aprovechando que los cuadernos eran monlogos escritos de forma dispersa, en la seleccin que hace, omite determinados aspectos que resultaban lesivos a la versin ortodoxa del marxismo.

Gramsci tiene una crtica extraordinaria al Manual de Sociologa de Bujarin que qued mutilada en esa edicin. Porque, aunque despus de 1956, en el XX Congreso del PCUS se denunci el estalinismo, en la prctica, slo signific quitar a Stalin del Kremlin. Pero todo el entramado ideolgico que significaba qued casi intacto.

Entonces esa marca est dada porque es un pensador muy subversivo, no solo del capitalismo, sino de esa visin dogmtica del socialismo.

En cuanto a los aportes a las lecturas del marxismo y el leninismo, est su interpretacin en la misma plataforma epistemolgica en la que fueron concebidos, desde la Teora Crtica. No es un anlisis de manera abstracta y ahistrica sino lo toma justamente en relacin al mundo en que fueron producidos. Frente a una concepcin que plateaba el marxismo ya codificado dentro de los manuales, l destac su evolucin en medio de contradicciones y un mundo con un aporte cultural. Por otro lado, intenta completar las cuestiones para las que Marx o Lenin no podan tener respuestas y atemperarlas a la sociedad occidental europea.

Por eso puede decirse que las limitaciones ms que en su obra estn en las interpretaciones de otros. Pues han querido extraer textualmente sus anlisis en un momento determinado de forma mecnica. Por eso la insistencia de leernos a Gramsci por Gramsci.

El concepto de intelectual orgnico ha sido ampliamente estudiando en las ciencias sociales. En la era actual, con una sociedad cada vez ms compleja, globalizada, y el surgimiento de nuevas tipologas institucionales y formas de ejercer el trabajo intelectual. Cules seran los intelectuales orgnicos y no orgnicos? Qu papel juegan ambos en las revoluciones sociales y la evolucin de la relacin sujeto-poder?

Lo primero es declarar que la concepcin de intelectual orgnico ha sido objeto de varias manos de pintura que han solapado lo que dijo el filsofo italiano. Se ha hecho sentido comn que los intelectuales orgnicos son los intelectuales revolucionarios o intelectuales buenos. Pero Gramsci dice que intelectual orgnico es todo el que se hace orgnico a una clase social determinada, y, aunque se sientan alejados de ella, su trabajo intelectual le rinde fruto.

Por tanto, hay intelectuales orgnicos de la burguesa como los hay en las clases subalternas.

Adems, no son slo los que se dedican a producir filosofa reflexiva a la clase social a la que estn ligados orgnicamente, hay otros grupos de personas que en las sociedades tienen esa funcin, desde los obispos de las iglesias hasta los arquitectos de las ciudades.

Por eso, no creo que se deba hablar de intelectual orgnico y no orgnico, sino de nuevos intelectuales que puedan surgir de las clases subalternas. En este sentido, habla de la importancia de convertir a los eruditos de la burguesa en nuevos intelectuales, con la actividad prctica de un movimiento revolucionario articulado, organizado, consciente y culto al que le da nombre de Partido o Prncipe Moderno.

Su diferenciacin principal est con los intelectuales tradicionales, que son los habitualmente conocidos, escritores, artistas, filsofos, pues l cree que todos los seres humanos pueden pensar y crearse una cosmovisin del mundo, ah se incluye al obrero o el campesino, a quienes, de forma habitual, no se le considera como intelectuales. Gramsci recalca la importancia de que todos se convencieran de esto, porque hara prctico el ejercicio de pensar, el cual resulta tan caro al movimiento revolucionario. Esto no significa que se piense lo mismo o que los niveles de conocimientos sean equivalentes.

Por tanto las categoras seran intelectual tradicional, intelectual orgnico, intelectual colectivo, y lo importante es saber cmo se van transformando unos a otros.

El tema final del curso plantea relecturas de Gramsci en Cuba hoy. Segn la experiencia y los amplios debates que surgieron sobre esta cuestin, qu aportes de su obra pudieran enriquecer un anlisis de la Cuba actual? Qu preguntas pudieran formularse, bajo la sobrilla de su pensamiento, para entender la realidad cubana de hoy ymaana?

Los aportes parten, en primer lugar, de regresar a las interrogantes gramscianas:

Cmo funciona el Estado burgus? que se puede transportar, en el caso de Cuba, a cmo funciona el Estadocubano?
Cmo funciona el bloque histrico que se ha conformado en Cuba tras cuatrocientos aos de colonialismo, sesenta aos de repblica neocolonial burguesa y sesenta aos de Revolucin?
Cules son los intelectuales orgnicos del bloque actual? Cules son los de la Revolucin y cules de la reaccin? Cmo han sido las migraciones de unos aotros?

Otros de los aportes puede ser considerar el factor histrico y hacer anlisis de casos. Adems, buscar en el socialismo, o lo que se llama transicin socialista, cmo funciona la dominacin. Est claro que el rgimen cubano  en el sentido sociolgico  no se mantiene mediante la fuerza, ni mediante el consentimiento puros, ni salomnicamente la frmula es consentimiento + fuerza si bien existen mecanismos de reproduccin de la hegemona que combinan ambas.

Entonces otras preguntas podran ser:

Cmo se podrn extinguir, en la transicin socialista, los mecanismos de coercin en aras de una sociedad superior?
Cmo funciona el sentido comn en Cubahoy?
Cmo la filosofa se convierte en sentidocomn?
Cunto terreno gana el sentido comn conservador?

Esto no es un tema metafsico o abstracto, en los propios debates de la Constitucin se revelaron las costuras de determinadas concepciones del sentido comn que pueden ser muy peligrosas y van, desde la relacin entre las personas  con lo del matrimonio igualitario  , hasta el papel de la propiedad privada y el Estado.

Dayron Roque es licenciado en Educacin Primaria Maestra, Master en Didctica de las Humanidades y Doctor en Ciencias Pedaggicas

Fuente: http://medium.com/la-tiza/antonio-gramsci-la-potencia-de-sus-interrogantes-46fe967781e2?fbclid=IwAR1NDhGRNqtgQGBJ5fYRGvjB6uAXN2WQ3lKxPzQWY5Nk5K5iitERcn4kepU

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter