Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-03-2019

Entrevista a la profesora universitaria y periodista peruana Roco Silva Santiesteban
Mujeres y conflictos ecoterritoriales en Per

Eleuterio Gabn
Rebelin


De la mano de Entrepobles Pas Valenci y Perifries entrevistamos a la profesora universitaria y periodista peruana Roco Silva Santiesteban. Como defensora medioambiental nos habla de las agresiones de los proyectos extractivistas en su pas desde una crtica feminista.

El oro del Per

En la Rinconada, una ciudad minera situada en los Andes a 5 mil metros sobre el nivel del mar, viven alrededor de 50 mil personas. La actividad de la poblacin gira en torno a la mina. La llaman el infierno helado. All no llega el agua, no hay alcantarillado. Si llega sin parar la cerveza. Proliferan las agresiones sexuales y los feminicidios, hay prostitucin y trata de personas. Las mujeres no pueden trabajar en la mina, tienen prohibido entrar en el interior de la tierra, slo los hombres entran porque sino la montaa se pone celosa y no deja descubrir sus tesoros, su oro, sus preciados metales.

La Rinconada es un ejemplo de cmo los proyectos extractivos transforman los pueblos a los que llegan sus proyectos, imponiendo un determinado modo de vida. Per es un pas minero, as nos lo dicen desde pequeitas en la escuela. Se lleva extrayendo oro desde hace siglos. Antiguamente la minera se realizaba con socavones en la montaa por los que se adentraban los mineros en busca del oro. Hoy los mineros no son tan necesarios, la tecnologa con sus mquinas ha sustituido gran parte de la mano de obra. A cambio la extraccin es ms destructiva. Ahora los cerros se dinamitan desde la cima. Un cerro de mil metros queda reducido a un enorme hueco en unos seis aos. En esta actividad se remueven unas 34 toneladas de tierra al da, con suerte se consigue un centmetro de oro por tonelada.

Es importante advertir que lo que llamamos extractivismo es la accin de extraer grandes volmenes de material para ser exportados. Decimos que entre las paradojas del sistema capitalista en el que vivimos, el oro va de gruta en gruta, pasa de las entraas de la montaa a las cmaras subterrneas de los bancos europeos en forma de lingotes. Los recursos nunca se quedan en el pas de origen, no son para consumo interno, los proyectos extractivos estn dirigidos a la exportacin de recursos al norte global.

El Per es un mendigo sentado en un banco de oro. Esta es la repetida metfora con la que se pretende concienciar a la poblacin peruana de que la posibilidad de acabar con la pobreza y subirse al tren del desarrollo, pasa por extraer su oro. Ante este planteamiento, nosotras nos plantamos, declarando que la riqueza de nuestro pas no est en el oro, sino en su biodiversidad. Desde los movimientos sociales y tambin desde la academia, trabajamos para contraponer a la visin de territorio del modelo extractivo que lo concibe como fuente de beneficio econmico, un modelo basado en la cosmovisin indgena ligada a tierra, que es una con nosotros y a la que hay que cuidar porque esto implica cuidarnos a nosotros mismos. Esta es una lucha que tiene sus dificultades.

Ustedes son perros

Cuando Pizarro se encontr con Atahualpa en Cajamarca fue espoleado por el padre Valverde para que no tuviera contemplacin con los incas: A por esos perros capitn. Atahualpa, el ltimo soberano inca, fue capturado y ejecutado despus. Otros 5 mil incas fueron asesinados el da de su captura. El 4 de julio de 2012, en el mismo lugar, Cajamarca, una mujer, ante la represin que estaban sufriendo los manifestantes indgenas a manos de la polica, pregunt desesperada a uno de ellos: Por qu nos tratan as? El polica respondi: Porque ustedes son perros.

Vemos como la cosa no ha cambiado tanto como pueda parecer en estos 500 aos, sigue habiendo expolio de recursos en nuestra tierra y represin y racismo contra quienes la defienden. En este sentido los medios de comunicacin resultan una herramienta fundamental para los proyectos extractivos. Proliferan los discursos sobre las ventajas de la minera al mismo tiempo que criminalizan y menosprecian a quienes se oponen a lo que ellos llaman progreso. La manipulacin que se hace de los medios de comunicacin favorece la persecucin de los defensores de derechos humanos. La manipulacin meditica es un sntoma de corrupcin, como igualmente lo es que la polica estatal defienda a las empresas privadas. Una proteccin que obtienen con acuerdos secretos con el gobierno por medio de contratos que son claramente inconstitucionales. Recientemente se han aprobado leyes que rebajan los estndares de exigencia medioambiental y de consulta previa, un hecho claramente vinculado a los intereses de las grandes empresas. Esto supone una flexibilizacin para la inversin extranjera, que en muchos casos proviene de fondos de capital espaol.

Estos y otros muchos ejemplos sirven para ilustrar la actual crisis de corrupcin que vive el Per donde todos los presidentes que ha tenido el pas desde 1985 estn implicados, procesados, encarcelados o perseguidos por casos de corrupcin. La corrupcin es inherente al capitalismo, es una forma ilegtima de enriquecerse a costa del bienestar de la mayora. Hay quienes se benefician de que se vulneren derechos humanos, por tanto la ecuacin es simple, a mayor corrupcin mayor violacin de los derechos humanos.

No obstante Roco piensa que la actual crisis que vive Per desatada por la corrupcin poltica, puede ser positiva. El que estos procesos salgan a la luz y se juzguen, quiere decir que hay una generacin de fiscales jvenes que est trabajando para que haya justicia en el pas y que haya gente en nuestro que comience a cambiar su mentalidad. Remarca adems la importancia de que entre las alianzas entre procesos de resistencia en uno y otro lado del Atlntico se debe denunciar y perseguir la corrupcin poltica. Los corruptos de uno y otro lado estn relacionados, denunciarlos aqu puede ayudar a perseguir la corrupcin en mi pas y en toda Latinoamrica.

El gnomo de las setas

Desde la academia y en toda Latinoamrica se est realizando una importante produccin terica dirigida a cambiar el paradigma del modelo minero extractivo, un modelo que Roco llama androeurocentrado. La intencin es sustituirlo por un modelo biocntrico basado en las propuestas de los movimientos sociales, en la cosmovisin indgena y en el feminismo. Es importante remarcar el papel de las mujeres indgenas en estos aportes que la academia est recogiendo. Para ellas el territorio no es una propiedad, mantienen una relacin afectiva con el medio que no pasa por la pertenencia. No se concibe al entorno como un recurso del que extraer beneficios, la relacin es otra, basada en el dar, recibir y devolver a la tierra. Las mujeres se autodefinen como parte del territorio, su identidad es en relacin con el agua, la tierra, los bosques; ellas son con el territorio. As afirman que su cuerpo es su territorio por tanto si se les agrede, se est agrediendo al territorio y viceversa.

Durante la intervencin de Roco en la Universidad Politcnica de Valncia, una de las compaeras de Perifries, Paula, reflexiona sobre cmo podemos desde aqu asumir este tipo de concepciones tan distintas. Aunque podamos entender de alguna manera este tipo de planteamientos, somos capaces de sentir, de conectar realmente con la idea de que la naturaleza tiene derechos? Si no hacemos ese cambio en nosotras mismas seguiremos siendo responsables de los conflictos territoriales tanto aqu como all, porque el conflicto, debido a nuestra educacin y nuestro modelo de vida, est tambin dentro de nosotras. Debemos aprender a reconectar con la naturaleza.

Ante esta cuestin Roco cuenta un ejemplo de conexin con la naturaleza, a partir del relato que un amigo suyo le hace sobre su aficin a la bsqueda de setas en los bosques de Teruel. Sucede que al principio no es fcil encontrar las setas. Uno pasa un buen rato buscando donde se encuentran, fijando su mirada en el suelo, observando al bosque con otra mirada ms sutil, menos superficial. Despus de un tiempo inmersos en la bsqueda, algo sucede, algo cambia y empezamos a encontrar las setas. Es el gnomo del bosque que nos da su conformidad; est bien ahora ya puedes encontrarlas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter